#Ciudadanía

Constitución de 1980: Sobrevalorada

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En numerosas escuelas de derecho del país, se infunda la idea de que la Constitución de 1980 es una especie de panacea hiper-intelectual de las ciencias jurídicas. Uno de los máximos logros de la dictadura militar de Pinochet, y un trofeo que con orgullo ritualista exaltan los fans y viudas de Jaime Guzmán.


La democracia representativa liberal ha fracasado, toda vez que la ciudadanía no se siente representada ni menos protagonista de su propia vida. Hay que avanzar hacia una democracia participativa

Lo cierto, es que en ningún ranking de nivel mundial serio, la Constitución chilena aparece en los puestos de vanguardia, no se estudia en las academias jurídicas de renombre de otros países, y a Jaime Guzmán no lo conoce nadie, más allá de ciertas cloacas liberales y ultraconservadoras nacionales, donde gustan derramar lágrimas nostálgicas coleccionando revistas Fiducia, charlando sobre las maravillas que concreta la mano invisible del mercado, sobre el monarquismo español, luego de rezar hasta para ir al baño.

Existen numerosos factores con los cuales se mide el éxito de una Constitución; uno de los primeros indicativos más allá del origen y su extensión, es la duración temporal de la carta fundamental, y como aquella recibe el respaldo ciudadano, construyendo un piso popular.

Sabemos que el origen de facto de la Constitución chilena fue absolutamente anti-popular, anti-democrático y redactada con un fuerte componente ideológico neoliberal. Pero observando más allá, es una Constitución que luego de algunas décadas, resulta ser ampliamente rechazada por la comunidad. Por ello la consigna de Asamblea Constituyente es una de las más proclamadas, junto con la renuncia de Sebastián Piñera.

Resulta hasta grosero mencionar que como derechos fundamentales, desde los numerales 21 al 24 del Artículo 19 de la Constitución se consagre expresamente la ideología neoliberal, impidiéndole al Estado no sólo tomar parte activa de la vida económica del país, sino también afirmando la imposibilidad de intervenir frente a la arbitrariedad de empresas que podrían devorarse la nación, para lucrar hasta con el aire.

Aquellos numerales atentan y se contradicen contra todo Estado de derecho, encargado de velar por el bienestar común de la ciudadanía y seguridad de la nación. Si la soberanía reside esencialmente en la nación, y la ejerce el pueblo; es el Estado el que debe intervenir en todo aspecto de la vida social, cuanto sea necesario para garantizar el bien de la comunidad, que puede verse afectado considerablemente por el accionar deliberado de grupos económicos, que trabajando para sus propios intereses, no les importe en lo mínimo el desmedro de la nación. En ese escenario se atenta contra la civilización, al mismo tiempo que existe una barbarie legítima del capital; una plutocracia.

La Constitución tiene errores garrafales como no consagrar dentro de los derechos fundamentales, el de vivienda digna, puesto que según la lógica de mercado, -y suerte de estado subsidiario-, la vivienda es un bien de consumo, siendo necesario recurrir a la cadena de la deuda, mas intereses irrisorios y arbitrarios para tener acceso a la misma. Verdaderos contratos de adhesión impuestos por las entidades bancarias, frente a los que el Estado queda limitado en pos del sacrosanto libre mercado.

Otro factor que se mide en la eficacia de una Constitución, es el nivel de protagonismo que tiene la ciudadanía en el mundo político. Las últimas elecciones presidenciales dan cuenta de una crisis de representatividad política. La gente no vota por flojera, o por indiferencia, sino porque para la gran mayoría, la clase política está totalmente alejada y no represente a la sociedad civil. La ciudadanía desprecia a esta clase pluripartidista liberal que deambula en el Congreso. De la actividad política también se hizo un mercado, donde las candidaturas recaudan aportes millonarios e intentan convencer  a la comunidad con todo tipo de colores y promesas que quedan inconclusas.

Los instintos de supervivencia de la ciudadanía se activan contra esta clase política que queda impune, luego de lanzar las más groseras mentiras con el fin de ser electos. ¿Cuántos ciudadanos estarían a favor de  disolver los partidos políticos con un determinado número de personeros involucrados en casos de corrupción, junto con otros delitos y crímenes?, ¿Cuántos ciudadanos apoyarán la idea incluso de ejecutar a quienes hayan sido culpables de corrupción? Se llevarían una gran sorpresa…

Observamos por tanto, que la democracia representativa liberal ha fracasado, toda vez que la ciudadanía no se siente representada ni menos protagonista de su propia vida. Hay que avanzar hacia una democracia participativa, donde se consoliden nuevos mecanismos de participación como los referéndum populares, los plebiscitos frente a la aprobación de normas, las iniciativas populares e incluso un sistema de destitución popular, existiendo de por medio un mandato hacía la autoridad competente, que debe ser rigurosamente responsable.

Estos cambios hacía el Chile auténticamente soberano, alejado de todo semicolonialismo, y neoliberalismo funesto, sólo pueden comenzar erradicando la Constitución de 1980, sobrevalorada, inflada, adornada y reformada, pero a todas luces, ineficiente y obsoleta.

TAGS: #ChileDespertó #ConstituciónDel80

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

08 de noviembre

La gente no vota por flojera.

Lo vi, en directo, cuando hubo que elegir entre Bachelet y Matthei, o Piñera segunda parte. Quienes votan son las mismas personas, siempre las mismas. El resto no vota.

Estaba participando en el movimiento de Asamblea Constituyente cuando fue la eleccion Bachelet -Matthei. ¿Se pidio o no se pidio que fuera la gente y que escribiera que querian Asamblea? Si, se hizo, y se lucho mucho por movilizar a gente para que exigiera Asamblea Constituyente… ¿Donde estaban los que ahora se erigen como «voz del pueblo»? Paseando por Viña. No fueron a votar porque se fueron a la playa. Ahora esos mismos gritan «Cambien la Constitucion»… Muchos ciudadanos nos movilizamos pacificamente por eso hace años y no nos apoyaron. Ahora vienen con el cuento de que «Chile desperto», cuando hace muchos años que hay gente intentando luchar… el problema son los muchos que nos bloquean, empezando por los rompecalles saqueadores destrozaparques.

Asi que no justifiques la desidia con discursos planfletarios. Hace años que mucha gente se nego a votar, no por el bipartidismo ni por los politicos… lo hizo porque sencillamente le importa un comino el pais, y solo mueven su trasero para votar cuando han vendido su voto por empanadas.

08 de noviembre

La indiferencia política se genera por dos condiciones básicas: La crisis de representatividad, y la ignorancia conformista. ¿O crees que la gente de la nada decidió que le «importaba un comino el país»? tienes que estudiar el por qué, de la producción de aquella cultura del no me importa nada. La democracia liberal ha fracasado, el neoliberalismo de Pinochet se trizó, las masas no se consuelan por el mero poder adquisitivo ilusorio.

Hoy el escenario social no es el mismo de hace un mes incluso. Ha comenzado un proceso de movilización que no se detendrá, puede ser lento o rupturista, pero nada es igual. Hoy el pueblo manifiesta intenciones de ser el constituyente, exige un papel protagónico y anhela la destrucción de la clase política. Te aseguro que esa indiferencia política de no querer votar ya no corre, podrás corroborarlo en los siguientes plebiscitos.

Esa juventud por la que nadie apostaba y que decidió levantar la bandera de evadir el pasaje, hizo más que tú y los «métodos pacíficos», -triste evolución del derecho a petición colonial-, que obviamente no tuvieron éxito alguno. De ese derecho petición hay que pasar a la acción directa.

09 de noviembre

«Hay que avanzar hacia una democracia participativa»

«…referéndum populares, los plebiscitos …, las iniciativas populares…»

Yo añadiría un Congreso Digital en donde participe la gente y las organizaciones y las ideas se discutan, porque lo demás me parece empaquetado. «Prefiere decir sí, o prefiere decir no»… Pero, ¿quién propone el qué?… Además, las iniciativas populares merecen un lugar de discusión. Aparte, siento que se me imponen… Por ej., aparece un grupo mayoritario diciendo «no más AFPs» y debo tragármelo; me lo imponen, y parece «bueno», pero, ¿y qué pasa si yo digo más AFP, o si digo AFP de los trabajadores, o AFP de todos los chilenos y si mis argumentos son mejores que el de quienes dicen «no más AFP»?

¿Dónde expongo los argumentos?… ¿Dónde los justifico?… ¿La gente puede leerlos así como lee el panfleto «no más AFPs»?… Los argumentos de «no más AFPs», para pasar a una cosa nunca muy bien explicada y de dudosa procedencia -onda sospechosa la wea- no son mejores que los de una AFP de todos los chilenos, pero ¿dónde se explica la razón sobre esto?…

No hay dónde, por ello se debe tener un Congreso Digital, donde además se ventilen los candidatos a lo que sea. O se les exija curriculum o discurso. Profesionalidad y no charlatanería, tal como a los alcaldes… Donde se vea proyecto, y se le pueda sumar ideas, o razones, o argumentos.

No puede haber democracia participativa sin un Congreso Digital. Lo demás es «raye», vote sí o no…

14 de noviembre

La Constitución del 80 SI es una muy buena Constitución. Porque logró algo que muy pocas hacen: llevar un país de un estadio a otro. A nivel cultural, económico y social. Amén de que guste o no, fue tremendamente efectiva. Por lo tanto, ya cercana a su extinción, será recordada como un hito de logro y cauce.
Otra cosa es que haya cumplido su rol, y ante la nueva situación mundial (demografía, digitalización, etc) pueda no interpretar a una masa heterogénea. Pero la pregunta será ¿existirá alguna Constitución que si lo haga? ¿se podrá inventar un sistema en que TODES (sic) esten contentEs? Quizas el mismo concepto de Constitución esté obsoleto.
Por lo mismo, ojalá la nueva Constitución derive en una mínima, de una hoja…como la de EEUU, hasta hacerla desaparecer como en Inglaterra. Lo que se quiera regular se haga a través de leyes, las cuales se pueden ira adecuando mas rápido a los cambios. Contra mas larga y compleja se haga la nueva Constitución, mas obsoleta se hará.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?