#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Gabriel Ducros. Parque Cultural de Valparaiso

Todas las crisis dejan huellas en el camino, justamente incluso aparece un “camino” muchas veces invisible. La conciencia individual y colectiva al parecer se hace parte de algo compartido.

El Parque  Cultural de Valparaíso, emblemático espacio público cultural de lucha artística y social. Sitio de encuentro ciudadano, de memoria y patrimonio, de amplia creación, producción y formación artístico-cultural se encuentra en una crisis administrativa y financiera que ha impulsado un remirarse entre los intra y extramuros de esta ex–cárcel.


La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales compartidos entre una comunidad que puede ejercer roles diversos y complementarios en los espacios culturales, especialmente los financiados e impulsados por la política pública cultural.

Hace más de 15 años, uno de los bastiones de las demandas públicas era contar con “infraestructuras culturales”. Hoy la movilización, interés e inversión pública y privada hacen disponer en nuestros territorios —espacialmente urbanos y metropolitanos— de múltiples centros culturales, teatros, museos, bibliotecas, auditorios, salas, coworks, de gran capacidad para contener y promover actividades artísticas, culturales y sociales del más amplio tipo, a cargo de corporaciones, asociaciones, fundaciones, organizaciones comunitarias, compañías, colectivos, agencias, municipios, y entidades públicas regionales y nacionales.

Es en estos espacios culturales  se construye parte de la vida común y de la convivencia social.

La mirada político-técnica detrás de estos espacios—a partir de modelos públicos, privados y mixtos— está hoy cuestionada. Modelos de gestión con sistemas de participación nominales, presupuestos precarios dependientes del Estado y de disputas políticas, ciudadanos, artistas, gestores y trabajadores culturales invisibilizados. Unos como meros usuarios y, en el mejor de los casos, productores de contenidos, y  otros como meros prestadores de servicios, inmiscuidos en sistemas jerárquicos más parecidos a una fábrica de producción en serie del siglo pasado, que gestoras y gestores de políticas culturales que pueden aportar a exponer, debatir y transformar la vida en común.

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales compartidos entre una comunidad que puede ejercer roles diversos y complementarios en los espacios culturales, especialmente los financiados e impulsados por la política pública cultural.

Las malas prácticas y negligencias —a todas luces detectadas; y que se espera sean esclarecidas por las investigaciones administrativas, civiles y penales que correspondan— han puesto en jaque, no solo el bolsillo de los trabajadores culturales contratados, dado el no pago de sueldos, sino también la posibilidad de trabajo de muchos artistas, compañías y comunidad que trabajan día a día en la producción artística-cultural del espacio, y también un modelo de gestión que inéditamente a nivel país incluyó a la comunidad artística, educativa y cultural local que años antes había resistido y levantado un proyecto comunitario y cultural que incluso logró transformar y detener un proyecto inmobiliario en ciernes.

El tránsito de este parque cultural democrático cuestiona hoy su recorrido e interpela su proyección, repensar no solo el modelo administrativo-financiero, de planificación y control es parte del proceso, sino especialmente preguntarse y trabajar sobre ¿Qué significa hoy la participación de la comunidad cultural —artística, vecinal, productiva— en la gestión de espacios culturales? ¿Cómo se hacen parte los trabajadores de estos procesos? ¿Cómo los tomadores de decisión lideran la profundización de la democratización de los espacios? ¿Cómo otras voces se han parte de estos espacios? no se trata solo metodologías participativas y herramientas sino especialmente de la visión común que impulsa encuentro y debate ciudadano y que se pone por delante para reconstruir un modelo de gestión desde Valparaíso.

Pasar de ser contenedores de procesos a promotores y movilizadores de contenidos y experiencias artísticas y socioculturales es un salto cualitativo impulsado por la actual crisis, en voces diversas y muchas veces divergentes, pero que interpela especialmente a quienes trabajan y lideran estos procesos como así también a creadores, vecinos y ciudadanos que demandan ser parte.

La crisis del Parque Cultural de Valparaíso ex-cárcel no muestra una pronta solución, pero ha abierto muchos puntos de discusión sobre los modelos de gestión que dejará huellas. Vale la pena entonces, ampliar el debate a otros espacios culturales del país e ir dibujando las huellas.

TAGS: #EspaciosCulturales #ProducciónArtística gestión cultural

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fabiola Andrea Leiva Cañete  | RIMISP | Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural
Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!