#Cultura

Patricio Eugenio Manns de Folliot, la Dignidad se convierte en costumbre

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La música en forma unánime por teóricos, expertos y músicos, es considerada una de las disciplinas artísticas más completas que golpean el corazón y la mente de todo ser humano, después que escuchas una sinfonía, un bolero, un tango, un huapango, una balada, una mazurca, que te gatilló emociones y razones, explicaciones e incógnitas, ya nada será igual, pasaran años, décadas y ese sonido volverá a tu corazón cuando menos te lo imaginas, y tu cuerpo dibujará una lágrima, quizás una sonrisa, como también el impulso de alzar el puño.

La partida de Patricio Manns de Folliot, nos invita a una profunda reflexión y valoración de su trayectoria porque es considerado quizás, como uno de los máximos exponentes de la música nacional, y escritor de todos los tiempos. Cerca de trescientas canciones, más de 40 novelas, ensayos y poesía están en sus registros, que, muy pocos conocen en Chile. Raúl Zurita dice “Si uno ama a su país- con todo su dolor- tendrá que amar a Patricio Manns. Él ha fundido la poesía, el canto y el amor en la forma más alta de la poesía que yo ahora conozca, esta producción es ya de otro mundo. Es duro vivir, recordar y luchar. Pero la poesía de Patricio nos hace más humanos y hermosos. Nadie que escuche puede negar este triunfo de la poesía, porque eso, ahora, es un triunfo de nuestra vida.”


La partida de Patricio Manns de Folliot, nos invita a una profunda reflexión y valoración de su trayectoria porque es considerado quizás, como uno de los máximos exponentes de la música nacional, y escritor de todos los tiempos.

Este hombre del sur, de la ciudad de Nacimiento, siempre habló de su vida en la naturaleza: “Pues, ¿cómo van a robar mi volcán y su volcana? / ¿desviar de mi alma el embocar del río con su ría? / ¿hacharme en el paisaje el árbol con su arboladura?”. “El equipaje del Destierro”, se han escrito tesis sobre esta canción, es admirable el dominio lingüístico de Manns, ahí está toda su creatividad celebrada por sus seguidores.

Como buen chileno, de origen suizo-alemán-francés, y como lo han hecho la mayoría, en silencio trabajó desde los 16 años en Chiloé, Lota y Concepción, solo estudió hasta primero de humanidades,  para llegar a Santiago a los 26 años como “periodista” versado en esos tiempos, década del 50,  como él lo decía: “Logré un contrato en Radio Simón Bolívar de Lota, los dueños españoles me pidieron que escribiera un artículo de la fiesta de San Fermín en Pamplona y luego lo leyera, lo hice y me contrataron por un año” (Conversaciones con P. Manns – Horacio Salinas). Al minuto de definir su paso por el periodismo, se encogía de hombros y el asunto le parecía sencillo: “Era re fácil: te hacían una prueba de redacción y, si escribías bien, para adentro”. (Claudio Vergara)

Luego trabajó en diarios, radios y TV (canal 9) de Concepción y Santiago. El cantautor siempre contaba que en su casa existían dos bibliotecas, con tres mil libros y dos pianos, por las aficiones de sus padres, un ingeniero agrónomo (Jazz) y profesora (clásica), ambos dedicados a fundar escuelas en el sur de Chile, de un programa establecido por el gobierno de Pedro Aguirre Cerda. Desde entonces la música y la lectura fueron su compañía permanente desde la temprana infancia junto a sus cinco hermanos.

Indudablemente entre tantas ciudades del sur de Chile, el amor debe haber golpeado su corazón: “Valdivia entera se duerme en un dulce sueño espeso /Hacia Las Animas zumban sordos los aserradores/Dos amantes se reparten puente y rio con los dedos/ y un guardia oscuro vigila los avatares del viento” (Valdivia en la niebla). Gustavo Becerra, músico académico sostiene que esta canción es la mejor escrita por algún chileno. Al recorrer la vida de Manns uno se encuentra con muchas sorpresas que impresionan, la injusticia o el pago de Chile hacia nuestro poeta homenajeado en estas pocas líneas. Se ha escrito mucho sobre la fama que le llegó de pronto con el tema: “Arriba en la Cordillera”, e incluso se comenta que Nicanor Parra habría exclamado: “¡Ah! esas se hacen una vez en las quinientas”. “La viuda blanca en su grupa/ la maldición del arriero / llevo a mi viejo esa noche/ a robar ganado ajeno. /Junto al paso de Atacalpo/ a la entrada del invierno”.

Estuvo diez años en Santiago, entre 1963 y 1973, escribiendo canciones, novelas, mucho periodismo, y por supuesto su compromiso político, como hombre de izquierda, transitó desde el PS-MIR-PC-Vocero del FPMR-PC. Su primer disco: “Entre mar y cordillera” fuera de los clásicos están: “El andariego”, “Los mares vacíos”, “En lota la noche es brava”, por su compromiso con los trabajadores muestra una canción distinta que se suma a lo que estaba haciendo Violeta Parra, Víctor Jara y Rolando Alarcón.

“En Lota la noche es brava/ para el que a la mina baja. / En Lota la noche acaba con sangre en el mineral. / El mar y el grisú están cerca/ y es de vida o muerte el pan: para quién será esta noche/ la muerte bajo el mar.” Como no lo iba a cantar si él trabajó en Lota, nada menos que en el famoso Chiflón del Diablo. Participó activamente en la creación de la Peña de los Parra y también en las dos últimas campañas presidenciales del presidente Allende, con el cual establece una estrecha amistad y respeto mutuo a sus espacios creativos y políticos. Luego realiza un gran trabajo y destacado por todos, como es “El Sueño Americano” en 1967, disco que habría inspirado, establecen algunos, lo que sería luego “La Cantata Santa María de Iquique” de Quilapayún y Luis Advis.

“Morena América mía: litoral, /el viento peina tu pelo de cristal, /tu pecho de tierra oscura, mineral, /ondula en el canto de oro del trigal. América novia mía: este cantar/despierta el canto del pueblo en voz de mar, /la libertad ha salido a navegar, /es hora de combatir y caminar.” América Novia mía, causó tal impacto que noche tras noche se pedía en la Peña de los Parra. Luego continúa en su basta producción “El folklore no ha muerto mierda” 1968 con el notable tema El Cautivo de Til Til: “Dicen que es Manuel su nombre y que se lo llevan camino a Til Til/ Que el gobernador no quiere ver por la cañada su porte gentil/ Dicen que en la guerra fue el mejor, y en la ciudad/ Lo llaman “el guerrillero de la libertad”.

El tema que impacta como una premonición, lo escribió en 1971, “No cierres los ojos”. “Cuida tu poder, / vete a vigilar, / no cierres los ojos, /no vayas a despertar/ como ayer. / Perseguido y humillado, /despojado y ofendido, /confundido y maltratado/ fuiste en tiempos del rencor / Siempre acecha el enemigo/ en la sombra más espesa si te duerme la certeza /de sentirte triunfador /No te sientes a vivir:/ vete afuera a combatir. / La victoria está distante /de tu mano todavía, / no lo olvides un instante, /noche y día no lo olvides en tu ser.”

A los pocos años el golpe militar lo sorprende en Santiago y con su audacia corrió hacia La Moneda, quería estar con el presidente Allende, lo divisó a lo lejos y con esa franqueza muy propia de él, cuenta que quiso correr a Palacio pero que se le aconcharon los “meados”, luego su nombre apareció en los listados de los militares golpistas. Buscó refugio en muchas embajadas, al final lo acepta Venezuela, pero le dice que no le dará asilo político, era rechazado, hasta que Cuba lo recibe y viaja al país de Fidel y el Che.   La producción musical que realizó durante los 17 años de dictadura cívico-militar fue extraordinaria, con grabaciones en Cuba, Paris, Ginebra y Roma.

“Cuando me acuerdo de mi país/ Me sangra un volcán. / Cuando me acuerdo de mi país/ Me escarcho y estoy /Cuando me acuerdo de mi país /Me muero de pan, /Me nublo y me voy, / Me aclaro y me doy, /Me siembro y se van, / Me duele y no soy, Cuando me acuerdo de mi país.” Quien no se emocionó con esta bella canción, escuchada clandestinamente en casetes, que acercó a los chilenos e impulsó la toma de conciencia del doloroso exilio para tantos compatriotas. El otro tema “Llegó volando” escrito entre 1973 y 1974, plagiado muchas veces y cambiada su letra original. “Llegó volando el cuervo sobre mi suelo/ para sembrar las ruinas y el desconsuelo. /Durante largos siglos los yanaconas/le entregaron las llaves de la corona. /Durante largos siglos fue ensangrentando/ el suelo de los pueblos que iba violando. / Perforando las tierras de la labranza / para escarbar el oro de la templanza. / Se limpió las dos manos con mi bandera/ y no faltó en mi patria quien aplaudiera. /Porque hay desventurados que por migajas/ besan la bota sucia que los ultraja. / Hay algunos que se hinchan con gran esmero/ sirviendo la codicia del extranjero. / Y otros que se solazan por mil dinares / entregando su pueblo a los militares.”  Su producción musical en este periodo mezcla la lucha contra la dictadura, denuncias y el amor.

Luego llega esta canción de denuncia y homenaje a Bautista van Schouwen, militante del MIR salvajemente torturado por la DINA de Pinochet en 1974, cuyo nombre “La dignidad se convierte en costumbre”, que en la actualidad fue apropiada por el Estallido Social del 18 de octubre de 2019, para convertirse en su slogan. “Silencioso, / con silencio de piedra submarina, /con la conciencia sometida al hierro, con la muerte trenzando sus cuchillos, /sintió que se quedaba desvestido de sangre, de cabellos y de uñas, /de ojos y de piel, como si fueran/un violento equipaje, el único equipaje/o un dosel, un visillo, una terca ventana/ que atajaran el ojo a los verdugos/de Bautista van Schouwen, compañeros.”

En “Concierto de Trez-Vella” es una estampida de creatividad, de existencia, de preguntas, todo el drama del exilio en 13 minutos, una excepción en las canciones cuyo promedio son entre tres a cuatro minutos, una explosión dramática de esta naturaleza no se conocía en la canción chilena, quizás como el mismo lo dijo alguna vez, solo superado por “El Gavilán” de Violeta Parra.  “Una vez que asumas tu convicción,/y sabes quién eres,/una vez que plantas tu corazón,/y sabes quién eres,/una vez que educas tu vocación/y sabes quién eres, una vez que agrandas tu desazón,/y sabes quién eres,/una vez que muerdes tu decepción/y sabes quién eres,/una vez que pactas con la ilusión,/y sabes quién eres, una vez que te hartas de la traición,/y sabes quién eres,/una vez que te armas con la pasión,/y sabes quién eres,/una veces que matas por la verdad,/y sabes quién eres,/una vez que mueres por la unidad,/y sabes quién eres,/una vez que ensanchas la claridad,/y sabes quién eres,/una vez que ilustras tu condición,/y sabes quién eres, una vez que rompes con la piedad,/y sabes quién eres,/una vez que rasgas la soledad,/y sabes quién eres,/una vez que incendias la oscuridad,/y sabes quién eres, y dejas de amar tu seguridad,/y sabes quién eres,/puedes combatir al senil rufián/para que sin gloria vuelva al basural/ del que se escapó manchando la historia.” La verdad sea dicha, los expertos y amigos se pelean por señalar cual es la mejor canción de P. Manns.

Su trayectoria también incluye composiciones de amor como “Balada de los amantes del camino de Tarvernay”: “Allí nos respiramos de diestra suerte, /allí nos cobijamos (por si la muerte), /allí yo le regalo mis estertores/y allí ella me devora con mil amores/cogiendo de mi sangre las frescas flores.” Dedicado a su gran amor Alejandra Lastra, con quien compartió los últimos 41 años de vida.  Después viene “La Canción que te debo”, dedicada a su madre, deuda saldada probablemente motivado por su trágica muerte en Caracas. Se cuentan muchas canciones escritas con Horacio Salinas de Inti-illimani, se habla de más de 40, pero como no destacar “Vuelvo”: “Con cenizas, con desgarros/Con esta altiva impaciencia/Con una honesta conciencia/Con enfado, con sospecha/Con activa certidumbre/Pongo el pie en mi país/ Pongo el pie en mi país/Y en lugar de sollozar/De moler mi pena al viento/Abro el ojo y su mirar/Y contengo el descontento”. Cuanta esperanza y poesía sin claudicar, todos volvemos a nuestro país, desde afuera o adentro. Las canciones son organismos vivos- dice P. Manns -que pueden morder, arañar y también acariciar.

Su hija Liselotte Manns los despide con un triste poema y también la verdad absoluta: “qué hago ahora, /con tus premios y diplomas, con tus decretos alcaldicios de hijo y ciudadano ilustre,/ con tu premio nacional de música y literatura que nunca te dio el estado de chile, / con tu biblioteca interminable, tu botero y tu Guayasamín,/ qué hago ahora,/ con tu humildad, tu sencillez y desapego de lo material,/ con tu pueblo que te ama y te saca del pantano cada vez que tienes problemas”. Por suerte el 9 de diciembre de 2009 recibió el Premio Presidente de la República, Mención Música de raíz folclórica, de manos de la presidenta Michelle Bachelet en el Palacio de La Moneda, quien declaró: “Patricio Manns es sin duda uno de los más grandes creadores. Poeta y músico, es un artista de enorme estatura, sus canciones han traspasado las fronteras generacionales, culturales y sociales. Escribiendo composiciones que se entonan casi inconscientemente y han adquirido vida propia. Son parte de nuestra memoria musical.”

Podría citar o transcribir más canciones impresionantes de Patricio Manns, como “Cantiga de la memoria Rota”, “Palimpsesto”, “De Pascua Lama” Ganadora del Festival de Viña del Mar en 2011, “Allende”, ”Las Palabras” o su última creación “La Calle” dedicada a la revuelta del 18 de octubre de 2019;  pero el objetivo de esta columna era dar a conocer aspectos desconocidos o ignorados del aporte extraordinario de este canta-autor nacional y que mejor hacer el cierre con sus sensibles palabras: “El arte no puede ser neutral. El arte es un asunto humano y el hombre enfrenta realidades que convierten su vida en una pesadilla constante. Entonces es el momento del arte, que entra a mostrar, a hacer o pensar, a sugerir distintitos modos y caminos para avanzar esta extraña circunstancia que es la vida.   La vida que se embellece por el arte. La música hace soportable la dimensión dantesca de la vida. Cuando canto y me comunico con los otros, estoy iluminando aspectos de la vida que muestran su lado amable, su aspecto comprensible, su razón explicable. La música es un motivo maravilloso para vivir.” (op cit Conversaciones)

TAGS: #Cultura #MúsicaPopular Arte Patricio Manns

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Rodrigo Alcaíno Oviedo

26 de Octubre

Cuando le preguntaron a Patricio Manns cual sería su frase de vida dijo: “Hice lo que quise, quise lo que hice”… Gracias Carlos por la columna.

26 de Octubre

Es verdad Rodrigo , eso dijo y mucho más, abrazo

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Es urgente dotar a este organismo de mayores niveles de participación e inclusión, un atributo que no se logra de forma adecuada con el actual nombramiento, amenazando de este modo el quehacer futuro del ...
+VER MÁS
#Ciencia

Nuevo Consejo Nacional de Innovación: hecha la ley, hecha la trampa

El periodismo cómodo que obtiene su beneficio por el debido acomodo a los intereses mercantiles, toma toda crítica como un sacrilegio, y en nombre de la responsabilidad y la libertad excluye y censura tod ...
+VER MÁS
#Medios

Periodismo sometido: los mass media y su dependencia al mercado

Hay condiciones que afectan las convicciones que sustentan la candidatura de JAK y que diferencian a la derecha de la ultraderecha
+VER MÁS
#Política

Las condiciones de Sichel

Tanto José Antonio Kast como Gabriel Boric tienen como desafío mostrarse más centristas para los votantes de la segunda vuelta.
+VER MÁS
#Política

Hitos que marcaron las elecciones y que marcarán la segunda vuelta

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!

Lo que sí se sospecha a nivel transversal es que el voto del 19 de diciembre posee desde ya un carácter plebiscitario (tipo 'Apruebo y Rechazo'). También que cualquiera sea el resultado el futu ...
+VER MÁS
#Política

Notas preliminares sobre los comicios del 21N en Chile