#Ciudadanía

No soy pesimista, soy optimista bien informado

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El título no son palabras mías; son de Saramago. Las dice en una entrevista que dio a “El País” (en 2006) y que se encuentra publicada al final de su libro "Pequeñas Memorias". La respuesta del escritor apunta a que, independiente de si es optimista o no, lo importante es mirar la realidad, leer la prensa, ver las noticias y darse cuenta del sufrimiento y dolor que invade el mundo. En ese sentido, es un optimista… que al informarse y ver lo que pasa, se transforma en pesimista.

La fundación Ciudadano Inteligente ha organizado una votación preguntando se creemos que el conflicto educacional se resolverá pronto o no. La consulta apunta a si vemos el vaso medio lleno o medio vacío, es decir, si en general somos optimistas o pesimistas respecto del tema.

Esta discusión es recurrente. La he escuchado desde hace mucho tiempo. Cuando ya no quedan más argumentos para convencer a alguien recurrimos a "lo que pasa es que eres demasiado optimista" o, al revés, "no hay caso, tu pesimismo te impide ver la realidad".

Como en muchas cosas, la solución no está en uno de los dos polos. No se trata de ser irresponsablemente optimista o insoportablemente pesimista. Al contrario: lo que debemos hacer es mirar los datos y los hechos de manera racional, informada y objetiva. Esto último es difícil. Somos presa de nuestro contexto y circunstancias, y más de una vez hemos comprobado que algo que parecía muy dañino y perjudicial se transforma en una gran oportunidad… y al revés también.

Las preguntas que emergen son, ¿cómo debemos enfrentar la actual situación del país? ¿con optimismo, asumiendo que las cosas terminarán mejor o convencidos de que todo irá de mal en peor? En mi opinión, esas no son las disyuntivas correctas. Lo que debemos preguntarnos es ¿qué debe hacer cada uno para que las cosas sean distintas? Nadie puede abstraerse de la tarea de construir un país más solidario, más equitativo y más justo.

Si somos optimistas o pesimistas pasivos nada cambiará, lo importante es ser activos, jugársela, ya sea para defender lo que se ha conseguido o para cambiar lo que no funciona bien. Las invitaciones de Ciudadano Inteligente o de Saramago no son para quedarse quieto y contemplar la situación desde un grado mayor o menor de optimismo o pesimismo; lo relevante es intervenir y cambiar el curso de los hechos, modificar la historia, para que la vida no nos pase por el lado.

——–

Foto: Presuntamente-savia.blogspot.com

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Luis León

12 de Diciembre

La primera vez que lei esa frase, fue en un libro titulado “Diccionario histérico de Chile” de Fernando Villegas, publicado en 1997. Aunque desconozco si la frase es mas antigua aun.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Los años de aspirinas neoliberales tienen a la ciudadanía con rabia y sin esperanzas. Este es el levantamiento de la voz de los sin futuro. Los que temen más a sus jubilaciones que a las balas del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

Carta ciudadana a nuestra elite

Las nuevas generaciones, las que comienzan a levantar la voz en 2011, el 2016 y ahora el 2019 no tienen miedo. Han aprendido tan bien del modelo que el que no llora no mama, que lo extrapolaron
+VER MÁS
#Ciudadanía

La otra desigualdad

Si proyectamos las cifras, cada día que pase tendremos al menos 9 víctimas más de este flagelo, la mayoría jóvenes, pero también niños. Es decir, para navidad habremos acumulado 405 nuevas víctimas ...
+VER MÁS
#Salud

Emergencia sanitaria y estallido social

Veo a los jóvenes furiosos en las calles y tienen de que estarlo, son una generación distinta, más consciente y unida de la que yo fui. Dan su voz, sus sueños, sus ojos hasta su vida con tal de no segu ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

Gratitud

Popular

Los años de aspirinas neoliberales tienen a la ciudadanía con rabia y sin esperanzas. Este es el levantamiento de la voz de los sin futuro. Los que temen más a sus jubilaciones que a las balas del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

Carta ciudadana a nuestra elite

Las nuevas generaciones, las que comienzan a levantar la voz en 2011, el 2016 y ahora el 2019 no tienen miedo. Han aprendido tan bien del modelo que el que no llora no mama, que lo extrapolaron
+VER MÁS
#Ciudadanía

La otra desigualdad

Si proyectamos las cifras, cada día que pase tendremos al menos 9 víctimas más de este flagelo, la mayoría jóvenes, pero también niños. Es decir, para navidad habremos acumulado 405 nuevas víctimas ...
+VER MÁS
#Salud

Emergencia sanitaria y estallido social

Veo a los jóvenes furiosos en las calles y tienen de que estarlo, son una generación distinta, más consciente y unida de la que yo fui. Dan su voz, sus sueños, sus ojos hasta su vida con tal de no segu ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

Gratitud

Popular

Usan el clasismo para calificar de rotos, lumpen, delincuentes o terroristas a la mayoría que lucha por un Chile digno
+VER MÁS
#Política

Los herederos de Pinochet

Como diría Francisco de Asis, lo poco que necesito lo necesito poco, y quiero que así sea. Pero mi felicidad sencilla no está permitida en el proyecto neoliberal que resignificó el mérito
+VER MÁS
#Ciudadanía

Quiero ser pobre

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un país sin estatuas

La televisión y la prensa, pero sobre todo la televisión, funcionó los primeros días como una verdadera prótesis del poder, negando con ello la narrativa del “cuarto poder”
+VER MÁS
#Medios

Disparen contra el periodista