#Internacional

Valentina en la vida de su madre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Antes de llegar a esta vida, Valentina dormía plácidamente en un ambiente cálido. Durante 41 semanas estuvo cobijada en el vientre materno. Su mamá tuvo que pasar cerca de 11 horas en trabajo de parto, pensaba que Valentina se resistía a salir, tuvieron que provocarle las contracciones y luego sacarla con un fórceps.

Siempre fue inquieta. Golpeaba una y otra vez, a veces asustaba a su madre de tan deforme que se ponía su abdomen; el hipo o el acomodo indicaban sus exigencias. Por las noches la madre de Valentina debía dormir semiacostada, darse vueltas en la cama hasta quedar con los pies del lado de la cabecera. Era respondona, respondía a las caricias, cantos o charlas de su madre; también lo hacía con lo picante de la comida, no se sabe si porque le encantaba o porque se enchilaba. 


"Fueron los primeros segundos de un encuentro entre dos seres antes comunicados por un cordón umbilical, la exploración visual de un ser que poco a poco ocupó el cuerpo de otro."

El crecimiento de Valentina hacía complicado que su madre se cortase las uñas de los pies o se amarrara las agujetas de los tenis. De un momento a otro se convirtió en un volcán en explosión. Para fortuna de la madre de Valentina, el embarazo le cayó muy bien, su piel se le puso tersa y el cabello tomó más brillo. Además se puso más activa, no paró con los deberes en casa, en la escuela o en el trabajo; también se daba el tiempo para salir a caminar, ir a bailar o conversar con las amigas, todas queriendo saludar a Valentina acariciando la pancita, nunca se dejó conocer a la primera.

En la semana 41 Valentina llegó. Conforme a los consejos brindados en el consultorio, su madre la tomó y la colocó en su pecho, así, la contempló hasta que las enfermeras se lo permitieron. Fueron los primeros segundos de un encuentro entre dos seres antes comunicados por un cordón umbilical, la exploración visual de un ser que poco a poco ocupó el cuerpo de otro.

Valentina pesó poco más de tres kilos, sus ojos eran grandes y hermosos. El tamaño de su cuerpo era apropiado para el brazo de su madre, un brazo del cual no se ha separado hasta la fecha. Hoy a sus 9 años, se cuelga de él para ir al mercado o al centro, para ir a los juegos o a la escuela, para suplicarle le compre un dulce o un helado, para apoyarse mientras le hace caballito o se sube en algún lugar, para dormirse mientras viajan en el metro.

Han pasado 3285 días de la vida de Valentina en los días de su madre, en ninguno le ha dado tregua, desde el minuto uno se dispuso a darle muchos colores, ritmos, aromas. Le ha enseñado a ser comediante, cantante, pintora, maga, chef, enfermera, guía, profesora, carpintera, mensajera, activista y tantas profesiones y oficios más.

Valentina es en la vida de su madre, la posibilidad de acompañar el desarrollo de un ser maravilloso, procurándola con amor, paciencia, comprensión, empatía, humildad. Valentina no es del todo consciente de todo esto, pero mañana, lo será.

TAGS: #Maternidad Infancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Al intentar la Dirección del Trabajo establecer un criterio general de interpretación en una situación no regulada por la ley, excede sus atribuciones y no es vinculante en cuanto criterio de interpretac ...
+VER MÁS
#Justicia

La Dirección del Trabajo y Covid-19: dictamen incapaz

Somos adictos al crecimiento. Tenemos una fuerte dependencia a ganar más para consumir más y con ello subir en tu impresión de estatus. Estamos jodidos porque nos han hecho creer por demasiados años que ...
+VER MÁS
#Economía

Una droga llamada crecimiento

Recomendamos utilizar un lenguaje claro, sin diminutivos y dentro de un contexto de seguridad, amor y contención para evitar desestabilidad emocional, miedos, angustias y temor frente a este nuevo escenario
+VER MÁS
#Salud

Cómo manejar la ansiedad y angustia de niños en cuarentena

La pandemia que nos ataca debe ponernos en alerta y obligarnos a analizar con mayor detenimiento las raíces de nuestras carencias y las consecuencias de nuestro conformismo.
+VER MÁS
#Sociedad

El agente revelador

Popular

Al intentar la Dirección del Trabajo establecer un criterio general de interpretación en una situación no regulada por la ley, excede sus atribuciones y no es vinculante en cuanto criterio de interpretac ...
+VER MÁS
#Justicia

La Dirección del Trabajo y Covid-19: dictamen incapaz

Somos adictos al crecimiento. Tenemos una fuerte dependencia a ganar más para consumir más y con ello subir en tu impresión de estatus. Estamos jodidos porque nos han hecho creer por demasiados años que ...
+VER MÁS
#Economía

Una droga llamada crecimiento

Recomendamos utilizar un lenguaje claro, sin diminutivos y dentro de un contexto de seguridad, amor y contención para evitar desestabilidad emocional, miedos, angustias y temor frente a este nuevo escenario
+VER MÁS
#Salud

Cómo manejar la ansiedad y angustia de niños en cuarentena

La pandemia que nos ataca debe ponernos en alerta y obligarnos a analizar con mayor detenimiento las raíces de nuestras carencias y las consecuencias de nuestro conformismo.
+VER MÁS
#Sociedad

El agente revelador

Popular

La experiencia con el COVID-19 en Italia claramente demostró que la peor forma de combatir los contagios en un país democrático es imponiendo restricciones en la nación por secciones o regiones y no en ...
+VER MÁS
#Salud

Coronavirus: Fatales errores del gobierno

Quizás todas estas medidas son pensadas para las pequeñas PYMES, el problema es que se aprovechan y benefician de ella las grandes empresas, sean bancos, multitiendas, mineras, compañías de seguro, empr ...
+VER MÁS
#Economía

COVID-19: El mundo protege a sus trabajadores y Chile los hace pagar

Las masas debemos avanzar de conjunto hacia nuestra propia emancipación, o perecer en el intento. La historia, como siempre, está por escribirse.
+VER MÁS
#Sociedad

Pandemia y lucha de clases: el exterminio de pobres

Una vez más, lo privado atravesó el umbral de lo público, contagiando al sistema estatal en su frenética carrera por un concepto de salud a la carta y dejando herido de muerte a ese maltratado bien com? ...
+VER MÁS
#Salud

El ébola de los ricos