#Política

Antonio Aguirre, ´Gonzalo’

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Un veinteañero militante socialista montando lo que parece ser una MG-42. Siempre me ha impresionado esta foto pues sugiere la imagen congelada de la escena de un drama. Dispuesto a presentar combate pero vestido con un “beatle” blanco, demasiado fácil para un francotirador enemigo. Una tenue ingenuidad en medio de una enorme voluntad. Es como si vieras una tromba marina que se dirige hacia ti pero porfiadamente te anclas y no te mueves. Como un tornado de muerte e injusticia que se acerca a la coordenada que marcó la rosa de los vientos pero no te escapas ni te escondes.

Ese “beatle” blanco es demasiado tentador para el proyectil que girando sobre su eje, toma velocidad y te da en el hombro, y no te mueves.

Seguro que sabías “Gonzalo” que para esos combates la ropa debe ser oscura y otro tiro te da en la pierna, y no te mueves.

El manual de la vieja MG 42 necesita 3 “servidores” pero en las fotos estás aparentemente solo. Se te ve preparando las cintas para conseguir una buena “cadencia de tiro”, sin duda lo mejor de la “Spandau’, aquello que la hizo tristemente célebre y con la que te aprestas a defender al gobierno constitucional  y al Presidente. Pero no estamos para apologías ni para el fetichismo de las armas. Eres peligroso “Gonzalo” con esa arma en la mano y a la vez blanco fácil con esa ropa tan clara. Pero tampoco estamos para críticas estéticas, menos para ser generales después de la batalla. Apenas estamos para comprobar cómo nos acorralan los detalles.

Y así, otras seis veces entran proyectiles en tu cuerpo, y no te mueves.


Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos

El 2 de octubre se pierde tu rastro. Te sacan de un hospital, al parecer tienes una pierna totalmente destrozada. Te llevan porque las bestias quieren terminar la tarea que dejó inconclusa el tirador enemigo. Ni en la más cruel de las guerras se sacan prisioneros heridos de los hospitales.

Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos. Quizá a mí no me hubiera dado la valentía para estar contigo ese día en ese balcón para ayudarte. Tal vez me hago  preguntas inconducentes, las mismas que a muchos despiertan en medio de las noches de septiembre.

Todos los que hemos sentido el terror erosionando la voluntad, sabemos que hay un extraño umbral que inexplicablemente se sortea, como si alguien te diera un sorbo de pólvora con aguardiente cuando estás a punto de desvanecerte.

¿Dónde estarás “Gonzalo”? En qué pedazo del mar o de la piel de la tierra habría que buscarte? ¿Desde Curanilahue a La Moneda, cuántos pasos caminaste? ¿Cuántas reuniones en San Miguel, en el Regional Ho Chi Minh? ¿Cuántas caminatas por esas mismas calles transitadas tiempo después por los pocos que, en tu nombre y el de otros, aún temblorosos y con la boca seca, volvíamos a reunirnos?

Y ahí sigues en las imágenes. Adivino al fotógrafo conteniendo la respiración un segundo antes de apretar el obturador. Y no te mueves, como si quisieras decirnos que esa es la forma que elegiste para quedarte en el fuego incandescente de la historia.

 

TAGS: #GolpeDeEstado

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Los partidos tradicionales fueron, en su mayoría, muy castigados con estas elecciones.
+VER MÁS
#Política

Una convención ciudadana

Mas allá de los cambios de signo político en las comunas del país, lo que ha sucedido en la elección de gobernadores regionales, también redistribuye el poder, y constituye una oportunidad de escribir ...
+VER MÁS
#Política

La región que queremos está de vuelta

El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.
+VER MÁS
#Internacional

Rechazo a la guerra israelí contra Palestina

Nada es más nocivo para el ser humano, que el olvidarse de lo único que le da sentido a nuestra existencia: la noción de la propia muerte como un «morirme».
+VER MÁS
#Sociedad

Covid-19, muerte y sentido

Nuevos

Los partidos tradicionales fueron, en su mayoría, muy castigados con estas elecciones.
+VER MÁS
#Política

Una convención ciudadana

Mas allá de los cambios de signo político en las comunas del país, lo que ha sucedido en la elección de gobernadores regionales, también redistribuye el poder, y constituye una oportunidad de escribir ...
+VER MÁS
#Política

La región que queremos está de vuelta

El diálogo, la política, la buena política, puede permitir dejar de lado la guerra y el dolor del pueblo palestino de ver fallecer a sus jóvenes.
+VER MÁS
#Internacional

Rechazo a la guerra israelí contra Palestina

Nada es más nocivo para el ser humano, que el olvidarse de lo único que le da sentido a nuestra existencia: la noción de la propia muerte como un «morirme».
+VER MÁS
#Sociedad

Covid-19, muerte y sentido

Popular

El sentido de comunidad es un factor que debemos desarrollar aún más. Implica a los familiares, amistades, profesionales de los equipos de salud directamente relacionados y, obviamente, los propios enfermos.
+VER MÁS
#Salud

¡Viva la Corporación ELA!

El populismo que viene creciendo con fuerza en nuestro país puede ser convertido, más allá de los propósitos y la consciencia actual de sus representantes más notorios, en una vía de escape, una salid ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Hablemos de populismo en el Chile de hoy?

Creemos que en el momento constituyente en el que estamos, se hace necesaria una revisión de las potestades del presidente sobre el legislativo, así como también una oportunidad de los congresistas de ej ...
+VER MÁS
#Política

No es ´cocina`, es cambio de régimen. La obsolescencia del sistema presidencialista

No nos engañemos, no confundamos los conceptos de estratificación, con los de clase. Las clases difícilmente se mueven, se superan, ascienden y dejan atrás el lastre de las carencias.
+VER MÁS
#Política

La clase media o en vez de la miseria