#Sociedad

Lanzado a los leones

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Un hombre, con un evidente desequilibrio mental, se lanza a la jaula de los leones en el zoológico metropolitano de Santiago, con la clara intención de provocarles para que estos le propinen un daño mortal. El personal del recinto actúa de inmediato y procede a matar a los animales para salvarle la vida al imprudente.


No nos preocupan el solitario, el discriminado, ese extraño que está y se siente aislado y dejado de lado, ni tampoco el que está desesperado por las deudas, o porque su familia no le entiende. A esas personas con problemas las lanzamos a muchos bravos leones: las adicciones, la vagancia, la precariedad, el fanatismo religioso, y finalmente el suicidio.

Este hecho nos propone un debate  muy interesante y complejo que alcanza dimensiones filosóficas. ¿Por qué haber matado a dos leones inocentes por el accionar irresponsable de alguien que decidió morir? Soy de quienes creen en que se puede decidir morir y eso debe respetarse, sin embargo, dado el evidente estado de alteración mental de este hombre no se le puede considerar responsable de sus actos y por tanto él no decidió morir, sino que actuó sin tener consciencia de la realidad. Y si no se tiene consciencia de la realidad no pueden tomarse decisiones que sean consideradas fruto de la respetable autonomía personal. Establecido esto, llegado el momento en que se le ve instigando a los leones en su jaula (cosa que pudo y debió evitarse) ¿Correspondía salvarle o caer en la omisión de que se lo comiesen?

Dado que él no estaba en condiciones de decidir morir y, por ende, no cabía respetar esa decisión puesto que no existe tal (el decidir auténtico es un proceso consciente), correspondía salvarle. Ahora bien, el no tener dardos tranquilizantes potentes o mecanismos efectivos de seguridad que impidiesen el hecho, y en vez de eso matar a los leones tampoco es algo correcto. Ahí hubo un error de previsión de parte de gente consciente, pensante y en uso de su sano juicio, y cuyo trabajo consiste en resguardar la seguridad de humanos y animales en el parque. Que esos leones sacados de su hábitat por una decisión humana para ser exhibidos estaban fuera de sus condiciones naturales y por tanto no debían haber estado ahí en ese momento también es muy cierto.

Soy de los que piensa que la vida humana vale más que la de un animal, esencialmente porque nosotros somos capaces de darle trascendencia a la vida y entender la abstracción del concepto, además de procesar mentalmente más allá de los sentidos sensaciones como la alegría, el dolor, la tristeza, la nostalgia,  y de este modo complejizarlas. Pero ojo, que piense así no significa que también crea que se puede ser cruel con los animales, abusar de ellos, o utilizarles para actividades que no tienen que ver con la supervivencia humana (pieles, circos, marfil, etc).

Los zoológicos caben en la categoría de uso de los animales para una necesidad humana que pude satisfacerse de otras formas que no impliquen el tener a seres vivos fuera de sus condiciones naturales. La existencia de este tipo de parques expone por lo tanto a animales y humanos a potenciales situaciones de mutuo riesgo que en condiciones normales no ocurrirían. El debate acerca de su conveniencia en nuestras ciudades desde los puntos de vista moral y práctico debe darse, y esta lamentable desgracia así lo evidencia.

Quiero aclarar: es una estupidez que en un zoológico de una metrópolis de un país OCDE el procedimiento para calmar a los animales sea matarles (es cuestionable incluso la existencia misma de los zoológicos como medio de entretención). Pero leyendo los comentarios de la gente a la noticia y los tweets y estados de facebook al respecto me da una repugnancia tremenda. El tipo que se lanzó está enfermo, tiene problemas mentales como cientos de miles de chilenos en menor o mayor grado. El tipo que hizo esto es un ser humano que está sufriendo, que está atormentado. Y en lugar de discutir sobre los indecentes índices de depresión, trastornos de ansiedad y suicidios que tenemos en Chile, salen con “salvemos a los leones”, cosa que tampoco está mal, al contrario, ¡pero cómo podemos estar tan desenfocados!

No tenemos empatía ni sentimos preocupación, ni siquiera lástima, por el que se lanza al foso de los leones, o a las vías del metro, o por quien se dispara en la sien para acabar con una existencia de soledad y pena, o por el esquizofrénico, o por el bipolar. Es la cultura del sálvese quien pueda y con sus propias garras, del individualismo mal entendido, donde la pregunta “¿Cómo estás?” es simplemente una cortesía vacía. En realidad no nos preocupan el solitario, el discriminado, ese extraño que está y se siente aislado y dejado de lado, ni tampoco el que está desesperado por las deudas, o porque su familia no le entiende. A esas personas con problemas las lanzamos a muchos bravos leones: las adicciones, la vagancia, la precariedad, el fanatismo religioso, y finalmente el suicidio.

Hoy está mucho más de moda el ser un ferviente animalista (cosa que tampoco es mala, al contrario, sino que muy loable), pero muchos de los que se horrorizan, y con razón, con el maltrato a perros o la matanza de ballenas, poco se preocupan de su prójimo humano. Es un doble discurso que permite amar con fervor la vida animal al tiempo que se descuida la preocupación por la del hermano. Aquí es donde no puedo dejar de recordar cuando un hombre quiso lanzarse de la Torre Costanera y quienes le observaban desde abajo, en vez de espantarse le azuzaban a lanzarse rápido y “dejar de huevear”.

La misma sociedad que hermosamente se preocupa por los perros y gatos callejeros es capaz de instigar a sus miembros al suicidio por ser “enfermos” que “están molestando. Vivimos en tiempos en que la vida de un león vale más que la de un ser humano porque ese humano es “un idiota enfermo”. De ahí a la eugenesia hay un paso, y no se puede olvidar la brutal contradicción de que algunos de los más grandes asesinos en masa de seres humanos fueron sinceros defensores y amantes de los animales.

TAGS: Animalistas Individualismo Salud Mental Suicidio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Rodvasp

23 de mayo

Tengo una opinión bastante diferente y seguramente poco popular hoy en día. No soy psicologo ni psiquiatra ni pretendo serlo, tampoco he tenido la experiencia de un estado de obecación tal que no me deje discernir (y si a alguien le parece conocida la palabra “obecación” es justamente porque no hace mucho un hombre salió en libertad luego de intentar asesinar a su pareja por enterarse de que la engañaba. Es lo MISMO que todos criticaron en un comienzo)

Vivimos en un tiempo en que todo tiene q ser politicamente correcto y ese sentir colectivo me parece una censura quizas más peligrosa q la factica. Catalogar de insensible o inconsecuente a quien no esta NI AHÍ con el show enfermizo que hizo un tipo en el zoologico lleno de gente es simplemente disparar al aire a ver si cae un pajaro de la bondad. Familias acuden al zoologico a hacer su día, esta bien? Esta mal? Cosa de uno, discusión acerca de la existencia de los zoologicos super valida, pero aquí lo q tenemos es a un cabro q dibujo escenas biblicas, escribio una carta, se autodenominó profeta, Dios y Jesucristo, se tiro en pelotas a hacer un show desquiciado, cosa q termino con 2 leones muertos, gente gritando, staff del zoologico tomando una decisión q NADIE disfruta, y tengo q sentir pena por que su estado de cosas no era el que el deseaba? Estoy coartado de pensar “wow, porque toda esta parafernalia y no autorespetarse, exponerse al publico?” Si vas a hacer un SHOW frente a la gente, atente a que te llamen aweonao.

loreto

24 de mayo

Rodvasp, ese discernimiento que pides de parte del hombre que se tira a los leones, NO lo tiene, no ve consecuencias, esa persona NO ve a los demas, vive su realidad.

solopol

24 de mayo

El animalismo, tal como lo vives y promueves tu, es pura corrección política. Es tratar de caer bien a todo el mundo por tener un pensamiento de moda, no des vueltas las cosas.

Erika Aliaga Maureira

23 de mayo

Poner al hombre como ser superior es una más de las malas herencias del mito religioso, entender la esencia de la existencia es reconocer que todos tenemos el mismo valor, y por lo tanto, los mismos derechos, te contradices cuando aseveras que el hombre es superior por su capacidad de pensar, pues es primer lugar esa misma capacidad la que ha generado caos y desequilibrios en la existencia, de hecho, sin la existencia del hombre, el planeta sería un lugar equilibrado naturalmente y no con las condiciones críticas que hoy existen. Abandonar la arrogancia de superioridad humana y ponernos al mismo nivel que el resto de los animales (porque también somos animales) es justamente lo que nos hace más empáticos, al contrario, el individualismo es la expresión de esa idea de superioridad. Y por último, ser animalistas no es una cuestión de moda, lo que está de moda son las redes sociales, por eso tal vez leas más sobre el tema.

solopol

25 de mayo

Entonces que los leones no se coman a otras especies. Me caen mal los depredadores. Siempre devorandose a otros animales, ciervos, vacas, ardillas… por que habria que proteger a los leones? Por que alimentarlos con carne de vaca, por ejemplo, o siquiera dejarlos cazar? Por qué habria que permitir que los leones ataquen a un ser humano?, Franco se acercó a acariciar a los leones. A lo mejor era animalista o tenia creencias animalistas. Si todos estamos en plan de igualdad con otras especies, entonces por que hay especies agresivas y otras que no lo son? De quien debemos aprender? Debemos ser como los leones, que no sienten empatia por otros animales, personas, seres, o debemos ser como los cervatillos, venados, delfines, o aun como los gatos que aun son capaces de entenderse con perros o con las personas? Tu propuesta no tiene sentido, ademas de arrogante, como enseñando la rueda, no llega hasta el fondo, los seres humanos tenemos la capacidad de pensar, de elegir, te compro que los seres humanos no debamos comer carne, que respetemos a otras especies y las cuidemos, pero cuidado con lo que dices, que tiene consecuencias. O a ti te parece bien que en la sociedad rija la ley de la selva?, muy a tono con este neoliberalismo salvaje donde el pez mas grande se come al mas chico?, te suenan esas ideas?

23 de mayo

Te invito a empatizar mas alla de lo humano y a no a ponerle valor a la vida.

solopol

24 de mayo

Pedir la eliminacion de los enfermos mentales es puro fascismo, eso hacian los nazis cuando mandaban a los “inferiores” a las camaras de gas. Por eso digo que vivimos en una sociedad fascista, fria y psicopática, ese cuento de la sociedad “latina”, como “de piel” que tiene la sociedad chilena, es un puro webeo. A los chilenos les encanta presentarse como simpaticos cuando son capaces de gritarle a un suicida que se tire de una torre, seguro los animalistas estaran molestos porque los leones comen carne de vaca, que maltrato animal… una cosa es ser vegetariano, postura mas que razonable y que creo todos debieramos compartir, otra es ser un pelotudo que se preocupa mas de los animales que de las personas. A ninguno de estos tarados y taradas les gustaria tener un familiar con problemas mentales, eso es seguro…

24 de mayo

Creo que la desición de matar a los animales es la correcta. No sólo estaba la posibilidad de salvar la vida humana del cuestionado, también hay que pensar que después de comer carne humana los leones probablemente se volverian muchísimo mas peligrosos. De hecho de aquí en adelante no distinguirían mucho la comida de quien se las lleva. La chiquilla flaca llorona esta de la tele ayer que los cuidaba sería como un canapé de aperitivo al día siguiente para sus regalones. Habia que matarlos sin duda.

A los perros que han comido humanos se les liquida siempre y nadie alega nada, no entiendo tanta bulla.

Saludos

Daniel

24 de mayo

Soy de los que piensa que la vida humana vale más que la de un animal, esencialmente porque nosotros somos capaces de darle trascendencia a la vida….

Que horror ¡¡
De tus palabras ¿ quién eres para pensar de esa forma..? ¡ acaso los animales no le dan trascendencia a la vida ? ¡ yo hoy pienso lo contrario..asi como ciudadano y viendo las conductas de ambos dia a dia,
1- Un animal es más inofensivo que un ser humano… entonces por que hay más animales muertos por hombres…
2-Otro es el problema de enfermedades mentales que estamos viviendo y que hay que abordar con urgencia,porque viene muy fuerte in crescendo
3- Te sugiero que tu “periodismo ” no se de donde no lo publique y no se como te dan espacio….lo peor
4- Entiendo tu formación ,pero no tu deformación..

Saludos..

Angelica

24 de mayo

100% de acuerdo contigo

Servallas

26 de mayo

Como en tantos temas que uno lee, ve y escucha , lo que se aprecia en el entorno, en los grupos, en el accionar delictual, en los discursos de todo tipo es insania mental en distintos grados, estamos enfermos, hace ya rato que perdimos la noción de la realidad, vivimos en realidades alternativas construidas a nuestra pinta, y lo peor de todo es que tratamos de imponérselas al resto, lo que ocurrió no es más que una muestra de las crisis que vive nuestra juventud, no hay al parecer nada sólido a lo que atenerse, las ideas conspirativas, mesíanicas, milenaristas, de fin de mundo estan a la orden del día, hoy nada es verdad, todo es mentira, nada es superior a nuestros propios y confusos pensamientos, entonces la mente se convierte en un carrusel.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno