#Sociedad

Muertos de frío y burocracia

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ayer, 4 de julio, el Presidente Sebastián Pinera y el Ministro Joaquín Lavín anunciaron la ampliación del Plan Albergues, confiando en llegar a 6 de las 12 mil personas que vivirían en la calle. Hace un año, el Presidente y el entonces ministro Kast anunciaron que tras una millonaria inversión el mismo plan apuntaba a cubrir a 9 de las 15 mil personas que vivían en la calle. La disminución en la cobertura, en términos absolutos y relativos, es grave y se traduce en muertos. ¿Ello explica la notable reducción del número de personas “en situación de calle”, como gustan de llamarlos los funcionarios del Gobierno?

Anoche me detuve a conversar con un hombre que vive en el Parque Juan XXIII de Ñuñoa. Eran más de las 22.30 horas y logré que Juan aceptara, en vista del frío que se venía, que lo recogiera el Plan Noche Segura para llevarlo a un albergue. He visto la propaganda, y tenía anotado el teléfono, que ha circulado profusamente por las redes sociales. Llamé, y me encontré con que el servicio telefónico era de Salud Responde. El telefonista del Ministerio de Salud definió su servicio así: somos “el nexo del Plan Noche Digna del Ministerio de Planificación Social”, que a su vez tiene un convenio con el Hogar de Cristo, el que, dependiendo de las rondas pasaría a alguna hora a recoger a la persona.

Le dije que ya escarchaba, que era una emergencia, si podía yo comunicarme directamente con el Hogar de Cristo. Dijo que no. Que no tenían ese teléfono, que ellos sólo “recogían la información si quería reportar a una persona en situación de calle” y la derivaban. No podía asegurar si pasarían a buscarlo, ni mucho menos una hora.

Volví donde Juan con algo para comer. Pensaba esperar con él que lo recogieran, pero le dije que no sabía si eso iba a suceder. Se rió de mi: “son puras huevadas”. Dijo que en Plaza Ñuñoa iba el Hogar de Cristo a dar comida caliente, una vez a la semana, pero que no era regular. Que las hospederías estaban llenas de “viejos chicha”, que había concurrido varias veces, adicto “a la pasta y a la falopa”, buscando ayuda. Que era difícil, que era muy burocrático, que los echaban a la hora de más frío, que prefería dormir en la calle. Volví a convencerlo: si vienen me voy con ellos, dijo.

Volví a llamar a Salud Responde. La telefonista volvió a preguntarme si la persona estaba abrigada, cómo podría ser identificada. Volví a contestar que tenía las patitas destapadas, que se le podía identificar porque era el único durmiendo bajo un arbusto. Me volvió a decir que Salud Responde atiende reportes del Plan del Ministerio de Planificación Social, que a su vez coordina con el Hogar de Cristo. Dos ministerios que se hacen propaganda descansando sobre una institución privada, cuyo teléfono no responde.

Esta mañana escucho de un nuevo muerto de frío. Hoy fue en Independencia, como ayer. Juan sigue en el Parque Juan XXIII. No sé si va a despertar.

——

Foto: Los Tiempos.com

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de julio

cada año es lo mismo, así como en verano son los incendios forestales o las inundaciones en invierno
la gente y los animales les importan un carajo a los que se sientan en la Moneda o en Congreso

Emilio Arias Borrego

05 de julio

Cuantas muertes por hambre y frió pesan sobre el estado …y los burócratas durmiendo calentitos y comidos ?

06 de julio

Lo convenciste de comer algo caliente.
Debiste haberlo llevado a tu casa…

Esa es la realidad, no hacemos todo lo que podemos. Pensaba en ello hace un rato y recordaba las veces en que se ha comentado o preguntado: qué hacemos realmente nosotros para evitar no sólo esas muertes, sino que también tanto daño o dolor que sufren las personas, lo que nos lleva a un plano en el que podemos descubrir muchas formas en las que podemos ayudar.

Tal vez no quisiste llevarlo a casa porque estaba hediondo, o porque pensaste que sería un estorbo, o que no calzaría con cierto patrón de realidad que imaginaste. Muchas personas piensan así.

Me comentaba hace tiempo un hijo de Dios que su progenitor llevaba a mendigos a comer a su casa. Me contaba que algunos estaban malolientes y … el asunto es que comían en la misma mesa y eso dice muchas cosas.

Yo creo que todos tenemos algo que compartir. Donde vivo esta situación de calle no es común, aunque es obvio que igualmente existen necesidades personales dignas, eventualmente, de un notable estudio y consciensudo análisis.

Es curioso recordar a una persona a la que le he escuchado propagandas UDIcistas, por llamarles de alguna forma y en las que idolatra a su fundador y se me atraganta la concepción mental de la idea porque,

sin la debida democracia que debemos tener y que esa persona limitó con sus acciones, como bien se ha comentado en este sitio, el país carece institucionalmente de mecanismos que concedan el uso prioritario de ciertos recursos de Presupuesto Nacional a criterios de la ciudadanía que puedan resolver la situación de calle de las personas afectadas

o bien puedan resolver otras situaciones en las que es necesaria una intervención de tipo humanitaria para alcanzar los logros necesarios para que la gente no sufra esa clase de condición.

Esto se entiende que nos lleva a una instancia en la que quien esté a cargo de la cartera pública debe responderse hasta qué punto ocuparé dinero de todos subsidiando el bienestar social o de personas que lo necesitan y me parece que eso es lo que se ha hecho hasta hoy.

Sin embargo, es obvio que todos deseamos un incremento en el beneficio que reciben las personas que lo necesitan y para ello debemos encontrar mecanismos diversos que sean tanto soluciones del problema como que prevengan nuevos eventos de la misma naturaleza.

También todos hemos escuchado que el país tiene recursos de sobra si acaso explotase el cobre de forma soberana, por lo tanto, bien se podría decir que no se están llevando a cabo las acciones necesarias, o bien no se están ganando todos los partidos que debiéramos y eso significa que el DT del equipo debe ser despedido, en resumidas cuentas…

Es decir, si la nación tiene prioridades, estas deben regirse y ser controlado su accionar mediante la evaluación rigurosa de resultados y si estos no son los que deseamos y no los ha estado logrando la actual legislación + la debida institucionalidad existente, entonces, se debe definir una nueva forma de operaciones que lo consigan.

Imposible, tal vez, si sólo pensamos en que debemos cruzar barreras imaginarias en las que el camino, a pesar de existir, ni siquiera es sinuoso o difícil, sino que contrario a lo que el bien común supone y absoluto oponente de la realidad política y sus puertas infranqueables llenas de cerraduras con vetos a la democracia y a muchas aspiraciones de la ciudadanía.

Sin embargo, podemos imaginar un camino distinto en el que, dada la gravedad de la situación, en la que puede ser acusado un Ministrerio, y muchos anteriores del mismo tipo, de muerte por negligencia o inhoperancia ante las condiciones de protección humanitaria que de forma obvia define nuestra Constitución y que no se han estado cumpliendo, que

simplemente amputemos y resolvamos…

¿Se pueden amputar de las FFAA la mitad de lo que reciben anualmente para la compra diversa de cosas, tales como los más de 3.700 millones de dólores que compró en armas el Gobierno de Ricardo Lagos en un momento de su mandato?…

Ummm ! …

¿Se puede amputar algún otro recurso asignado en el Presupuesto Nacional para resolver la situación de calle de las personas, o el desamparo de tantas otras?…

La verdad es que somos una sociedad inmadura o incompleta, si prefieren, regida en no pocas circunstancias por personas a las que les interesa un bledo el resto de los seres humanos, o que en algún punto de sus necesidades nos deja de interesar como tema o prioridad…

La realidad debió ser que Bachelet debió viajar en el Transantiago todos los días de su mandato…

Piñera debiera dormir todas las noches en una mediagua que se llueve y está llena de humedad y probar Lavín qué se siente dormir tapado con cartones o frasadas en la calle,

no porque les desee un mal rato, sino que porque deben más que conocer, vivir la realidad de las personas necesitadas, o bien siquiera ponerse en una condición tal que les permita actuar con la cabeza y el corazón y no sólo con el ojo puesto en la billetera fiscal

ya que los chilenos comprendemos que una mejor gestión puede sacar al país del hoyo moral o de falta de consciencia en el que se encuentra, simplemente porque no hemos vivido lo que otros sufren y así desconocemos y por tal motivo no juzgamos con justicia qué cosa debe ser prioridad social….

Se entiende que este es un discurso medianamente lógico, pero, a la hora de emprender acciones, la institucionalidad no funciona con el apresto que debiera y no sólo en esta materia, sino que en muchas más que son detonantes de la situaciónd de calle finalmente, sin embargo nuestra libertad para crear soluciones está encarcelada detrás de barrotes y cerraduras que no abre el sistema político

y eso lo validan irresponsablemente una y otra vez la masa mermeladienta de personas que votan, o rayan un voto sobre una línea horizontal y frente al nombre de algún .. mafioso, por llamarle de alguna forma y con cariño, que promete una serie de cosas que están lejos de ser una realidad,

cosa que se han creído en cada elección post Pinochet que haya habido y además piensan que rayando un voto frente a un nombre distinto en la siguiente ocasión, el resultado será diferente… Si no recuerdo mal, esa es la definición de demencia, según una película de reciente estreno en televisión…

Tal vez el problema no es el sistema, sino que la gente que cree que la institucionalidad política es la solución tal y como la conocemos, sin embargo, aún con el mejor ánimo de buscar soluciones generales y particulares, todos están dispuestos a disputarse el cetro de la Presidencia porque, si ganan, ganan todos sus compañeros de club,

por lo tanto, la responsabilidad de las muertes que suceden en las calles y muchas de las estrecheces o penurias que vive la gente son culpa de la ambición de poder y del amor al dinero de una gran cantidad de personas y no una conscientizada dedicación al amor al prójimo…

Esto es así porque la tendencia del hombre es a la maldad y por ello la sociedad se corrompe cada vez más y es lógico que sea así, porque pocos serán los justificados ante el Juez que escudriña los pensamientos y los corazones de los seres humanos y muchos los que no serán justificados y si esa es la realidad, ¿qué clase de vida y proceder llevan en la tierra ésas personas de tal forma que no sean vasos escogidos o higueras que dieron buenos frutos?…

Yo creo que primeramente las personas deben pasar por un proceso de educación que contemple el conocimiento de la sabiduría y la inteligencia, porque sin sus aplicaciones veremos delante nuestro innumerables actos injustificables a la razón humana, incluso cuando se piensa o se actúa como un político,

ya saben, ésos seres que se unen en coalisiones para acceder al poder y que creen que parte de su responsabilidad es servirse a sí mismo y no al pueblo primero…

Danodinos

06 de julio

Yo si hice todo lo que pude….le di alojamiento a dos, le dia alimento..mmmm,….calculo que entre 300 a 400….ropa, amistad, le celebramos cumpleaños, le llevamos medicos,…y un sin numero de otras cosas en conjunto a otros que logre reunir en 7 ciudades…quien soy yo?…nadie…solo alguien que quiso ayudar…y es mas, me involucre tanto, que supe como funcionaba todo esto, como financia el gobierno albergues y rutas de calles a traves del hogar de cristo y otros prestadores, los que se quedan con el 60% de esto.

En resumen, faltan recursos, falta voluntad para hacer politicas publicas de esto, y lo que es peor, que los encargados de Mideplan, empezando por Lavin (hoy) no vean esto una oportunidad de marketeo para ellos.

Hay a muchas personas que nos interesa esto, y falta mucha “educacion” para saber que hacer con estas, pero una cosa es clara, solo cuando muere alguien de la calle, en nichos de cementerios, congelados como animales, etc, es cuando sale a la luz., y en verano?…alguien penso en ellas??…les aviso…no salen de vacaciones…estan ahí..donde siempre..los que sobrevivieron al hambre, el frio, el alcohol, las drogas, las enfermedades, etc,

En fin, no quiero dar la lata, lo unico que puedo decir es que si, hice mucho, y yo no soy nadie, por lo tanto, tu tambien puedes hacer mas que yo…no solo lamentar y criticar…pero una cosa es cierta..este gobierno se jacta de un plan de invierno en el cual ven los numeros finales. A mi me dijeron el año pasado “pero si el año pasado murieron 150 personas y hoy (junio 2011) solo van 28 aprox.” NO SABEN LO INDIGNADO QUE SALI DE ESA REUNION, FUERON PALABRAS DEL ENCARGADO DE NOCHE DIGNA.

CERO ES LO EXISTOSO, DISTINTO A ESO ES FRACASO!!…YA VAN 14.

@danodinos

ricardo rojas f.

06 de julio

Hay una enorme, e invisibilizada, brecha de género en este fenómeno: el 100% de los muertos son hombres.Claro, son hombres en un 90% quienes viven en las calles y carecen de hogar.
Y son mujeres en un 55% quienes viven en Vitacura, Las Condes, Providencia, y todas las comunas más ricas.Y las comunas más pobres: La Pintana, San Ramón, etc, tiene mayoría de hombres: 51 o 52%, en tanto en la poblacion nacional los hombres son un 49,5 % aproximadamente.
Y lo admirable, es que estos guarismos se dan ..en todo el mundo!
Es hora de que las políticas publicas tomen nota formal de estos fenómenos.

mauricio ibaceta

07 de julio

la verdad asi funciona este gobierno mucha propaganda y luego cuando hay que cumplir!!! no pueden!! ya dieron sus 6 meses de servicio al pais ahora que venga otro, el que viene no sabe ni una webada de nada esta aprendiendo a los 4 meses ya sabe pero se va en 2, nadie quiere tomar una descicion porque si pasa algo los hechan a todos!!1 que los vagabundos, ahora se llaman personas en situacion de calle que son los mismos que antes, y nadie hace nada solo cuando uno muere sale lavin kast a decir que puede ser que los ayuden el gobierno esta haciendo todo los posible pero como son personas en situacion de calle del gobierno anterior ellos estan tratando de arreglar la cosa, pero no es responsabilidad de ellos, que al gobierno anterior le toco la niña a este el niño y eso es peor que el clima es una consipiracion y bla bla bla y al final nadie o muy pocos hacen algo y lo peor que ahora el hogar de cristo le da propaganda gratis a lavin y kast porque tampoco hacen nada!!!

08 de julio

Es importante que estemos discutiendo sobre esto. Es importante que la situación de calle (sin techo, sin hogar o como quiera decirle) esté mucho más visibilizada hoy para la opinión pública que lo que pasaba hace algunos años. Es bueno que lo percibamos como una vergüenza, y cada muerte como inaceptable. Porque hasta no hace mucho, los prejuicios y la indolencia eran más bien los predominantes: “para qué vamos a perder tiempo y plata con esos curagüillas”; “son problema del Hogar de Cristo”; ” son puros alcohólicos o drogadictos, están en la calle porque quieren o porque se lo merecen”. Actitudes como éstas, tanto desde el Estado como desde la sociedad. Durante muchos años la situación de calle estuvo normalizada, pocos se espantaban si veían a un “curaíto” tirado en la calle con temperatura bajo cero. Hoy, pareciera que se va instalando una disposición distinta en la opinión pública, aunque sin duda es un proceso lento.

La columna que aquí comentamos me parece un importante ejemplo de control ciudadano frente a una política del Estado, y creo puede contribuir a mejorar los procesos del plan de invierno. De hecho, hoy sábado 07 se anunció que ya no se usará el fono Salud Responde (haciéndose evidente que no era un mecanismo óptimo) y que se ha habilitado un nuevo número exclusivo y gratuito. Esto es una buena noticia, que incluso pudiera interpretarse como ejemplo de que el Estado debe escuchar y dar respuesta a la ciudadanía para mejorar sus procesos (interpretación bastante optimista, aunque posible y en este caso no tan descabellada).
 
Asumiendo lo trágica que es cada muerte, y lo mucho que falta por avanzar, desde mi (parcial) conocimiento del tema me parece importante reconocer que los dispositivos y recursos orientados al trabajo con personas en situación de calle han crecido cuantitativa y cualitativamente en los últimos años (siendo hitos importantes los catastros nacionales realizados en los años 2005 y 2011). Lo más relevante, tal vez, es que el Estado comienza a jugar un rol mucho más activo en esta área (tradicionalmente dejada a instituciones privadas o de la sociedad civil, en la lógica de la beneficencia y la caridad), como se puede observar en la reciente creación de la oficina nacional de calle en el Ministerio de Desarrollo Social y de una nueva glosa en el presupuesto de la nación.
 
Personalmente estoy convencido de la importancia de la crítica y el control ciudadano para que el Estado haga mejor las cosas. Pero quisiera exigirnos, a los ciudadanos que nos importa el tema, un estándar adecuado de rigurosidad para la crítica. Si bien comparto el contenido de esta columna, no comparto el debate que ha generado a través de las redes sociales, al menos muchas de sus formas. Perdón por la candidez, pero pareciera haber bastante gente muy rápidamente dispuesta a encontrar todo malo, todo lo que venga del Estado y/o del actual gobierno. Así, es posible escuchar o leer en twitter juicios tan categóricos respecto de este plan de invierno (“política de cartón”, “tongo”, “puro marketing”), que invita a pensar que aquello tiene más que ver con las particulares agendas en contra del gobierno -o de algunas autoridades- que con otra cosa (una crítica rigurosa a la política, por ejemplo).
 
Aún así, esas agendas en contra del gobierno pueden ser perfectamente válidas; mi conflicto es que la descalificación al voleo pasa a llevar el trabajo y compromiso de la gran cantidad de profesionales y voluntarios que salen cada noche a las rutas de calle o atienden los albergues, y hacen una pega difícil y que pocos otros están dispuestos a hacer. Para ellos, no es tongo, ni desidia, ni show mediático; y sobre todo, a ellos les duele cada muerte mucho más que a cualquiera que rasga vestiduras en 140 caracteres o en un foro web. Y reitero, no me refiero a esta columna -que en general me parece un aporte- sino al debate bastante mezquino que generó. Por lo tanto, mi humilde invitación es a ponderar, antes de emitir descalificaciones al voleo, que se trata de un esfuerzo que en la práctica no lo hace un Ministro, sino profesionales y voluntarios en la calle, en todo Chile, y que la crítica fácil los mete a todos ellos en el mismo saco. Y eso no es justo para gente que se la juega por los más excluidos.

Morir de frío | El Quinto Poder

11 de julio

[…] elquintopoder.cl, Alberto Harambour escribe, como testigo vivo de lo que ocurre hoy en las calles de nuestra pretenciosa […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable