#Sociedad

Un verano en el Somme

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Nacido y criado a la orilla del mar no resulta raro que disfrutara mis vacaciones en la infancia en un departamento ubicado en el horno santiaguino. Aquel calor que desespera y agobia a millones yo lo gozaba tan intensamente como un niño de la capital disfruta de las olas y la arena en la playa.

Extraño, pero así es.

En uno de esos veranos, posiblemente rondando los 7 u 8 años y al regreso de la piscina Mund, cada día me refugiaba dentro del fresco closet donde había una extensa colección de revistas Life (también Pan de Pascua sobrante de Navidad que roía con mis nacientes dientes, pero esa es otra historia). 

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los anaqueles de una Librería.

En un tiempo donde la TV no estaba masificada, a los niños no nos quedaba otro opción que el juego y la lectura, y las Life no solo ofrecían lectura, sino que imágenes, muchas fotos y dibujos que lograban amplificar y magníficar hechos y acontecimientos más aún en una mente fantasiosa.
Había un número especial de la Life que concitaba mi atención, o mejor dicho, mi obsesión, por no decir mi espanto.
Se cumplía el 45º aniversario del inicio de la Batalla del Somme y la revista dedicó gran cantidad de páginas a retratar todo el horror de la Gran Guerra a través de docenas de ilustraciones a todo color.
Explosiones, cuerpos desmembrados, camiones estancados en el lodo, alambres de púas, caballos muertos, piezas de artillería, aviones batiéndose a duelo en el aire y la vida en las indignas trincheras eran magistralmente estampadas por el artista en notables dibujos que atrapaban mis ojos como un imán.
El corazón latía fuerte y rápido y mi mente no lograba entender el por qué los hombres llegaban a esos extremos cuando la vida era una maravilla (…por la mañana había rozado los labios de N, un año mayor, y había sido obligado a rozar los de su hermana P, dos años mayor que yo, o caso contrario mi tía se enteraría de mis andanzas…)
Al terminar el diario festín de atroces imágenes bajaba al patio común de los edificios a gozar de esa otra y maravillosa “life”, mientras desde el balcón de mis amadas se oían las notas de “Volare” (Nel blu, dipinto di Blu) de Domenico Modugno y una brisa refrescante esparcía el aroma de los cardenales recién regados.
Pero las imágenes del Somme tenían una fuerza propia e inconmensurable que me perseguían durante el sueño, logrando que la absurda inutilidad de la carnicería que me planteaba con fuerza y durante la vigilia se tornaran en una pesadilla donde la razón se veía imposibilitada de interceder.
Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los anaqueles de una Librería. Pero, igual que el Pan de Pascua roído en secreto en el fresco closet, esa es otra historia.
TAGS: #Relato

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Lo único que hoy tenemos claro es que estos próximos cuatro años de gobierno será una constante lucha ideológica, y se nos viene una gran reestructuración del sistema político actual, en el que los p ...
+VER MÁS
#Política

Lo que nos queda por hacer

Nos tendremos que acostumbrar a un nuevo escenario político que llegó para quedarse, en donde se han configurado tres bloques en el poder que podrían repetir la experiencia de los tres tercios.
+VER MÁS
#Política

El nuevo centro político

El próximo domingo 17 de diciembre los chilenos tendrán que poner en la balanza dos culturas que se resisten a compartir de manera simultánea el mismo espacio
+VER MÁS
#Política

Chile frente a Chile

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?