#Sociedad

Una izquierda de calidad

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La Concertación nos cagó. No impidió el cierre de algunos medios de prensa escrita, no fomentó la creación de nuevos medios alternativos. Emplearon medidas propias del neoliberalismo, privatizadoras, aumentaron la brecha entre los más pobres y los más ricos y prepararon el país para convertirse en un coloso neoliberal, camuflando la desigualdad con un nivel de crecimiento económico del 6% del cual disfrutan solamente los más poderosos. El resto seguimos igual.

Rechazo de antemano cualquier cosa que tenga que ver con auto-calificarnos a los chilenos de alguna forma, pero algo que he observado en general, es que la televisión no solamente nos ha dejado enseñanzas vacías, sino que también una forma de relacionarnos con el medio social. Entonces me di cuenta de que la atención que se presta a los movimientos sociales es bastante parecida a la atención que se prestan a los rostros faranduleros.

Hace poco leí una entrada que hablaba de la baja en el apoyo al movimiento estudiantil y las múltiples críticas que se le hacen a Camila Vallejo. Lo que más me llama la atención es la rapidez con la que todos se cansaron del movimiento y de sus dirigentes y criticaron tanto la politización.
Entonces mi análisis lo acoté a dos puntos:

1.- El rechazo que el chileno le tiene a la politización actualmente es por miedo a que ocurra una politización parecida a la que ocurrió antes del 73.

2.-Las figuras que muestra la televisión tienen siempre un ciclo de fama bastante repetitivo, dividido en etapas: revelación, clímax, descenso y muerte. En algunos momentos hay un renacimiento.

Esta teoría es perfectamente aplicable al movimiento social que vive hoy Chile. Como los medios de comunicación están en manos de la oligarquía, ya este modelo comunicacional es parte de nuestra forma de recibir información a través de los medios de comunicación.

Según esta teoría, lo que sucedió fue una superposición entre el punto 1 y el punto 2. El rechazo a las ideologías, producto del trauma vivido antes, durante y después de la dictadura, junto con este ciclo que llevan a cabo los medios de comunicación produjo que se le restara la importancia que se merece al movimiento estudiantil y que la gente se asustara, la masa desarrolló nuevamente miedo a la politización, lo cual se entiende, pero no se justifica. Porque hoy esas aprensiones son simplemente falta de valentía para mantener la dignidad.

La sociedad chilena hoy en día prefiere creer que todo está bien, a pesar de que todo a su alrededor sea disconformidad. Porque indignarse implica informarse, moverse y los más viejos ya tuvieron suficiente con la dictadura. Pero eso no significa que nosotros, las nuevas generaciones, tengamos que ser parte de ese pensamiento también. Cada generación ha tenido algo para indignarse, y mi generación, creo yo, tiene mucho para alegar. Esta revolución parte por convencer a la familia de cada pergenio de que este es el momento de cambiar las cosas. Quizás por eso no avanzamos tan rápido, la gente tiene miedo y prefiere hacerse la “hueona” y seguir viendo tele.

La gente se hartó en cierta forma del movimiento, pero eso no mata la tendencia izquierdista que tenemos en Chile, y en Latinoamérica en general. Hay que recordar con qué discurso llegó Piñera al poder, un discurso de medidas sumamente socialistas. Prometió educación de calidad entre otras cosas, por ejemplo. Este miedo a la politización produjo que las masas se olvidaran en cierta medida de los partidos políticos, rescatando únicamente los discursos que dieran los carismáticos líderes.

Si un RN sale hablando de mejoras en los recursos públicos, reformas equitativas, crecimiento económico y un edén urbano, ¡No le crean! Es de RN.

El único caso en el que la gente jamás olvidará un partido político, o más bien un conjunto de partidos políticos, es la Concertación, la más grande y humillante decepción que ha tenido el país desde la relativa vuelta a la supuesta “democracia”. Desde que terminó la dictadura que Chile está en la búsqueda por una izquierda de calidad. ¿Y lo hemos conseguido? No.

La Concertación nos cagó. No impidió el cierre de algunos medios de prensa escrita, no fomentó la creación de nuevos medios alternativos. La televisión abierta nunca estuvo más cerrada. Emplearon medidas propias del neoliberalismo, privatizadoras, aumentaron la brecha entre los más pobres y los más ricos y prepararon el país para convertirse en un coloso neoliberal, desfachatado, incontrolable que cada vez privatiza más, y más, y más, camuflando la desigualdad con un nivel de crecimiento económico del 6% del cual disfrutan solamente los más poderosos. El resto seguimos igual.

Esa es la cuestión, la verdadera petición a la que alude el movimiento social en Chile no es solamente una educación de calidad, salud de calidad, etcétera. Lo que Chile quiere es una izquierda de calidad, que asegure lo ya mencionado. Después de la dictadura, no existió nunca una izquierda legítima, y eso es lo que se está exigiendo. Por nuestra parte hay que vencer el miedo a la politización, la politización es necesaria y la aprensión es nada más ni nada menos que nuestra. Hay que definir posturas, lo cual no significa dividir a las masas sino que significa aplacar el origen violento que tanto identifica al pueblo Latinoamericano, a la masa transformarla en organizada, crítica, informada, tolerante y, por muy cliché que suene, construir el nuevo mundo.

¡Ah! Y nunca subestimes a un tecnócrata neoliberal. Puede llegar a ser tu presidente. Democráticamente, más encima. 

—-

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de octubre

Gracias a los mismos políticos de ayer hoy y siempre se perdió la institucionalizad fueron perdiendo credibilidad falto poco para que se llevaran el País a sus reductos cada partido político se creyó dueño no solo del gobierno de los ciudadanos los cuales debíamos sufragar solo x los que nos impusieran lo cruel es que la historia se repite algunos de los dirigentes nuevos llámense estudiantiles y sociales van con las mismas mañas aun no aprenden que deben ser diferentes mientras mas sea la violencia mas se abrirá la brecha entre ciudadanos y SEUDOS POLITICOS

Pedro Sandoval

02 de octubre

Tengo 24 años y creo que te quedaste en el pasado cuando dices “La Concertación nos cagó. No impidió el cierre de algunos medios de prensa escrita, no fomentó la creación de nuevos medios alternativos” Hace tiempo en Chile hay libertad de opinión y mas aun ahora con las redes sociales, medios los cuales tu “pobre” izquierda a utilizado para convocar marchas, protestas, funas etc…
No puedes negar el aumento en la calidad de vida de TODOS los chilenos desde el 90 (incluso unos pocos años antes). Concuerdo que falta mejorar la calidad de educación, salud, equidad pero no se logra de un dia para otro para eso faltan propuestas y no mas criticas, tu hablas de cambio…. y sigues con discursos que por historia nos han llevado a crisis politicas y economicas
A la falta de propuestas, a lo unico que llamas es a politizarse como si con eso tendríamos mejor educación, salud… es fácil criticar y no aportar. No te compro tu discurso, no estoy ni ahí con tomar colores políticos ni menos de izquierda que no han logrado nada y en las únicas partes que se mantienen es por medio de dictaduras y atropellos de los derechos humanos (si, por eso la gente se canso de la Vallejos, al ser inconsecuente al igual que tu, no porque es victima de los medios) Chao con tu discurso 0 aporte.

Damián Miranda

02 de octubre

Qué cliché tu comentario. “No llames a la politización porque es mala”. Sigo esperando argumentos…
Y pucha, se nota que no entendiste el texto. Yo te pregunto ¿Son los partidos políticos los que organizan las marchas, funas, manifestaciones, protestas? NO! A eso voy, nos manifestamos porque no tenemos ningún partido político que represente nuestras peticiones! Por eso digo que la politización es necesaria, ¿Cómo pretendemos llegar a los escritorios y materializar cambios? Si a penas surge algún candidato por muy izquierdoso que sea lo critican por ser muy rojo o amarillo o verde, etc… O bien si sale mucho en los medios de comunicación se aburren de él/ella. “Chao con tu discurso 0 aporte.”
Depende nada menos que de cómo se lleve a cabo, y ahí está el rol de los medios de comunicación que restan la importancia que se merecen los procesos sociales chilenos. No estoy desmereciendo algunos de los avances que se hicieron con la concertación, pero ¿La educación es gratuita? ¿Y la salud? Esas son peticiones que han estado presentes desde que se volvió a la “democracia” y jamás se otorgaron, de hecho, allí se iniciaron los mismos mecanismos de financiamiento que se utilizan hoy, nada ha cambiado. De que la concertación nos cagó, lo hicieron. Olvidas la revolución pingüina, las primeras injusticias contra el pueblo mapuche, aprobación de termoeléctricas, ETC. todos esos procesos ocurrieron durante la concertación y las peticiones eran las mismas que tenemos nosotros hoy. Hoy tenemos más, pero en fin.

cecilia paz miranda yamal

02 de octubre

De acuerdo en todo!!! felicitaciones por esa mirada lúcida…estás frito, te das cuenta….
Que importante es tener clara la diferencia entre crecimiento y desarrollo.. Chile crece sin desarrollarse….así estamos…

Pedro Sandoval

02 de octubre

Como que las marchas no han sido organizadas por partidos? Por eso la gente se aburrió (incluido yo) de las protestas y manifestaciones porque al final lo estaban utilizando como medio de propaganda para ideales políticos de izquierda, que empieza con el cambio completo del sistema a otro sistema que fue ideado hace 200 años y nos va a dejar igual o peor. Esta bien, el sistema de Chile le falta mucho, pero nombra alguno que sea perfecto. Es ineficiente este cambio radical porque nos va a costar años y eso significa generaciones perdidas. Es mejor proponer y mejorar el sistema actual como por ejemplo Taiwan que siguen siendo comunistas pero han implementado lo bueno del sistema del libre mercado y hasta el momento van bien. Para que hablar de los chinos… en fin una frases de ellos “No importa el color del gato, si no lo que importa es que cace ratones”
Encuentro que esta bien que se proteste y exija, para poner los temas sobre la mesa, eso los estudiantes lo lograron, ahora también hay que aportar, entregar posibles soluciones y ser flexibles en los plazos. Es imposible mejorar el sistema de educación con la calidad de profesores que tenemos y ese es el factor mas importante del porque no apoyo a las marchas:y partidos políticos(especialmente de izquierda, porque venden la pomada que están con el pueblo) No puedo protestar con profesores al lado que no hacen bien su trabajo, que no quieren ser evaluados y que están apernados en sus puestos, y que por motivos políticos son “aliados” de los estudiantes cuando en realidad ellos son parte del problema. Por eso no les compro nada, no soy un títere de partidos soy libre de pensamiento y de actos(por suerte) por lo que no me voy a cagar la vida y juventud para darle poder a los 5 o 6 que manejan los partidos (de derecha, de centro o de izquierda, me da igual) porque ellos no se la van a cagar por mi ni por nadie.

Chicho Donghi

03 de octubre

Cuando el desarrollo se centra en el individualismo, en el éxito personal, en la acumulación de bienes, en aspectos materiales con la primacía del bien individual sobre el bien común, cuando el crecimiento urbano postula una estrategia de ocupación del territorio basada en la segregación espacial, en la homogenización socioeconómica, la concentración de capital y de las inversiones, estamos en presencia del neo-liberalismo, la ideología política que nos heredó la dictadura y que hoy es manejada por casi la misma oligarquía de siempre. Por eso me parece que esta columna es de gran aporte, porque tiene “conciencia crítica y análisis histórico”, des-miti-ficando a la concertación como la responsable de dar al país una gobernabilidad democrática, cuando la única política que desarrolló fue el perfeccionamiento del modelo neo-liberal. Una de las formas de erradicarlo es con el ejercicio de la civilidad, fortaleciendo a las organizaciones ciudadanas, sindicatos, cuerpos colegiados, agrupaciones civiles, etc. Pero esto se parece al socialismo, otros como Sandoval dirán que esto es discurso comunista y claro, se asustan, le vienen a la memoria todos los fantasmas que la historia –escrita por la oligarquía-ha enseñado durante casi doscientos años. No le tema a la socialización de los procesos Sr. Sandoval, infórmese bien, recurra a buenas fuentes y verá que el verdadero desarrollo de Chile de produjo con los gobiernos populares (entre 1938 y 1973), llegando a tener 2 premios Nóbel, con educación financiada y dirigida por el Estado.

danz_tristura

03 de octubre

Pero es que cachai que termina siendo una cuestión de rechazo a la política? La política es necesaria, sobre todo cuando en estos momentos las manifestaciones apuntan a tomar medidas propias de la izquierda y no se tiene un partido político de izquierda que represente correctamente las exigencias. Por eso repito, necesitamos una izquierda de calidad. Y con respecto a tu referencia con los Chinos, por favor hasta cuando con copiar modelos. Si queremos ser socialistas al tiro pensando que “vamos a ser como los Chinos, Soviéticos, Cubanos, etc.” sinceramente encuentro esa relación de un fundamentalismo notable. Los chinos son una civilización mucho más distinta, me refiero a que somos culturalmente diferentes y los modelos económicos de izquierda jamás funcionarán de igual forma a diferencia del capitalista que propone y masifica términos comunes. Globalización. Con respecto a lo que dices de mejorar el sistema, si, para allá va la micro. Pero con medidas propias de la izquierda. Entonces, ¿De qué forma? Si tu has dicho que te cansaron las movilizaciones y que los partidos políticos y dirigentes nos cagan, cómo pretendes llevar a cabo las mejoras del sistema, tu discurso es mucho más de hacerse a un lado y ver cómo le va al resto.

03 de octubre

El análisis me parece un tanto elitista y sesgado en varios sentidos, sobre todo cuando se presume que las críticas al movimiento estudiantil o algunos de sus dirigentes reflejan que la gente se asustó, le teme a la politización (sin definir qué es eso realmente), lo que reflejaría su falta de valentía para mantener la dignidad.
Qué se cuestionen los modos en que el movimiento estudiantil ha ejecutado algunas de sus acciones, o que se cuestione la coherencia de sus dirigentes –algunos ahora candidatos con fotos con líderes del establishment- no implica como se dice aquí, que “la sociedad chilena hoy en día prefiere creer que todo está bien” o que “la gente se hace la hueona”.
No estar de acuerdo con el actuar de ciertos líderes o con sus estrategias y propuestas generales no significa estar contra las demandas que se levantan o carecen de “conciencia” en cuanto a los temas relevantes.
En ese sentido ¿Cuál es la tendencia izquierdista? ¿Qué se entiende por izquierda y derecha en estos tiempos? ¿Cuál sería una izquierda de calidad?

04 de octubre

Para mí es error habitual de muchos discursos el pretender que las definiciones hechas de determinadas filosofías políticas son la solución a nuestra problemática o realidad… Así, procurar la acción de una “izquierda de calidad” podría ser tan beneficioso, si acaso ello fuera posible, como el resultado que podría tener el actuar de “una centro de calidad” o “una derecha de calidad”…

Para mí, como candidato presidencial, los problemas no serán solucionados por la izquierda, la derecha, el centro o la forma política que sea, porque no tenemos un problema de la filosofía política en sí misma, sino que un problema de las metodologías o procedimientos con las o los que se llevan a cabo determinadas acciones…

Para ponernos en el contexto que nos permita comprender esto, debemos considerar que “practicamente todo es posible de ser mejorado” y para hacerlo se requiere de un plan de ingeniería de métodos que lo permita, más bien en casos complejos, utilizando de esta forma la herramienta que se debe utilizar, tal como un cirujano usa un bisturí, o un contador una calculadora, o un panadero un horno para cocer el pan…

Así, utilizando esta herramienta, podemos intervenir todos los procedimientos que sean suceptibles de ser mejorados y ello puede y debe satisfacer los criterios que impongan los requerimientos de todas las formas de filosofías políticas o sociales, apenas “intersectando áreas bajo una curva”, como una forma de explicarlo, para alcanzar zonas factibles de operación, o que satisfagan las demandas que se le hagan…

Esto es particularmente importante porque en la nación, tanto como en el mundo entero, operan dos criterios fundamentales… Uno pretende que el todo sea rentable y el otro que las necesidades que no puedan ser financiadas, sean subsidiadas… Me parece que eso es un resumen bastante sencillo que a cualquiera le resultará comprensible, aun sin añadir todos los términos que lo explicarían de mejor forma…

Entonces, el tema de fondo es crear una sociedad que origine recursos en quien no los tiene, o los devíe hacia ellos, sin crearle un colapso a la parte minoritaria de la sociedad que hoy maneja casi todos los recursos…

Sin entrar en mayor detalle, una de mis propuestas como candidato presidencial propone una forma de hacer esto que hasta ahora ha parecido imposible e inaceptable para la porción de la sociedad que hoy maneja los recursos, satisfaciendo de paso las necesidades de la porción de la sociedad que no tiene los recursos que necesita…

Si quieren saber más acerca del tema, para no aburrir a nadie, léanlo en mi sitio y concluyan…

http://www.camaraciudadana.cl

A modo de resumen, porque no está explicado precisamente con manzanitas, podría decir que un medio para crear recursos en la población que nos los tiene es crear una AFP y un Banco de dinero de los trabajadores de Chile que cree un portfolio propio de inversiones, evitando de esa forma el enriquecimeinto vía especulación financiera de grandes consorcios que reciben préstamos a bajas tasas de interés con el dinero del pueblo para financiarse, entre los que se puede contar a diversas organizaciones empresariales que cotizan en la bolsa, bancos y tiendas de retail que cobran los más altos intereses del mercado, aparte de todos los recursos que reciben del Banco Central, que en teoría maneja tú dinero estatal, tanto como el mío…

Por otro lado, la forma de desviar los grandes capitales que operan en el país hacia zonas de operación aún aceptables para sus dueños, es utilizando dos formas básicas para hacerlo. Una es creando y desarrollando innovaciones tecnológicas y organizacionales en las comunas, de forma que existan más alternativas de emprendimiento que requieran altos índices de financiación que serían satisfechos en parte por tales capitales al madurar “las curvas de iniciativas” y la otra es colocando dineros donde lo han hecho grandes corporaciones transnacionales, pagando a su vez al Estado impuestos o royalties más elvados que los miserables que hoy pagan estas empresas transnacionales y que se resumen, en el caso del cobre, en que aún teniendo una porción mucho mayor del mercado de explotación que CODELCO, aportan apenas un quinto de lo que lo hace esta empresa estatal al erario nacional…

Así, los grandes capitales chilenos, tanto los que podrían ser de uso exclusivo del pueblo, vía la citada AFP y el banco de los trabajadores, como los de los grandes conglomerados que hoy poseen un dominio abrumante del mercado nacional (80% de la torta de todo lo que se vende en el país, apenas generando el 20% del empleo nacional) tendrían campo donde crecer e invertir, parando inmediatamente y para siempre la inversión extranjera, misma que muchas personas de los carteles de la mafia política y económica, particularmente de la ex Concertación para la traición del pueblo (porque partieron privatizando la explotación del cobre en secreto sin avisarle a la ciudadanía, luego de haber sido nacionalizado ante el conocimiento de todos), e incluyendo al actual Presidente Miguel Juan Piñera, que ha hecho nuevas grandes concesiones a las transnacionales, nos han contado un cuento falso de la necesidad de la inversión extranjera, ya que toda la inversión que se ha requerido en el país se podría haber hecho con capitales nacionales…

De hecho, si parte de las inversiones que han realizado las transnacionales en el país no se hubieran hecho, el cobre sería más caro en el mundo y si los usufructos del cobre fueran netamente chilenos, más bien tendría la nación los recursos necesarios que requieren los hijos de la patria para satisfacer sus necesidades…

Lean el sitio si gustan, y no olviden votar por mí…

🙂

servallas

08 de enero

Me parece que te describen bastante bién, joven maniático, es decir algo alejado del pensamiento reflexivo. Si usaran un poco esa capacidad natural, te podrias dar cuenta que lo de izquierdas y derechas son caricaturas, son visiones maniqueas, blanco y negro para cerebros livianitos. La realidad es más compleja, más dificil, más llena de contradicciones.

danz_tristura

09 de enero

A ver, tanta tontera en un comentario tan pequeño. Para empezar, la descripción de jóven maniático es una auto calificación, yo me considero así. ¿Desde cuando que ser maniático es ser alejado del pensamiento reflexivo? En varios casos me parece que es al contrario ¿Acaso la columna (que no sé si leíste por lo demás) no es reflexiva? Demasiado al azar tu comentario y un tanto cargado al ego, disculpa por ser un “cerebro livianito” para usted don dios de la sabiduría, erudito de internet, descargado con virus. Todos tenemos claro que las realidades en general siempre serán más complejas dado que se interrelacionan infinitamente, pero esto es un estracto y apunta a la necesidad existente de una izquierda que efectivamente sea izquierda y que no se tiene. Obvio que va a ser más resumido, es una columna y el tema da para escribir libros y libros. ES ESO. Denuevo, no sé si leíste la columna porque me parece que está clarito, hasta para cerebros livianitos como usted, que no lo entendió.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La verdad muchas veces puede ser dura y difícil de enfrentar, porque devela lo que somos y no la máscara de lo que queremos creer que somos, pero es indudable que nada puede ser más revelador que ir por ...
+VER MÁS
#Política

El poder de la verdad

Ante estos trágicos datos creo que es una prioridad nacional repensar la calidad de la democracia y los mecanismos de participación más allá del voto.
+VER MÁS
#Educación

Ganó la no participación: ¿Baja calidad de la democracia en Chile?

Chile hoy comienza a debatir ideas y sueños que son más transversales de lo que parecen, y a la hora de votar esa oferta también los electores han comenzado a fijar la atención en quien podría hacerl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Después de la elección ¿existen las derechas e izquierdas?

El futuro gobierno del Presidente Piñera tiene que dar confianza y esperanza a la ciudadanía, porque Chile es de todos y se construye con todos y para todos.
+VER MÁS
#Política

Tiempos mejores para todos y con todos

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco