#Internacional

Aprender de las lecciones pasadas para enfrentar la pandemia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No hay duda de que la cooperación intergubernamental ante la pandemia ha sido ineficiente y casi inexistente, oponiéndose radicalmente a la colaboración internacional estrecha que ha surgido desde el mundo científico. Se han activado redes de investigación transnacionales, ampliamente reconocidas por la ciudadanía. Lo demuestran las noticias cotidianas que, como nunca, nos han mantenido informados, paso a paso, de cada etapa de los avances científicos para encontrar una vacuna contra el coronavirus.


De una situación trágica como la que vivimos actualmente surge la oportunidad, y la necesidad apremiante, de repensar la cooperación internacional, aprendiendo de las lecciones pasadas.

Lejos de cooperar para reforzar estas redes científicas, los gobiernos han entrado en una carrera por apoyar a la red que permita a su propio país salir de la crisis actual. La cooperación internacional se ha desvanecido en un juego de casino en que los gobiernos están apostando, literalmente, por la solución que estará disponible primero. Este esquema resulta inevitablemente en ganadores y perdedores, estos últimos siendo aquellos que no pueden financiar el costo de una apuesta sólida: la falta de colaboración acentúa así las desigualdades entre y dentro de los países. Esta competencia ha otorgado, por lo demás, un poder completamente desproporcionado –económico y por tanto político– al sector privado en la gestión de la peor crisis mundial de nuestros tiempos, creando una situación profundamente asimétrica respecto del sector público, marcada por la lógica del libre mercado.

De una situación trágica como la que vivimos actualmente surge la oportunidad, y la necesidad apremiante, de repensar la cooperación internacional, aprendiendo de las lecciones pasadas. Los ejemplos innovadores de colaboración internacional para enfrentar crisis sanitarias, con profundas ramificaciones sociales, existen: es el caso del Fondo Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA, la Tuberculosis y la Malaria.

El Fondo Mundial es la ilustración por excelencia de lo que puede lograrse mediante las alianzas entre todos los sectores de la sociedad. Imaginado por la cumbre del G8 del año 2000, creado por la ONU en 2001, y operativo desde 2002, el Fondo Mundial es administrado por el Banco Mundial y se basa en una composición híbrida, con representantes de Estados, de organismos internacionales, del mundo empresarial, de expertos científicos, de ONG e incluso de personas afectadas por las enfermedades. Se trata no sólo de movilizar recursos sino también de elaborar estrategias comunes que involucren a todos los sectores de la sociedad. Así, el Fondo Mundial ha establecido programas en más de 100 países, administrados por expertos locales y que movilizan más de 4 mil millones de dólares al año. Se ha conseguido que, de los 38 millones de personas que viven con VIH en el mundo, casi 19 millones hayan accedido a terapia antirretroviral, lo que equivale a la población de Chile.

Debemos aprender de los ejemplos pasados, que nos demuestran que las alianzas entre el sector público y el sector privado son posibles, y que pueden integrar una participación real de la ciudadanía bajo distintas formas. Es cierto que los tiempos han cambiado y que hoy la cooperación internacional es más difícil que hace algunas décadas. Sin embargo, lejos de resignarse ante la situación actual, es el momento de explorar y aprender de estos ejemplos flexibles e innovadores, que permiten involucrar al conjunto de la sociedad para responder a los desafíos actuales, reforzando no sólo la eficacia sino también la legitimidad, tan desgastada, de las instituciones.

Como dicta un proverbio a menudo citado en la ONU para defender el rol de la cooperación intergubernamental: solo se avanza más rápido, juntos se avanza más lejos. Si algo han demostrado los últimos meses, es que la crisis sanitaria, económica y social no es temporal ni únicamente nacional. No se reduce a algunas semanas o un par de meses de cuarentena decretada de forma disociada en cada país. No puede enfrentarse tampoco con la acción única del sector público, sino que requiere acciones colectivas y coordinadas de todos los actores de la sociedad.

Es necesario avanzar rápido, es cierto, para reaccionar ante la urgencia. Es necesario avanzar juntos, sin embargo, para construir respuestas holísticas e inclusivas, que sobrepasen la reacción y que se basen en acciones que tengan un impacto real y duradero en la sociedad.

TAGS: #Pandemia Cooperación Internacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad