#Educación

Represión a los estudiantes: ¿Qué hace el Estado?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Durante la dictadura genocida, la Primera Dama de aquel entonces, con su característica soberbia, ignorancia y prepotencia, decía en un comunicado de prensa que “si los padres no ponen límites a los chiquillos, alguien tendrá que hacerlo. Y esos somos nosotros, en abierta alusión a las primeras manifestaciones estudiantiles, que comenzaban tímidamente a asomarse en ese Chile de muertos, desaparecidos, presos políticos, torturados, perseguidos y detenidos arbitrariamente.


¿Por qué las Fuerzas Especiales jamás detienen a ningún encapuchado, causantes del vandalismo, pero sí se detienen a los estudiantes que van marchando y protestando a cara descubierta? Todo resulta demasiado sospecho, son las mismas estrategias utilizadas en dictadura, sólo que la democracia las ha legitimado

En un Estado represivo, con el que tuvimos que pelear y enfrentarnos durante 17 años, eso era la vía normal, aplastar cualquier intento de denuncia, reivindicación o protesta social. Pero en un Estado democrático es indigno e inconstitucional que las Fuerzas Represivas (aún intactas y fuertemente armadas) continúen vulnerando los derechos elementales de los estudiantes, el derecho a manifestarse y exigir mejores condiciones educativas.

Pero las actuales autoridades toman partido equivocado, se les borró de la memoria la Alameda de los ’80. A nuestros dirigentes se les ha olvidado la palabra compromiso, participación y diálogo con los estudiantes, y cuando los invitan al “diálogo” (que es un monólogo), estos últimos, los estudiantes, no siempre son escuchados, sino que más bien les intentan imponer reglas poco claras, confusas, como si estuvieran hablando con idiotas o iletrados.

Entonces, resulta paradójico hurgar en lo legislado, porque las autoridades educativas en el documento “Los derechos de la Educación”, en el ítem referido a Participación, han señalado que: “Los miembros de la comunidad educativa tienen derecho a ser informados y a participar en el proceso”. ¿Qué participación tienen los estudiantes al momento de elaborar las reformas? Ninguna participación, señores, no seamos ingenuos. O sea, se me repite la grosería de la dictadura, “Ustedes tienen que estudiar, no hacer política”, ¿desde cuándo los chiquillos tienen que decidir?

Volver a un Estado de derecho nos costó demasiada sangre, alguno de los hoy dirigentes y políticos fueron víctimas de detenciones, apremios ilegales y otros tuvieron que partir al exilio, pero la mayoría tuvo que soportar la mordaza. ¿Por qué esa misma mordaza se sigue aplicando sin ningún tipo de cuestionamientos hacia los estudiantes, que sólo exigen educación pública, marco regulatorio y gratuidad y financiamiento? ¿Será exigir demasiado o que el ejecutivo no tiene mayor interés en borrar los resabios pinochetistas de nuestro alicaído sistema educacional?, ¿Será esta la “dictablanda” a la que con ese humor tan particular se refería el tirano?

En cada protesta estudiantil son muchos los estudiantes que sufren la represión más encarnizada y son demasiados años conviviendo con las golpizas y la violencia manifiesta de las Fuerzas Especiales de Carabineros. Desde la “revolución de los pingüinos” a la fecha las protestas estudiantiles se han intensificado, pero la represión es también cada vez más cruenta, más salvaje.

¿Cuántos sargentos Millacura existen al interior de Carabineros?, ¿cuántos Manuel Gutiérrez habrá que lamentar?, ¿Cuántos Rodrigos Avilés más tendremos que tolerar para que la insensibilidad de las autoridades terminen, definitivamente, con la represión?, ¿Cuántas veces se deberá denunciar a carabineros infiltrados en las marchas estudiantiles?, ¿Por qué las Fuerzas Especiales jamás detienen a ningún encapuchado, causantes del vandalismo, pero sí se detienen a los estudiantes que van marchando y protestando a cara descubierta?

Todo resulta demasiado sospecho, son las mismas estrategias utilizadas en dictadura, sólo que la democracia las ha legitimado: infiltrar efectivos policiales, plantar pruebas, convocar al lumpen para desprestigiar la protesta y cometer desmanes para hartar a la ciudadanía.

El movimiento estudiantil lleva 10 años de legítimas  protestas de manera ininterrumpida, sin embargo, en una década aún no se ven verdaderas soluciones, sólo parches para contentar a la “gilada”. Por eso la CONFECH ha convocado a una nueva marcha, a otra jornada de protesta, entonces, el pueblo entero debería acompañar a nuestros estudiantes y cuidarlos, animarlos a seguir exigiendo por sus derechos, por la calidad de la enseñanza, por la calidad de los aprendizajes, por una educación en y para la democracia.

TAGS: Carabineros Movimiento Estudiantil represión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
rokbutom

30 de Mayo

laweawena

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

La ciudadanía no tiene forma de ponerse de acuerdo ni de generar procesos de conocimiento agregado o innovación abierta para disponer de estos resultados que operan como verdaderas carambolas.
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

El espejo vacío

El acceso limitado de las familias migrantes a la información sobre los derechos de las niñas y niños sin RUT chileno es evidente en las largas filas y esperas para solicitar un cupo para la educación p ...
+VER MÁS
#Educación

Filas por la dignidad de un derecho

En el amplio espacio de la política popular es imprescindible convocar y reunir a las fuerzas de centro, no sólo para obtener una ventaja competitiva sino una mayor riqueza y solidez programática
+VER MÁS
#Sociedad

Abismo y tolerancia en el Chile de hoy

Estamos cambiando Chile, debemos tomar las riendas con la tranquilidad y la certeza de que será para mejor, porque lo que nuestro país necesita no es más autoritarismo sino la oportunidad de crecer en un ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile hoy; una oportunidad histórica

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!

Lo que sí se sospecha a nivel transversal es que el voto del 19 de diciembre posee desde ya un carácter plebiscitario (tipo 'Apruebo y Rechazo'). También que cualquiera sea el resultado el futu ...
+VER MÁS
#Política

Notas preliminares sobre los comicios del 21N en Chile