#Educación

El aprendizaje: De lo genético a lo contextual

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si bien podemos afirmar que el cerebro se desarrolló durante la etapa embrionaria y fetal bajo la dirección de ciertos programas genéticos, continúa construyendo y reconstruyendo su connectoma durante toda la vida. Es decir, el mapa de las conexiones multidimensionales neuronales, sigue evolucionando a lo largo de toda la vida de las personas, fundamentalmente gracias a su capacidad para establecer nuevas conexiones neuronales (plasticidad en el establecimiento de relaciones inter-neuronales y neuronas-gliales). La plasticidad neuronal es la base celular que subyace al aprendizaje.


A pesar de que la mayoría, si no todos, los rasgos asociados a la capacidad de aprendizaje muestran una alta heredabilidad, los factores ambientales también son significativos.

Sin embargo, a pesar de la existencia de influencias genéticas en la mayoría, si no en todas las funciones cognitivas asociadas al aprendizaje, no hay duda de que en los aspectos relacionados con la vida mental, ciertos factores hacen muy difícil la identificación exacta y la influencia particular de cada gen específico y de cada alelo particular en los muchos aspectos relacionados con el aprendizaje. Por ejemplo, se han identificado docenas de genes diferentes que influyen en la capacidades cognitivas que solemos asociar con la inteligencia según la medición del coeficiente intelectual (sea lo que sea eso llamado inteligencia). Sin embargo, ninguno de ellos parece contribuir en más de un  1%  a esta característica. En consecuencia, los datos más informativos, desde la perspectiva educativa, provienen de la llamada heredabilidad. Ésta es una visión estadística que, como se interpreta comúnmente, capta cuánta de la variación de un rasgo se debe a diferencias genéticas; sin embargo, debemos estar conscientes que no capta exactamente cuántos genes o qué variables alélicas están implicados, o qué parte del rasgo depende exclusivamente del genoma. Por ello, la heredabilidad no puede ser considerada como una prueba absoluta, sino más bien una hipótesis que requiere más evidencia para corroborarla o matizarla con otras variables más complejas tales como las relaciones biopsicosociales y los impactos epigenéticos que se incrustan durante nuestro desarrollo.

Ahora bien, las evidencias que actualmente poseemos apuntan a que las variables genéticas y epigenéticas ponen de relieve el papel crucial que pueden desempeñar los profesores y en general todos profesionales que participan en los procesos educativos, así como también las familias y la sociedad en general en la educación de niñas, niños y adolescentes. Estas influencias pueden contribuir a maximizar las habilidades que los estudiantes tienen a su disposición para enfrentarse a un mundo extremadamente cambiante y por ende incierto (creo que esto ya lo hemos aprendido). Y es aquí, donde la ciencia puede contribuir entregando información respecto del funcionamiento del cerebro, el que se sustenta en un sustrato genético en grado moderado o alto y en la plasticidad de  la estructura y actividad cerebral. Esta plasticidad hace de la actividad cerebral sensible a los diferentes estímulos que recibe la niña o el niño en su desarrollo, siendo moldeada por la educación y las experiencias cotidianas. Por lo tanto, las funciones cognitivas también son afectadas por aspectos epigenéticos en grado variado. Como otros han indicado y yo también lo he hecho en muchas oportunidades, las niñas y los niños no son ciertamente una tabula rasa (nacen como un papel en blanco), en la que incluso un rasgo con alta heredabilidad puede de ser algún modo modificado por el entorno que actúa directamente sobre la maleabilidad del cerebro a través de diferentes modificaciones epigenéticas. A todo lo anterior debemos agregar la herencia epigenética inter o transgeneracional que potenciará determinados desenlaces en el desarrollo futuro de niñas y niños. Sin embargo, hay que señalar que con los datos actuales, todavía no es posible señalar con un nivel de confianza suficiente qué rasgos pueden mejorarse más fácilmente o cuáles son más difíciles de cambiar. Podríamos señalar que algunas características de base genética (susceptibilidades) podrían mejorarse generando condiciones adecuadas para el desarrollo de la niña o del niño, sin dejar de perder de vista que no todos los rasgos son igualmente susceptibles de un cambio significativo mediante intervenciones educativas, y esto claramente depende de diversos factores. Por último, los datos actuales apuntarían a otro factor importante en la ecuación educacional: el aprendizaje surge cuando la niña o el niño percibe que dicho aprendizaje permite la aparición de alguna cualidad ventajosa y de carácter adaptable, generando nuevas opacidades de relación interconectómica en el cerebro, resultado en una plasticidad inter-neuronal que subyace a una plasticidad epigenética dependiente de estímulos percibidos como positivos.

Para resumir, a pesar de que la mayoría, si no todos, los rasgos asociados a la capacidad de aprendizaje (incluidos el temperamento y la personalidad, así como la capacidad de controlar el comportamiento hacia objetivos autodirigidos) muestran una alta heredabilidad, los factores ambientales también son significativos. Siempre hay que tener en cuenta que la heredabilidad refleja cuánta de la varianza puede atribuirse a las diferencias genéticas dentro de una población, pero no mide cuán sensible es un rasgo a un cambio en el medio ambiente

Por lo anterior, en mi humilde opinión, el estilo de enseñanza así como otras variables contextuales (alimentación, ambientes físicos, factores estresores, etc.) podrían constituirse como variables cruciales para que se produzca la percepción correcta en el proceso de aprendizaje por parte de la niña y del niño.

TAGS: #Epigenética Aprendizaje gene

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad