#Trabajo

Reforma laboral: hacia un nuevo pacto social

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estamos convencidos de que con sindicatos representativos y con una negociación colectiva equilibrada, Chile puede corregir la inequidad generada en la distribución del ingreso y de paso saldar, en parte, la deuda con el sindicalismo, principal actor en la recuperación de la democracia.

Los progresistas relacionamos reforma laboral con pacto social, cuyas cláusulas incluyen consensos sobre lo que pueden y deben hacer empleados y empleadores en materia laboral, social y económica. Es una idea común en los países miembros de la OCDE.

Pero toda reforma o pacto se afirma en la confianza. Según la OCDE, sólo un 13% de la población en Chile confía en las demás personas, muy por abajo del promedio regional que alcanza el 59%. Esto impide mejores acuerdos entre empleados y empleadores. La reforma debe servir para acabar con la desconfianza y desigualdad.

Un pacto social va más allá de una reforma laboral común. Se trata de lograr consensos sociales y políticos sobre el rol de la empresa y los trabajadores, es un diseño claro y consensuado de una ruta de navegación de mediano y largo plazo.

En el actual momento de la economía nacional, expresado por una desaceleración del crecimiento, el contexto para grandes reformas es reducido; sin embargo, no podemos olvidar que en los últimos 20 años Chile ha sido uno de los 25 países que más ha crecido a nivel mundial y regional. Es además, según OIT, el país con mayores grados de formalidad laboral en América Latina. Entre 1990 y 2013 Chile cuadruplicó su ingreso per cápita, situándose en la categoría de países de ingresos altos.

No obstante el crecimiento, en muchas empresas no se respeta la legislación laboral, generándose un obstáculo para la existencia de un sistema laboral justo. Sin embargo, la idea de una reforma laboral encuentra hoy un ambiente favorable en el país. Al menos dos razones explican aquello. Por un lado, la evidencia de que las buenas prácticas laborales constituyen una eficaz herramienta de contención ante los efectos nocivos de la desaceleración. Por otro, el convencimiento de que una adecuada reforma respaldada por una enérgica fiscalización, contribuye a la equidad y el desarrollo productivo.

¿Qué tipo de reforma se necesita para lograr ese pacto social, que ha demostrado ser eficaz en otros países? Considerando que el modelo de crecimiento se ha distinguido por una marcada desigualdad, la reforma bien podría ser integral o abordar áreas como la capacitación o la lucha contra la desigualdad mediante el fortalecimiento de la negociación colectiva. Una mejor responsabilidad social es un factor clave en la reforma. Es vital para instalar practicas laborales razonables.

¿A que nos referimos con practicas laborales razonables? El reemplazo de trabajadores que están en huelga viola los principios de libertad sindical del Convenio 87 de la OIT. Tenemos la peor distribución del ingreso entre los países de la OCDE y una de las más bajas tasas de sindicalización, apenas un 14% y solo el 15% de las empresas negocia colectivamente.

La reforma debe revertir esta situación. Es preciso mejorar las remuneraciones y la participación para que el trabajador se sienta incluido. Es decir, fortalecer la titularidad en la negociación colectiva y el derecho a huelga. El desafío es equiparar las fuerzas de los actores.

Apoyamos una reforma que permita a los ciudadanos vivir mejor y que las empresas tengan mayor capacidad. Suponemos que este propósito es compartido por todos. Estamos convencidos de que con sindicatos representativos y con una negociación colectiva equilibrada, Chile puede corregir la inequidad generada en la distribución del ingreso y de paso saldar, en parte, la deuda con el sindicalismo, principal actor en la recuperación de la democracia

¿Cuál es la reforma laboral que Chile necesita? Apoyamos la titularidad sindical, simplificación de la negociación colectiva, y piso mínimo, entre otros. Un pacto que ayude a aumentar la productividad, que promueva al capital y trabajo como las grandes palancas para cerrar la brecha de inequidad. Una reforma orientada a incluir más mujeres y jóvenes.

Somos una sociedad desconfiada, Chile necesita más diálogo social, y eso tiene nombres propios: prácticas laborales razonables, pacto social o reforma laboral, pero no cualquiera. Apoyamos una reforma que perfile un nuevo pacto social, con temas que no afectan la competitividad y supervivencia de las empresas.

Imagen: theclinic

TAGS: Reforma Laboral

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva

12 de octubre

Ninguna novedad esto que en un país donde se espera que pocos ricos repartan a muchos pobres, como Chile, por demagogia o ignorancia se intente lo mismo que hace un país rico en donde hay mucho ricos para ayudar a pocos pobres, no es nuevo. Es la forma clásica para generar desempleo, bajar sueldos reales porque al subir el costo de la mano de obra suben los precios y de estancar al país alejándolo definitivamente de llegar a ser un país donde eso sí funciona.

Hace como 200 años que están probados y fracasados los resultados de su “progresismo”. Pero si eso quieren, allá ustedes, ya veremos quien lo pasa peor con su “brillantez”

Saludos

jose ariel

12 de octubre

Reformas laborales?? como?? cuando?? donde?? en un pais como Chile donde campea la ignorancia y el desconocimiento de estos temas incluso entre los dirigentes sindicales dados mas a la coima de los patrones que a la defensa de los derechos de los trabajadores creadores de la riqueza de unos pocos. Falta mas educacion de los trabajadores, mas empóderamiento, mas valentia de ir donde un patron o un empleador y usar un lenguaje inteligente y asertivo, mas apoyo de las instituciones como la direccion del trabajo, que hagan su pega y fiscalizen , fiscalizen, fiscalizen mas y mas . Hay platas fiscales destinadas a dar subsidios a empleadores para dar mas empleos y de mejores salarios, y esto no se cumple. Si fiscalizaran como es debido capaz que en este ambito se descubra un nuevo pentagate, o sea empleadores sinverguenzas apropiandose de plata fiscal destinada a mejorar las condiciones laborales, y derivadas a otros ambitos como lujos, vicios, inversiones truchas, etc. Yo no creo que en una economia solida estas cosas vayan a causar un gran desastre. Un pais que basa su desarrollo en la sinverguenzura y en el robo del esfuerzo laboral no es desarrollo ni es progreso, esa es la mentira con la que nos quieren convenzer la cpc , la sofofa, la udi, etc.

Jose Luis Silva

12 de octubre

El articulo se contradice porque da cuenta del crecimiento que ha tenido Chile porque lo ha tenido gracias a una politica laboral de incentivo a la producción individual, que la gente gane lo suyo por lo que trabaja, no por lo que negocia un supusto representante con la autoridad de la emprsa. Obviemente Chile no hubiese crecido nada con una reforma sindicalista como la propuesta. Con esto solo tendremos desempleo e inflación.

12 de octubre

La discusion seria sería revisar cual es el objeto social de las empresas. Si el objetivo es obtener retorno a sus accionistas, es distinto a que se diga que su ibjetivo es dar empleo, o pagar el maximo de impuestos. Si asi fuese, se estableceria otra relacion entre el Estado y privados; lo que es otra forma de hacer las cosas, seguramente el Estado tendria que generar inventivos distintos, etc. Pero, en suma, se podria cuestionar en verdad el sentido de las empresas, y dejar de demonizarlas con la ignorancia de quienes no tienen que manejar organizaciones complejas.

Jose Luis Silva

12 de octubre

Si pretende que los empresarios sean filántropos dejarian de ser empresarios, no tendrian ni un peso para invertir ni serian capaces de generar ni un solo empleo. Los objetivos secundarios pueen ser muy altruistas pero primero el empresario debe perseguir maximizar sus utilidades, es lo que genera emprendimiento y con él se genera empleo. Es la formula que se ha probado con exito en toda la historia.

Saludos

12 de octubre

Estimado, precisamente eso es lo que se debe cuestionar y , por el peso de los hechos, reafirmar. Pero que vivan algunos cuestionando la labor empresarial, por el hecho de que no entienden lo vital que son para la sociedad, y que se fundamentan en lo mismo que el resto: el interes propio, el cual, en conjunto, hace que la sociedad crezca. Pero el auge de la neoizquierda, que vuelve a demonizar. al empresario debe darse la vuelta larga para volver a entender (algo que hizo en los 90) que son un factor importante y que vivir atacandolo es pan para hoy y hambre para mañana
Saludos

Jose Luis Silva

12 de octubre

De acuerdo con Arturo. En realidad son mas las generaciones jóvenes de la izquerda que tienen este añejo discursito de los revolucionarios 50 y 60, los mas viejos parecen haber aprendido la lección, se nota por su silencio y mesura. Una pena que no hayan transmitido su sabiduria a los chicos.

Hay un viejo dicho que reza: “Si cuando joven no eres de izquerda es probable que te falte corazón, pero si cuando maduras no eres de derecha definitivamente es que te falta cerebro.”

Saludos

13 de octubre

La democracia nos pide a gritos un cambio en las empresas y una nueva legislación laboral, pero en un espacio tan corto donde las reformas y los presupuestos están atascados por diferencias justamente en el Partido Socialistas y los Empresarios, no vamos a ir a ningun lado.
Los proyectos parados!!!! y sin ejecutar no les dice nada; el Estado no tiene plata eterna para dar subsidios. Nadie que no nos sentemos a conversar, pero intentemos cerrarle al otro la boca. Chile, por Dios es estable político y económicamente.
Hay que dejar atrás los viejos resabios del pasado. Estamos en una sociedad donde gran parte del mercado laboral lo forman las mujeres y los inmigrantes. A ellos que no tienen nada que ver con nuestros baches del pasado no tenemos porque cargarles reglas que eran nuestras.
La nueva Ley Laboral debe ajustar que las empresas ya no son nacionales, a excepción de las pymes y las empresas chicas donde se puede trabajar hasta con 10 trabajadores. Estamos pensando todavía que podemos trabajar físicamente y este concepto es también anquilosado. No más la tecnología existe y viene para quedarse donde los antiguos sistemas tienen que irse al museo para que otras generaciones los visiten cuando tengan tiempo.
Los edificios y su gran infraestructura alguien me puede decir para que va a servir, uhhh, como puede ser tan poco creativo el pensar que ¿1950 es lo mismo que el 2050?. Las reglas que estamos son para un nuevo siglo.
Hay que preguntarse como queremos relacionarnos y pensemos en tecnología chat interactivo con 3D porque nos estamos quedando atrás. Estos conceptos antiguos, ciegos y que no dejan hacen negocios internacionales en vivo y en directo o que hayan sesiones de sindicatos internacionales. Para eso y más se está probando Li-Fi y Wi-Fi de alta velocidad donde podemos llegar cerca de 100 GB.
No sigamos soñando que la vida es la que vivimos eso ya pasó como mi tiempo para escribir. Hay que ver como es bello: el volver a conversar con el otro y volver a confiar en él.

Jose Luis Silva Larrain

16 de octubre

Juan Chile efectivamente es estable política y económicamente por las decisiones políticas y económicas que se han tomado, como por ejemplo la de no sindicalizar el país. Si cambias las desiciones políticas y económicas que hacen estable a Chile, entonces Chile ya no será estable. Nose porqué es tan dificil entender cosas tan simples.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica