#Economía

Una droga llamada crecimiento

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Más de Diez Monos. Muchos No Publicados

Bajo la premisa de crecimiento económico la humanidad se ha empeñado en “avanzar” hacia su propia decadencia. Los ciudadanos hemos caído en la trampa del crecimiento como única forma de avance para “mejorar” nuestras vidas y con el transcurso delos años, décadas empecinados hemos ido chocando nuestras cabezas contra un muro de obsesión de un crecimiento obsceno.

La obsesión por el crecimiento económico se inició en los años 30, luego de una gran depresión económica mundial y pronto se convirtió en un objetivo prioritario para los gobiernos, que han llegado a considerar el crecimiento económico como la solución a todos los problemas de una nación, así surgió la iniciación o primera etapa de un adicto “lo demás es música” ¿les suena?


Somos adictos al crecimiento. Tenemos una fuerte dependencia a ganar más para consumir más y con ello subir en tu impresión de estatus. Estamos jodidos porque nos han hecho creer por demasiados años que la riqueza está en el dinero y nunca lo ha sido.

Hoy, la empresa está sumergida en una profunda crisis de legitimidad, toda vez que es la principal responsable de los desastres ecológicos y su incapacidad de generar riqueza sin hacer explotar la innovación por el hecho de favorecer la rentabilidad a corto plazo en gran parte por la presión que ejercen sus inversionistas. Para los privados platita constante y sonante siempre será miel en sus oídos, por lo que el Estado solo interfiere para reprimir sus ansias de engrosar las billeteras a toda costa. Y así fue que se les permitió desde los años 80 generar un sistema que privatizó todo, al menos todo lo rentable. Y Chile ese experimento económico social, bien lo sabe. Así comenzó la segunda etapa de todo adicto, la afirmación.

Entonces, de una economía de bienestar que surgió para entregarle a los consumidores dinero y así inyectar flujo a la economía pasamos a una economía de deuda que es la que tiene con la soga a la cuello a la mayoría de los hogares en Chile y el mundo. El problema, es que la deuda se configuró como un bienestar social y mira a dónde hemos llegado con la angustia de esas familias que consumen más de lo que reciben en un sistema laboral subvalorado y deteriorado por años.

Los ciudadanos han comprado los discursos de los candidatos que prometen crecimiento económico para mejorar sus vidas, algo de “tiempos mejores” que a la luz de lo visto no ha sido posible, pues no es posible mejorar nuestras vidas bajo la misma línea que si bien generó riquezas –para algunos- No ha sido capaz de generar una calidad de vida que requiere una sociedad del s.XXI. en otras palabras un gran sistema para generar una economía y no una sociedad. Y no cualquier economía, una que produce grandes ganancias a los privados y altos costos para el erario público.

Estos votantes al ver que esos “tiempos mejores” o “el crecer con igualdad” no han llegado a sus mesas, caen en una rabia generalizada contra los propios mandatarios escogidos bajo estas promesas que no llegaron. Lo cierto es que tampoco llegarán fijando las mismas políticas o estrategias económicas que no hacen crecer a Chile desde hace tres décadas. ¿Entonces buscamos la responsabilidad en los elegidos? Es fácil olvidarse de tu voto en la urna secreta ¿no? Hoy ya vivimos la tercera etapa de todo adicto: la dependencia.

Permítanme recordar fraudes como los de Chang o Garay ¿Qué buscaban los estafados? Ganar a costa del mercado sin moverse del escritorio y qué consiguieron, pues ya lo sabemos, pero ¿y si hubiesen ganado?. Es esa ambición desbordada la que tiene a un mundo entero frente a una depresión económica que la mayoría de esta generación No ha visto, vivido o siquiera imaginado. Es lamentable, pero así será. Los bancos nos proponen aplazar los créditos, en el mejor de los casos, porque a muchos los embaucarán contratando otros créditos y así es que hemos ido cimentando la economía planetaria, sobre la base de deuda, la famosa bicicleta financiera o vivir al 3 y al 4.

Hipotecamos el futuro, por lo tanto somos la peor generación que ha conocido la humanidad. ¿Cuántos de nuestros ancestros murieron por la democracia? Todos los sacrificios de los progenitores fue por el mejor futuro de los nuevos individuos. Es cierto que muchos vivimos mejor que el Rey Luis XIV, accedemos a varios bienes de consumo que eran impensados en los tiempos de María Antonieta, pero realmente ¿estamos mejor que esas generaciones por el hecho de vivir más años, pero más enfermos? ¿Es realmente cierto que acabamos con la esclavitud o solo le pusimos horario? Siempre me ha parecido notable la metáfora del reloj de pulsera como un artículo de lujo, ya que si lo miras detenidamente es más bien una esposa que te recuerda cuán libre eres.

Somos adictos al crecimiento. Tenemos una fuerte dependencia a ganar más para consumir más y con ello subir en tu impresión de estatus. Estamos jodidos porque nos han hecho creer por demasiados años que la riqueza está en el dinero y nunca lo ha sido. La riqueza radica, en la tierra, en los medios de producción, en la educación y el acceso a salud. Para qué hablar de la riqueza espiritual o lo valioso que resulta hoy un parque protegido.

En nuestra sociedad occidental está determinado que la idea del crecimiento económico siempre es una tendencia positiva, ¿cómo podemos asumir este axioma en un planeta finito? Pues solo como un adicto se miente frente al espejo. Si queremos asegurar nuestra supervivencia tenemos que comenzar a re-pensar que la prosperidad no es sinónimo de crecer y crecer per sé no es significante de desarrollo. Esto, implica un cambio radical de las mentes tanto de gobernantes como de electores.

El crecimiento es una droga y los candidatos que la enaltecen son los dealers de las corporaciones, los electores que los votan sus adictos consumidores. Para enfrentar los desafíos del s.XXI al menos para la supervivencia tendremos que cambiar el chip y cual adicto sufrir los espasmos que el hábito de consumir la droga del crecimiento ha dejado en nuestros sistemas, y lo primero será como terapia darnos cuenta que lo somos o como un real adicto a estas alturas ya lo habremos perdido todo.

TAGS: #CrecimientoEconómico #DesarrolloHumano #ModeloNeoliberal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de Abril

Buen artículo, lamentablemente los adictos a esta droga prefieren el suicidio a cambiar, al anteponer la economía por sobre el ser humano.

Recordé uno antiguo que dejé por aquí y aprovecho de compartir.

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

01 de Abril

Pues sí, todo ahora se hace evidente, pero muchos aún persisten en bajarle el perfil privilegiando una economía que no marchaba desde hace mucho, además de los que crucifican a los mensajeros como Greta y no se hacen cargo del mensaje, muchos aún en el planeta tendrán que ver la chatarras espacial caer sobre sus casas para tomarle el peso a la situación medio ambiental, así como otros porfiados tendrán que ver muertos en las calles lamentablemente para creer que la gripe No es una persona buena. Saludos.

anysur

02 de Abril

Yo no crezco, solo envejezco… Ud. menciona ” se les permitió la privatización…” , ¿quien podía impedirlo?. En cierta forma habla de una forma de utopia, ganar mas para educación y salud, yo me eduque en colegio publico y con salud publica, mas hoy no es lo mismo de entonces, no es una aspiración, es un derecho que se ha perdido, y por el que debemos pagar; hemos perdidos muchos derechos y no por voluntad propia.

02 de Abril

Le agradezco su tiempo para comentar, pero No creo que esta columna analice las privatizaciones ni hable de utopías. Por supuesto que son derechos que se perdieron bajo la premisa de los recortes fiscales (en algunas naciones) en otras simplemente fue política hecha con los fusiles en mano, pero acá insisto no se analiza eso, sino la religiosidad de una sociedad respecto al axioma del crecimiento económico como única salida a los problemas. Saludos.

02 de Abril

Cuando se menciona el crecimiento como una “droga”, que, lateralmente ..”Es cierto que muchos vivimos mejor que el Rey Luis XIV, accedemos a varios bienes de consumo que eran impensados en los tiempos de María Antonieta, pero realmente ¿estamos mejor que esas generaciones por el hecho de vivir más años, pero más enfermos?”, es querer ver la realidad de la forma que se nos antoja nomas. Pues es EVIDENTE que el crecimiento económico ha permitido que millones de personas hayan salido de la pobreza; ¿el autor sería capaz de decir que la “droga” la tomaron las clases mas pobres y que al llegar a clase media siguen queriendo mas?..¿ese sería el diagnóstico? ¿está mal eso, o deberían haberse quedado pobres “pero felices” (sic)?
No estamos tampoco mas “enfermos” que en la epoca de Maria Antonieta; la esperanza de vida en Chile en el 1800 era de 30 años!!!..Claro, si queremos ver las cosas como malas, veamos el trabajo….ahora tenemos la TERRIBLE jornada laboral de 45 o 40 horas a la semana…en el 1800, la jornada era de 12 horas al día; de lunes a Domingo!!! (84 horas). Por lo tanto, es impresionante lo que hemos retrocedido ¿cierto? Para recordar también, para los nostalgicos de una epoca mas cercana, la esperanza de vida en 1960 era de 57 años; la educación media llegaba solo al 45%….
Finalmente, lo que realmente duele es que hayan personas que si avanzan mas que otros, y eso provoca ENVIDIA. Si, ENVIDIA. Porque el crecimiento si ha sido eficaz en TODOS los otros ambitos.

02 de Abril

Ud. se pone las anteojeras de un paradigma a todas luces colapsado, no se trata de vivir más felices como sostiene en su respuesta, expongo que se viven más años pero más enfermos, no veo la felicidad en ello. El diagnóstico es que Ud. como muchos cree que solo sobre la base de crecimiento una nación podrá salir de la pobreza y nada más alejado de lo que vemos a diario, además de pasarse un par de siglos respecto de las horas de trabajo, allá Ud. con su creencia religiosa al sistema y siga votando a los que le prometen crecimiento. Le agradezco su reacción. Saludos.

02 de Abril

No es un sistema “colapsado”, pero seguramente, como todo, puede que tenga una obsolesencia en algún minuto; probablemente por la contaminación o sobreexplotacion de recursos. Mi argumento no es que es un sistema fantástico y a prueba de errores; simplemente ha sido un muy buen sistema, y sobre todo QUE HA FUNCIONADO. Porque se le trata de comparar con sistemas que no existen, que no cargan con el peso de sus problemas; en el imaginario, seguramente hay sistemas mejores, pero ninguno comprobado.
La gran disyuntiva que hay respecto a como hacer sociedades mas felices es si ¿existe un modelo ideal? ¿hay alguien que haya diseñado, probado y ejecutado algo mejor? Como verá, el punto de inmediato es que se sueña con “otro” modelo, que es fantástico pues son puros buenos deseos y obviamente ningún problema ni inconsistencia.
Cuando se comprenda que los distintos caminos son solo eso, posibilidades, pero no realidades, se podrá entender que el mundo no es malo porque unos malvados lo diseñaron asi; la libertad que ha tenido el mundo es la que lo ha llevado a ser asi. ¿existe otro “modelo” que, sin actuar dictatorialmente, entregue mas felicidad?..y si es dictatorial ¿se puede asegurar que no abusará y hará a las personas mas infelices?

02 de Abril

¿Crecimiento eternamente positivo en un espacio finito le parece sensato? ¿Cuál es la utopía? Ud. y muchos más, seguramente gran parte de la humanidad piensa y cree en esto, no se lo voy a cuestionar, es Ud. quién cuestiona que podamos hacer las cosas de un modo diferente y que a la luz de los hechos es imperativo para la superviviencia. Entonces todo lo que cuestione el modelito es cuestión de deseos, sueños vacíos, pero ver ciclos de caídas financieras NO, por lo menos conveniente resulta No poder mostrarle otro sistema si cada cuestionamiento será rebatido con la vieja confiable de dictaduras y los comunistas, la libertad y bla,bla,bla… Si no quiere ver que el s.XXI requiere de estrategias diferentes a las que nos han llevado al colapso es cosa suya y sí, sueño con que postcovid la humanidad se haga cargo de lo mal que ha obrado y se replantee una estrategia de crecimiento para generar mero dinero, ese mismo modelito que volverá a la normalidad en que se quema toda Australia, el Amazonas y la cordillera de Los Andes. Si es adicto al crecimiento y se sintió ofendido por su condición de adicto, la columna no está escrita para esos fines y lamento que se haya sentido así.

02 de Abril

No se entendió muy bien su ultimo argumento. Pero si entiendo que no tiene otro sistema que reemplace este, sino que solo buenas intenciones.
Por lo mismo, este sistema, que ha probado ser muy efectivo en muchas cosas (disminuir pobreza, mejorar salud, educacion,etc), es claro que tiene limitaciones; ahi le puedo conceder que el crecimiento infinito no puede ser, pues es a costa de algo. Pero eso no significa que sea malo o que haya otro mejor. Simplemente se puede perfeccionar, racionalizar, evolucionar a algo con algunas otras características positivas. Pero de ahí a dibujar todo como si fuera pésimo y mas aún, sugerir que es todo un complot de algunos contra otros, o incluso hablar de una economía que “produce grandes ganancias a los privados y altos costos para el erario público..” cuando el “erario publico” depende 100% de sacarle a los privados…es falaz.

02 de Abril

Si este no es un sistema colapsado pues ni idea cómo se vería uno. Solo mire los hospitales públicos, Ud. pretende hacerme ver que es completamente sano sacar los salvavidas de un barco (recortes en salud) para que funcione el excel de la Cía. eso será sano para el excel, pero hasta que haya un naufragio ¿Desconoce entonces todos los negocios entre privados que son financiados por el Estado? ¿Esa es la falacia? ¿Tratos directos con el Estado tampoco existen? La única falacia es seguir sosteniendo que el crecimiento es la salida a los problemas generados por el crecimiento. Ud. es adicto a las promesas de crecimiento, ese es el último argumento que cita y no hay peor ciego que el que no quiere ver. Lea del mutualismo por ejemplo y ahí tendrá otros sistemas que según su criterio no existen. Me perdonará, pero tengo cero interés en caer en debates falsos como el que sugiere respecto a ideologías de museo. Buenas tardes.

04 de Abril

Don Arturo Bechtold, usted siempre a sobrestimado el modelo capitalista neoliberal, lamentablemente, uno de sus defectos es el constante aumento de la desigualdad social y no estoy descubriendo la “rueda”, la explicación viene desde la ciencia, que gracias a modelos matemáticos a podido demostrar que conduce de manera inevitable a la concentración de la riqueza y a la formación de una oligarquía.

La explicación científica de la Desigualdad

Saludos

05 de Abril

Don Fernando, mi defensa al liberalismo es porque es el unico sistema que ha funcionado realmente sin la necesidad de poner sistemas de control y castigo. Cualquier otro sistema exige un ente rector que de verdad use el poder sobre los ciudadanos para “alinearlos”. Y los otros “sistemas” , como el que esboza el autor (mutualismo) son solo creaciones en papel, en lo que todo se ve bonito, pero que no tienen evidencia empirica de funcionar. Por lo tanto, el liberalismo tiene una virtud unica: su sencillez y aplicabilidad.
Ahora bien, siempre la gente que rechaza esto usa la palabra “mercado” como si fuera el demonio; si usted cambiase esa palabra en todos los textos por ” libre eleccion de las personas” , le mostraria que es. Y ahi ¿se ve tan mala la palabra?
Por lo pronto, respecto al articulo que propone, el problema de los esquemas de redistr es que tiende a segmentar en dos: los terribles productores capitalistas, y los sacrosantos beneficiarios de la redistribución. O sea, hay un grupo que vive de la redistribución y no necesita pasar a “alimntar al chancho”, por lo que el Estado ncesita finalente crear oligopolios para que los malos de la pelicula (productores) quieran seguir haciendolo, para asi mantener la rueda, que se revienta en algun minuto. Com dijo el rector Peña, los Estados son maquinas de creacion de desigualdades, y su exito se basa en poder explicar la justicia de estas a lo largo del tiempo.

05 de Abril

Don Arturo Bechtold después de leer su respuesta puedo pensar varias cosas: no leyó el artículo o no lo entendió o sus prejuicios y sesgos lo hacen perder objetividad.

Saludos

10 de Junio

Es interesante, el hincapié que esta presente en su columna, sobre el crecimiento y sus deficiencias en las naciones que lo practican.
Ahora bien existe una gran confusión quizás semántica con la palabra crecimiento relacionada con asuntos económicos por identificarla como palanca de desarrollo. la diferencias son las siguientes.

La palabra crecimiento, induce a error porque en economía esta muy ligada a la economía extractiva
Entonces crecimiento es extraer bienes al menor costo posible, sin dar oportunidad a nuevas creaciones permanentes
El crecimiento crea monopolios económicos que en su trayectoria van corrompiendo las instituciones que deben controlarla.
Como el mercado siempre se mueve entre la oferta y la demanda, para seguir creciendo solo se limitan a manejar el costo de la mano de obra en beneficio de los clanes económicos generando desigualdades económicas abiertamente perjudiciales no solo para los trabajadores sino también para la capa media de emprendedores sean comerciantes, industriales, agricultura de sustentación entre otros.
La historia de la economía demuestra que cuando los monopolios son controlados esto se traduce en una economía mas inclusiva donde pueden participar a las mentes creadoras y emprendedoras en las naciones que son realmente las mantienen permanente el bienestar total de la sociedad.
Lamento pero por espacio me queda pendiente la definición de desarrollo en sentido económico .
Saludos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Nuevos

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social