#Sociedad

¿Y cuál es el problema si Chile tiene billonarios triple XL?

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En un artículo publicado hace unos días acá en El Quinto Poder, señalaba que la fortuna de las cuatro familias más ricas de Chile equivalía al ingreso anual del 80% de los chilenos. Decía también que en Chile había más multi-billonarios que en países mucho más poblados y más ricos, pero más desarrollados, es decir, con una mejor distribución de la riqueza. 

Estas son las cifras. Chile es un top 10 mundial en la extrema concentración de la riqueza. Más concreto: la fortuna de los Luksic, los Matte, Horst Paulmann, y Sebastían Piñera (según reporta la revista Forbes), equivale al 21% del Producto Interno Bruto nacional. Es decir, estas cuatro familias tienen un patrimonio neto igual a uno de cada cinco pesos de lo que el país produjo en el 2010. Chile no tiene simples billonarios, tiene billonarios triple XL, ultra large. Le ganamos a México por paliza (sus billonarios tienen una fortuna de apenas 12% del PIB de su país) y para qué decir a Colombia y Brasil (mediocres 7% y 6%, respectivamente), a Venezuela (raquítico 3%) y a Argentina (un 2% para la risa). Y para qué decir de países que son unos verdaderos pichiruchis en materia de billonarios, como Finlandia (1%), Holanda (2%), o Dinamarca (3%). Al lado de nuestros billonarios triple XL, hasta los jeques de Arabia Saudita (13%) y el mismísimo Bill Gates y sus colegas billonarios norteamericanos (12%), son un moco de pavo. Si alguien quiere saber de billonarios de verdad, que venga a Chile, nada de cuentos. 
 
Pero algunos lectores de la columna anterior sobre este mismo tema, me hicieron una buena pregunta: ¿Y qué? ¿Qué importa? Yo digo que sí importa. Importa antes que nada por razones éticas, porque en mi opinión, no está bien que cuatro familias puedan concentrar tanta, tanta, tanta riqueza cuando muchos de sus compatriotas tienen tantas necesidades insatisfechas y tantas dificultades para sacar adelante a sus familias. Pero si acaso usted tiene una opinión diferente desde la perspectiva ética, también pienso que semejante concentración de la riqueza no es buena por motivos más instrumentales. Vamos viendo lo que han dicho economistas convencionales, nada radicales ninguno de ellos, sobre los efectos de la extrema concentración de la riqueza.
 
Hay evidencia de que en países en desarrollo los niveles extremos de desigualdad reducen las tasas de crecimiento (según estudios de los expertos Deininger y Olinto); que la concentración del poder político asociado a la inequidad social resulta en políticas de desarrollo sub-óptimas desde el punto de vista de la eficiencia económica (Acemoglu y sus colaboradores); que la desigualdad reduce el impacto del crecimiento sobre la pobreza (Bourguignon);  que la desigualdad de oportunidades (es decir, el acceso desigual a los activos)  es aún más perjudicial que la desigualdad en la distribución del ingreso (Birdsall y Londoño); que la interacción entre fallas de mercado y acceso desigual a los activos es particularmente dañina para las oportunidades de crecimiento (Bardhan y Carter y Zimmerman);  que en sociedades desiguales las élites tienen una influencia desmedida en los procesos políticos y en las instituciones de tal forma que éstas tienden a reproducir la desigualdad (de Ferranti y sus colaboradores y el Informe del Desarrollo Mundial del Banco Mundial en 2006) y, en fin; que la auto-retroalimentación de las instituciones y políticas causantes de la inequidad puede llegar al extremo de colocar a la sociedad en verdaderas trampas de desigualdad (Bourguignon y sus colaboradores y Tilly). 
 
O sea, el que tengamos estos súper-billonarios en Chile es un problema para el país, para su crecimiento futuro, para el impacto del crecimiento sobre la pobreza y para la calidad del sistema político y de las instituciones, entre otros daños. Los perjudicados no son solo los más pobres, somos todos, es el país.
 
¿Y qué se puede hacer? Insisto en lo ya dicho. Cinco cosas bastante concretas, nada radicales, todas ellas practicadas por esos países a los que queremos parecernos en ingresos per cápita. Primero, reforma tributaria para tener una estructura de impuestos menos regresiva. Segundo, equidad de acceso a educación de calidad. Tercero, sindicatos con poder para negociar. Cuarto, reducir las discriminaciones de género y de etnia. Quinto, cohesión territorial. Nada más, nada menos. Esta es una agenda concreta para la equidad.
 
¿Para cuándo todo eso? Bueno, el Presidente Piñera nos ha llamado a que lleguemos al 2020 con el ingreso per cápita de Portugal. Buena meta, estoy a favor. Pero, además, propongo que lleguemos al 2020 también con esta otra característica de Portugal: que la fortuna de nuestros súper-billonarios no supere el 4% del PIB nacional, en vez del actual 21%.  Es decir, sí con ganas al ingreso de país desarrollado, pero sí también a la equidad de país desarrollado.
 
* Julio Berdegué es Doctor en Ciencias Sociales e investigador de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural
———-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de junio

Manteniendo el PIB y la población constante, si existe una mejor distribución del ingreso, el bienestar total de la sociedad aumenta por la ley de los retornos marginales decrecientes.
Por ejemplo, si en una sociedad existen 2 individuos cuyos respectivos ingresos eran $100 y $10 y pasan a ser $90 y $20, el bienestar total aumenta porque la utilidad que le reportan esos 10 al que ganaba 100 es mejor que la que le reporta al que ganaba 10, quien finalmente duplicó sus ingresos. Por lo que Chile podría optar a un nivel mayor de desarrollo si tuviera una mejor distribución del ingreso.
Es una pena, pero una triste realidad que la mayoría del crecimiento económico está concentrado en estos grandes grupos y es poco lo que llega al resto de la población, por lo que no es un problema que se esté solucionando … Bueno, forma parte uno de los tantos desafíos que tiene Chile para alcanzar el desarrollo.

20 de junio

Nada, absolutamente nada podría suceder en las actuales condiciones políticas. A lo más un par de gestos, para seguir dándole a la ruca. Se necesita una reforma política estructural. lo demás es esperar golosinas, pan y circo, de este contubernio de la política con los negocios.

22 de junio

Espero que no te ofendas, pero .. a pesar de tantas canas, bigotes, datos, citas y pergaminos, me parece que las propuestas que colocas para mejorar la equidad son insuficientes y de bajo alcance… Veamos cada una de ellas…

Primero, la reforma tributaria para tener una estructura de impuestos menos regresiva.

Lograr que la estructura de impuestos sea menos regresiva es algo que redundaría en mayores impuestos pagados por las empresas que tienen más activos, lo cual obviamente sería algo bueno, sin embargo, es necesario precisar qué monto de dinero adicional percibiría el Estado y a qué cosa lo destinaría, porque, todos sabemos que el Estado mantiene recursos en el exterior, por ejemplo, sin embargo, no son recursos que se usan para invertirlos en las necesidades de la estructura necesaria para mejorar la equidad. La propuesta política de Marco Enríquez-Ominami consideraba una reforma tributaria, sin embargo, si no recuerdo mal y perdón por si no uso el dato preciso, se suponía que con esta el Estado percibiría unos 1.200 millones de dólares adicionales, que constituirían aproximadamente un séptimo del presupuesto anual asignado al Ministerio de Educación… Pregunta… Con ese séptimo adicional ¿el Estado podría proporcionar una educación de calidad?… ¿Qué monto de dinero consideras que proporcionaría una reforma tributaria a las arcas del Estado?… Otra consideración a este punto es que si a las empresas más grandes se le subiesen los impuestos, ellos subirían sus precios, lo mismo que sucedería si el sueldo de los trabajadores aumentara de forma significativa, por lo tanto, sería la gente la que pagaría los nuevos costos… ¿Eso constituiría una forma de mejorar la equidad, en definitiva?…

Segundo, equidad de acceso a educación de calidad.

Lo primero que me surge decir es ¿qué cosa es la educación de calidad y quién se supone que la impartiría, si la mayoría de los profesores tienen una preparación de baja calidad y provienen del segmento universitario con menor puntaje de ingreso a las universidades?… Además de ello, una política que asegure una educación de calidad debiera tomar tal vez dos décadas para que se visualicen los cambios, sin embargo, los problemas de equidad que se tienen se vivieron ayer, hoy y se vivirán mañana, por lo tanto, se requieren medidas de corto plazo principalmente para enfrentarlas, sin desmedro de las de largo plazo…. Además de ello, ¿cuánto crees que cuesta llegar a proporcionar una educación de calidad y qué se supone que contemplaría ello?, para que seamos más precisos…

Tercero, sindicatos con poder para negociar.

En Chile tenemos sindicatos diversos y tienen poder para negociar e incluso tenemos una poderosa institución como lo es el Congreso para velar por el sueldo que debieran recibir los trabajadores, la que sin ir más lejos estuvo sesionando el día de hoy en torno al tema, sin embargo, ambas facultades han sido insuficientes para que el sueldo de los trabajadores sea algo más justo y que llegue a mantener conformes… Además de esto, nuevamente surge el problema de que si subes los sueldos de los trabajadores, todas las cosas suben, porque la mayoría de las empresas traspasan su costo incremental a los compradores, por lo tanto, es la gente la que termina pagando los sueldos de los trabajadores y así no veo cómo se mejore la equidad, aunque comprendo que es una necesidad el reajuste de los sueldos, lo que a su vez ayuda a la inflación y sobre explota los recursos financieros que percibe la banca, aumentando la inequidad, entre otras cosas…

Cuarto, reducir las discriminaciones de género y de etnia.

Me parece perfecto, pero, dime… ¿Cómo las reduces y de qué forma ello aporta a la equidad, la que hasta aquí veo que presentas bajo la mirada del control de variables que la pueden mejorar desde una perspectiva cuantitativa, más que cualitativa?… Explícame, por favor… Si acaso consiste principalmente en mejorar el nivel de sueldos de las mujeres y de individuos que se podrían calificar como pertenecientes a etnias, ¿no cae eso en el punto número tres?…

Quinto, cohesión territorial.

Por favor, expláyate en torno a este punto, porque mencionar tal cosa es más bien una frase temeraria y de poca reflexión que raya la irresponsabilidad, si no se colocan los argumentos adecuados…

Percibo que no eres de aquellas personas que le agrada responder los comentarios que recibe, pero, por mi parte, más que esperarlos, te confieso, comento lo que has publicado para evidenciar mi percepción de que la tuya me parece que es una recetita que huele proveniente de la típica postura de personas que pertenecen a la ex Concertación y que buscan retornar al poder con una serie de clichés baratos que me atrevo a decir que una vez planteadas las consultas de rigor al respecto, prefieren guardar silencio y desviar el tema si acaso les resulta ineludible el tener que decir algo…

Paralelamente a lo que has propuesto, te quiero dejar un comentario en relación a lo que percibo de la equidad y/o inequidad…

La inequidad es generada principalmente por la falta de accesos democráticos a oportunidades financieras para emprender y la falta de cohesión de los sindicatos de los trabajadores para demandar al creación de una AFP propia que pueda crear un banco de dinero también propio y toda la red de empresas que quisieran…

La primera de ellas quiere decir que mientras más pequeña es una empresa, más caro le cobra la banca los intereses que percibe por el dinero que les presta, por lo tanto, su capacidad de crecimiento marginal ante los mismos dólares prestados a las pequeñas empresas en comparación a las grandes, no produce los mismos beneficio que para éstas últimas, lo que obviamente favorece el crecimiento de grandes capitales que, dicho sea de paso, sólo aportan trabajo para el 20% de la mano de obra del país, pero, venden más del 80% de todo lo que compra, lo que a su vez desfavorece enormemente a la pyme, que otorga el 80% del empleo y que tiene una cuota de ventas de mercado con una tendencia descendente… Además, a la hora de colocar a las personas que no constituyen una empresa en esta lista, pero que igualmente se endeudan y pagan intereses, tenemos que mirar al establo de las vacas lecheras cuyas ubres son más prolíferas, ya que éste segmento de la población es el más explotado de todos y en el que maduran las mayores causas de inequidad, de cuya guinda de la torta tenemos por caso el ejemplo de La Polar…

En cuanto al segundo punto, si existiera una AFP de los trabajadores que tuviera banco de dinero propio, las tasas de intereses del mercado bajarían, para intentar competir con ese banco, además de crearse un holding de empresas competidoras de las ya existentes que redituaría beneficios directos a los trabajadores y ahorraría dinero a los consumidores de bienes y servicios, incluido los préstamos bancarios, beneficiándose mayoritariamente la población entera y mejorando el nivel de equidad… ¿Lo percibes?…

Te quiero hacer notar que si existe una empresa dominante de un mercado que consideras que es causa de inequidad, tal como lo has dicho de las mega fortunas de unas pocas familias, lo oportuno es crearles competencia para distribuir los ingresos entre una mayor cantidad de población y el mecanismo que te acabo de comentar me parece el más adecuado y sencillo de generar, ya que las propuestas que colocas para mejorar la equidad apuntan a demasiados pájaros con apenas una piedra en una honda y una trayectoria de difícil pronóstico… Si crees que estoy equivocado, o piensas que hay algo que no he contemplado en mi comentario, tal vez podrías decírmelo para que dialoguemos en torno a ello, pero, soy escéptico a que lo hagas, así es que, esperando tu silencio, espero que reflexiones en lo que te acabo de comentar y que lo disfrutes…

Hay una última causa de inequidad importante y ello es la falta de una democracia efectiva y una herramienta como una Cámara Ciudadana Digital en donde ejercerla y donde el pueblo pueda hacer valer su razón, sin embargo, sería largo de comentar…

fjdfksdkfjsklfjs

ricardo

31 de octubre

esto es una porqueria

claudio

31 de octubre

esto es una porqueria porqueria yo apoyo el comentario de ricardo

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno