#Sociedad

Usted no es un gran genio

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Publicar un artículo es un triunfo de la palabra. Para quien lo hizo, acabó de ponerla ahí fuera y fue valorada por un editor.

Aquí estoy, una vez más, ojeando títulos y subtítulos de diversos artículos; los que se le vengan a la imaginación. Me encuentro con un nombre conocido en la autoría de uno, lo que compruebo, seguidamente, por su propia persona. Este estudiante, del que no sabría calificar su inteligencia, pero es sin duda afirmada por sus logros académicos, recibe felicitaciones por el artículo mencionado. Sin embargo, en las felicitaciones, veo pocas alusiones a lo escrito. Podría decir ninguna si quisiera ser exigente, lo que no sería ninguna sorpresa.

La cuestión es que cosas, evitando la palabra sucesos, como la anterior, ocurren con demasiada frecuencia. Se publica mucho y se lee poco.

Publicar un artículo es un triunfo de la palabra. Para quien lo hizo, acabó de ponerla ahí fuera y fue valorada por un editor. Ha sido seleccionada sobre otras vistas por este editor, e incluso supera a aquellas que no se han acercado al papel, ya que aquella tuvo la articulación suficiente para hacer sentido. Representa algo meritorio, por lo que se puede estar orgulloso, pero siempre en relación con los demás. Es un éxito que no nace por si mismo, si no en relación a los que supero.  Por lo tanto, solo podemos calcular lo meritorio de un artículo en términos sociales, pero no generales.

Los responsables de darle mérito a los artículos, se comportan, generalmente, como mencioné al principio. El solo hecho de haber sido publicado es suficiente para darle fundamento intelectual a sus palabras, independiente de la trascendencia que tengan. El título del artículo es, probablemente, la mayor cantidad de información que reciba el lector.  Lo anterior, por lo tanto, representa una contradicción que debería ser notada por todos aquellos que nos quieren enseñar: lo escrito no es lo valorado, si no el hecho de estar escrito. A pesar de esto, columnistas, opinantes y críticos se enjabonan en una importancia mesiánica. Viven en una burbuja donde sus palabras son escuchadas, donde significan algo más que un murmullo.

A partir de lo anterior, se abren dos rutas: o cambiar la forma en que los artículos son recibidos, de manera que sean un aporte, o aceptar la importancia de los artículos. Lamentablemente, la primera alternativa es muy difícil de llevar a cabo: la manera en que los artículos son recibidos depende de quién los escribe, y valga la redundancia, quien los recibe; cambiar la forma en que son recibidos sería cambiar los hábitos de lectura, algo sobre la que no se tiene ruta de acción. Ahora, aceptar la importancia de los artículos es una ruta viable y productiva. Saber para quienes escribo incide en lo que escribo: lo adecuo a mis lectores, ocupo mis capacidades para sacar el máximo provecho de mis palabras.

Es por esto que escribo esta columna con característico conformismo: sé que quizás no llegue a muchos; probablemente a ninguno.

 

TAGS: Ego Escritura

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada