#Sociedad

Marihuana: Fumar o no fumar, esa es la cuestión

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El consumo de marihuana en nuestra población ha vuelto a tomarse el debate público luego de la espontánea confesión del senador socialista Fulvio Rossi en el “El Semanal”, de La Tercera. En su singular declaración, el parlamentario admite ser consumidor ocasional de la odiada y, a su vez, amada planta. Pero más allá de las apreciaciones y hábitos individuales que pueda tener una figura política determinada respecto de una droga ilícita, la discusión, tantas veces realizada, y sin resultados concretos demostrables, vuelve a hacer ruido. Es que tanto nos ha costado como sociedad ponernos de acuerdo en esta materia, que hemos preferido mantener, casi como un acuerdo tácito, el manto inagotable de prejuicios y contradicciones existentes hacia la cannabis sativa y quienes la utilizan.

Nos resulta complejo comprender que haya muchas personas que realmente disfruten un cigarrillo de marihuana en algún momento de sus vidas, sin embargo, nos parece familiar observar cómo un pequeño que no supera los diez años camina por la calle orgulloso de exhibir la camiseta de su equipo favorito. Prenda que lleva incrustada la marca de una afamada cerveza. O también nos es cotidiano ver avisos publicitarios televisivos en los que sus “creativos” vierten todos sus esfuerzos por internalizar en las audiencias la antitética relación entre la pasión por el deporte y el consumo de alcohol, sumado a las estrategias de marketing con mensajes que se concentran en incentivar la ingesta de ron o pisco del segmento adolescente. Por otra parte, el tabaco, regulado a la fuerza, sigue protagonista en una “sana” conversación sin olvidar el potente llamado a la adicción juvenil con las otroras cajetillas de colores. Ni hablar de la “comida” chatarra, que se ha posicionado en el cenit de la pirámide alimentaria nacional. Y no se nos podía quedar atrás la irrupción de otro debilitador social, tanto o más nocivo que los anteriores, como lo es la importancia exacerbada de la imagen corporal. Hombres y mujeres persiguiendo el canon “ideal” profusamente difundido por los medios de comunicación e impuesto socialmente, en desmedro de la autoaceptación y el respeto a la diferencia. Todo esto, ¿nos parece saludable?

No es mi intención hacer una apología a la utilización de la marihuana. Para ser sincero, ni siquiera la consumo. Sí pretendo que construyamos un debate justo y transversal sobre la materia. Para lograrlo, es imprescindible que se dejen de lado los sesgos, los intereses político-electorales, las conveniencias pequeñas y cortoplacistas, y se cambien por una mirada integral que incorpore aristas tan importantes como la posible legalización y regulación en el uso de la marihuana, el narcotráfico, la formación e información a la población, especialmente los niños y jóvenes, más los efectos y verdaderas consecuencias que trae consigo su consumo. De esta manera, en la eventualidad de ser lícita, podrán decidir si optar o no al uso de dicha droga. Es una problemática de salud pública que requiere de una visión más amplia, de un diálogo y un compromiso profundo que convoque a la sociedad en su conjunto para, definitivamente, resolver sin más obstáculos, estigmatizaciones delictuales y ambigüedades la siempre pedregosa discusión sobre la despenalización y el consumo de marihuana. ¿Fumar o no fumar?

————-

Foto: Yasmín / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de julio

Comprendo que no será precisamente un aporte a lo que dices, ni que tampoco es el objetivo del artículo, pero, al leerlo, me ha surgido la interrogante que procure explicar de qué forma el senador tuvo y tiene acceso a la sustancia que consume… ¿Él la cultiva, se la regalan algunos amigos, o simplemente acude al llamado bajo mundo para conseguirla?… Es decir, si hasta aquí unos son condenados por la vigencia de tal legislación, con las declaraciones públicas del senador, ¿no debiera ser buscado algún culpable que infringe la Ley?…

Sea buena o sea inadecuada la Ley, pienso que está vigente para su cumplimiento y la penalización de quienes la infringen, pero, lo obvio es que hay cierta clase de cunas intocables que se pueden mantener al margen de la Ley…

Además, Fulvio, sóplame este ojo con que sólo consumes una o dos veces al mes… Pudiste haber dicho que lo hacías una o dos veces por año, o que lo hiciste una o dos veces en tu vida, pero, con lo dicho, dime, ¿qué otras clases de leyes infringes sólo una o dos veces al mes?… Por ejemplo, si haces tráfico de influencias, ¿lo haces sólo una o dos veces al mes, o lo haces una o dos veces al año, o lo has hecho una o dos veces en tu vida?…

Comprendo… No se diga nada más… Ar niño no se le debe molestar y se le debe dejar tranquilo consumiendo lo que desee, porque él es un Senador de la Republick…

30 de julio

Qué análisis más pobre! Creo que el autor invitaba a no ser tan mezquinos y analizar la problemática de fondo en vez de enfocarse en la forma que se da este debate. Me da lo mismo de donde saca Cannabis el Sr. Rossi, si la compra, la cultiva o consiguió la fórmula de generación espontánea, y si conocieras bien la ley, te darías cuenta que a la legislación de la que tanto hablas, también le da lo mismo. Ese tipo de vacíos legales hacen aún más absurdas estas leyes de prohibición, y qué decir su categoría de “droga dura” que da risa. Populismo barato se llamaba la historia, y la promocionan en la tele quemando 3 matas locas mientras los cerdos que gobiernan están hinchados de coca mandando cartas a los jueces para que liberen de inmediato a sus familiares detenidos dando buena fe de sus conductas. Harto penca y limitado tu análisis, que quieres que te diga…

31 de julio

Carolina, querida: El inmenso espectro de la sociedad tiene individuos que por su diversidad pueden llegar a adoptar todas las miradas posibles ante una situación, tanto que algunos piensan o justifican cosas que otros jamás pensarían o justificarían. Así, lo que dije, colocándome el debido parche antes de la herida, es sólo una más de las posibles alternativas con las que puede ser vista la situación planteada que, si bien no es de tu privilegio, preferencia o concordancia, sigue siendo un punto de vista válido, porque sí es posible llegar a preguntarse de dónde aparece el producto consumido por Fulvio Rossi.

En este caso, el dijo que .. “reuniones privadas, con amigos” eran la fuente, en Tolerancia Cero, y .. acá, como alternativas frente a las que poder plantearse una posición, dentro de todas las posibles que explica mi párrafo anterior, podemos sostener el argumento de la privacidad, del no alcance de la Ley que comentas, tal como si no procediese gestión investigativa alguna, pero, también acaba de ser mencionada publicamente una fuente de un producto que sigue siendo ilegal, por lo tanto, sí es posible pensar en que se puede establecer una indagación que, eventualmente, podría dar con fuentes de un producto en cantidades menores, pero, también en cantidades mayores, por lo tanto, sin establecer la fuente original, no creo que sea prudente justificar la situación, porque no se sabe nada más de ello que lo dicho por el senador.

Sin embargo, puedes apreciar lo que digo de la forma que prefieras y estarás en tu derecho como en tu facultad de hacerlo. Por mi parte, te cuento, no he procurado hacer un “análisis” del artículo, tal como comentas, menos aún pretendiendo seguir las pautas planteadas por el autor, ya que no es una materia de mi preferencia y si acaso lo llegase a hacer, sería bastante distinto lo que hubiese de decir, porque dentro de nuestra sociedad, recientemente, se han dado debates muy interesantes en televisión al respecto, además de intensos reportajes en canales de documentales que pienso que no viene al caso citar.

Por lo tanto, aún respetando tu desacuerdo, creo que no apreciaste de la debida forma lo que he dicho, no así Pablo que dio espacio a considerar lo que dije, tomando un nuevo horizonte la conversación que también me parece relacionado, es decir, si acaso la Ley actúa de la misma forma al enjuiciar a personas de distinta actividad en la sociedad. Al respecto, Carolina, Pablo, creo que la Ley no se aplica de igual forma para todos, porque la “habilidad de burlarla” es distinta para distintas personas y el mejor ejemplo que puedo recordar en este momento es el caso de las estafas al Banco de Talca que involucraron al actual Presidente de la nación, de la que salió jabonado, pero, sus compañeros relacionados al hecho fueron a la cárcel…

Así, extrapolando, puede darse el caso de que el senador Rossi jamás tenga nada que responder ante un tribunal por lo dicho, pero, otras personas de una clase social distinta, es posible que si hubieren de hacerlo, sin llegar a precisar de forma puntual que esto corresponda o no, por el hecho de haber sólo mencionado un acto de el que no se han hecho mayores precisiones y de el que no se han establecido formas de comprobación e interconexiones con otros actos posiblemente contemplados en la Ley y que puedan derivar en acciones condenatorias de una conducta, tal como sucede en otros casos en los que una persona común es detenida por tener alguna relación ilícita con el producto en cuestión…

Güeno, pues… Esperando que te resulte aclaratorio lo que he dicho, te cuento que si quieres apreciar qué considero yo que ha sido un comentario mio que contenga “análisis”, esto lo puedes encontrar en http://www.camaraciudadana.cl

29 de julio

Hola, R.A. Gracias por tomarte el tiempo para revisar mi columna. Respecto de tu comentario, claro. No es mi intención cuestionar las decisiones privadas del senador Rossi. Cada cual es libre de consumir lo que le parezca adecuado, aunque no se comparta dicha visión. Sólo intento realizar una reflexión desde la perspectiva de lo que considero, si tu quieres, el intríngulis del asunto: la cohorte de productos nocivos que todos podemos conseguir con total facilidad- los que son profusamente promocionados-, pero al hablar de la marihuana, los ojos de muchos se tornan inmediatamente blancos. Conversémoslo. Solucionemos y zanjemos el asunto responsablemente. De una buena vez. Tus cuestionamientos sobre los “privilegios” de algunos pocos los comparto. Y es más, me hace preguntarme: ¿Somos todos los chilenos iguales ante la ley? Interrogante que perfectamente abre un nuevo flanco de análisis. ¡Un abrazo!

31 de julio

Exactamente, Carolina. Esa ha sido la motivación que tuve para escribir el artículo: el cansancio de la hipocresía que existe sobre esta materia. Su manto es muy amplio y cubre buena parte de nuestra sociedad. Gracias por compartir tu visión. ¡Saludos!

01 de agosto

fumar o no fumar no es la cuestión entonces. el tema es que respetemos las preferencias de las personas que no hacen mal a nadie. el smog es legal y hace pésimo entonces, no aplica el argumento “es que la marihuana hace mal”. los argumentos se manejan de forma política para manipular la opinión pública y asi mantener la estigmatizadora y discriminatoria sociedad de estado de derecho que hacemos entre todos.

01 de agosto

¡Hola, Keko! Muy amable en compartir tu impresión con nosotros. Esa es la idea. La pluralidad de miradas no hace otra cosa que enriquecer nuestros puntos de vista y el debate como tal. Entrando en materia, estoy de acuerdo contigo sobre la manipulación que existe-no solo en este tema- en relación a los argumentos y visiones. Cuesta, en ocasiones, diferenciarlos de posturas hechas en base al análisis y convicción serio, o si son simplemente posiciones corporativas. Sin embargo, en tu ejemplo del smog, hay diferencias abismales con el consumo de marihuana. El smog no es legal ni ilegal. Existe debido a nuestra propia contaminación de diversas maneras que no valen la pena citar, debido a su elocuencia. Pero sí, nos afecta, y mucho. Para mitigarlo, se ponen día a día en marcha los planes gubernamentales de descongestión vehicular o regularización de chimeneas, por ejemplo. Nadie busca, al menos voluntariamente, inhalar esmog. Es una consecuencia ambiental que nos concierne.
La marihuana es un producto que tú eliges consumir. Concuerdo contigo, también, cuando dices que es fútil el argumento de que “la marihuana hace mal”. Cabe preguntarse a quiénes hace mal. Para finalizar, el propósito de mi humilde texto es centrarse en la discusión de fondo que tiene que ver con una adecuada información y formación sobre la marihuana, para dejarnos de “mantos tácitos” de convenciones y estigmatizaciones en torno al prejuicio y el desconocimiento. Si fumas, perfecto. Si no lo haces, perfecto. Pero llegó el momento de regularlo y que no quede sólo entrampado en un debate pasajero. Es la oportunidad de hacerlo. ¡Saludos!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera