#Ciudadanía

El Feminismo, un movimiento transformador de largo aliento

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La fuerza del movimiento feminista que convocó a la marcha del 8M en Santiago a más de 250.000 personas y, en otras 60 ciudades una cantidad cifrada, según la coordinadora feminista, en alrededor de 1.000.000 de personas, muestra que en él se reconocen cada vez más mujeres, en toda su diversidad, de todo tipo y condición, de edades diferentes, jóvenes, madres, hijas, abuelas y nietas, acompañadas de miles de hombres que han entendido que renunciando a sus privilegios y prejuicios patriarcales vivirán mucho mejor y en armonía con las mujeres.


El avance del feminismo descoloca, incomoda y pone nerviosa a la derecha y pone en su sitio a la ultraderecha

Los personeros del gobierno y la derecha que descalificaron, previamente a la marcha, los objetivos de la misma, han tenido que tragarse sus propias palabras y han decidido cambiar de opinión, proclamándose feministas, ergo, la presidenta de la UDI.

El feminismo en Chile es una fuerza en desarrollo, con base suficiente para alimentar la cordura y vencer las tinieblas del machismo imperante aún en la sociedad -una encuesta reciente indica que 73% de los chilenos(as) estima que Chile es un país machista- que demanda mayor equidad y le está dando nuevo impulso a las reivindicaciones sociales, a los anhelos de justicia y los sentimientos de identidad colectiva que apunta a un cambio de paradigma social, construyendo una nueva cultura política estructurada en la horizontalidad y el respeto a las diferencias.

La masiva movilización que un año más recorrió Santiago y muchas otras ciudades del país, es una muestra colectiva de cómo el feminismo se consolida, crece y se expande. La transversalidad del movimiento es un hecho indesmentible porque nos invoca a todos, pero la irrupción de las jóvenes es digno de destacarse en los debates en torno al cuerpo, entre ellos el aborto y la violencia sexual, pues  han sido catalizadores de la potencia actual del feminismo, poniendo a la intemperie las discriminaciones impuestas en la sociedad por la derecha ultramontana chilena que sudan machismo por sus poros.

La lucha por el aborto en 3 causales, las protestas contra el acoso sexual y la violencia que sufren las mujeres cotidianamente fueron también un motor de la expansión feminista, que ha logrado llevar el feminismo a las conversaciones cotidianas, a las casas, los medios de comunicación y el discurso político.

El país ha visto la toma de conciencia colectiva empujada por varios de estos hitos acumulados en los últimos años, junto con la irrupción de las jóvenes y la politización de buena parte de la gente joven. Por eso el avance del feminismo descoloca, incomoda y pone nerviosa a la derecha y pone en su sitio a la ultraderecha. A los primeros les pone frente a sus contradicciones, a los segundos les devuelve a su lugar en el pasado, en las cavernas.

Según la OCDE, las mujeres en Chile ganan 21% menos que los hombres en igualdad de posición. La desigualdad se expresa también en sus pensiones, en planes de salud más caros con Isapres que discriminan a las mujeres y en barreras de acceso al mercado laboral.

El feminismo ha situado en el centro de la agenda e incendiado la mecha de una cascada movilizadora, con el impulso del #MeToo, los femicidios y la violencia sexual, cada vez más masivas hasta llegar hasta aquí. La energía de la contestación feminista les permite ahora, saber que si son muchas en la calle, sus demandas tienen mayores posibilidades de materializarse. No se trata sólo de la igualdad de la mujer, se trata de aplicar esa lucha por la justicia no sólo en el género sino en el quehacer de la sociedad como un todo: en la economía, la escuela, la pareja, las empresas, las instituciones políticas. En resumen, en todos los órdenes. Se trata de acabar con cualquier desigualdad, explotación y violencia contra los seres humanos y el planeta. Por eso es tan fundamental el feminismo, porque es un misil en la línea de flotación, en la base sociocultural que sostienen las distintas estructuras de ese machismo, como el capitalismo salvaje, los totalitarismos, los ultranacionalismos basados en el privilegio y las desigualdades.

Las masivas movilizaciones feministas del pasado 8M en todos los continentes se ha interpretado por algunos analistas como una manera de frenar a la ultraderecha, a la ola reaccionaria que sacude la política en algunos países (Brasil, EE.UU) y la acentuada deriva derechista del gobierno de Piñera y la eclosión electoral de J.A. Kast en las últimas elecciones presidenciales.

Los destemplados rugidos machistas de la ultraderecha se han convertido en unos de los mayores estímulos y acicates del movimiento por la igualdad de las mujeres. No obstante lo anterior, el fenómeno feminista supera con mucho lo coyuntural. El feminismo es mucho más que una moda o una reacción a otro mar de fondo de opinión pública o de ideología, ya que la causa de la igualdad de las mujeres no es coyuntural, sino profunda y duradera, lo que lo convierte en un movimiento acelerador del cambio social y político; por tanto transformador de largo aliento y de primera magnitud.

La lucha por la igualdad va lenta en frutos. La brecha entre hombres y mujeres sigue siendo muy grande en muchos ámbitos de la vida. De la vida privada y de la vida pública. A los acelerones de cada 8 de marzo han de seguirle aceleraciones sostenidas y a buen ritmo todo el resto del año. Los personeros (as) de derecha que hablan de despolitizar el feminismo no han entendido nada (o no quieren aceptar el desafío ni aprovechar la oportunidad, que sería peor). Un movimiento así es pura política… y pura civilización. Al debate público y al Gobierno de la polis, la ciudad, le dieron los antiguos griegos el nombre de política. Sus sucesores romanos derivaron de su ciudad, a la que llamaban civitas, dos conceptos aún más ricos y depurados: ciudadanía y civilización. Tantos siglos después, el feminismo es más de lo primero y más de lo segundo, más política y más ciudadanía y civilización.

Sin duda, el feminismo ha emergido como un gran polo vertebrador. Quien se quede fuera habrá perdido la corriente principal de la historia, y algún día tendrá que hacer un enorme esfuerzo suplementario si quiere reengancharse.

El movimiento feminista es, tal vez solo junto al ecologista, cuyo potencial en la lucha contra el cambio climático resulta ahora mismo difícil de predecir, el movimiento social que más empuja en la reforma estructural del sistema. Ambos son actores políticos colectivos de carácter movilizador y representan, con sus repercusiones en la igualdad, la solidaridad y la inclusión social, así como en las mentalidades y las costumbres, todo un motor del cambio.

TAGS: #ChileActual #MarchaFeminista Feminismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de Marzo

Encuentro bastante triste el hecho que se intente usar políticamente y con otros fines, el reclamo de muchas mujeres por un cambio en sus vidas y para el futuro de sus hijas, hay en la relación de géneros asimetría culturales heredadas innegables, abusos y hasta un vacío en la protección real contra la brutalidad de animales vestidos de hombres, la muerte ronda muchas relaciones. Pero se ve, y he allí lo doloroso del asunto, un afán de las viejas ideologías por capitalizar, por intentar hacerse dueños de las banderas, de ser los conductores del cambio, si esas ideologías hubieran querido hacer cambios reales lo hubieran hecho, oportunidades han tenido.

17 de Marzo

Estimado Javier,

El movimiento feminista es autónomo y también político, puesto que lo personal es político pero no partidista ni propiedad de ningún partido. Y también un movimiento social con propuestas y aportaciones políticas.

Como un movimiento social, colectivo y complejo tiene propuestas políticas, sociales, culturales y de orden institucional. El feminismo no solo lucha contra el machismo prevaleciente pero, simultáneamente, boga por la igualdad en todos los ámbitos. Desde el momento que ellas se imaginan y perseveran por una sociedad más igualitaria y más justa están involucrándose en el quehacer de la polis. Eso es POLÍTICA.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

No debe ser fácil para quienes creen ser dueños de la realidad y lo “posible”, que una vez más sea una política comunista la que venga a demostrar que no puede haber “consenso” cuando hay cierta ...
+VER MÁS
#Política

Camila Vallejo, la gran pesadilla de Piñera

Sala Cuna (No) Universal
+VER MÁS
#Género

Proyecto de Ley de Sala Cuna ¿Universal?

En el momento que se comienza a pensar y usar su propia inteligencia en busca del libre albedrío, te vuelves peligroso para el sistema; peligroso para esas personas que están en el poder
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensamientos desde el fondo de la estupidez global

Hemos tomado conocimiento que se está preparando un recurso de protección que algunos conocedores del tema interpondrán en la Corte de Apelaciones, no sabemos si de Santiago o Valparaíso, en contra de l ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ley de Integración Social y Urbana: Diputados y su falta de convicciones

Popular

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11

En análisis internos, el SAG advirtió “deficiencias logísticas y técnicas para implementar de manera oportuna, eficiente y eficaz el sistema de control y fiscalización de las obligaciones que impone ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sphagnum/turba: ¿Peligra aplicación de decreto que regula su cosecha?