#Justicia

Agenda antidelincuencia: cosmética y criminalización de la pobreza

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

“Queremos construir un Chile de todos, por todos y para todos.” El lema de la Presidenta Michelle Bachelet probablemente ha hecho sentido esta última semana en que el Senado ha despachado el proyecto de ley de inclusión en Educación y la Cámara ha aprobado el Pacto de Unión Civil. Todas son medidas que apuntan a fortalecer, de una u otra forma, nuestro tejido social. Podríamos decir que paulatinamente nos aproximamos hacia un Chile de todos y todas. Pero, sería algo apresurado. Y es que el pasado viernes la Jefa de Estado al firmar un proyecto de ley en materia de seguridad puso en jaque su propio lema.


¿El enfoque que pretende implementar Michelle Bachelet disminuiría la delincuencia? ¿O sólo busca aumentar la aprobación de su mandato frente a sucesos como las detenciones “ciudadanas” y la percepción de la puerta giratoria.

El proyecto de ley de la Agenda Antidelincuencia, firmado en compañía de tres de las más influyentes carteras, tiene como objetivo fundamental endurecer las penas que castigan delitos contra la propiedad como el robo o el hurto. En propias palabras de la Mandataria habría un “castigo efectivo”. De este modo, quienes cometieran un robo por primera vez, no se verían beneficiado por atenuantes como la 11 N°6 de nuestro Código Penal y deberían pasar al menos un año en la cárcel. En suma, nuestra Presidenta estaría impulsando un enfoque de política de seguridad ciudadana conocido como “Tolerancia Cero”.

Chile se ubica en el segundo lugar de los países con mayor población penal de la OCDE: 266 privados de libertad por cada 100 mil habitantes. A fines de 2014, la población penal que cumplía sus condenas de manera efectiva correspondía a 43.264 personas. Mientras que 51.290 lo hacían con una medida alternativa, beneficiados por la ley 18.216. Con el proyecto de la Agenda Corta, la cobertura del subsistema abierto, es decir, la población beneficiada con medidas alternativas, se vería fuertemente reducida, aumentando la población en prisión y por ende el hacinamiento.

¿El enfoque que pretende implementar Michelle Bachelet disminuiría la delincuencia? ¿O sólo busca aumentar la aprobación de su mandato frente a sucesos como las detenciones “ciudadanas” y la percepción de la puerta giratoria?

La política de “Tolerancia Cero” busca sancionar severamente los delitos sin importar su gravedad ni sus circunstancias atenuantes. Empero, no detiene en absoluto el crimen. Para entender esto, es menester evidenciar que este tipo de enfoques sólo busca reprimir las conductas delictuales mas no las causas de estas infracciones, que bajo un aspecto sociológico se relacionan con exclusión, pobreza y vulnerabilidad. Lo más polémico de esta política de seguridad ciudadana es que sigue dejando impune los delitos informáticos o económicos, como los del caso PENTA o MOP-GATE, que son cometidos exclusivamente por las elites. ¿Es que hay privilegios para las clases pudientes? ¿Por qué se criminaliza únicamente a los ciudadanos más pobres de Chile?

¿Dónde está el Chile de todos y todas? ¿Es que acaso los marginados de los marginados no están contemplados en la cobertura del programa de Gobierno? ¿Por qué no se impulsan políticas para acabar con los delitos de cuello y corbata? Cuando se entienda que el gasto fiscal de las políticas de seguridad ciudadana deba invertirse en la prevención del delito —y no en la represión—, en programas rehabilitación y reinserción social, quizá nos aproximemos a ese Chile que prometió la Presidenta. De lo contrario, se buscará privilegiar una seguridad cosmética. Y profundizaremos en una dialéctica del crimen que dañará únicamente nuestra cohesión social.

TAGS: #Delincuencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Amelia

26 de Enero

Si bien comparto tu visión sobre la situación de exclusión social, pobreza y marginalidad en la que viven generalmente los presidiarios en su entorno, discrepo contigo respecto a que aumentar las penas sea un aporte negativo. O sea, si esta medida viene por sí sola, obviamente esta errada, ya que como dices la mera represión no lleva a ningún lado. Mas esta es una medida a corto plazo, y como tal debe ser acompañada de una medida que a la larga asegure que estas diferencias y desigualdades sociales se vayan acortando. Esta medida a largo plazo es la Reforma Educacional, la cual busca (al menos en el discurso del gobierno) ofrecer mayores oportunidades a los estratos mas bajos de la población, y por tanto acortar la ya mencionada brecha. Por otro lado, no deberías bajarle tanto el perfil a las detenciones ciudadanas y lo que estas significan. Estas están impulsadas por una continua sensación de impunidad e injusticia, ya que la puerta giratoria es totalmente real. Eso sí, estoy totalmente de acuerdo contigo sobre los crímenes de cuello y corbata que quedan impunes, o con penas realmente vergonzosas. Sin embargo, esa situación apunta mas a la desigualdad ante la ley que existe, y no justifica bajo ningún plano otros crímenes, aunque sean menores a esos. Saludos!

30 de Enero

Primera pregunta que me hago: Antes de interpretar negativamente el dato estadístico de que Chile es el segundo de los países con mayor población penal de la OCDE, ¿se lo cruzó con las estadísticas de la delincuencia? En una de esas nos encontremos con una correlación: A más condenados, menos delitos. No digo que sea así definitivamente, pero existe la posibilidad; y de ser el caso, perdería el atributo de argumento contra la dureza de las penas. Hay que revisarlo.

30 de Enero

Se me olvidaba otro comentario muy, pero muy importante. Un segundo, que tengo que tomar aire. Ya: ¿HASTA CUÁNDO REFLAUTA ESGRIMIMOS ESTA MARAVILLA DE ARGUMENTO? “La política de “Tolerancia Cero” no detiene en absoluto el crimen” Entiérrese, estimado, antes de repetir semejante barbaridad. Tírese desde el Costanera Center, acuéstese en una cama con clavos, tómese un vasito de parafina. Y esto lo he escuchado en temas como el tráfico, el aborto, etc, incluso de boca de connotados políticos. Pero si estamos en el siglo XXI, ¡por la cola del mono! ¿Cómo no ocurrírsele que tenemos tres mil años de historia de la juridicidad y que pensando así, no podríamos penalizar el homicidio, porque todavía se mata gente? PERO SI EL DERECHO NUNCA, NUNCA SE INVENTÓ PARA PONER TÉRMINO A LOS DELITOS. Hay derecho porque hay delitos, que es bastante diferente. Tiene que leer a Kelsen antes de opinar en estos asuntos. NO PUEDE, SIMPLEMENTE NO PUEDE ENTENDER ESTOS TEMAS SIN SABER DE KELSEN.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

La ciudadanía no tiene forma de ponerse de acuerdo ni de generar procesos de conocimiento agregado o innovación abierta para disponer de estos resultados que operan como verdaderas carambolas.
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

El espejo vacío

El acceso limitado de las familias migrantes a la información sobre los derechos de las niñas y niños sin RUT chileno es evidente en las largas filas y esperas para solicitar un cupo para la educación p ...
+VER MÁS
#Educación

Filas por la dignidad de un derecho

En el amplio espacio de la política popular es imprescindible convocar y reunir a las fuerzas de centro, no sólo para obtener una ventaja competitiva sino una mayor riqueza y solidez programática
+VER MÁS
#Sociedad

Abismo y tolerancia en el Chile de hoy

Estamos cambiando Chile, debemos tomar las riendas con la tranquilidad y la certeza de que será para mejor, porque lo que nuestro país necesita no es más autoritarismo sino la oportunidad de crecer en un ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile hoy; una oportunidad histórica

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!

Lo que sí se sospecha a nivel transversal es que el voto del 19 de diciembre posee desde ya un carácter plebiscitario (tipo 'Apruebo y Rechazo'). También que cualquiera sea el resultado el futu ...
+VER MÁS
#Política

Notas preliminares sobre los comicios del 21N en Chile