Estamos haciendo un balance de los 12 años de  nuestra comunidad.

Para eso, la voz de quienes forman parte de ella es una pieza esencial.
¡Ayúdanos contestando esta breve encuesta!

Quiero responder

#Género

Los tacones no son noticia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Este lunes hubo grandes noticias en Chile. Fue un día particularmente ajetreado para los y las periodistas, pues se haría el cambio de Gabinete de la Presidenta Bachelet anunciado hace 5 días tras meses de especulaciones. Periodistas corrieron, preguntaron, buscaron la noticia primero, pero un medio decidió en su reportaje gráfico hacer un homenaje en vida a la prensa de Los Simpsons, dando a conocer a dos ministras de Estado publicando sus piernas y tacones.


Señores y señoras periodistas les tenemos una noticia que debería ser portada de todos los medios: los tacones no son noticia cuando a la asunción de una Ministra se refiere, simplemente porque esa mujer tiene identidad, inteligencia y capacidades que la han conducido a ser secretaria de Estado y es en ellas que la prensa se debe concentrar.

Al mirar la página del diario La Segunda muchos nos sentimos en un capítulo de Los Simpsons o Saturday Night Live y ese humor negro tan gringo que te hacer reír y llorar al mismo tiempo al evidenciar el machismo de los medios.

«Ximena Rincón asumió ahora la secretaria de trabajo» y «Javiera Blanco dijo que dejaba la reforma laboral en buenas manos» parecen ser dos informaciones muy importantes de dos Ministras de Estado, pero al ponerlas al lado de una imagen de los tacones y pantorrillas de las autoridades una no sabe que entender.

Hace un par de semanas la humorista estadounidense Cecily Strong amenizó la Cena Anual con la Prensa dada por la Casa Blanca en los USA y encabezada por el Presidente Barak Obama. Ahí, Strong realizó una punzante rutina centrada en el trato a las mujeres y el racismo de Estados Unidos. En uno de los momentos más repetidos en las redes sociales, Strong emplazó a la prensa: «A ver chicos, la próxima parte es un ‘repita después de mi’, así es que necesito su ayuda. Todos los representantes de medios levanten su mano y juren algo para esta temporada de elecciones, ¿ya?: ‘Yo, solemnemente juro no hablar sobre la apariencia de Hilary, porque eso no es periodismo‘»

Strong con su pequeño gran chiste nos da una lección: Que todas las escuelas de periodismo que realmente quieran enseñar el ejercicio del periodismo y la comunicación social con responsabilidad, debería pasar en el primer año: que cada letra, palabra y frase que imprimimos las y los  periodistas crea una realidad y que en los últimos 100 años de historia de la comunicación masiva ese discurso mediático ha impuesto una visión de la mujer que violenta su humanidad.

Las mujeres somos el 50% de la humanidad en la tierra, pero solo el 20,9% de escaños parlamentarios y 17% de ministerios del mundo están a cargo de una mujer. Eso en lo que a cargos de representación pública se refieren, pues si analizamos la representación en cargos directivos de empresas la cifra se reduce aún más.

El problema de la falta de representación de las mujeres no tiene que ver solo con que sea malo por un sentimiento pro humanidad y contrario a la inequidad, sino que se relaciona con el avance concreto de la humanidad hacia una construcción de un nuevo paradigma social, que ponga al ser humano en toda su dimensión y diversidad en el centro y no solo a hombres conservadores heteronormados y sus símiles.

Fortalecer la democracia y terminar con la desigualdad son imperativos compartidos casi transversalmente, pero al llegar al momento de realmente terminar con esta inequidad las acciones retroceden y en ese actuar la prensa y el ejercicio de periodismo dan cátedra sobre como eludir su responsabilidad en la reproducción social de la mantención de la exclusión de la mujer y los estereotipos que la disminuyen.

Si el mundo del trabajo no se ha adaptado al ingreso de la mujer, podemos decir que el mundo de la política lo hace menos aún y los medios de comunicación cumplen un rol fundamental en este camino exigiendo a diario a las mujeres en el poder a actuar como ‘hombres’, esto es duros y fuertes, casi sin sentimientos; pero al mismo tiempo cumplir con ser ‘mujeres’, vale decir, lindas, simpáticas, siempre sonrientes, amables, débiles.

A diario las mujeres deben enfrentar diversos tipos de violencia, batallarlos todos parece a ratos tarea perdida, pero así como una gota rebalsa un vaso, una pequeña foto de un tacón rebalsa la paciencia y tolerancia a miradas machistas que pretenden seguir perpetuando a la mujer como objeto y no como sujeto de derechos, pensamientos y necesidades.

Señores y señoras periodistas les tenemos una noticia que debería ser portada de todos los medios: los tacones no son noticia cuando a la asunción de una Ministra se refiere, simplemente porque esa mujer tiene identidad, inteligencia y capacidades que la han conducido a ser secretaria de Estado y es en ellas que la prensa se debe concentrar.

Así es: Los tacones no son noticia. Imprimase, certifíquese, archívese.

Columna publicada en www.elsiglo.cl

TAGS: Cambio de Gabinete Machismo Mujeres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

14 de mayo

Plenamente de acuerdo. La publicación de «La Segunda» fue impertinente, por decir lo menos.

El problema es que hace mucho tiempo el periodismo en Chile se hace desde la mediocridad más absoluta. Ni por fondo ni por forma. Las líneas editoriales no permiten contar todo lo que hay para contar y de lo que se habla, se hace desde el sesgo propio del medio en el que se trabaja y con el triste condimento de la falta de criterio, de responsabilidad, de respeto y hasta de cariño por la profesión que se estudió.

Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las expectativas y las necesidades populares, esta moldeado por el neoliberalismo imperante.

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciudadanos no dejaron de disociar al proyecto con la actual administración.

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino par ...
+VER MÁS
#Política

Vamos por una mejor Convención

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino para resolver el vicio de ilegitimidad de la Constitución

Nuevos

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Continuamos entregando una reflexión que se quiere actual  del posible sentido de la conexión de lo humano y el sol. O sea, de la historia humana y la Naturaleza en los confines contemporáneos de la ave ...
+VER MÁS
#Cultura

Prosa segunda del sol

La realización IV Seminario Internacional sobre Educación en Derechos Humanos y el Premio Óscar Arnulfo Romero, de esta versión en Chile, nos pone en relieve los desafíos y metas a desarrollar en esta ...
+VER MÁS
#Educación

Derechos Humanos: Universal, Diverso e Inclusivo

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

Popular

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realida ...
+VER MÁS
#Política

La derrota

Más que nunca tenemos que tener la convicción, para promover instancias de participación, vinculante y activa, desde los niños, niñas y jóvenes y, principalmente quebrar con nuestro discurso adultocen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Celebramos y rememoramos una democracia sostenible e integral

El sistema, encabezado por los descendientes de la Primera Junta de Gobierno quieren que tu vivas un eterno "18", los 365 días del año y no te des cuenta, o no te importe, que mientras te embriagas, te joden
+VER MÁS
#Sociedad

Patria, embriaguez y miseria

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno