Columna en Sociedad
3
Difunde: Whatsapp

Morir de pena en Sename

imagen

El año pasado, mientras postulaba a través del portal de empleos públicos para el puesto de encargado de enfermería del Centro de Tránsito y Distribución con Residencia (CTD) Galvarino del Sename, tuve la oportunidad de conversar con una educadora de trato directo (ETD), que trabajaba hace años ahí y que postulaba de modo formal al mismo puesto que yo.


Una reformulación completa de Sename es necesaria y la pide a gritos y, si bien hay culpables directos, es todo su concepto institucional el que está fallando.

Para quien no lo sepa, un ETD es un funcionario que vela día y noche por el orden y cumplimiento de las actividades cotidianas de los menores, tales como levantarse, acostarse, asearse, trasladarse por las dependencias para alimentarse o recrearse. Es el primero en advertir y reaccionar ante contingencias, ya sean de interacción social o de salud. Para las atenciones de salud existe un anexo dentro del mismo recinto, donde en teoría hay técnicos en enfermería y un enfermero en turno, con las competencias y los medios materiales para afrontar cualquier emergencia.

Esta señora ETD me contó que, dada la falta de personal, muchas veces otros ETDs debían cubrir turnos en la enfermería, por el mismo sueldo, como un plus dentro de sus funciones. Dijo que por conducto regular nunca les asignaban ese cargo, pero que luego de cada postulación, abierta y pública, siempre quedaba vacante o desierto. Es decir, el proceso de selección es un requisito administrativo que se cumple, pero que no se lleva a cabo en lo concreto para contratar personal idóneo.

Mi curiosidad me hizo preguntarle por qué postulaba a la enfermería. Su respuesta fue escalofriante. Me dijo que el trabajo “dentro” era horrible, que los niños eran “delincuentes”, “más malos que el Cisarro”, que la tensión de los motines y peleas frecuentes desgastaba a cualquiera, que permanecía ahí sólo porque el sueldo lo compensaba, y que la enfermería le parecía “más liviana”, además de ser mejor pagada. Me dijo que el cuidado que otorga Sename de educacional no tiene nada, que es un mero reclusorio de “niños problema”, que ellos son “gendarmes” de menores, nada más que eso. Su espontáneo e impúdico relato de frustración, así como su falta de vocación, me violentaron. Desalentador golpe de realidad para una postulante como yo, que iba con toda la candidez de la ignorancia.

Finalmente no quedé en ese trabajo, como era de esperar.

Si bien tiendo a no presumir mala fe en las personas, creo que es igualmente nocivo mantener en estas labores a funcionarios con un espíritu tan empobrecido.

Los niños más vulnerables de este país son atendidos por personas sin instrucción formal mínima ni oficio ni perfil, que cumplen con su jornada sin amor por su trabajo.

Era cosa de tiempo el que tuviéramos algo más que “otro confuso incidente”, como para que traspasara el cerco eléctrico, donde hay pacto de silencio y complicidad de cofradía de lavar la ropa sucia en casa; donde las malas prácticas y las irregularidades son pan de cada día, donde los menores se ven expuestos a los peores flagelos de la vida moderna, “en cautiverio”, sin opción de elegir.

No sorprende que de pronto una niña sea objeto de un trato desproporcionado e irracional, que sea “reducida” como un adulto en delito in fraganti, con el peso de un otro sobre su espalda, que no le permite respirar hasta morir.

Una reformulación completa de Sename es necesaria y la pide a gritos y, si bien hay culpables directos, es todo su concepto institucional el que está fallando. Sename es una máquina que funciona si hacemos la vista gorda acerca de lo que ocurre dentro y la miramos desde la comodidad que nos da tener una instancia estatal que se encarga de los/as niños/as víctimas de una sociedad que no lo hará.

Tal vez todos somos cómplices de este crimen.

Lissette no murió de pena. Yo sí.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de Diciembre

Lissette NO murió asfixiada, Emilfork encubre verdaderos responsables, médicos MINSAL la sobremedicaron causando arritmia cardíaca. Diputado Saffirio lo denuncia sin pelos en la lengua y sin dejarse influenciar por las mentiras que difunden periodistas que no hacen su pega. Informe SML es categórico ARRITMIA CARDÍACA…http://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/entrevistas/2016/12/20/saffirio-insiste-en-que-causa-de-muerte-de-lissette-es-una-arritmia-por-el-uso-de-farmacos.shtml

Jorge espinoza

22 de Diciembre

Tan asertivas palabras y claridad de espíritu es una luz fugaz en tanta obscuridad de sociedad.
Gracias.

Kinka

22 de Diciembre

No ,puede ni debe suceder mas en ninguna,parte del mundo un flagelo al ser humano,sea quien sea,DIOS ES DUEÑO DE NUESTRA VIDA,EL Y NADIE MAS,VERLO,FISCALIZAR,A ESTOS E INCENTIVAR ADOPCION,AMOR ,CARIÑO,AHI LO VAN A TENER