#Economía

Ripley, la Teletón y el gerente “de personas”

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estas conductas que se ejecutan en Chile también se replican con otros medios en Perú, donde también hay graves acusaciones de prácticas antisindicales. ¿Qué harán los sindicatos que deben negociar este año en Chile? ¿Se unirán para constituir una fuerza relevante o habrá triunfado la política divisionista de Sepúlveda?

En el cierre de la Teletón 2012, cuando se esperaba que las empresas comprometidas expusieran su generosidad con números contundentes, los televidentes contemplaron perplejos cuando apareció un señor bajito y otras personas a entregar el aporte de Ripley. Durante las 36  “horas de amor” se anunció hasta el cansancio que todas las ventas extraordinarias de este gigante del retail serían para contribuir en la obra que conduce Don Francisco. Cuando llegó el momento de la verdad, quien encabezaba la delegación señaló que el aporte de Ripley era poco más de 500 millones de pesos y que esta cifra era la suma de cantidades casi iguales entre el resultado de las ventas y lo que entregaron los trabajadores.

Es obvio que estábamos ante un problema, considerando las proporciones del aporte. En ninguna de las grandes empresas que “donaron”, el peso de lo reunido por los empleados equiparó al dinero entregado por las compañías. Si consideramos la parte de Ripley-compañía, esta no alcanza, ni de lejos, a pagar la publicidad que recibió durante la campaña de la Teletón. Ripley entonces hizo un excelente negocio pero muchos nos percatamos que más bien fue un buen “chanchullo”.

¿Quién estaba detrás de este “brillante” negociado?

La respuesta es que el responsable fue el caballero de baja estatura que además se caracteriza por su perfecta manicure y trajes de buena calidad. Rubén Sepúlveda se llama este ejecutivo corporativo de Ripley que gusta llamarse Gerente de Personas, en reemplazo del concepto de Recursos Humanos.

En el desempeño de su cargo utiliza las mismas mañas que se hicieron evidentes en la Teletón. Pretende transformar la realidad como ocurre en la novela de anticipación “1984” en que los nombres de los ministerios de un futuro gobierno expresan exactamente lo contrario a su cometido (el ministro de la “libertad” se ocupa de las prisiones y la represión).

Cuando asumió hace tres años levantó un discurso moderno e inclusivo de los trabajadores y sus organizaciones sindicales. Esto, mientras reducía los ingresos de quienes eran contratados por primera vez y lograba que las negociaciones colectivas del periodo fueran las peores en la historia de la empresa.

En marzo de 2013 existen varias investigaciones por prácticas antisindicales y desleales durante la negociación colectiva iniciadas por los sindicatos que negociaron “en bloque” en septiembre del año pasado. En esa oportunidad, y también después, se han desplegado todas las maniobras que Sepúlveda acostumbra ejecutar para debilitar a los trabajadores y sus capacidades para negociar.

A fines de 2011, Ripley declaró que unía todas las razones sociales de sus decenas de tiendas en un RUT, provocando que todos sus trabajadores pudieran negociar en conjunto. Pero esta posibilidad es sólo eso, una linda opción que es impedida por la existencia de múltiples instrumentos colectivos por local con fechas de vigencia diferentes. Entonces la acción de negociar juntos de los trabajadores requiere inteligencia estratégica. Así lo comprendieron siete sindicatos de Ripley que reunieron poco más del diez por ciento de la dotación de la compañía. No imaginaron las dimensiones que adquirirían los enfrentamientos con la empresa. Primero fue en el terreno legal donde vencieron, a pesar de los esfuerzos de Sepúlveda y sus asesores jurídicos, incluyendo ex funcionarios dela Dirección del Trabajo y el poderoso grupo legal Cariola y Asociados. Luego los sindicatos salieron a la calle en una huelga que duró dos días, sin que sufrieran descuento alguno por no trabajar, además de que la empresa reconociera y pagara un total equivalente al tercio de los huelguistas. En relación a los resultados de la negociación, esta fue la mejor a la fecha si se le compara con cualquier negociación delos años en que Sepúlveda ha estado a cargo.

Todo bien hasta el momento, pero los sindicatos y sus asesores no contaban con las “armas secretas” del gerente: el engaño y la guerra sucia en las relaciones laborales. Más de alguien dirá que esto sería normal en las negociaciones colectivas, pero se equivocaría. Estas formas de actuar son propias de empresas donde no hay relaciones estables o donde quienes ejecutan tales procedimientos buscan victorias inmediatas con fines personales. Tal fue el caso de Sepúlveda, quien estaba interesado en esos días en el puesto equivalente en Walmart Chile, sin conocimiento de sus jefes, suponemos. Pretendía demostrar que era capaz de “controlar” a los asesores de los sindicatos Ripley que éramos los mismos que preparábamos la mayor negociación reglada en la historia de la transnacional (que culminaría unos meses después sin conflicto).

¿Por qué hablamos de engaño y guerra sucia? En las particulares técnicas de negociación de este señor se encuentran la mentira, la negación con descaro de lo pactado y la dilación en la firma del acuerdo con el fin de obtener nuevas ventajas jamás pactadas. Con la alianza de sindicatos que estamos mencionando demoró 43 días en la firma sin ganar nada, pero lo mismo ha hecho en otras negociaciones con más éxito. Respecto de sus maniobras sucias, Sepúlveda es conocido por cancelarle remuneraciones superiores a dirigentes afines. Apoyar sindicatos paralelos y otorgarle mejores beneficios aparentes (porque son instrumentos colectivos a mayores plazos) a estas organizaciones. En el caso de los sindicatos que se unieron para negociar hay sindicatos paralelos minoritarios respaldados por la Gerencia de Personas en casi todos los locales.

Estas conductas que se ejecutan en Chile también se replican con otros medios en Perú, donde también hay graves acusaciones de prácticas antisindicales. ¿Qué harán los sindicatos que deben negociar este año en Chile? ¿Se unirán para constituir una fuerza relevante o habrá triunfado la política divisionista de Sepúlveda? ¿Negociarán por separado como quiere Sepúlveda o le hará caso a su renunciado Gerente de Relaciones Laborales, quien dijo que la mejor forma de negociar en la empresa era en grupo?

——

Fuente de fotografía

TAGS: #Teletón

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pincheira inostroz

23 de Abril

La verdad es que da asco leer estas descalificaciones de alguien que No Trabaja en Ripley y más encima lucra con algunos de los
trabajadores de Ripley, y como ya lo conocen y se han dado cuenta de sus malas negociaciones colectivas es que sale diciendo puras incoherencias y falsedades, Sr. Cano olvídese de Ripley porque todos lo conocen como el chanta que es, o sino porque no muestra su negociación en huechuraba1 y la compara con la de huechuraba 2,Ahí quedaría demostrado lo CHANTA que es

Sergio Cisternas (Dirigente Ripley Tobalaba)

26 de Abril

Don Pincheira, sinceramente la palabra lucro a usted le queda bien, pues todos los trabajadores de Ripley conocen de sobra su “especial” amistad con el señor Sepulveda, me imagino que por eso es premiado mensualmente con altas remuneraciones y bonificaciones en su liquidacion de sueldo, puesto que si es por ir a trabajar a la tienda de huechuraba se queda bastante corto, pues apenas es conocido por sus socios, creo que antes de hablar de chanta, incoherencia y falsedad debe mostrar estas liquidaciones al mundo y explicar que meritos hace para “ganar” esos dineros, y por ultimo, el aceptar adelantos de gratificaciones que endeudan fuertemente a los trabajadores de Ripley Huechuraba, solo demuestra su “calidad” de “buen negociador”.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador