#Género

Decir “Hij@ de puta”: un acto de misoginia recalcitrante.

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El lenguaje de odio hacia la prostituta habitado en hombres y mujeres genera el siguiente ejercicio: Las características negativas o desbordantes de una persona se depositan en el cuerpo de otra persona, en el cuerpo de una mujer.

El capitalismo ha dispuesto a las mujeres en el contexto de la inferioridad, en su necesidad histórica por controlar la mano de obra. Es así que la mujer se subsume en la intimidad a la figura del hombre. Esta estrategia, tal como señala Federicci, viene acompañada de la utilización del cuerpo femenino, fomentándose y demonizándose a la prostituta, como mujer al servicio del hombre, o como condenada en la medida que supone una figura desobediente.

Es así que la prostituta es un constructo histórico bien datado. La cosificación y estigmatización de la prostituta encuentra su vigencia en el presente, acomodándose a los tiempos que corren. Esta dinámica patriarcal sigue viendo en la prostituta lo maligno, generándose nuevos dispositivos desde el lenguaje que la confinen para siempre en el margen; en lo oscuro.

Por otro lado, el establecimiento desfavorable que posee pensar una sociedad sexuada, instalándose el hombre como el superior, ha traído tal eficacia que muchas mujeres son portadoras de un discurso machista, incluso refiriéndose a otras mujeres. La lucha incompleta del feminismo sufragista, con las ilusiones depositadas en la democracia liberal, como afirma Alejandra Ciriza, ha posicionado mujeres en las decisiones políticas que refuerzan este discurso patriarcal; y nada mejor que ejemplificar con Ena Von Baer y Evelyn Matthei, quienes conciben a la mujer al servicio de la maternidad y fertilidad; así como la imposibilidad de dejar de ver al varón como el ciudadano del siglo XIX: Propietario, heterosexual, letrado, blanco.

¿Cómo se relaciona lo anterior con la expresión tan popular “Hijo de Puta”? El lenguaje de odio hacia la prostituta habitado en hombres y mujeres genera el siguiente ejercicio: Las características negativas o desbordantes de una persona se depositan en el cuerpo de otra persona, en el cuerpo de una mujer. Decir “hij@ de puta” es trasladar una serie de características negativas de una persona hacia otra, hacia la madre, hacia una mujer: Se es sinvergüenza porque es hijo de una mujer impura; maldita. La naturaleza del acto está dictado por el carácter de la madre, que necesariamente tiene que ser prostituta. Se fuga entonces el peso del acto de una persona en alguien ajeno, marcado por el sexo.

Es así como el espurio queda despojado de culpabilidad. En última instancia el juicio que se grita es generacional en dos sentidos: se desvía la atención hacia la progenitora, marcada por el desprestigio de su sexo.

¿Y si el interpelado o la interpelada es realmente hij@ de una prostituta? Se genera en este caso, un juicio de carácter moral entre la prostitución y los descendientes de aquella actividad. Se refuerza en este caso el sentido de la fuga de culpabilidad, ahora en el caso de la coincidencia.

El problema de todo esto, es la vigencia que tiene insultar con el “hij@ de puta”, ¿Cuántos compañeros y compañeras utilizan este lenguaje de odio? ¿Cuánta vigencia posee este tipo de juicio? La invitación es a despatriarcalizar nuestro lenguaje, a poner atención a los verdaderos y las verdaderas responsables. No puede ser que los crímenes de odio contra las mujeres, sean reforzados por una forma tan potente y constante de referirse a éstas, cuando la atención debiese estar en los sujetos y sujetas contemporáneos; no en figuras sexuadas y manchadas que hay que dejar de representar.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Santiago, 11 de marzo de 2030.Querido nieto,Hoy asume el nuevo Presidente. Aunque todavía no tienes edad para votar, me encantaría sentarme contigo y conversar respecto de cuan importante es que la gran m ...
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a mi nieto

La gran diferencia entre el clasismo y cualquier otro tema que se discuta en esta página es que cambiar la mirada es gratis. No se necesita construir nada, mandar ningún proyecto de ley ni llegar a ningú ...
+VER MÁS
#Sociedad

Discriminación a voz en cuello

Informarse adecuadamente no es fácil, requiere un rol activo de buscar fuentes diversas y contrastar. Recordemos que la gran mayoría de los chilenos sólo se informa con la televisión. ¿Serán necesario ...
+VER MÁS
#Medios

¿Medios sordos y ciudadanos mudos?

Sin rito –entendido como solución a una contradicción indisoluble- es muy difícil elaborar personal y socialmente el duelo que sigue a toda pérdida.
+VER MÁS
#Cultura

Duelos y Mitos en la memoria sísmica chilena.