#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La militancia en un partido político, de por sí, no suele ser la primera opción cuando uno consulta a sus pares en qué ocupan su tiempo libre. Ahora, si nos consultan por partidos denominados “tradicionales” la búsqueda más bien se parece a una expedición incierta. Somos aún muy pocas las personas que nos dedicamos a esto, que ponemos el alma en la militancia, que vibramos con nuestras organizaciones y con su gente.

 

En estos días de aprobación (finalmente) del proyecto que despenaliza el Aborto en 3 Causales, forjamos junto a distintas organizaciones una complicidad pocas veces vista. Una coordinación entre el mundo de las organizaciones sociales, asociaciones de funcionari@s, organizaciones feministas y partidos políticos. Lo hicimos con un diálogo franco, no complaciente. Lo hicimos frente a frente y no por Whatsapp. ¿Tiene acaso esto un valor en sí? Claro que lo tiene. Si la desconexión de la antigua Concertación con la sociedad civil marcó profundamente la actual decepción con la política, la crisis de las confianzas. Pero hay una luz de esperanza en volver a construirlas y hacia allá vamos, teniendo claro el adversario. En este punto, el Pastor Soto ayuda bastante a discernir.  


Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas de nuestra épica. Peleas donde resulta muy nítido quienes desean el avance de la sociedad, respecto de quienes quieren el avance de derechos.

 

Nos enfrentamos una vez más a los conservadores. Y es que a nuestra generación de nacid@s en los 90, que no nos tocó la lucha contra la dictadura y que éramos muy niñ@s para darnos cuenta de los entresijos de la transición esto es una pelea histórica. Estamos viviendo la democratización valórica de Chile. Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas de nuestra épica. Peleas donde resulta muy nítido quienes desean el avance de la sociedad, respecto de quienes desean frenar el avance de la sociedad de derechos.

 

Pese a todo lo anterior, vale la pena. Vale la pena dar la vida por un ideal, por supuesto que lo vale. En los tiempos del individualismo, los proyectos colectivos valen la pena, las alegrías y los esfuerzos. Es más, soy de los que creen que tenemos mucho por lo que luchar, y esas luchas son contra una cultura instalada del miedo al otro, de la desconfianza. Lo vemos en la discusión sobre migración, sobre delincuencia; es la narrativa del desprecio por el otro o la otra. Pero cada discurso tiene su tiempo, llega lentamente la hora en que tengamos que vernos a los ojos, cuestionar cómo vivimos y armar junt@s los puentes al desarrollo. En esa construcción, espero encontrarte a ti que ahora estás leyendo esto.

TAGS: #Aborto #Aborto3Causales #ParticipaciónCiudadana #PartidosPolíticos #TribunalConsitucional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de agosto

Una muy buena reflexión, dejando claros los objetivos cumplidos, pero por cierto los que quedan por cumplir aún, en la búsqueda de construir un nuevo Chile.

Veronica herrera

23 de agosto

Cada tiempo tiene sus luchas y las que nos jugamos la vida contra la dictadura en favor de la democracia fue justamente para que uds los jóvenes tuvieran la claridad y valentía de que es posible avanzar con otras banderas. Orgullosa de que el compromiso juvenil sea por más derechos para todos y todas, por un Chile mejor.

Paulo Cañas

23 de agosto

Crear puentes hacia el desarrollo y una mejor Calidad de vida reflejada en derechos y reivindicaciones del ciudadano, bien Rodrigo ¡Gran generación la está dedicando su tiempo en pro del progreso¡

Sebastian cocio

23 de agosto

100 % de acuerdo contigo compañero , pasó a pasó iremos realizando el cambio con nuestras generaciones futuras

23 de agosto

Sin duda hemos de ser conscientes de la construcción gradual de un país mejor, con avances y reveses, pero con la claridad de que nuestras batallas son hoy posibles gracias a que muchos otros lucharon antes por ir corriendo el cerco de lo posible.
Un gran desafío para los partidos y para las organizaciones es mostrarse como verdaderos interlocutores y como grupos que orientan su acción de manera coherente con sus principios fundantes.
Suscribo tu reflexión.

Ignacio

23 de agosto

Tus palabras me hacen retroceder y tratar de entender en el submundo en que estábamos viviendo, está bien el desarrollo toma tiempo y debemos avanzar “piano a piano” por mi parte estoy contento y satisfecho con los pequeños grandes logros que hemos conseguido cada uno desde sus trincheras, como dices tú desde la sociedad civil hasta los partidos políticos, no somos nada ni nadie si no tenemos quienes nos representen y defiendan. Te felicito como la persona que eres y como dirigente político espero que sean estas nuestras cartas las que en un futuro no muy lejano estén tomando las decisiones.

Un abrazo, el amigo de Graneros.

Coca Marley Melinao

23 de agosto

Totalmente de acuerdo. Yo también soy militante progresista y estos últimos días han sido de alegría y reflexión justamente porque veo que sumando fuerzas aún somos capaces de transformar la sociedad. Pensé que en el TC perderíamos. Lo mismo pensé respecto al fallo de Dominga. Sin embargo salimos adelante proponiendo nuevos escenarios a partir de las ideas y los valores. Estos triunfos deben servir de aliciente para lo que se viene. Un abrazo desde la Región Estrella, compañer@s!!!

Juan Antonio Guerra Sierra

23 de agosto

“vale pena dar la vida por un ideal”, bien compañero Rodrigo, como tu dices aun nos queda mucho por que luchar, por seguir construyendo ese nuevo chile que todos queremos!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno