#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A partir del pasado cuatro de julio del año en curso, luego de la instalación (caótica) de la asamblea electa para discutir y redactar un nuevo proyecto constitucional algo inédito en la historia de nuestra República, comienza a instalarse en la agenda política y de la ciudadanía en general el debate respecto a la legitimidad de tal instancia.


En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.

A pesar de lo importante y trascendental del resultado su trabajo, el desarrollo de la Convención se ha puesto en el centro del debate debido a un sinnúmero de situaciones bastante extrañas, como las intervenciones de ciertos convencionales (de forma transversal, desde facciones como las de Vamos por Chile o la ex Lista del pueblo) que de forma altisonante, y varias veces fuera de contexto o con intenciones poco claras o razonablemente incomprensibles (particularmente aquella simpatizante de la facción representada por la bancada oficialista o “Vamos por Chile”), ha incubado en la opinión pública dudas en lo relativo al producto del trabajo deliberativo en comisiones y subcomisiones al interior de la Convención Constitucional.

No es objeto de este documento mostrar cada una de las situaciones que se comentan en el párrafo anterior o describir sus detalles. No obstante, para nadie es desconocido el desempeño la convencional independiente en cupo RN Marinovic, o del convencional Arancibia, o qué decir del comportamiento de la facción representada en la ex Lista del pueblo en sus erráticas decisiones, deliberaciones e, incluso intervenciones; con mención a parte del caso del convencional Rojas Vade, electo independiente por la Lista del pueblo, cuyo efecto sobre la percepción ciudadana y su legitimidad aún no sabemos cuan profundo ha sido el daño en la fe pública sobre este inédito proceso constituyente.

Durante los casi más de dos meses de iniciada la Convención, el debate en su interior se ha centrado en la redacción de su reglamento. En sectores que apoyaron la idea de rechazar el debate y redacción de una nueva Constitución política, se ha buscado criticar lo demoroso que se ha tornado la discusión del reglamento interno, pues aún no se redacta ningún articulado del proyecto que debe someterse a la aprobación ciudadana. Argumentan que se han gastado recursos en un debate estéril y sin importancia, lo cual no es ni por cerca un asunto baladí; sino fundamental y crítico para el encausamiento del debate y la resolución de conflictos insolubles durante la discusión.

La actuación de este sector ha sido, inicialmente, la de discutir y oponerse a toda alternativa o propuesta que resuene muy liberal, progresivo o estatal, inclusive; como si aquellas propuestas para normar el funcionamiento fueran parte del proyecto final que se presentará. Hay mucho nerviosismo en dicha facción, y actúan como un cuerpo corporativo que defiende intereses más que un cuerpo colegiado que proponga ideas y soluciones.

La publicaciones y comunicaciones desde este grupo a la opinión pública son de que el resto de los convencionales están actuando fuera de la norma y buscando romper con el orden constitucional imperante, cuando lo que ciertamente ha ocurrido es que se ha trabajado en el desarrollo del reglamento, bajo las lógicas y principios que surgieron luego de la crisis provocada por del cuestionamiento al orden establecido; y de paso desencadenando el actual proceso constituyente,  de una instancia de una naturaleza originaria (en el sentido fundacional) e inédita en la historia política de Chile.

Sin embargo, el peor de los golpes que pudo recibir esta Convención vino, inesperada y sorprendentemente, desde las filas de la ex Lista del Pueblo con el caso de Rojas Vade. Su historia (que resultó falsa) motor de su popularidad que le permitió lograr un asiento en la asamblea que debate la nueva Constitución, enarbolando no solo los principios demandados por aquellos que adolecen de un efectivo derecho a la salud, sino también los de una ética popular y transparente, traicionando al ideario formado para enfrentar al abuso institucionalizado del modelo de proyecto político que plasma la Constitución de 1980.

Es por lo anterior que decidí escribir una reflexión al respecto, para colaborar en los esfuerzos por cuidar y defender a la Convención Constitucional y su trabajo. Como ciudadanos, es menester mantener fuentes de información confiables y rigurosos en el reporteo e investigación de los hechos que comunican. Pero también es necesario que algunas de las facciones suban el nivel del debate o que se decidan por discutir abierta y colaborativamente todas las instancias de la Convención, pues de no hacerlo, al momento de discutir lo esencial del proyecto constitucional, sus valores, visiones o principios podrían quedar fuera de la redacción por no abrirse al debate con todas las fuerzas.

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate. No se debe perder de vista que, el motivo de esta asamblea constituyente es buscar resolver nuestras diferencias vitales de forma democrática, civilizada y republicana, frente a la alternativa de una guerra civil. Por ello, se debe defender a la Convención y comprender, de una buena vez que la política sí importa.

TAGS: #NuevaConstitución Convención Constitucional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad