#Política

Chile Vamos fue más inteligente que las pataletas internas de la oposición

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Ante la noticia del pacto entre el mal llamado Partido Republicano y Chile Vamos, desde todos los lugares del espectro político salieron a condenar lo sucedido; fotos de la derecha haciendo gestos nazis mientras firmaba la inscripción de la lista constituyente, fueron algunos de los memes que circularon por las redes sociales.


Lamentablemente en ese sector los discursos y los chantajes morales abundan por sobre la construcción de algo que pueda dar cierta gobernabilidad hacia el futuro

A esto se sumaron las muestras de molestia de algunos miembros de Evópoli, como el exministro del Interior Gonzalo Blumel, por la incorporación de ciertos “rostros” de la extrema derecha en la lista. Al parecer les molestaba verse mezclados con estos, porque hoy es mejor visto ser Biden que Trump. Y, guardando las profundas diferencias sociales (en Estados Unidos son gente blanca de clase media baja; acá se manifiestan en Apoquindo), los miembros de los “republicanos” chilenos, en su mayoría, se identifican con la desfachatez del todavía presidente norteamericano. Es una cuestión de aspectos más que otra cosa, ya que, en materia económica, que parece fundamental para todos, no hay tal gran diferencia de visiones.

Sin embargo, estas peleas al interior del sector probablemente no opaquen lo fundamental: la coalición del peor gobierno de la historia reciente fue capaz de meter los ruidos externos en su interior. Es decir, metió a personajes como la polémica Teresa Marinovic para silenciarla y ponerla al servicio de algo.

Algunos podrán decir que se corre el riesgo que corrió el Frente Amplio con Pamela Jiles, quien desordenó la joven y prometedora coalición para hacerle perder toda relevancia; pero no parece posible. Jiles es más independiente, no se mueve por ningún estándar de ningún tipo. Sabe aprovechar, mirar, dividir y unir cuando le es necesario. Conoce perfectamente al sujeto político construido en los últimos años y lo pone al servicio de su política comunicacional. Marinovic, en cambio, no. Aunque parezca, no es tan osada. No tiene  inteligencia estratégica y es más bien alguien que quiere molestar un rato, pero nada más. Y ese tipo de personas son domesticables. Incluido Kast. Por lo que la jugada política del oficialismo asombrosamente inteligente. Logrará hacer algo que incluso los republicanos norteamericanos no pudieron hacer.

¿Y en la oposición? Bueno, ahí la cosa está más compleja. Lamentablemente en ese sector los discursos y los chantajes morales abundan por sobre la construcción de algo que pueda dar cierta gobernabilidad hacia el futuro. Las criticables decisiones políticas de la Concertación, esas que fueron floreadas por un relato temeroso del conflicto y las visiones antagónicas, se han convertido para cierto sector de la izquierda en un pecado imperdonable; en una lucha de fuerza por quién tiene más credenciales de pureza.

Pero hacer recaer la responsabilidad solo sobre el Frente Amplio o el Partido Comunista sería realmente injusto. En los partidos eje que gobernaron Chile por veinte años, hay una soberbia que ya no tiene sustento alguno. Existe una especie de orgullo de una gradualidad que realmente fue la radicalidad del perdedor, del que siempre debió someterse a las reglas del contrincante, vistiéndolas de triunfo personal.

En el PPD, donde asoma el primer indicio de una pelea presidencial, el espectáculo es patético. El debate es pobre y las ganas de mostrar cierta cordura se mezclan con las ansias de mostrarse joven y renegar de lo que se es o se fue. Es una extraña combinación entre tratar de manejar el legado histpótico, jactándose de él sin asumirlo y al mismo tiempo querer ser el tío “lolein” del asado con los sobrinos.

¿Qué falta para que esos mundos puedan conversar? Inteligencia política y saber construir una universalidad que vaya más allá de las diferencias particulares. Hoy se necesita un movimiento emancipador que entienda los problemas de siempre como también los de hoy; es sumamente importante que las problemáticas conceptuales del pasado conversen con las realidades del presente. Y para eso la oposición debe ser grande y transformarse en oficialidad. Pero parece difícil.

A diferencia de lo que vemos en La Moneda, los opositores están tratando de disfrutar un triunfo que no es propio. Hay muchos entre los que se encuentra Daniel Jadue, que creen que el Apruebo está representado en ellos, en esa gente que lo aplaudía cuando salía a la calle. Hay mucho de romanticismo retórico, pero nada, absolutamente nada de realismo político. Por lo que seguir escandalizándose por los aliados de la derecha y no mirarse y cuestionarse las estrategias, no será más que prolongación de esa eterna derrota que sueña con ser una victoria que nunca llegará.

TAGS: #NuevaConstitución Candidaturas Elección Convencionales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Nuevos

Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado