#Educación

Educar en tiempo extraordinarios

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Desde hace mucho, los educadores venimos tratando de encontrar el rol que nos toca desempeñar en tiempos tan distintos a los que nos formamos y a lo que se requiere para más adelante.

Nos pasamos mucho tiempo pensando cómo integrar en nuestro quehacer los avances de las ciencias, la tecnología, las comunicaciones, las nuevas configuraciones de las familias, las migraciones, la globalidad. Intentando que la institución escolar se ponga a las alturas de las necesidades de los niños, niñas y jóvenes, de las familias, de las propias necesidades de los y las maestras y pensando en una nueva escuela que no lográbamos dibujar y mientras lo pensábamos muchos y muchos más cambios aparecían.


Lo que hacemos es buscar que nos demuestren que son capaces de hacer lo que nosotros hemos dicho. No nos hacemos cargo de lo que ellos se han dado cuenta, la falta que les hacen sus pares para aprender, para indagar, para conversar, para generar comunidad.

Y estando en esto, tratando de dilucidar qué y cómo hacerlo, de un día para otro, sin mediar aviso previo nos encontramos de golpe y porrazo y, ¡qué porrazo! enfrentados a lo que veníamos pensando y discutiendo, así, ahora y ya.

Un virus microscópico, invisible pero poderoso, muy lejos de cualquier otra cosa que hubiéramos podido imaginar que nos pondría de frente a una nueva realidad, un virus fue el que nos dio vuelta la vida de un momento a otro.

Y vuelta a la primera gran pregunta, ahora con la presión de una realidad más dura que cualquiera anterior: ¿cuál es el rol de los educadores en tiempos como éstos?

Algunas profesiones, en estos momentos tienen sus roles totalmente claros, los mismos que en tiempos normales, apremiados sí por otros ritmos y exigencias. Por ejemplo, los médicos, que siguen procurando prevenir enfermedades y salvar vidas en los centros de salud.

Y nosotros los educadores, ¿cuál es nuestro rol? ¿seguir tratando de enseñar lo mismo y de la misma manera? ¿hacer como que este espacio virtual es la escuela? ¿mandamos la sala de clase a la casa?

El debate ha sido largo, lleva el mismo tiempo que estamos fuera de las aulas, ¿es bueno seguir con los programas y contenidos como si nada pasara? ¿qué es lo importante? ¿pueden los niños y niñas aprender solos? ¿qué deben hacer los padres? ¿pueden hacerlo los padres? ¿es igual una clase online que una presencial? ¿existen las condiciones para que todos los estudiantes aprendan igual? ¿van a perder el año? ¿cómo van a poner las notas?

Todo esto se va a seguir debatiendo y es importante hacerlo. Claramente ha habido decisiones que no han sido las mejores, hay soluciones que creo podrían ser diferentes y claramente todo este tiempo ha sido un problema para muchas familias, tanto la de los estudiantes como las de los docentes.

Pero creo que hay algo de fondo que sigue sin abordarse, ¿cuál es el rol de los docentes?, no solo en tiempos de pandemia, sino que, en estos tiempos y de pasada ¿Cuál es el rol de la escuela?

Esas son las preguntas de fondo que no se hacen hoy, porque la emergencia no lo permite y eso es cierto, pero lo importante sería que de pasada esta situación no volvamos a retomar la rutina como si nada hubiera pasado y no nos hubiéramos dado cuenta de muchas cosas que son evidentes.

El aprendizaje es mucho más que los contenidos de los programas educativos, las experiencias que producen aprendizajes relacionados con los contenidos educativos están en muchos más lugares que la sala de clases, los niños, niñas y jóvenes pueden aprender de muchas y diversas maneras y hemos seguido ignorándolo, los recursos para aprender son mucho más de los que nosotros usamos, las motivaciones para aprender no necesariamente están dentro de la sala de clases y nosotros no las usamos. Los estudiantes deben ser mucho más autónomos y eso no significa que no nos necesiten para orientarlos, no se trata de estudiar lecciones de memoria para aprobar los cursos, pueden ser mucho más creativos de lo que imaginamos, pero no los incentivamos, cada uno, una es un mundo, pero los tratamos como si fueran todos iguales. A la hora de evaluar no tratamos de averiguar cuánto y cómo han aprendido, lo que hacemos es buscar que nos demuestren que son capaces de hacer lo que nosotros hemos dicho. No nos hacemos cargo de lo que ellos se han dado cuenta, la falta que les hacen sus pares para aprender, para indagar, para conversar, para generar comunidad.

Y nosotros, los educadores también nos hemos dado cuenta de la necesidad de un colectivo que piense, que proponga, que tenga una voz experta para opinar sobre lo que nos pasa, no solamente en lo que son nuestros derechos y temores, sino que tenga una voz fuerte acerca de lo que sabemos.

Estos tiempos extraordinarios, por culpa de un minúsculo e invisible virus, podrán ser la oportunidad de pensar de verdad en la educación que queremos, la que hacemos, la que soñamos y la que debemos construir. Si no lo hacemos, aparte de demostrar que no aprendemos, no habremos perdido la oportunidad de dar el salto del que tanto hablamos. Si no es esta vez, ya no habrá otra oportunidad, los niños, niñas y jóvenes se lo merecen, nosotros estamos obligados a hacerlo.

 

TAGS: #Coronavirus Comunidad Educación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esto no es una cuestión de color de piel, esto es hablar de un crimen que se ha extendido hasta el día de hoy. Y mientras no entendamos eso, mientras sigamos mirando la historia en que algunos fueron los ...
+VER MÁS
#Cultura

El estereotipo del esclavizador blanco

El espíritu republicano no se limita al momento en que se elige a un parlamento, o cuando hay un cambio de gobierno, o cuando se rinde tributo a los héroes de la patria. Supone mucho más que eso: una con ...
+VER MÁS
#Política

Invocando el espíritu republicano

Es irónico como nuestro país se ha preparado en diversos ámbitos (infraestructura, ingeniería, comportamiento, entre otros) para aguantar los movimientos telúricos, pero no lo ha hecho para enfrentar l ...
+VER MÁS
#Sociedad

Hasta que golpea la naturaleza: Inundaciones en zona centro-sur

Mientras por una parte el gobierno evalúa un veto a un proyecto de ley que impediría el corte de servicios básicos por no pago durante la pandemia; por otra parte persiste en tratar con suma urgencia pro ...
+VER MÁS
#Justicia

Profundización de las desigualdades durante la pandemia

Nuevos

Esto no es una cuestión de color de piel, esto es hablar de un crimen que se ha extendido hasta el día de hoy. Y mientras no entendamos eso, mientras sigamos mirando la historia en que algunos fueron los ...
+VER MÁS
#Cultura

El estereotipo del esclavizador blanco

El espíritu republicano no se limita al momento en que se elige a un parlamento, o cuando hay un cambio de gobierno, o cuando se rinde tributo a los héroes de la patria. Supone mucho más que eso: una con ...
+VER MÁS
#Política

Invocando el espíritu republicano

Es irónico como nuestro país se ha preparado en diversos ámbitos (infraestructura, ingeniería, comportamiento, entre otros) para aguantar los movimientos telúricos, pero no lo ha hecho para enfrentar l ...
+VER MÁS
#Sociedad

Hasta que golpea la naturaleza: Inundaciones en zona centro-sur

Mientras por una parte el gobierno evalúa un veto a un proyecto de ley que impediría el corte de servicios básicos por no pago durante la pandemia; por otra parte persiste en tratar con suma urgencia pro ...
+VER MÁS
#Justicia

Profundización de las desigualdades durante la pandemia

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

Las distopías son mundos en los que las contradicciones de los discursos ideológicos son llevadas al extremo. Esto es precisamente lo que estamos observando en países como Chile
+VER MÁS
#Política

Pandemia y neoliberalismo: La distopía es ahora

Con lo aprendido hay que construir una sociedad sana, basada en la solidaridad, la ecodependencia e interdependencia, con una democracia inclusiva y sostenible.
+VER MÁS
#Sociedad

Añorar la ´antigua normalidad`significa que no hemos aprendido nada

Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a lo ...
+VER MÁS
#Ciencia

Por una democratización epistemológica. Respuesta a Ramón Latorre