#Género

El Sernam y la polémica: ¿de quién es el oportunismo?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En este caso en particular, resulta especialmente delicado poner el acento en el dato y no en el fenómeno, entendiendo que las cifras relativas a las distintas manifestaciones de la violencia de género son poco sistemáticas y están dispersas, invisibilizando la magnitud del problema y la urgencia de abordarlo desde la política pública.

En los últimos días, hemos asistido con perplejidad la arremetida pública de la ministra de Sernam contra lo que ha llamado “la tendenciosa y oportunista” campaña “de ONU Mujeres”.

En el marco de la cumbre CELAC-UE desarrollada en Santiago el 24 y 26 de enero y afirmándose en sus propias cifras, que nocorresponden a los datos oficiales publicados por el Ministerio Público, Schmidt desacredita la iniciativa interagencial de Naciones Unidas contra el femicidio insinuando intenciones políticas.

Resulta increíble que la ministra desconozca los contenidos de una campaña a cuyo lanzamiento oficial -el 13 de noviembre-estaba comprometida a asistir y al que, esgrimiendo motivos de agenda, envió en su representación a la entonces subdirectora del servicio. Más sorprendente es aún si consideramos que el banner de la campaña estuvo en la web de Sernam hasta solo unos días atrás, mientras los afiches de la campaña estuvieron desplegados en la vía pública desde hace más de tres semanas.

Inquieta que alegue ignorar aspectos centrales de una campaña en pleno desarrollo, a cuya difusión se sumó el servicio, olvidando que “…fue diseñada y financiada por las Agencias y Fondos de Naciones Unidas con presencia en Chile entre las cuales no está ONU Mujeres”, tal como aclaró en un comunicado oficial el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, Antonio Molpeceres.

Sumergida en la polémica, la ministra parece pasar por alto a los familiares de las víctimas, quienes deben observar con estupor el baile de cifras con las que contamos o descontamos mujeres muertas. Más si consideramos que los números de Sernam no coinciden con las estadísticas  publicadas por la Fiscalía hasta septiembre 2012, tampoco con el recuento que con nombre y apellido lleva la Red chilena contra la violencia hacia las mujeres.

Si lo ponemos en contexto, el despliegue de declaraciones de Schmidt, dirigido a mantener la ilusión sobre una eventual reducción de los femicidios, presuntamente como resultado de su gestión el último año y atribuyéndose una efectividad sin parangón a nivel internacionales, a lo menos, una frivolidad.

Tratándose de un tema tan sensible, lamentamos notar que ella también haya sucumbido a la tentación ya común en la actual administración por mostrar resultados en base a cifras cuya interpretación–cuando no su producción- resulta a lo menos discutible. Lo vimos a propósito de la reducción de la pobreza con la CASEN, respecto del aumento del empleo y la encuesta trimestral del INE, todo lo cual ha comprometido significativamente la seriedad y prestigio internacional de las estadísticas oficiales.

En este caso en particular, resulta especialmente delicado poner el acento en el dato y no en el fenómeno, entendiendo que las cifras relativas a las distintas manifestaciones de la violencia de género son poco sistemáticas y están dispersas, invisibilizando la magnitud del problema y la urgencia de abordarlo desde la política pública.

Si el femicidio, tal como fue tipificado en la ley, puede ser contabilizado a partir de las víctimas ingresadas o través de los casos terminados –con sentencias e imputados- publicados por el Ministerio Público, en este no se incluyen los asesinatos de mujeres cometidos por desconocidos, parejas no convivientes u ocasionales, y quienes mueren luego de haber sido abusadas sexualmente. A estos se suma la violencia sexual sin resultado de muerte contra niñas y jóvenes, que de acuerdo al informe anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos: “… es un hecho de ocurrencia cotidiana, en espacios familiares y privados, comunitarios e institucionales”.

Polemizar para resaltar números favorables algo bierno no mejora esta realidad, podría ser interpretado como electoralmente oportunista y es una muestra de falta de consideración con las víctimas.

(Columna publicada en Cambio 21)

 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo López

05 de Febrero

Esta “peleita” es totalmente instrascendente y orilla en lo colegial. El tema de fondo aquí es la violencia intrafamiliar y de género. Gasten sus energías en eso.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El nuevo Modelo Educativo que debemos de promover debe de tener una mirada prospectiva hacia la Cuarta Revolución Industrial, teniendo como base la neurociencia y la epigenética
+VER MÁS
#Educación

Nuevo modelo educativo