#Política

Apuntes económicos sobre la crisis de 1973

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es así como, en parte, podemos explicar la crisis de 1973 desde lo estructural. Muchas y muchos repararán en los hechos del mes que corre entre agosto y septiembre de aquel año. Nunca está de más elevar la mirada hacia los procesos que nos llevaron hacia aquella situación de quiebre profundo.

Ya han pasado casi cuatro décadas desde aquella fecha, cargada por algunos eventos que han marcado un quiebre en nuestro pasado nacional. El 11 de septiembre de 1541, el Ñidol Longko Michimalonko quemó la recién fundada ciudad de Santiago, fecha en la que en 1924 también se produjo un golpe militar que puso fin a la Constitución de 1833.

Sin embargo, es el inicio de una larga noche que se llevó a miles de cuerpos por un sendero de dolor y muerte. Por ello, y como un pequeño aporte al gran debate nacional sobre el golpe militar que hace cuatro décadas cambió Chile para siempre, quisiera entregar algunos elementos para el análisis.

Aquel 11 de septiembre se inicia en Chile un proyecto que aún nos tiene amarrado al siglo XX, y que podemos denominar “neoliberal”. Posee tres características básicas: 1) implantación del neoliberalismo, de la mano de un alto costo social; 2) democracia “tutelada”, o limitaciones al avance en derechos sociales, políticos, económicos y culturales; y 3) la reducción del papel del Estado hasta lo más mínimo.

Lo anterior tiene algunas causas estructurales. Aquel martes 11 de septiembre cristalizó una crisis económica que tiene tres bases. Profundicemos un poco más en este punto.

En primer lugar, el colapso del modelo de industralización por sustitución de importaciones (ISI), pues el comercio internacional se reactivó luego de la Segunda Guerra Mundial. Por ende, desde la óptica de la empresa privada, el Estado no tenía la necesidad de seguir supliendo su rol.

En segundo término, hubo problemas de gestión en los sectores nacionalizados y reformados por el gobierno de Salvador Allende, dado que tras este proceso hubo una fuga de expertos y técnicos del país, falta de repuestos y presiones sobre la fuerza laboral. Si sumamos a lo anterior las huelgas a partir de 1972, derivó en que el Estado no recibió las cantidades suficientes de dinero que esperaba respecto de las ganancias del cobre.

Finalmente, encontramos dificultades en la agricultura, puesto que no se repartieron las cantidades esperadas de tierra a los campesinos, en el marco del proceso de Reforma Agraria. A pesar de los esfuerzos de la CORA, muchos no se adaptaron al nuevo régimen de trabajo en cooperativas y continuaron laborando por un salario.

Es así como, en parte, podemos explicar la crisis de 1973 desde lo estructural. Muchas y muchos repararán en los hechos del mes que corre entre agosto y septiembre de aquel año. Nunca está de más elevar la mirada hacia los procesos que nos llevaron hacia aquella situación de quiebre profundo.

Aquel “nunca más” prometido hace años debe ser real. Y uno de los pasos para su consecución es la intrincada y a veces oscura labor de analizar los procesos que nos llevan a las crisis. Porque la causa de nuestros problemas como sociedad es, en gran parte, una cuestión de memorias y olvidos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de Agosto

Usted afirma:
En primer lugar, el colapso del modelo de industralización por sustitución de importaciones (ISI), pues el comercio internacional se reactivó luego de la Segunda Guerra Mundial. Por ende, desde la óptica de la empresa privada, el Estado no tenía la necesidad de seguir supliendo su rol.
De acuerdo, de acuerdo, ahora entiendo cual fue la causa que grupos económicos se adueñaran de la mayoría de las empresas estatales, pero lo que no me cuadra es que siguieran la misma línea de producción?

Usted afirma:
En segundo término, hubo problemas de gestión en los sectores nacionalizados y reformados por el gobierno de Salvador Allende, dado que tras este proceso hubo una fuga de expertos y técnicos del país, falta de repuestos y presiones sobre la fuerza laboral. Si sumamos a lo anterior las huelgas a partir de 1972, derivó en que el Estado no recibió las cantidades suficientes de dinero que esperaba respecto de las ganancias del cobre.
Me aclaró mi confusión, creí que las huelgas y desorden se debía al desabastecimiento como resultado del acaparamiento, cuestión ya probada.

Usted Afirma:
Finalmente, encontramos dificultades en la agricultura, puesto que no se repartieron las cantidades esperadas de tierra a los campesinos, en el marco del proceso de Reforma Agraria. A pesar de los esfuerzos de la CORA, muchos no se adaptaron al nuevo régimen de trabajo en cooperativas y continuaron laborando por un salario.
Conocí de grandes agricultores que no cosecharon sus tomates, papas a los chanchos, 200 vacas lecheras permutadas por decenas de autos Peugeot y ostentadas en fila en el mismo galpón lechero.

En fin me aclaro mi desorientación, estaba convencido que las causas del debacle del 73 se debía a la Intromisión extranjera (probado) y Acaparamiento, se escondió mercadería hasta medicamentos (Probado).
Muy agradecido por estas nuevas luces.

dvrsalov

17 de Agosto

Hola!
En primer término, en relación al desabastecimiento lo abordaré en un próximo texto. No obstante, hay que hacer dos alcances al comentario. Primero, que así como hubo quienes no manejaron de la mejor forma las tierras entregadas por la CORA, hubo campesinos que sí lo hicieron y tuvieron cooperativas funcionando muy bien, así como hubo grandes terratenientes y oligarcas que no hicieron buen uso de sus extensos predios. La intromisión extranjera también es motivo de la crisis, pero será abordado en columna futura.
Mis respetos, también hay que dar espacio a otros nuevos antecedentes.

18 de Agosto

Don Diego
Le agradezco su aclaración, reconozco la dificultad de incorporar más antecedentes en un solo relato, pero también tiene su gracia, despierta el interés en participar en un tema tan interesante.
Agradecido

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad