#Educación

Un país sin historia

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El currículum escolar chileno, tiende a prescindir constantemente de las horas de clase de historia, reduciéndolas cada vez a menos tiempo. Supongo que esto respondía a que la pregunta que ya rondaba hace años en nuestras salas de clase, obtuvo una respuesta poco favorable para esta área del saber… ¿Para qué sirve estudiar historia? Al parecer para muchos la respuesta fue: “Para nada, no me sirve de nada estudiar hechos históricos”. Claro, si hace tiempo que también para muchos, al no ser la historia predictiva, ni siquiera era ciencia. Se olvidaron estos personajes, de la importancia de aplicar el método científico a la observación y estudio de un hecho social en el tiempo ¿Cuál ha sido el resultado en Chile de años de reducir las horas de historia? ¿Qué competencias se desarrollaban al estudiar metódica y científicamente historia? La respuesta es un país con mayor prejuicio y sesgo al enfrentar un hecho social, incapaz de dar una mirada crítica reflexiva a cualquier fenómeno histórico actual.

Revisando y preparando material para reforzar estudiantes para las pruebas de PSU en historia, fue que nació esta reflexión: ¿Para obtener un buen puntaje PSU en Historia, es necesario memorizar fechas, personajes y anécdotas históricas? La respuesta es definitivamente, no. Se requiere de comprensión del hecho, etapa y conflicto histórico, desde distintas perspectivas. Se requiere del uso de habilidades y competencias cognitivas, que son claves en un curriculum escolar por competencias, como es el actual chileno. Inferir, deducir, transpolar.


Un país sin historia, no es solo un país sin memoria, es un país con personas con una precaria formación ciudadana, incapaces de realizar un análisis crítico y objetivo, antes de emitir su opinión; no basta estar informado, hay que saber utilizar esta información.

Un amigo, ingeniero matemático me decía: “Es simplemente utilizar el pensamiento lógico, no hay preguntas ni reactivos capciosos, es solo saber reconocer y discriminar los distractores en las alternativas” Para no extenderme, quisiera compartir un solo ejemplo de una pregunta, de un reactivo de un ensayo PSU que recuerdo claramente. Se muestra un mapa mundial, con los países de habla hispana, coloreados, y se presentan alternativas. El mapa indica: la primera alternativa, “Que los países hispano parlantes son pobres y subdesarrollados económicamente”; la segunda alternativa, y además correcta, “Que los países hispano parlantes en su mayoría fueron en algún momento colonia”. Solo un fuerte sesgo y prejuicio histórico y comunicacional sobre Latinoamérica, podría hacer pensar al estudiante que la opción correcta es la primera. La mayoría de los reactivos, siguen esta misma lógica. Se busca que el estudiante tenga una mirada objetiva y concreta sobre los datos expuestos.

¿A qué nos han llevado años de reducir las horas de historia como país? A ser un país de ciudadanos prejuiciosos. Para muestra algunos ejemplos, sin caer en juicios de valor, solo en el hecho concreto. Operación “Huracán” y aplicación “Antorcha”. Un ingeniero, junto a altos mandos de carabineros, entiende que su misión es acabar con “los malos”… son sus palabras y declaraciones textuales… y por supuesto, “los malos” son siempre también “los otros”, no “nosotros”, que nos parecemos y pensamos igual, los malos obviamente, piensan, se visten y se ven distinto. Desde esa óptica cegada por el sesgo, esto es evidente, y no requiere análisis ni profesionalismo, lo que “yo” haga, está bien, soy “el bueno” y no puedo equivocarme, somos mayoría y eso nos da la razón… ¿Más ejemplos? Caso Nabila Rifo: Carabineros pudo realizar un labor pericial profesional y cuidadosa, pero se dejaron llevar por el sesgo  y con ello tendió un manto de dudas, en un caso que será emblemático históricamente, por no realizar una labor detallada y científica. La “invasión de haitianos financiada por la ONU” esta frase no resiste ningún análisis riguroso ¿Pero tenemos ciudadanos preparados para realizar un análisis lógico y científico del fenómeno migratorio? No, porque le quitamos esa horas de historia, que no parecían servir para nada. No, un país sin historia, no es solo un país sin memoria, es un país con personas con una precaria formación ciudadana, incapaces de realizar un análisis crítico y objetivo, antes de emitir su opinión; no basta estar informado, hay que saber utilizar esta información.

TAGS: #PSU Aprendizaje Conocimiento Historia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
francisco

07 de Marzo

…UN PAIS …SIN HISTORIA ….NO TIENE FUTURO!!!!!!!!!!!!!

08 de Marzo

Muy buen artículo, es penoso pero cierto.

14 de Marzo

No es la falta de horas de historia (o mejor dicho “no puede serlo”) la que produce el “…mayor prejuicio y sesgo al enfrentar un hecho social,” como Ud. dice. Creo que, y con mucho respeto y cautela digo, que parece “inadecuado” creer que una asignatura del currículo escolar, produzca lo que dice. En su lógica, ¿bastaría poner más horas de historia y el “mayor prejuicio y sesgo…” desaparecería? Es más, hay asignaturas que también han tenido pérdidas importantes, en la creencia que ellas no aportan al “lenguaje y a la(s) matemática(s)” (como asignaturas), por dar una razón dado lo que está sucediendo.
Y aquí sí que hay prejuicio y sesgo evidente, cuando no se entiende que la escolaridad requiere de una visión propia (quiere decir profesional) y no falsa (quiere decir política), para que nuestros hijos tengan en la escuela aquello que allí debería ocurrir, concretamente en cada uno de ellos.
La interpretación profesional de lo que ocurre en la escuela requiere de una pedagogía escolar muy distinta de la pedagogía educacional con la que hoy opera la docencia en las escuelas. Entonces el desafío para el profesorado es altamente complejo cuando se nos exige una epistemología pedagógica que no posee un desarrollo acorde con el avance exponencial del conocimiento durante el siglo XX.
Así, la asignatura es una parte menor del “prejuicio y el sesgo”; el verdadero dilema es la profesión: el “asignaturismo educacional” sólo nutre el modelo educacional que debe ser cambiado.
Saludos.

30 de Mayo

Un país sin historia, es un país que irá perdiendo su identidad, la historia es el corazón que da vida y vivencias a un país.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Chile ha estado en crisis, no desde el 18 de Octubre, el país ha estado en crisis durante años debido a un sistema de representación que no da cabida a las necesidades de la sociedad
+VER MÁS
#Sociedad

La revolución de la dignidad

Porque nuestra América es la región más desigual y violenta del mundo, aunque a usted lo tengan todavía con los ojos vendados
+VER MÁS
#Sociedad

Indignante indignidad

¿Por qué sonrío en pleno toque de queda? Porque estoy luchando con aquellos con los que nunca pensé estar
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de vivir en paz

Esta semana los gremios de la salud han convocado a una movilización nacional. Si el foco va a estar en disminuir la inequidad, no basta con pedir más recursos, hay que enfocarse en soluciones concretas
+VER MÁS
#Salud

Injusticias del sistema de salud chileno

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Como sus muchas ocupaciones no le permiten empatizar con la gente, inventa un enemigo común, para que junto a él luchemos contra la violencia y la delincuencia
+VER MÁS
#Política

Cómo reconocer a un Dictador en El Principito

¿Por qué sonrío en pleno toque de queda? Porque estoy luchando con aquellos con los que nunca pensé estar
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de vivir en paz

Chile no era un oasis como sostenía hace pocas semanas el mismo Presidente. Era más bien una jungla en la que los más humildes, los invisibles sobre todo, deben sobrevivir día
+VER MÁS
#Sociedad

El oasis y la guerra imaginaria