#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Ya ha pasado casi un mes de la elección presidencial. Como bien sabemos, Sebastián Piñera será el próximo presidente de Chile. Tras los resultados, una de las explicaciones más populares ha sido la hipótesis de la modernización, el cual señala que la (nueva) clase media habría estado detrás del triunfo de Piñera. En particular, el presidente electo habría logrado sintonizar con los valores de la clase media y con sus trayectorias vitales de alta expansión del consumo.

Obviamente, un paso necesario para validar una hipótesis (y no simplemente tomarla como un credo) es verificarla a través de alguna prueba empírica. Aquello no es fácil, mal que mal se trata de un análisis de una sociedad entera. No obstante, aquí proponemos hacer una exploración a los datos para observar si ellos efectivamente ratifican la hipótesis de la modernización como interpretación los resultados de la elección.


Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.

A continuación hacemos algo relativamente simple. Utilizamos datos a nivel de comuna (urbanas) de la Encuesta Casen 2015, definimos como clase media a los jefes de hogar pertenecientes al tercer o al cuarto del ingreso autónomo a nivel nacional (con un ingreso per cápita bastante coherente con la definición de clase socioeconómica C2 y C3). Luego, estudiamos si las comunas con un mayor porcentaje de clase media efectivamente muestran una mayor votación por Sebastián Piñera. Esto obviamente tiene problemas, pues la Casen no está hecha para lograr representación comunal, nuestro análisis es simplemente correlacional, los datos comunales no necesariamente representan a los individuos, entre otros problemas. Sin embargo, nos podrá entregar algunas luces y verificar si la hipótesis modernizadora está alineada con los patrones observados en los datos.

Los resultados a nivel nacional y para la Región Metropolitana están en los gráficos 1 y 2, respectivamente. El patrón de los datos es bastante claro en ambos gráficos: las comunas con más clase media habrían votado menos por Sebastián Piñera (correlación negativa). Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador. De hecho, la correlación a nivel nacional sugiere un 10% más de clase media en la comuna lo que predice una baja en la votación por Piñera de más de un 6%.


Gráfico 1


Gráfico 2

Esta correlación es robusta a la inclusión del ingreso de la comuna como variable explicativa. Por lo tanto, podemos decir que, a primera vista, los datos no acompañan la idea de que la clase media fue el sustento del triunfo de Sebastián Piñera.

Una parte más sofisticada del relato de la modernización dice relación con las “trayectorias vitales”. Los hijos de la modernización, que pasaron en una generación desde ser pobres a clase media, serían quienes habrían votado por Piñera, pues el presidente electo (y la derecha que representa) habrían logrado empatizar con el ascenso de la nueva clase media. Es por ello que haremos una exploración simple de los datos para ver si ellos están alineados a la hipótesis mencionada.

Nuevamente, utilizamos los datos de la Encuesta Casen 2015 para construir una medida comunal de ascenso social. En particular, identificamos los hogares con un jefe de hogar que posee estudios superiores (técnicos, profesionales o universitarios), pero cuyos padres tenían a lo más educación media (primera generación). Luego definimos como medida de ascenso social al porcentaje de jefes de hogares en la comuna que son primera generación en la educación superior. Finalmente, podemos verificar si nuestra medida de ascenso está efectivamente correlacionada con el voto por Sebastián Piñera, como sugeriría el relato de las trayectorias vitales. Los resultados de dicho análisis a nivel nacional y para la Región Metropolitana están en los gráficos 3 y 4, respectivamente.


Gráfico 3


Gráfico 4

Para ser concretos, los datos sugieren que no existe una relación significativa entre el porcentaje obtenido por Sebastián Piñera en la comuna y el porcentaje de hogares caracterizados por ascenso educativo (trayectorias vitales en ascenso). De hecho, el porcentaje de jefes de hogar de primera generación explica menos del 1% de la variación en los datos. Asimismo, la correlación se vuelve incluso negativa si uno condiciona por el ingreso de la comuna. Todo lo anterior sugiere que el relato de las trayectorias vitales no está muy alineado con los datos empíricos.

Como podemos ver en nuestro análisis, los datos parecen contradecir la interpretación basada en la clase media y las trayectorias vitales. Esto no significa que la interpretación esté incorrecta (pueden haber muchas cosas faltantes en nuestro análisis), pero sí sugiere que sus proponentes debiesen realizar un mayor esfuerzo empírico antes de lanzarse a declararla como válida. Esa es justamente nuestra invitación.

(Columna escrita junto a Paulo Cox)

TAGS: #ClaseMedia #Modernización #SebastiánPiñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Rolando Jaime

26 de Enero

Hola, me parece muy interesante la propuesta de anclar en el “dato duro” la explicación del triundo de Piñera (o en este caso, refutar tal punto). Solo me parece que hay un pequeño problema en la definición de ascenso social con ascenso educativo, por cuanto que, en una sociedad como la chilena, la educaión es más bien percibida como un instrumento de ascención material. O sea, es una sociedad que privilegia más el capital económico por sobre otros tipos de capital (como e simbólico o cultural). Eso más el problema de la calidad/costo en las instituciones educativas y la cuestión de los cesantes ilustrados, fueron el acicate del malestar social que supo capitalizar la derecha. A pesar de que hay muchas definiciones de lo que es el proceso modernizador (y si estamos realmente en algo así), yo soy más partidario de la mirada de autores como Tomás Moulián o Alberto Mayol, quienes cuestionan tal concepto en la realidad chilena, porque la matriz productiva (motor ecónomico del crecimiento/desarrollo) no se ha modernizado, por cuanto no se ha transformado generando bienes con mayor valor agregado (no se ha creado industria ni se ha promocionado la tecnología). Nuestra economía sigue básicamente siendo extractiva, basada en la exportación de materias primas; cobre y productos forestales.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

Somos todos viajeros espaciales y, como todo es relativo, es difícil saber por qué lugar del universo, nuestro espacio-tiempo, vamos. Tampoco sabemos hacia dónde vamos o el significado del viaje
+VER MÁS
#Sociedad

Perihelio

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.
+VER MÁS
#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza