#Sociedad

La plaza, el kultrún y el cañón

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mariquina es territorio lafkenche, "gente del mar", en mapudungun. También es uno de los corazones de la industria forestal chilena, contando con una de las más modernas plantas de celulosa en el mundo, propiedad de CELCO. Una planta famosa desde hace unos años por la contaminación que provocó en el río Las Cruces, afectando a la fauna y flora de un santuario de la naturaleza, y cuya solución sería la construcción de un ducto para verter frente a la costa de la caleta Mehuín los residuos líquidos industriales generados por la planta.

En San José, la cabecera comunal, se inauguró el 29 de noviembre pasado la remodelación de su principal plaza, financiada con un aporte de la celulosa. Una obra de adelanto –como se suele decir- para los poco más de 18 mil habitantes de una comuna en la que en 2006 1 de cada 4 personas vivía bajo la línea de la pobreza. 
 
Pero una obra de adelanto que es muy simbólica, de un simbolismo de esos que se construyen leyendo entre líneas de una “identidad”, la nacional, homogeneizante, impuesta a golpe de decreto, ley y desconocimiento de la memoria, o las memorias –así, en plural- para ser más precisos.
 
Rosa Nahuelpán tomó hoy la foto que encabeza esta entrada. Un kultrún es la base del espacio central de la plaza. Y sobre la representación del instrumento usados por machis en rituales religiosos, o que está en la esencia de los nguillatunes, un cañón y un obelisco, reproduciendo la lógica del conquistador español, que sobre las construcciones religiosas precolombinas, montó iglesias y cruces. Un cañón y un obelisco que, por algunas fotos antiguas que he visto, estaban desde antes, desde tiempos de desprecios más evidentes hacia los lafkenches.
 
Por lo latente de la tensión entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, la plaza abandona la dimensión del conflicto estético o del diseño urbano, para asentarse en el conflicto político no resuelto entre culturas, una dominante y otra dominada (aunque ni tanto). 
 
¿Acaso nadie pudo prever el despropósito e ir más allá de la edulcorada y viciada mirada kitsch folclórica nacional para advertir sobre el insulto cultural que implica poner un cañón –símbolo del dominador- encima del kultrún –símbolo del dominado? Un arma que, desde la Independencia, no ha sido usada en aquellos territorios para defenderlos contra invasión extranjera alguna, aunque en estos dos siglos más de una vez armas de fuego hayan sido disparadas contra portadores de kultrunes.
 
Desconozco si la plaza ha sido bien recibida por la comunidad, aunque sé por Cristóbal Torres, por cuyo Twitter conocí esta foto, que grupos lafkenches hoy se manifestaron en contra de ella. Es raro -o ni tanto- que en tiempos donde todos (o casi todos) hablamos de mayor participación ciudadana y de reconocimiento a nuestra diversidad cultural, una plaza, lugar de encuentro por antonomasia, se vaya a convertir en lugar de desencuentro. Quizá esa plaza, la de San José de la Mariquina, represente algo más que una obra de adelanto de un pequeño pueblo de nuestro sur y sea la expresión de nuestras más profundas negaciones. 
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de enero

Un punto interesante que se ha aclarado durante el día es que, de acuerdo a una fuente tuitera, el plan original no contemplaba cañón ni obelisco pero,a solicitud de algunos vecinos,se mantuvieron tal como estaban en el antiguo diseño ( http://bit.ly/dNG2Ii ),a pesar de que hubo propuestas de relocalización ( http://bit.ly/fEFi78 ). Eso habla bastante mal de la autoridad municipal,pues al incluir nuevamente estos elementos,debió modificar el trazado original o ubicarlos en otro punto de la plaza, fuera del cultrún/kultrún/kultrung (motivos ya expuestos en tu columna)

La falta de consulta al pueblo originario (o expertos en su cultura) para utilizar sus símbolos es otro punto que merece análisis. ¿Cómo es posible que a nadie se le haya ocurrido preguntar si la asociación cañón-obelisco-cultrún era ofensiva? Suena a algo tan básico,sobre todo en un proyecto que cuesta alrededor de 300 millones de pesos. ¿Es el concepto “INTEGRAL” algo tan complejo de entender?

¿Se le ocurriría a alguien montar un cañón y un obelisco sobre una representación de Jesús,aún siendo agnóstico? En fin,falta perder el miedo a conocernos y conversar. Como me dijo un mapuche hace unas semanas “siéntese más cerca,si los mapuches nunca nos hemos comido a nadie”.

enzo-abbagliati

11 de enero

Gracias por los antecedentes adicionales que aportas, Cristóbal. ¿Sabes si en el proceso de diseño hubo algún tipo de consulta o reunión abierta con la comunidad para presentar el proyecto y obtener comentarios y sugerencias? ¿O esos vecinos que mencionas son personas de cierta relevancia en la comuna y se hicieron escuchar por otras vías?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica