Contactar usuario

Usuario desde el 25 d octubre, 2010

Matias Montenegro

psicólogo comunitario.

Contenidos Publicados

3 Columnas

Transantiago: la evasión del sentido común

Cada mañana, al llegar al paradero, hago el genuino intento de subirme por la puerta delantera de la micro para validar el viaje con la Bip!. Cerca de un cuarto de las veces, no lo logro -las "cuncunas" ya vienen atiborradas de gente desde antes-, frente a lo cual, luego de esperar al ...

Asamblea Constituyente: una nueva casa para Chile

Ciertamente, aunque la propuesta de la Asamblea Constituyente ha entrado con fuerza inusitada en la agenda pública, hay que reconocer que para la mayoría de los ciudadanos de a pie para los cuales la política no es una preocupación diaria, este concepto -asamblea constituyente- con ...

Matthei reloaded

Como dice el viejo refrán, “en política una semana puede ser mucho tiempo”. A contrapelo de la sugerencia de la mayoría de los políticos y analistas, Matthei las embistió contra Franco Parisi y en rápidas 48 horas generó un hecho político de magnitud, que probablemente prov ...

Nuevo

Popular

Díaz Eterovic, nos presenta en la última entrega de Heredia, al detective idealista a su manera, irrespetuoso con el poder, pero descreído, ni las multitudes enfervorizadas por cambios sociales logran il ...
+VER MÁS
#Cultura

Imágenes de la muerte

Díaz Eterovic, nos presenta en la última entrega de Heredia, al detective idealista a su manera, irrespetuoso con el poder, pero descreído, ni las multitudes enfervorizadas por cambios sociales logran ilusionar al viejo sabueso

Incluso con este historial no se ha visto a medios como La Segunda, El Mercurio, La Tercera, Canal 13 o Biobío calificar tal designación como un error de la derecha o como un traspié, al menos o rasgar ...
+VER MÁS
#Política

Errores en política: un problema de mayorías

Incluso con este historial no se ha visto a medios como La Segunda, El Mercurio, La Tercera, Canal 13 o Biobío calificar tal designación como un error de la derecha o como un traspié, al menos o rasgar vestiduras con la defensa de la fe pública.