#Tecnología

Nuestros niños, la tecnología y una sociedad en decadencia

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es una lástima que usemos la tecnología además de alejarnos de nuestros pares, para maleducar a nuestros niños, para ensimismarlos y para cortar sus alas.

La tecnología está al alcance de los hombres, cada vez se encuentra más cerca y accesible para todos, tanto así que hoy en día se manifiesta a disposición de la sociedad como un bien cotidiano e incluso necesario, sin ir mas lejos, es lo que nos esta conectando ahora mismo, emisor y receptores de esa humilde opinión. “La tecnología como herramienta importante para el proceso evolutivo de la comunicación de la sociedad”,  o por lo menos así debiese ser, tendría siempre que contribuir al desarrollo de lo que somos como individuos y principalmente como miembros de una misma comunidad.

Pero no es así, la sociedad no se está comunicando, ya no estamos compartiendo nuestros momentos (ni siquiera nos planteamos si está bien o mal que ésto ocurra). Nos encontramos sumergidos en un despecho apático hacia el resto sin importarnos lo que ocurre mas allá de nuestra propia nariz. En los espacios públicos ya no compartimos ni siquiera las ansiadas miradas cautivantes, no somos cómplices de una felicidad en común, ni de una tristeza que necesitemos hacer simultánea. Nos encontramos siempre inmersos en una introspección decadente que construye una burbuja de hierro en nuestro metro cuadrado, del cuál no queremos salir prácticamente en ningún momento del día, pues no necesitamos nada mas que nuestro celular último modelo con conexión a Internet para sentirnos parte del mismo mundo, en una misma “red”. Nos limitamos a mantener una cotidianidad perturbada por la soledad, o mas bien, por el ciber-acompañamiento.

Hoy nos encontramos en el peor de las escenografías para esta obra que pareciera estar pauteada y dirigida simplemente a la involución insípida y trágica de nuestra sociedad.

Hace unos días me encontré con una campaña publicitaria de computadoras portátiles y “tablets” (ni siquiera sé si la traducción exacta mantiene las características de éste elemento moderno). Dos minutos de publicidad en la televisión española que incentivan a “vivir nuestras emociones de otra manera”.  Una niña toma con sus manos un ciber-pincel, se enfrenta a una impecable pantalla “touch” que se encuentra en un escritorio perfecto, todo como nuevo; de fondo su madre  también perfecta que de escorzo observa la situación mientras la niña se prepara a hacer un dibujo. Una pintura de algunos colores que brillan en el cristal y que toman forma a medida que mueve el ciber-pincel de un lado para otro, luego de algunos segundos de “creatividad” decide imprimir su ciber-pintura, y con sus intachables manos y con su ropa que mantenía su condición de nueva, dispone la “obra de arte” frente a la pantalla de la computadora y se la enseña a su padre que no cabe en sí de tanto orgullo y felicidad.

Es una lástima que usemos la tecnología además de alejarnos de nuestros pares, para maleducar a nuestros niños, para ensimismarlos y para cortar sus alas. Utilizar la tecnología, tan elemental como indispensable en la vida de hoy, para alejar a los niños del descubrimiento de un pincel que se hace espacio en un bote de pintura y que luego traza un mundo mágico inexplicable e inentendible para nuestros ojos contaminados. Estamos prohibiendo así una fantástica experiencia entre la imaginación del niño, la relación con su entorno, con su familia más cercana y le condicionamos tristemente la manera en la que el niño enfrentará al mundo.

Tengo una hija de 3 años, Emilia,  desde antes de su segundo cumpleaños que ha indagado en sus propias emociones, ha expandido sus alas al expresarse en forma háptica con sus “queridos” lápices, pinceles y decenas de colores, muchas veces prefiriendo incluso recurrir a su herramienta más elemental: sus propias manos. Hemos gozado al observar su alegre e intelectual camino, ver cómo va descubriendo sus capacidades a su propio ritmo, tomando siempre esa experiencia como un juego fantástico al cuál invita inconscientemente a todo quién la rodea. Sólo basta entender que la única regla de su juego, es que no deben existir reglas ni límites y que todo este acontecimiento no se puede medir en “gigabits” ni se podría llegar a comparar nunca con un frío ciberpincel en una impecable pantalla de computadora.

Esa campaña publicitaria sólo nos da cuenta de que angustiosamente buscamos facilitar todas las cosas, acortar todas la etapas y tener la mayor cantidad de posibilidades en la palma de nuestras manos. Nosotros mismos construimos día a día esa burbuja de hierro que nos separa de la sociedad, sepultando así nuestros valores y principios humanos, contribuyendo a la decadencia de la sociedad y dejando nuestra ética primordial olvidada en la “papelera de reciclaje”.

———-

Foto: Daniel Lobo / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de abril

Los conceptos relacionados a la calidez humana dentro de la sociedad y el grupo familiar están relacionados también a otros factores múltiples de amplo espectro.

Encasillar a la tecnología dentro de determinado análisis es probable que produzca conclusiones que son proporcionales a la escasez de amplitud que se le concede a la visión que critica a la tecnología bajo determinados parámetros.

Esto quiere decir que si se amplia la mirada de la forma en que se aprecia a la tecnología, asociándola a la sociedad, las conclusiones también serán más amplias y es probable que se lleguen a apreciar conclusiones de mayor amplitud que permitan hacer una valoración más correcta de la influencia de la tecnología en la vida de nuestra sociedad.

Particularmente creo que se puede pintar en la mesa con tempera o algo similar, sin dejar de aprender a usar herramientas digitales, ya que, por ejemplo, no pocas personas las usan a diario en su vida, como parte de su trabajo, motivo por el que no está demás adquirir habilidades tempranas en ello, para que en el futuro nuestras pinceladas digitales sean mejores, tal como mejores pueden llegar a ser las expresiones pictóricas de alguien que practica con el pincel el dibujo en distintos sustratos utilizando diferentes clases de tintas o aditivos de color…

Carlos

26 de abril

Una columna llena de lugares comunes, sin un solo estudio o dato duro que refrende las opiniones del autor. Legítima su postura, pero si quiere convencer con sus posturas, sería bueno argumentar desde las evidencias y no desde las percepciones.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena