#Cultura

Un acercamiento incómodo al tema del chisme

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

“La cantidad de rumores que un hombre puede soportar, es inversamente proporcional a su inteligencia.” Arthur Schopenhauer 

Si tu inteligencia disfruta otro nivel, el rumor te será inaceptable. El chisme es un virus social. Una expresión baja de las sociedades actuales. Se basa en la construcción de ideas, las cuales son esparcidas por diferentes formas de comunicación con la intensión de deslegitimar a cualquier persona.


La mentira transforma el chisme en difamación y en ofensa particular encubierta en la libertad de expresión. De esa forma, comienza a introducirse al ámbito político

Representa una acción ruin y las personas que se alimentan de él, pertenecen a uno de los segmentos más pobres en el ámbito humano e intelectual básico.

No existe una persona que no haya comentado de otro en alguna fracción de su vida. El problema se plantea cuando se transforma en una costumbre constante de algún individuo y un deporte nacional público.

El chismoso inventa rumores cuando su vida personal no tiene ninguna realidad interesante al momento de interactuar en un círculo social. Es decir, se alimentan de la vida de otros. Pueden poseer un entorno interesante, mas no se dan cuenta de este, y consideran mucho más agradable prestar un constante interés a la acciones de terceras personas para después transmitirlas con la exageración más oscura y destructiva por un megáfono conectado a su boca.

¿Cómo detener a los chismosos? No se puede lamentablemente. Vivimos en sociedades donde su accionar ya es aceptado por el sistema de valores y hasta considerado como una forma de expresión cultural.

Día tras día, grandes sectores de las masas encienden los televisores para exponerse a programas de la vida personal de otros. Esto alimenta su morbo particular y convierte esta actividad humana en algo absolutamente básico para su cultura. Buscan en sus redes sociales la oportunidad de captar nueva información para reproducirla. Un círculo de rumores que puede llegar hasta la difamación.

La mentira transforma el chisme en difamación y en ofensa particular encubierta en la libertad de expresión. De esa forma, comienza a introducirse al ámbito político. Una pieza esencial del discurso demagogo que puede desarrollar las más increíbles historias falsas para enlodar la imagen de un opositor ideológico.

He ahí la problemática del chisme. Contamina los sectores sociales con creaciones fantásticas y no hay forma de detenerlo, ya que enfrentarlo es visto como un atentado contra una falsa definición de las libertades democráticas relacionadas al opinar.

Las mentes evolucionadas en su humanismo siempre tendrán que estar expuestas a este tipo de situaciones de rumores falseados, y es aquí donde se debe ser infalible en la respuesta. Existen dos opciones: ignorar la afrenta y permitir que se diluya como las aguas negras en el mar, o enfrentar a los creadores de estos rumores.

Ninguna persona debe perdonar una ofensa baja cuando toca dos aspectos: el honor de la familia y su dignidad como ser humano. Pues permitirá dar luz verde para seguir en bocas de estos sectores rastreros y sin respeto por la vida privada.

Jugar con el honor puede llevar a pagar un precio muy alto. El chismoso es un cobarde y cuando se le enfrenta con la menor diplomacia posible solo le queda salir corriendo o gruñir en voz baja. Decir las cosas de frente los desmorona y les quita esa máscara de falsedad.

En la actualidad, con la irrupción de las redes sociales, los habladores disfrutan una fuente inagotable de información para inventar y nutrir sus huecas conversaciones en reuniones o simples tertulias junto a sus clanes.

El murmurador se siente cómodo sobre la base de la ignorancia cultural. Sus hábitos no cruzan el limbo del salón de belleza, spa, bar, o algún antro. Su lengua insidiosa les permite ser simpáticos, y como en cualquier circo se convierten en los lobos alfas de grupos adoradores del rumor.

Todavía puede pasarse por alto en la juventud esta conducta, pues existe un nivel de inmadurez. Cuando la edad es avanzada, resultan vergonzosas y decadentes estas acciones.

Un chismoso siempre será eso, no cambiará, simplemente uno puede pararse frente a ellos y dejar ciertos argumentos verbales para no buscar aconsejarlos, sino por el gozo particular de expresar unas cuentas verdades y que tengan una razón para abrir la boca.

El límite lo trazamos nosotros y nuestra obligación como miembros de una comunidad es diferenciarnos de estos sectores, pues es mejor quedar de oveja negra que de borregos que rumean mentiras o verdades a medias a una audiencia.

Claro que nos llevará a una situación muy incómoda, pero después nos sentiremos que hemos puesto esa frontera armada, la cual hará pensar dos veces antes de transformarnos en víctima de la sucia cultura del chisme.

La imagen de los tres monos – Mizaru, Kikazaru e Iwazaru– con sus manos sobre la boca, los ojos y la oídos, podrían expresar la idea central de una conducta ética de no ver, no oír y no decir lo que no nos importa y es el regalo simbólico para los que desean vivir metidos en la existencias de otros sin ser invitados.

TAGS: #FakeNews Chisme

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Frodo

02 de Julio

Solo hay que ver los matinales y como hacen de la copucha su diario vivir. Chile es un país llenó de copuchentos que viven de las migajas de personajes como el chino Rios y de los peor lumpen del espectaculo donde esta le peor gente , derechistas y zurdos amantes del billete y de la cultura de ser hocicones. Patty maldonado, la reina de esa cultura .

Valentina

05 de Julio

La televisión es peor que las redes sociales , en la televisión salen esos programas que normalizan la copucha, en las redes sociales se bloquea al hocicon y no se le ve más

06 de Julio

La verdad es que los chismes, las mentiras y la difamación, es tan gratuito en este país que cualquier persona o grupo de personas puede hacer de la vida una persona una verdadera miseria, las instituciones no están para restaurar la verdad y menos el honor, es como si eso no existiera. Hasta que el difamado es alguien famoso o el o la que debe tomar las decisiones o bien algún cercano a los circulos de poder, es una tragedia cuando un grupo daña lo único con lo cual te ganas la vida TU NOMBRE.

Es una calamidad muy bien descrita, espero que se haga algo de verdad con respecto a esto, ni los abogados se hacen cargo de esto, ( y eso si es una extrañeza) pues es una perdida de tiempo cualquier demanda por difamación duerme el sueño de los justos además de haber penas son bajas.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Kast no promete hacer la nación grande de nuevo sino que recuperar el peso de la noche, que no es una promesa de un país próspero o mejor de cara al futuro, sino que siempre fue garantizar el orden a tr ...
+VER MÁS
#Política

Democracia Protegida: comparación del programa de Kast y el de Büchi

Así con el mercado como puntal.  Estamos a punto de irnos al infierno por nuestras acciones y hay quienes, más que cambiar el rumbo, piensan en cómo vender papas fritas. Viveza le llamaran algunos, otr ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´El mundo se achicharra y nosotros nos enriquecemos`

La situación requiere un nuevo paradigma económico y de desarrollo, reestructurando por completo las viejas categorías, incorporando esta vez la infaltable participación de la naturaleza en todos los pr ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis climática y la caducidad del paradigma capitalista

Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

Popular

Kast no promete hacer la nación grande de nuevo sino que recuperar el peso de la noche, que no es una promesa de un país próspero o mejor de cara al futuro, sino que siempre fue garantizar el orden a tr ...
+VER MÁS
#Política

Democracia Protegida: comparación del programa de Kast y el de Büchi

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo