#Género

Violencia de género en contexto de confinamiento ciudadano

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Para la gran mayoría del país, las últimas semanas han sido una realidad difícil de enfrentar. Estos días han convertido a las ciudades y a los barrios en espacios de angustia, nerviosismo y preocupación. La realidad de la pandemia cruza todas las etnias, clases sociales e incluso sexos. Pero en términos de género la situación es abismalmente desigual.


La violencia hacia la población LGBTI+ se expresa en un aumento del 38% de los reportes recibidos por el organismo. El 58% de estos, se refiere a violencia psicologica, el 41% a violencia verbal y el 1% a violencia física

Ni los noticieros ni las mejores campañas de medios, han logrado evidenciar la violencia de género existente en nuestra sociedad, con más crudeza que el Covid-19. Y cuantas más variables contemplamos en el análisis interseccional, más compleja se vuelve dicha violencia.

Los datos entregados por Carabineros de Chile, Fiscalía y Fono Familia (149) reflejan una baja significativa (18%) en las denuncias realizadas por mujeres sobre Violencia Intrafamiliar (VIF) en relación al mismo mes del año anterior. Esto, según expertos, se explica por la condición de confinamiento junto a los agresores. Pero en el caso de femicidios frustrados, las denuncias en comparación con marzo del 2019 han aumentado en un 200%.

La violencia intrafamiliar en este contexto, se ha vuelto una preocupación a nivel mundial. El diario inglés The Guardian señala que “en todo el mundo, a medida que las ciudades se han bloqueado para detener la propagación del coronavirus, los esfuerzos masivos para salvar vidas han puesto en riesgo a un grupo vulnerable. Las mujeres y los niños que viven con violencia doméstica no pueden escapar de sus abusadores durante la cuarentena”.

Y no se trata de una realidad exclusiva de las mujeres: grupos con identidades trans, expresiones de género diversas y/u orientaciones sexuales no normativas, han experimentado esta cara del confinamiento producto del COVID-19, incluso trascendiendo el ámbito privado.

Grupos históricamente discriminados, como la población LBGTI+, han experimentado casos donde los servicios de salud les niegan tratamientos médicos (por ejemplo para el VIH) y/o atenciones en los servicios. Si bien la discriminación en espacios públicos para esta población es un lamentable hecho que se arrastra desde hace décadas, en el contexto acutal se ha acrecentado, afectando no sólo la vida y estado de salud de las personas en medio de una emergencia, sino también su dignidad y bienestar.

De acuerdo a una encuesta aplicada de forma remota por el MOVILH en el mes de abril, la violencia hacia la población LGBTI+ se expresa en un aumento del 38% de los reportes recibidos por el organismo. El 58% de estos, se refiere a violencia psicologica, el 41% a violencia verbal y el 1% a violencia física. Esto sin contar que el 45% de quienes han sido discriminados en recintos de salud, han experimentado dificultades o impedimentos para denunciarlo.

Estas son solo algunas de las vulneraciones que surgen en la matriz interseccional de la violencia de género producto del Coronavirus. Existen decenas de otros cruces posibles, como el del trabajo precarizado, el trabajo nocturno, la clase social o la etnia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) hicieron un llamado a los Estados a garantizar los derechos de igualdad y no-discriminación de las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales, en las medidas de atención y contención adoptadas. Comprendiendo y precisando que “la mayoría de las personas LGBTI+ laboran en el sector informal y sin cobertura médica, y ante esto es indispensable adoptar medidas, públicas y privadas para que los impactos en las economías de las personas LGBTI+ no sean aún más graves”.

A pocos días de la conmemoración del Día Internacional contra la lgbtfobia (17 de mayo) y, de conmemorar el mes del Orgullo (junio), el Gobierno de Sebastián Piñera, designa a Macarena Santelices como la nueva Ministra de la Mujer y Equidad de Género; una mujer que se ha declarado abiertamente pinochetista, siendo éste el simbólo de una dictadura cruel y sangrienta que persiguió, discriminó, torturó, violó, desapareció y asesinó a cientos de mujeres y personas de la población LGBT. En el actual contexto de confinamiento y tomando en cuenta los datos descritos, esta designación atenta contra la integridad física, material y psicológica de cientos de personas.

TAGS: #Coronavirus #Cuarentena Violencia de Género Violencia Intrafamiliar

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad