#Sociedad

¿Maldita Navidad, maldito consumismo?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si por esas cosas de la vida, le compras algo caro a tu hijo, ojalá sea para que le saque partido, para que aprenda algo que no está en el colegio, para que abra su mundo, para que desarrolle una capacidad, pero para jugar en esa tablet que va a echar a perder en unos meses, ¿para qué?

Sí, el cliché por estos días es: “Maldita Navidad, maldito consumismo”. Pero ese cliché que parece súper revolucionario, no es más que lo vengo escuchando desde que tengo memoria, como diría mi abuelita.

Al final, definitivamente, es una época para regalar y ¡listo! Aparte, por supuesto, para los creyentes, días de pensar en el prójimo. Se supone, al menos. Pero como sea, si el 18 es para ponerle bueno, la Navidad es para regalar. Y que no se hable más.

Porque, ¿cómo no sentirse feliz con la cara de los niños cuando ven que los regalos se van sumando bajo el árbol? ¿Cómo no estar atentos a la foto y descubrir sus caras llena de emoción al descubrir allí el juguete deseado?

Ahora, si tu hijo te pide un regalo de 200 lucas y tiene menos de 10 años, no será culpa de la Navidad, sino tuya, quizás. Si tu hijo te pide una tablet con harta capacidad, ultradelgada y buena marca sólo para jugar, quizás es culpa tuya, no de la Navidad.

Si te endeudas para comprar regalos y ni siquiera puedes salir de vacaciones después porque estás pagando las cuotas con altos intereses o luego en marzo andas pidiendo rebajas por aquí o por acá porque el regalo de Navidad te salió un ojo de la cara, es culpa tuya, no de la Navidad. Ni siquiera de tu hijo, al que acostumbraste a pedir cuestiones caras que las va dejar tiradas por ahí en un par de meses, para pedirte la nueva versión.

Más allá de las lucas, conozco a mucha gente que no usa ninguna tarjeta de crédito para realizar sus regalos, donde me incluyo. Pero no porque sea un bacán ni mucho menos, sino sólo porque los regalos son un simbolismo, no se te puede ir la vida en un regalo ni ahora ni para su cumpleaños, ni en ninguna fecha.

Si por esas cosas de la vida, le compras algo caro a tu hijo, ojalá sea para que le saque partido, para que aprenda algo que no está en el colegio, para que abra su mundo, para que desarrolle una capacidad, pero para jugar en esa tablet que va a echar a perder en unos meses, ¿Para qué? ¿Para qué le compras ese tremendo smartphone si ni siquiera llama por teléfono porque aún no tiene motivos para hacerlo? ¿Para qué ese televisor de tantas pulgadas para la pieza de ese niño que es tan chica? Si hasta se va a ver mal, pixelada, porque cada tv tiene una distancia mínima para apreciar una calidad de imagen óptima. ¿Para qué?

Pásalo bien, no te pases de revoluciones y por ahí sí que empezarás a mirar con más felicidad y relajo estas fechas especiales

¡Feliz Navidad!

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcela Sainte-Marie Castro

24 de diciembre

No me gusta la pascua, en realidad lo que más me gusta de la Pascua es cuando se termina.
No creo en ese “espíritu” que debería aflorar en estos días ¿porqué no aflora todo el año?
La Pascua es una tradición católica que se ha convertido en un tremendo negocio para el comercio y un tremendo peso para los que no pueden evitar consumir sin medidas, sólo porque “deben” regalar para quedar bien consigo mismos principalmente

Juan Martín Lupo

26 de diciembre

Marcela, creo que usted se refiere a la navidad, porque la pascua se celebra en la resurrección de Cristo y eso ocurre al termino de la semana santa que celebran el cristianismo. En todo caso, estoy de acuerdo con usted que la navidad es puro comercio y consumismo.

Yaila

29 de diciembre

Pues sí, puro consumismo.
Mejor regalar amor y valores.
Mejor estar con la familia y con amigos porque les quieres.
Mejor dar valor a las personas y no a los objetos.
Un saludo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La Lista de la Desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha