#Cultura

Raffaella, Pedro y el Mapache. El triunfo de la sociedad mundial

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen de autor

Existe todavía un grupo de personas que sueña con que su “mundo” se acabe en las fronteras de su país o incluso de su pueblo, no están de acuerdo con el intercambio comercial, los avances tecnológicos, la migración, la diversidad cultural, entre otros efectos que genera la globalización. Incluso, en los últimos años han identificado hasta en Netflix una amenaza para sus tradiciones y valores, pues consideran que tiene una agenda “progre”/”woke” que impone una inclusión forzada. Ellos son los anti-globalistas.


En un mundo cada vez más interconectado, la sociedad no se reduce a las identidades nacionales y que no puede ser contenida por fronteras ni ideologías. Vivimos -indudablemente- en una sociedad mundial

En cambio, para quienes nacieron en un mundo abierto gracias a la tecnología y las redes sociales, la identidad no solo es construida en base a sus experiencias de su propio “mundo”, sino también en base a ideas, culturas y pensamientos que provienen de distintas partes del globo. Los hijos de la globalización están socializados más allá de las personas que los rodean, pueden conocer otras culturas a través de un click, saber lo que sucede en otros países, e incluso, viajar a través del tiempo, al menos eso es gracias al almacenamiento casi infinito de la internet. Estar interconectados ha permitido tomar ciertos hechos o identidades para hacerlos parte de una cultura colectiva que atraviesa todo el mundo. Por ejemplo, en las últimas semanas, un video de un mapache bailando al ritmo de un remix de la canción “Pedro” de Raffaella Carrá se ha vuelto viral, acumulando millones de visitas en redes sociales, siendo reconocido en cualquier parte del mundo. Este fenómeno, lejos de ser una simple curiosidad de internet, muestra un hecho contundente: el discurso y los movimientos contra la globalización están destinados al fracaso.

El movimiento antiglobalización es como se le conoce a una serie de grupos y organizaciones sociales que rechazan lo que ellos denominan ideología globalista, la que promovería activamente, y a través de las organizaciones supranacionales (ONU, FMI, BM, etc), la integración política, económica y cultural a nivel mundial. Este movimiento sostiene, a grandes rasgos, que el proceso de globalización afecta negativamente a las economías locales, los derechos sociales y laborales, el medio ambiente, entre otros. Aunque quizás los más conocidos son los “anti — ONU” que se levantan en contra de la satanizada “Agenda 2030”, el discurso anti globalista se manifiesta en un amplio espectro político.

En su versión más conocida, está el discurso asociado a sectores de derecha, vinculado a un rechazo a las etnias, culturas y migración, acusándolos de amenazas a la identidad y soberanía nacional. Esta versión es la que más fuertemente critica a las organizaciones internacionales y los tratados que, según ellos, socavan la autonomía de los estados y promueven agendas que no reflejan los intereses nacionales. Desde la izquierda, en tanto, el discurso se centra en la crítica a las políticas neoliberales que favorecen a las multinacionales en desmedro de la empresa nacional y, consecuentemente, perpetúan la desigualdad y la explotación de los trabajadores y el medio ambiente. De alguna manera u otra, tanto derecha como izquierda se sitúan en una misma vereda para enfrentar lo que reconocen como peligro o amenaza a lo nacional y en ambos casos lo hemos visto reflejado en el debate chileno.

En un mundo cada vez más interconectado, estos movimientos chocan con la realidad de que la globalización está presente en todos los aspectos de nuestras vidas. Como mencionamos, el TikTok (China) que se ha viralizado es una muestra de la globalización en acción. Es decir, una sociedad que opera sin fronteras y de manera orgánica. El viral fue originalmente subido por un creador de contenido japonés (Naofumi). Este obtuvo el video de Ginger, el mapache mascota de un tiktoker ruso (@fleksa30). El remix que resuena fue producido por un DJ alemán (Jaxomy). La canción “Pedro”, fue compuesta por Raffaella Carrá, una artista italiana que tradujo sus canciones para triunfar en España e Hispanoamerica. En ella, la artista narra una experiencia en la provincia de Santa Fe, Argentina, donde conoció al famoso “Pedro” durante una de sus giras. La canción apareció en 1980 en el disco “Mi spento tutto”, y fue complementada con un video en Caminito (barrio de origen obrero reconvertido en atractivo turístico internacional), Barrio La Boca de Buenos Aires (1982). El éxito viral del video en TikTok ha llevado la música de Carrá a mercados a los que no entró en su momento. Curiosamente, en las propias redes se puede observar a muchos estadounidenses comparando a Raffaella Carrá con Madonna, ignorando que la artista italiana la aventaja por al menos dos décadas.

En el mundo con el que los anti-globalistas sueñan, ninguna de estas interacciones podría haber tenido lugar. Raffaella no habría conocido a Pedro si no hubiera internacionalizado su carrera, así como Jaxomy no hubiese hecho el remix si sólo consumiera música alemana, lo que hubiera imposibilitado a los tiktokers japoneses hacer match con el video del mapache. Esto, porque su visión idealizada rechaza la permeabilidad cultural y la fluidez de las fronteras que la globalización facilita. Al oponerse a la mezcla de estos elementos culturales (conocido como sincretismo), ignoran cómo los intercambios transnacionales enriquecen y transforman las culturas locales.

Este tipo de fenómenos han sido la tendencia dentro de la última década, gracias a las nuevas accesibilidades de las plataformas digitales y la rapidez con la que se pueden esparcir a través del globo. Desde Chile tenemos un ejemplo similar con el caso del “Chipi Chipi” (2004) de Christell. Este mostraba un simpático gatito bailando que llegó a ser éxito mundial, pero especialmente en oriente. En dicha oportunidad no fueron 44 años después como Carrá, sino sólo 20. No obstante, pareciera aún más impresionante, pues el éxito original de Christell a principios de siglo fue eminentemente chileno. Estos virales son, a veces, incluso paradójicos. A fines del año pasado, el artista Camilo (Colombiano) recomendó en una entrevista escuchar la canción “los ejes de mi carreta” de Atahualpa Yupanqui (Argentino, cuyo nombre es Hector Chavero, pero que adoptó el seudónimo por sus raíces indígenas). La letra de la canción es de autoría del uruguayo Romildo Risso, y aborda -entre otras interpretaciones- justamente el rechazo a la modernidad de la mano de las reflexiones de un gaucho. El efecto fue similar, muchos jóvenes (y no tanto) conociendo un artista de otra época gracias a un video viral. De hecho, nunca la canción había recibido más visitas que después de la mención de Camilo.

La globalización -para el pesar de algunos- no es solo una cuestión económica o política, es un fenómeno cultural profundo y complejo. Los ejemplos de colaboración y difusión cultural, como el del mapache bailarín, ilustran cómo nuestras identidades, producción y consumos culturales están entrelazados a nivel mundial. Tanto anti-globalistas de izquierda como de derecha deben examinar que la globalización es una realidad, un proceso inevitable. Si bien sus ideas resuenan en ciertos sectores de la población, estas encontrarán rápidamente detractores cuando se enfrenten a la realidad de un mundo sin comercio electrónico, redes sociales, servicios de streaming, franquicias de tiendas, mercados financieros, insumos médicos (e.g., vacunas durante el COVID, por ejemplo), turismo internacional, cadenas de suministros (i.e., la tecnología se construye con componentes de diversos países), las protestas y movimientos internacionales (e.g., movimiento pro-palestina, contra el cambio climático, etc) entre otros beneficios directos de la globalización. Desde luego que existen efectos no deseables de la globalización, pero estos no son orquestados mediante la “Agenda 2030” ni por conspiraciones de los poderes facticos.

El video del mapache bailarín -y el resto de los videos virales- no solo son un meme pasajero, sino una muestra más del aplastante triunfo de la globalización. Nos recuerda que, en un mundo cada vez más interconectado, la sociedad no se reduce a las identidades nacionales y que no puede ser contenida por fronteras ni ideologías. Vivimos -indudablemente- en una sociedad mundial.

TAGS: Globalización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública