#Ciudad

La peor de las perezas (o hay vida más allá de los posteos)

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hace pocos días falleció Jesús Quintero.  El dato, muy plausiblemente, no debiera ser de interés de nadie.  Por lo menos en este lado del planeta y, más aún, en este pedazo del fin del mundo.  Y así fue, ni en Aysén ni en Chile hubo funerales, banderas a media asta ni panegíricos en su honor.

Falleció Quintero el 3 de octubre.  Tenía él 82 años.  Algo más que la media mundial había ya vivido.  Algunas vivencias tenía.  Murió en Cádiz, en su Andalucía y España natal.  Nada, más allá de la conmemoración por estos días del primer contacto supuestamente oficial entre los pueblos originarios de América del Sur y los europeos, podría vincular a este periodista, director y presentador de la radio y TV hispana con nuestra realidad. Con nuestros intereses.


La vida, la realidad, aunque nos las pinten de colores, son complejas.  Por ello requieren acercamientos complejos.  Y respuestas (si las hay) también.  La idea de que todo se resuelve con pulgar hacia arriba, pulgar hacia abajo, no sólo es irresponsable, también denota pereza.

Hace algunos años Quintero, entrevistador de fuste y excéntrico, conocido en su tierra como “El loco de la Colina”, traspasó fronteras con un monólogo que se despachó sobre uno de los sinos de la sociedad actual: la ignorancia.  Por aquellas palabras, es preciso reconocer, llegué a saber de su persona.  Antes y después de su muerte el registro se hizo viral.

Siempre ha habido analfabetos, pero la cultura y la ignorancia siempre se habían vivido como una vergüenza” partió diciendo hace 11 años en su programa “El loco soy yo”, emitido por Canal Sur 2 de Andalucía.  Lo que siguió fue un torbellino de ideas en contra del orgullo con que algunos y algunas flamean su falta de conocimientos.

El tema no es fácil.

La división entre ignorantes y sabelotodo, cultos y rústicos, doctos e iletrados, se ha utilizado sistemáticamente en distintas sociedades como medio de dominación y control.  De segregación, donde comúnmente han sido los desposeídos los que han quedado a la vera del camino en un ciclo sinfín: al no tener oportunidades no acceden a formación y educación habilitante; al no tener formación y educación, no acceden a oportunidades.  Son los Sísifo de la humanidad, los que no tienen espacio en lo que entendemos por modernidad.

Pero Quintero no aludió a aquellos.  Y lo dejó bien en claro.

Nunca como ahora la gente había presumido de no haberse leído un puto libro en su jodida vida, de no importarle nada que pueda oler levemente a cultura o que exija una inteligencia mínimamente superior a la del primate” espetó.  E hizo el contrapunto con la ignorancia de antaño: “Los analfabetos de hoy son los peores porque, en la mayoría de los casos, han tenido acceso a la educación. Saben leer y escribir pero no ejercen”.

En su reflexión, no quedan fuera los medios: “La televisión cada vez se hace más a su medida. Las parrillas de los distintos canales compiten en ofrecer programas pensados para una gente que no lee, que no entiende, que pasa de la cultura, que quiere que la diviertan o que la distraigan, aunque sea con los crímenes más brutales o con los más sucios trapos de portera”.

Aclaremos, un principio básico de la sociedad libre es que cada uno debe buscar la felicidad a su manera. Tal debiera ser un derecho garantizado a todo evento… si no fuera porque vivimos en contacto con otras personas y con otras vidas.  Porque en el espacio colectivo, en el escenario natural, nuestras particulares opciones pueden afectar a las y a los demás.

Hace un tiempo escribí que ya no me bastaba, como padre, anhelar y colaborar con que mi hijo fuera feliz.  Que me importaba que en esta pesquisa incorporara la necesidad de que los demás también lo fueran.  Satisfacerse a costa -no con- el resto, no es una aspiración éticamente loable.

Todos somos ignorantes, claro está. El conocimiento es demasiado ancho y ajeno para pretender alcanzar la totalidad de saberes, interés que además de iluso sería la muerte de uno de los motores de la humanidad: la curiosidad.  Porque lo perfecto no muta: cualquier movimiento le llevaría a la imperfección.

Pero de aquello no trata este artículo.  Apunta a los conocimientos requeridos para ampliar los horizontes, más allá de nuestro ombligo personal.

En ese lugar-estante donde permanecen los clásicos que nos relatan los dilemas de los de ayer, muchas veces similares a los de hoy.  Algo podemos aprender ahí de los errores ajenos, de antaño, de los que nos trajeron hasta acá.  Porque los clásicos, en el fondo, son una ventana a las llagas siempre abiertas de la humanidad.

En ese lugar-anaquel donde encontramos los debates colectivos de nuestra comunidad, los que nos involucran y afectan.  Para no ser los idiotas del presente, apelativo que en la Grecia original se daba a aquellos despreocupados de los asuntos públicos, sólo enfocados en lo que a ellos beneficiaba.  El individualismo mucho tiene de aquello.

En ese lugar-cobijo donde está la abstracción, la creación personal qué compartir para ampliar las miradas colectivamente.  Donde la comunicación real aparece, la de hacer en común con sentido.

Esos espacios hoy no son visitados y, peor aún, son rechazados por muchos y muchas.  Es, en la práctica, la muerte de la reflexión, sustento del populismo neoliberal.  Para quienes de seguro Gabriela Mistral era floja, Aristóteles un vago, Neruda un ocioso.  Porque no producían riqueza material, sólo se dedicaban a pensar.

A ellos criticó Jesús Quintero: “El mundo entero se está creando a la medida de esta nueva mayoría, amigos.  Todo es superficial, frívolo, elemental, primario… para que ellos puedan entenderlo y digerirlo. Esos son socialmente la nueva clase dominante, aunque siempre será la clase dominada, precisamente por su analfabetismo y su incultura, la que impone su falta de gusto y sus morbosas reglas”.

La vida, la realidad, aunque nos las pinten de colores, son complejas.  Por ello requieren acercamientos complejos.  Y respuestas (si las hay) también.  La idea de que todo se resuelve con pulgar hacia arriba, pulgar hacia abajo, no sólo es irresponsable, también denota pereza.  Una de la que nos alertó Quintero hace una década atrás y que tiene mucha relación con nuestro aquí actual: la pereza de pensar.

TAGS: #SociedadModerna Conocimiento

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Es urgente que las autoridades den el ejemplo y que el Estado de Chile haga rendir cuentas a los responsables de estos crímenes con premura y determinación, pues la impunidad no puede continuar en el paí ...
+VER MÁS
#Justicia

Una más del general Yáñez

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

Los empresarios, por la gran responsabilidad que cae sobre sus hombros, no tienen que ambicionar ser los mejores y más ricos del planeta, sino que ser los mejores “para” el planeta, colocando a las per ...
+VER MÁS
#Sociedad

Razas y subhumanos una creencia para justificar atrocidades

El único culpable en este desaguisado es el funcionario público que, como director de obras municipales (DOM), otorga los permisos de edificación, dejándose en claro que para la obtención de este acto ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Quién ganará le pelea entre Orrego y Delgado?

Popular

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

No hemos logrado dar una lectura a la percepción de clases medias y bajas sobre posibles choques culturales, el miedo a la perdida de trabajo o si en su comuna no colapsará la entrega de diversos servicio ...
+VER MÁS
#Política

El sesgo de clase en la batalla cultural del frente amplio

La información pluralista y de calidad, la cultura de buen nivel, los valores democráticos y de civilidad, deben ser considerados igualmente derechos de todos los chilenos, y un deber a cargo de los recur ...
+VER MÁS
#Política

Tv pública, una reforma pendiente

La bandera de Ucrania está en todas partes. En los pines metálicos de las tiendas de souvenirs, en los edificios públicos(...) Museos y otras atracciones turísticas ofrecen precios rebajados para ucrani ...
+VER MÁS
#Internacional

Cómo se vive la invasión rusa en los países bálticos