#Deporte

La ANFP, el futbol y la realidad neoliberal

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
"No podrán ser dirigentes de la Asociación o de algunos de sus clubes afiliados: … las personas naturales que por sí, o a través de su cónyuge o sus parientes, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, o de sociedades o empresas en las cuales sean director o dueño directo o a través de otras personas naturales o jurídicas de un 10% o más de su capital, hayan celebrado actos o contratos de cualquier naturaleza con las Asociación o sus clubes asociados."

Muchos se escandalizarán al leer el titulo de este post: “¿Qué hace este tarado escribiendo sobre futbol?”. Pues bien, le aclaro a los que me conocen que a mi no me gusta mucho la ‘farándula futbolística’; no sé de qué equipo es cada jugador, ni me importa saberlo; no tengo idea de algunas complicadas normas que existen en el futbol, ni menos tenia idea de que hay equipos ricos y equipos pobres; que hay equipos del mercado y equipos de la gente; que hay empresarios y por último, que también hay intereses comprometidos.

No soy ‘Bielsista’, tampoco ‘Maynenicolsista’, ni menos ‘Segovista’, pero mi capacidad de asociación de los hechos, de análisis y todas esas cosas que me entregaron mis queridos profesores de historia en el Liceo de Aplicación -sí, los mismos que Piñera ahora dice que sirven para nada- me han enseñado que todos los hechos pueden ejemplificar muchas veces realidades mas “macro”. Cuando veía como un extra la noticia de que el Tribunal de Honor del futbol había decidido invalidar la presidencia de Jorge Segovia, no pude evitar aplicar mis conocimientos.

Mas allá de cuestionarme si en la dirigencia del futbol chileno existe honor o no, comencé a pensar en unas declaraciones realizadas por Jorge Segovia, el afectado por el fallo, con respecto a que “si la justicia es verdaderamente justa, debería ser para todos igual… acá el articulo 164 del reglamento de la ANFP se aplica contra mí, pero no se aplica a todos los dirigentes del futbol chileno, incluso, hay familiares de las mismas personas que están en la directiva o en este tribunal que planea invalidarme.”

Para justificar su permanencia en el cargo diciendo que “otros también lo hacen”, puede sonar bastante patético, pero fuera de eso, me llama mucho la atención el ambiente en el que se producen estos hechos. Recuerdo haber preguntado cuando se realizó esta elección a un periodista deportivo, de manera muy inocente, por qué los equipos mas grandes su voto vale más que el de los equipos con menos recursos. Él me respondió diciendo “el futbol es lo mismo que pasa en la sociedad, nos pueden decir que estamos de igual a igual, pero siempre el que tiene más va a querer acomodarse él y seguir obteniendo buenos dividendos”. Eso me impactó.

Cuando me enteré de la inhabilitación definitiva para Segovia y de sus declaraciones posteriores, ya no me impresionó tanto como antes, si acá todos los que tienen poder se acomodan donde mejor puedan y si se jode uno, que se joda solo, total “nosotros seguiremos en el negocio”. ¡El futbol es una mafia! ¿Dónde está Don Francisco?, perdón, ¡Don Corleone! Está en varios clubes, en los más poderosos, esta también en Blanco y Negro, donde el presidente aún tiene acciones comprometidas.

En la noche seguí pensando el asunto. Nunca veo la sección de deporte en las noticias, pero esta vez estaba tan interesado en seguir con la historia, que me senté a verlo. Tenía una pregunta que esperaba resolver: ¿Cuántos serán los dirigentes que violan el artículo 164? Es ahí donde como un héroe sale al baile Fernando Solabarrieta y me aclara mi duda: “son varios, son muchos, y en los equipos mas grandes… si se aplicara a todos habría un gran problema, pero aunque sean menos que la mayoría, si son los equipos mas grandes y se unen, podrían derogar ese articulo, seguir dirigiendo ellos, reelegir a Segovia en la presidencia y el problema se acaba…”. De una forma bastante turbia, pero se acaba.

“Nos pueden decir que estamos de igual a igual, pero siempre el que tiene más va a querer acomodarse él y seguir obteniendo buenos dividendos”, esto es economía, esto es política. Pasa con las centrales hidroeléctricas donde la gente y el ecosistema es lo que menos importa; pasa con las empresas forestales, con las grandes empresas pesqueras que saquean nuestro mar, con los terratenientes y el Pueblo Mapuche en La Araucanía; pasa con la Educación Pública. Esto es fútbol, esto es la sociedad chilena, esto es Chile, esto es un sistema económico en el que al final el poderoso nunca pierde, esto es neoliberalismo.

(*) Isaac Gajardo es Presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gabmarin

09 de Diciembre

¿Qué es el neoliberalismo? A fuerza de utilizarlo para explicar todos los males de la Tierra, se pierde de vista que muchas de las cosas que se le achacan son anteriores a que el concepto existiese. Por ejemplo, los españoles durante la conquista y la colonia, o el Estado chileno tras la Independencia, han explotado al pueblo mapuche, pero nadie diría que Pedro de Valdivia o el presidente Domingo Santa María eran neoliberales.

Eloy de Jesús Altuve Mejía

14 de Agosto

Interesante y oportuno el trabajo presentado por un joven universitario. Para seguir profundizando sobre el tema, coloco a disposición pública mi último libro titulado “Deporte, globalización, neoliberalismo, política pública y poder. Papel del deporte en el retorno del proyecto neoliberal”, publicado en 2018. Si les parece bien, les agradezco enviarme su email y se lo haré llegar. Profesor e Investigador del Departamento de Educación Física y del Centro Experimental de Estudios Latinoamericanos “Dr. Gastón Parra Luzardo”, asociado al Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El intelectual contribuye a la toma de conciencia de la función histórica de la clase de la cual depende, pero a la vez entrega los elementos para que esta clase ejercite su hegemonía.
+VER MÁS
#Política

Gramsci y los intelectuales

¿Cuándo normalizamos pretender que hombres del mundo privado de una determinada área mejorarán la gestión del mundo público de esa misma competitiva área?
+VER MÁS
#Salud

Jaime Mañalich, el Gerente General ´en pausa`

Las miradas cortoplacistas de las izquierdas peleándose la coyuntura de una absurda autenticidad hegemónica, no dan el ancho en el inquietante panorama actual de regresión política,  global y local.
+VER MÁS
#Política

La ´izquierda boba`: el caso español (y chileno)

Sala Cuna (No) Universal
+VER MÁS
#Género

Proyecto de Ley de Sala Cuna ¿Universal?

Popular

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

En el momento que se comienza a pensar y usar su propia inteligencia en busca del libre albedrío, te vuelves peligroso para el sistema; peligroso para esas personas que están en el poder
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensamientos desde el fondo de la estupidez global

En análisis internos, el SAG advirtió “deficiencias logísticas y técnicas para implementar de manera oportuna, eficiente y eficaz el sistema de control y fiscalización de las obligaciones que impone ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sphagnum/turba: ¿Peligra aplicación de decreto que regula su cosecha?