#Trabajo

¿Cómo se fija el sueldo mínimo, según la OIT?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La OIT no cuestiona la existencia del sueldo mínimo, sino más bien valora y rescata su importante función social, por lo que establece que los Estados deben tener un sistema de fijación del salario mínimo de aplicación general fijado por ley, en el que tengan participación tanto los representantes de los trabajadores como de los empleadores, siendo esencial que el sistema tome en cuenta los factores económicos del país y las necesidades de los trabajadores y de sus familias.

Desde sus comienzos, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se ha planteado como objetivo el garantizar “un salario vital adecuado” para los trabajadores. Así, en distintas convenciones y recomendaciones ha intentado formalizar y establecer límites mínimos y obligatorios al nivel de salarios.

La idea del salario mínimo nace a comienzos del siglo XX con el objetivo de “asegurar a los trabajadores un salario mínimo que les permita satisfacer sus necesidades vitales y las de su familia de manera adecuada”de acuerdo a las condiciones económicas y sociales del país.

La OIT concibe el sueldo mínimo como “uno de los elementos más importantes que contribuyen al mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores”. Además, menciona que debe ser una política que ayude a eliminar la pobreza y asegurar la satisfacción de necesidades de todos los trabajadores y de sus familias.

En el último Convenio aprobado por la OIT en esta materia (el N°131, sobre la fijación de salarios mínimos) se establecen ciertos elementos que son necesarios aportar al debate que actualmente se está llevando en nuestro país, ya que en muchos aspectos nos estamos alejando bastante:

1)      La OIT no se cuestiona la existencia del sueldo mínimo: En nuestro país hay muchos sectores que argumentan que la existencia del sueldo mínimo genera más problemas que beneficios. En cambio, la OIT establece lo contrario, incluso protegiéndolo y obligando a los Estados a establecer un sistema de sueldo mínimo por ley para todos los trabajadores a los que sea apropiada su aplicación.

2)      Valora y rescata la importante función que tiene el sueldo mínimo: Además de todo lo mencionado más arriba, la OIT expresamente declara que con éste se busca proteger a los trabajadores contra remuneraciones indebidamente bajas e injustas, por lo que “el objetivo fundamental de la fijación de salarios mínimos debería ser proporcionar a los asalariados la necesaria protección social respecto de los niveles mínimos permisibles de salarios”.

3)      Obliga a establecer sistemas de salarios mínimos de aplicación general: Según la OIT los Estados además deben contemplar mecanismos apropiados y efectivos para ajustarlos periódicamente.

4)      En el mecanismo que escoja el Estado, la OIT los obliga a “consultar exhaustivamente” a las organizaciones interesadas o representativas de empleadores y trabajadores, tanto para el establecimiento del mecanismo que fije y ajuste periódicamente el sueldo mínimo, como a su aplicación y posteriores modificaciones. Incluso contempla que pueden participar directamente en la aplicación de los mecanismos para la fijación de salarios mínimos.

Si bien la norma internacional no obliga a los Estados a negociar o a decidir en conjunto con estas organizaciones, si los obliga al menos a ser exhaustivos en las consultas, esto es, siguiendo el criterio del Diccionario de la RAE, agotar por completo esta instancia.

En este punto cabe destacar que si bien en Chile distintos sectores hablan de negociaciones entre gobierno y otros agentes sociales, en la práctica el sistema de fijación del sueldo mínimo no pasa de ser una mera consulta realizada por el Ejecutivo para luego despachar un proyecto de ley.

5)      Según la OIT dos son los criterios que se deben tener en cuenta para determinar el nivel de los salarios mínimos de un país:las necesidades de los trabajadores y de sus familias habida cuenta del nivel general de salarios en el país, del costo de vida, de las prestaciones de seguridad social y del nivel de vida relativo de otros grupos sociales” (artículo 3 letra a); o los factores económicos, incluidos los requerimientos del desarrollo económico, los niveles de productividad y la conveniencia de alcanzar y mantener un alto nivel de empleo” (artículo 3 letra b).

Bien sabemos que el sistema que tenemos en Chile se aleja de tomar los dos criterios, sino que, más bien el segundo -junto a los argumentos económicos y políticos-, prima sobre el primero, casi dejando de lado las necesidades de los trabajadores y de sus familias.

Todo lo anterior se podría resumir en que la OIT no cuestiona la existencia del sueldo mínimo, sino más bien valora y rescata su importante función social, por lo que establece que los Estados deben tener un sistema de fijación del salario mínimo de aplicación general fijado por ley, en el que tengan participación tanto los representantes de los trabajadores como de los empleadores.

Debemos avanzar a un sistema de fijación del sueldo mínimo que esté acorde a lo que prescribe la OIT y no entramparnos en cuestionar su existencia, sino más bien debemos valorar, rescatar y utilizar su importante rol social.

Además, urge avanzar a una mayor participación de los empleadores, trabajadores y de sus organizaciones, dejando de lado las meras consultas y la definición exclusiva del gobierno de turno, para lograr tener un sistema más acercado a lo tripartito. Si bien no planteamos una plena negociación, si debemos asegurar un régimen donde realmente estén presentes el gobierno, los empresarios y los trabajadores, y donde todos los planteamientos sean tomados en cuenta en un plano de igualdad y concurran, en conjunto, a la fijación del sueldo mínimo nacional.

Asimismo, se debe adoptar como un criterio importante para la fijación del salario mínimo las necesidades de los trabajadores y sus familias, ya que la realidad nacional y distintos estudios en la materia han demostrado que ganando el sueldo mínimo no se alcanza a satisfacer las necesidades de manera digna, incluso la mayoría de las veces los termina situando por debajo de la línea de la pobreza.

Sólo con un sistema más democrático, participativo y legítimo en el proceso, y donde verdaderamente se incluyan los dos importantes criterios que menciona la OIT  las necesidades de los trabajadores y sus familias y los factores económicos-, se podrá mejorar las condiciones de vida de los chilenos y lograr satisfacer dignamente las necesidades de los trabajadores y de sus familias, contribuyendo de paso a colaborar con la tarea de eliminar la pobreza y de disminuir la aberrante desigualdad existente en nuestro país.

———–

Fuente Foto

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
nanyi lorena

13 de mayo

eso es una injusticia

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable