#Sociedad

Un final feliz para Elsa

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Cuando apareció Mérida, la princesa de la película de Disney Brave, hubo un debate sobre su sexualidad. ¿Era lesbiana por no querer casarse? Para ciertas organizaciones homosexuales norteamericanas la respuesta fue “sí” y se movieron en campañas para que Mérida fuera ícono gay porque cumplía muchos de los valores positivos de la comunidad homosexual como independencia y valentía. Al leer eso pensé: ¿de verdad los homosexuales se sienten representados por una cabra malcriada ? Mérida es floja, grosera, egoísta, irresponsable. Estuvo a punto de provocar una guerra y la muerte de su madre y de sus hermanos, todo por…  ¿Ser libre para hacer qué? Nada. Mérida no hace nada en toda la película, salvo meterse en problemas y arrastrar a todo el mundo con ella. Y lo único que quiere es seguir sin hacer nada.


Exponemos nuestra vida privada a todo el planeta, y luego nos quejamos cuando nos critican. Somos, como sociedad, incoherentes, y estamos elevando a la categoría de ídolos a gente que sólo refuerza lo peor que somos.

Ahora, nuevamente, una parte de la comunidad homosexual busca identificarse con otra princesa Disney (en realidad reina), Elsa de Frozen. Una campaña pide que en la secuela de Frozen, Elsa tenga pareja mujer, que sea lesbiana. Y vuelvo a sentir la misma incredulidad. ¿Por qué?, ¿por qué hay personas homosexuales que se sienten identificadas con una princesa cobarde y misántropa? Elsa es una de las princesas más cobardes que ha salido de la mente de alguien de Disney. Patológicamente miedosa. No solo tiene miedo de que la gente sepa de su poder, es que se tiene miedo a sí misma, pero además le tiene miedo a la gente. No canta “Let it go” cuando se libera de la carga de su secreto, canta cuando se aleja de todo el mundo, cuando se convierte en ermitaña. Curioso que haya homosexuales que crean que “Let it go” les representa, cuando lo que hace Elsa es salir del encierro de su castillo en Arendell, a encerrarse en el castillo de hielo de la Montaña del Norte, adonde va la gente cuando quieren estar solos, como dice Kristoff.

Salir de un clóset para encerrarse en otro ¿eso es lo que quieren las personas homosexuales? Porque es lo que Elsa hace. Y es tal su deseo de estar sola y que nadie la moleste, que no mira atrás, no le importa abandonar a su hermana, el legado de sus padres, a su pueblo. Anna tal vez no sepa lo que es el amor, pero Elsa ni siquiera lo busca. Elsa busca estar sola, porque no es capaz de quererse ni a sí misma ni a otros. Y cuando Anna le dice lo que ha pasado en Arendell, ¿que hace Elsa? Nada, salvo ponerse histérica. O sea, además es irresponsable, porque ni siquiera intenta buscar una solución al problema que ella creó. ¿Así son las mujeres lesbianas para que esta campaña haya tenido apoyo de ellas? Hans habría sido mejor rey.  Y no olvidemos lo ridículo que es pedir una pareja mujer para Elsa, fortaleciendo uno de los constantes estereotipos Disney: una mujer no es mujer si no esta en pareja. Que esta sea mujer u hombre es irrelevante, una mujer tiene que tener pareja, seguido de una mujer debe tener hijos. O sea, las solteras que no tienen interés en tener parejas y no quieren tener hijos ¿qué son, fenómenos de circo?

La cuestión entonces no es si Elsa es o no lesbiana, porque para el caso, Disney, en la serie Once upon a time, ya tiene una princesa lesbiana con pareja, Mulán. Es que Elsa no tiene ningún rasgo de carácter que sea positivo. No es Anna que pese a ser imprudente y poco juiciosa es valiente, con un alto sentido de lo que es la familia y lo que hay que hacer por los que se quiere. No es Rapunzel que toma riesgos por su sueño, que no teme a la gente, que escucha lo que otros quieren decir, que se interesa por los demás. No es amable como Blancanieves, ni gentil como Cenicienta, ni esforzada y trabajadora como Tiana. ¿Por qué convertirla en ícono homosexual solo por ser bonita y elegante? ¿Son tan superficiales son las personas homosexuales que no ven más allá de la apariencia?

No es que las personas homosexuales sean superficiales, sino que demasiada gente lo es. Si miramos a las personas que son admiradas en este momento por mucha gente, no son personas positivas. O son personas que se ha hecho millonarios con videos pornos, o son quienes creen que ser rebelde es decir groserías y estupideces, o quienes no respetan las reglas sin importar que con ello ponen en riesgo la vida de otras personas o las propias, o personas que se consideran a sí mismas libres y rebeldes pero carecen totalmente de una opinión que valga la pena o de una actitud que les merezca el aplauso. Carentes de empatía hacia los demás, estas personas solo usan a otros para sus egoístas beneficios, sintiendo una obsesiva necesidad de ser mirados incluso cuando golpean a otros por fotos que no les gustan o emborrachándose hasta la intoxicación.

¿Por qué hay tantas personas que defienden la idea de que Katniss Everdeen (protagonista de la trilogía Los juegos del hambre) sea icono feminista? Katniss es egoísta, imprudente, agresiva. Pero más aun, Katniss no siente el menor respeto por otras mujeres. Ella respeta a Snow, respeta a su padre, respeta a Haymitch, pero desprecia a su madre, las otras mujeres le dan lo mismo, y a Coin la desafía. ¿Qué Katniss es rebelde? ¿Y qué logró con esa rebeldía? Matar a miles de personas de su distrito, y provocar una nueva guerra. ¿Y todo para qué? Para nada, porque las cosas poco o nada cambiaron. Katniss no es rebelde, una que acaba con un hombre al que “necesita”. El diálogo que tienen Gale y Peeta en el tercer libro sobre el carácter de Katniss debería haber sido un buen indicio de que la sujetilla ni remotamente califica como ícono.

Miremos Bart y Lisa Simpson. ¿Quién es el que tiene más admiradores? Bart, el que es problemático, irresponsable, grosero. Lisa, que es consecuente con sus ideas, que argumenta sus opiniones, que respeta a los demás, no tiene el mismo nivel de popularidad. Y esta forma de enfocar las cosas refleja como somos como sociedad. ¿Por qué Lisa no es popular siendo un mejor ejemplo a seguir que Bart? Porque ser Lisa es más difícil, porque requiere reflexionar las cosas, no hacer lo que se quiere todo el tiempo, no dejarse llevar por los impulsos.

¿De verdad hay personas a quienes les importa que Elsa tenga un final feliz? Pues que le pidan un tratamiento sicológico. El final feliz de alguien como Elsa no es tener una pareja, sino enfrentar sus miedos y aprender a superarlos. Pero más importante que andar preocupándose por el destino de un dibujo animado es el hecho que como sociedad no estamos teniendo claridad de qué valores queremos realmente resaltar como positivos. Aplaudimos al que es  mediocremente rebelde solo porque no acata las normas, aplaudimos al que es tolerante, y no entendemos que ser mediocremente rebelde es ser intolerante, por lo que ¿qué es mejor, ser rebelde o ser tolerante?

Queremos que la gente opine, pero queremos que opine de una determinada manera por lo que se busca manipularlas sobre todo en las redes sociales. Queremos que la gente piense, pero que piense al estilo “políticamente correcto” y cuando no lo hace la insultamos. Exponemos nuestra vida privada a todo el planeta, y luego nos quejamos cuando nos critican.  Somos, como sociedad, incoherentes, y estamos elevando a la categoría de ídolos a gente que sólo refuerza lo peor que somos.

¿Queremos un  ícono? No busquemos a uno por quien se enamora, sino por quien podemos definir como “alguien digno de imitar”. Como la Cenicienta de Kenneth Branagh, una verdadera rebelde porque no permite que la maldad ni la opinión de otras personas la cambie, ni la haga distinta a quien es: una chica con coraje,  bondadosa, valiente. Como Tiana, una chica trabajadora, que no espera milagros sino que se esfuerza por lo que quiere. O como en el caso de muchas de nosotras, nuestras madres, mujeres fuertes, que toman decisiones, que no permiten que nada les impida proteger a sus seres queridos. O nuestros padres, que han sido guías e inspiración. No convirtamos en ícono a alguien solo por popularidad, sin que haya debajo de ese personaje nada que sustente dicho apoyo.

TAGS: esterotipo social Género heroínas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla