#Sociedad

¿Por qué? ¿Por qué los ricos?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando voy al supermercado de General Velásquez veo familias menos numerosas, niños con una personalidad genial, comunicativos y mandones, unos pequeños líderes. No me desagradan, me causan mucha gracia. Imagino qué bien le haría a estos chicos conocer Vitacura, conversar con chicos de otra clase socioeconómica, de otras religiones, de otras etnias.

“A veces unos tienen ganas de igualar forman entidades, juegan a luchar de exclusos o reclusos y de intelectual y todo sigue tan igual tan igual”. 

Esta es una canción de los grandiosos Prisioneros, pienso en esa escoba emulando una guitarra y la idea de libertad para gritar y protestar, como si fuera un juego, que liberación es marchar, se me hace tan patente. Los ricos no protestan mucho, nuestra elite chilensis tiene su círculo feliz y cómodo, no es de agrado general mirar más allá del horizonte de la rotonda Perez Zujovic. ¿Cuántos años llevamos corriendo el limite de la segregación? Antes era Plaza Italia, después Tobalaba, no se dónde podremos llegar. Aunque los estudiantes marcharon en Vitacura con Américo Vespucio, ¡no estan tan mal!

Bajar desde Vitacura a Lo Prado es una ruta regular en mi vida. A medida que bajas, las áreas verdes se reducen, los rubios desaparecen, asoman los graffitis, los otros inmigrantes, la suciedad del centro, las micros se incrementan, las viviendas se reducen, los chilenos de a pie, morenos naturales, el ruido, los colores, los carritos vendiendo comidas varias. Aparece el resto de nuestra sociedad. Es un viaje impactante, siempre me impresiona esa gran diferencia, tan bella, pero tan separada.

“Nos quitan el camino a la universidad llenan sus libretas de notas sin igual sus cabezas saben todo lo que hay que responder” 
¿Por qué los ricos? Cuando voy al supermercado de Buenaventura (Vitacura) y veo a sus numerosas familias, llenas de niños con una personalidad genial, comunicativos y mandones, unos pequeños líderes, no me desagradan, me causan mucha gracia. Imagino que bien le haría a estos chicos conocer Lo Prado, conversar con muchachos de otra clase socioeconómica, de otras religiones, de otras etnias, salir de esa burbuja a la que están condenados. Muchos creen que la reforma educacional nivelará para abajo, pero estoy convencida que los más beneficiados serán los ricos, que también pueden ser muy pobres, ganarán en humanidad, dejarán de ver la “ayuda social” como caridad, y pasaran a ser seres realmente “sociales”. Su liderazgo innegable contagiará de liderazgo a otros, mezclaremos sus hábitos, sus lenguajes, aprenderan de la vida del otro y compartirán su saber.

Para mi es una pretensión que sólo Chile puede plantear, con este extraño modelo actual, implantado y tan fatídico que debemos equilibrar. Nuestro país es ambicioso, se eleva a un lugar de éxito en Latinoamérica y a nivel mundial. Acá esta la inversión china, japonesa, norteaméricana, estamos muy “elevados” a nivel local, pero somos tremendamente imperfectos en nuestra cohesión, el chancho esta mal pelado.

Y los de arriba siguen y los de abajo siguen y nadie tiene ganas de ver un final. Si los de abajo creen lo que de arriba dicen ¿en quién voy a confiar? quizás al final me de igual.

Cuando voy al supermercado de General Velásquez veo familias menos numerosas, niños con una personalidad genial, comunicativos y mandones, unos pequeños líderes. No me desagradan, me causan mucha gracia. Imagino qué bien le haría a estos chicos conocer Vitacura, conversar con chicos de otra clase socioeconómica, de otras religiones, de otras etnias. Salir de esa burbuja a la que están condenados. Cuánto tienen por aportar, enseñar de libertad, de creatividad, de diversidad ¿y por qué no? de su genialidad e inteligencia. Mucho por aprender y nivelar, trabajarán duro. Pero llegarán mucho más lejos.

Y es más, .porque la ambición del desarrollo lo exige, sumar a este universo de niños diversos a los más segregados, a los que poseen distintas capacidades. Realmente transformar la sala en una sociedad,  dónde cada niño sabe que le falta a otro, y le ayuda, y cooperan juntos en construir una sociedad mejor. Recuperar la educación pública de calidad, y en el recreo todos jugando.

Hoy discutimos de esta reforma, nos sacamos los ojos, polarizados, que los comunistas lucran, que los DC lucran, que los UDI lucran, que unos apoderados quieren pagar como un derecho y discriminar como un derecho.  Y yo sigo observando a mi sociedad tan dividida y tan demente, lena de un miedo enorme por los cambios, prefieren seguir así, en la comodidad de su acostumbrada rutina y luego miro a los niños  y me dan bríos para volver a la lucha tan personal de aportar con mi sencillo trabajo diario, a seguir gritando y bailando con mi palo de escoba-guitarra que esta batalla no está perdida, que los chilenos somos mejores de lo que nuestras ilegitimas estadísticas, lo que nuestra ilegitima constitución, lo que nuestros ilegítimos gobernantes creen. Espero que de una vez por todas piensen en los niños, nuestros futuros líderes. Juntos se potenciarían, no terminaremos nunca con la natural división o elección de grupos y clases, la idea tampoco es tan radical como unos la pintan. Pero estoy segura que tendríamos un país mejor, con menos miedo a la diversidad, con más atención a las necesidades del otro, con cooperación y menos individualismo, mejor educado y mucho, pero muchísimo más desarrollado. Creo que ha llegado el momento de mirar a nuestros hijos y dejar de tener miedo, confiar en ellos y en el maravilloso futuro que podemos otorgarles reconquistando sus derechos esenciales.

Esta última estrofa va para todos los adultos graves, desinteresados del futuro de nuestros niños, individualistas y apegados a su tributación mínima, sus lujos, o simplemente a su pasividad frente a salir adelante y dar un paso mayor,  de esfuerzo, un paso gigante al desarrollo.

¿por qué, por qué los ricos? 
¿por qué, por qué los ricos? 
tienen derecho a pasarlo tan bien 
si son tan imbéciles como los pobres 

TAGS: #Desigualdad Cohesión Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de agosto

Hay una serie de parámetros que deberían caracterizar a quienes se dicen de izquierda. Uno de ellos es proponer y luchar por la extensión y profundización de la democracia en este contexto de autoritarismo y de reformas “en la medida de lo posible”; el otro es revalorizar la ética de lo colectivo, renovar el pensamiento y la acción de las relaciones entre el hombre y su entorno y en esas circunstancias abandonar el paradigma del crecimiento desenfrenado, generar a su vez una cultura respetuosa de nuestros semejantes, recrear la utopía y finalmente batallar por la igualdad de oportunidades para todos. Lo evidente es que ninguno de los partidos que se dicen de izquierda pero que a su vez son parte de esta supuesta “Nueva Mayoría” está siquiera cerca de estos valores.

Por ejemplo, si nos detenemos en el famoso “Crecer con igualdad” de Lagos es necesario decir que este tipo de propuesta fue apenas una consigna, que no tiene nada de real ni sustancial, porque definitivamente no aborda el núcleo del problema: el neoliberalismo. En otras palabras, actuar sobre la desigualdad significa plantear en otros términos la circulación y la distribución de las riquezas lo que a su vez implica redefinir la lógica, los objetivos y valores del modo capitalista de producir las mercancías. Y como esa manera capitalista de hacer cada cosa es por esencia injusta (se basa en la explotación del esfuerzo y del trabajo ajeno) una política concreta en favor de la igualdad debe combatir por el fin de este tipo de sociedad basada en el individualismo, en el libertinaje de los mercados, en la segregación, en la explotación y en la marginación de la mayoria. Y como nos lo dice la autora de este artículo también serían favorecidos ampliamente los hijos de las familias chilenas más pudientes.

26 de agosto

Siempre queda la duda si la rabia social por la desigualdad es solo envidia, o hay algo mas. ¿cuanto de todas las críticas son envidia, y cuanto de ellas son legítima crítica a un sistema que deprime a los mas pobres?..Esa diferencia debería depurarse, para ver como se enfrenta.
Cuando se ataca el sistema neoliberal, y a todos los que han triunfado con este, tiene muchísimo de envidia. Y la envidia, como base de un supuesto modelo económico que reemplazaría al actual que se basa en el egoísmo, es débil. Porque la envidia se acaba cuando se pasa el límite de sentirse desposeído. Cuando alguien siente que sus méritos, capacidades, o incluso recursos, lo han llevado a un nivel superior, acaba su sentimiento de envidia y por lo tanto ese sentimiento no le sirve como motor.
Ahora bien, cuando el sistema basado en el egoísmo, evita que alguien pueda salir adelante, el problema no es del sistema, sino de las estructuras oligárquicas que se montan SOBRE CUALQUIER sistema que haya existido. Por lo tanto, sería ese el real enemigo social: la inexistencia de elementos que permitan que ese alguien que participa en el sistema, lo pueda aprovechar realmente.
En ese sentido, Chile adolece de un problema que, en mi parecer, es el real problema que provoca el clasismo socioeconómico: la falta de polos de desarrollo que no sean los que están en Santiago, barrio alto. El hecho de que las regiones miren a Santiago para todo es lo que se puede atacar realmente, provocando el surgimiento de muchos polos de desarrollo, con muchas variantes sociales, etc.
Si Chile contara con 4-5 urbes como centro económico, generadoras de actividad, desclasaría el país, pues habría una mezcla social debido a migraciones internas, y se revolvería el naipe. El tema es generar una real descentralización.
La descripción de la autora me refleja mucho a Barrio Alto Santiago = Clase alta Chilena. Y eso es un pueblito oligárquico. Y solo se rompe generando multipolos de desarrollo, no tratando de destruirlos directamente.

Catalina G.

26 de agosto

Pienso q hay dejar de hablar de ricos y pobres. Los chilenos somos muy arribistas y envidiosos. Mejor preocuparse de hacer las cosas bien y buskr la felicidad, sin pensar en ser = al q està más arriba socialmente, tner la ksa o el auto + kro etc. Tb se debería incluir en los contenidos escolares de todos los sectores temas relativos a valores aceptados en Chile con relatos asociados a nuestra realidad como país.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?