#Política

El FPMR, el PC y el juicio de la historia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Jóvenes Pistoleros es el último libro escrito por el académico y periodista Juan Cristóbal Peña. Este nuevo trabajo es una continuación de Los fusileros, publicación que relata el atentado a Pinochet en septiembre de 1986. En este nuevo título el contexto sigue siendo el FPMR y la historia se centra en dos jóvenes revolucionarios: el Negro (Ricardo Palma Salamanca) y su compañera revolucionaria Miska (Silvia Brzovic).

El relato del libro comienza con la captura del Negro luego del secuestro de Cristián Edwards. Desde ahí se declaran nuevas pistas a la policía que abren una interesante trama de relaciones políticas al interior del FPMR. La clandestinidad se destapa para entrar en un juego de vinculaciones, no solamente al interior del movimiento revolucionario sino que también del poder en traspaso. En este sentido el autor revela interesantes datos respecto a la transición; como la instalación de La Oficina y las lógicas clientelares en los puestos políticos de Seguridad Pública e Inteligencia durante los gobiernos de la Concertación. También muestra detalles de las pugnas entre policías, carabineros y militares, en los tiempos de desarticulación del Frente.


Más allá de las diferencias en las formas de lucha, esas capuchas que aparecieron a mediados de los 80 ¿Cómo se relacionan con las capuchas actuales? ¿Hay similitud de ambos contextos históricos?

Resulta interesante apreciar la relación entre el autor y Miska -fueron compañeros de curso durante un año en el colegio Francisco de Miranda- dándonos testimonios de la personalidad de la joven revolucionaria, hablando desde su propia memoria, una memoria rebelde en la que compartieron juntos en las jornadas de protestas estudiantiles contra el dictador.

El libro es resultado de un exhaustivo reporteo basado en entrevistas a integrantes del FPMR, familiares y amigos, además de la revisión de archivos judiciales y periodísticos. Esta forma del periodismo narrativo también puede ser leído como una novela histórica que narra sobre la historia política reciente del país. Tiene un carácter cinematográfico propio del western y el cine de acción. Jóvenes Pistoleros revive esa historia aparentemente olvidada que al ser nombrada deconstruye nuestra historia reciente signada por la desaparición del pueblo, de las palabras y sus contextos. Permite detenernos en otros actores: los derrotados y neutralizados por el sistema de dominación, los prisioneros políticos, muchas veces reconocidos por los medios imperantes como terroristas, extremistas y delincuentes, y por tanto desechables. Sin embargo detrás de esta exclusión epistémica planteada por el orden post dictatorial, hay historias biográficas, personalidades de los guerrilleros, relaciones familiares, culturales, historias de amor y desamor, des-motivaciones, traiciones, clandestinidades, operaciones político militares, secuestros y duras cárceles, que dan sentido al ser frentista. Los valores rodriguistas implicaban seguir ciertas ordenes, una disciplina personal proyectada hacía la revolución social sujeta a una rebelión popular armada, con una dirección verticalista y experimentada militarmente, destacando la figura de Mauricio Norambuena, el Comandante Ramiro.

Además de entrenamiento militar, era necesario forjar una ética revolucionaria, una dignidad que desafiara a la muerte arriesgándolo todo, una inmolación juvenil donde era preferible morir combatiendo y no morir inmovilizado en la cárcel. El FPMR fue creando una mística que podríamos llamar hasta religiosa de la cultura de izquierda. Ahora bien, esa mística revolucionaria -no exenta de romanticismo- tuvo la sombra de la derrota, una historia trunca derrumbada y desarticulada, que a su vez cobija en su vientre el albor de nuevas revoluciones, un canon contradictorio e irreconciliable.

En este sentido el libro habita la cultura de izquierda que aún no procesa esos duros golpes, pero que sin duda a partir de los nuevos acontecimientos habidos en el país, ha logrado abrir el horizonte de posibilidades. Esta cultura de izquierda, de las que vienen el Negro y la Miska provienen fundamentalmente del Partido Comunista, de su sobrevivencia que ha resistido, como decía Luis Corvalán en 1980, “con todos los medios de lucha”. Esta es la frase que el autor elige para poner en el centro de la novela el rol del PC en dos momentos históricos: a) Cuando asume la necesidad de una política de rebelión popular de masas para combatir a la dictadura, y de ese modo formar al FPMR; y b) cuando se acerca el fin de la dictadura y así el traspaso –tutelado- del poder a los civiles, ahí cuando el PC suspendía su estrategia político-militar escindiéndose de una orgánica militar que no se sometió a la centralidad del partido. Este fue el origen del FPMR autónomo, que ejecuta el atentado a Jaime Guzmán y secuestra a Cristian Edwards. En ese sentido el autor parece eximir al PC de estos hechos que movilizaron a la opinión pública. ¿Tuvo razón el PC al prescindir de la lucha armada durante el fin de la dictadura y los albores de la democracia? Si la historia le dio la razón esta seguramente tuvo que ver con lo sinuoso de la década de los 80, considerando primero la Dictadura en Chile, en dónde a nivel internacional se vislumbro un resurgimiento de la causa revolucionaria en Nicaragua y El Salvador. Sin embargo, ya desde mediados de la década era posible avizorar el fin de los socialismos reales. Lo cierto es que el FPMR autónomo atraviesa esa historia llegando incluso hacia diciembre de 1996 cuando Ramiro, el Negro y Emilio, se escapan -de manera espectacular- de la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago en la operación “Vuelo de Justicia”.

Sin duda es imposible no remitir esta historia de los jóvenes pistoleros a nuestra actualidad, pues hay una continuidad histórica que hace reconocer prácticamente al mismo enemigo. Por eso es válido preguntarnos: Más allá de las diferencias en las formas de lucha, esas capuchas que aparecieron a mediados de los 80 ¿Cómo se relacionan con las capuchas actuales? ¿Hay similitud de ambos contextos históricos?: uno que da inicio a la post-dictadura y otro que definitivamente quiere romper con esa herencia. Tal vez ese sea el gran logro de este libro, ser parte del debate en el momento histórico correcto, cuestionando la democracia construida desde comienzos de los 90, que con un sesgo ideológico, ha excluido una y otra vez a actores y sectores esenciales e imprescindibles de nuestra historia política nacional.

 

TAGS: #FPMR #PC libro

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo