#Sociedad

La gran mentira del individualismo y las AFP

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy todos los sectores reconocen, finalmente, que existe un problema con nuestro sistema de pensiones. Pero la solución que la derecha propone es profundizar el sistema. Un sistema que es, por su naturaleza, individualista, atomista, y además, debido a su carácter egoísta, violento.

La fantasía atomista del ser humano que reina en las filosofías de la derecha ha traído y por siempre traerá nefastas consecuencias para nuestro país. Ejemplos de estas nefastas consecuencias abundan, siendo el más reciente el que se manifiesta en la postura que toma la derecha frente a las bajas pensiones generadas por las AFP.

Hoy todos los sectores reconocen, finalmente, que existe un problema con nuestro sistema de pensiones. Pero la solución que la derecha propone es profundizar el sistema. Un sistema que es, por su naturaleza, individualista, atomista, y además, debido a su carácter egoísta, violento.

La derecha, entonces, pide más de lo mismo. Demuestran una notable porfía que sólo se puede explicar por el convencimiento que tienen que las personas nos hacemos solas, que no necesitamos a los demás. Creen en la fantasía que las personas no dependemos de los otros para vivir. Por eso, por ejemplo, proponen subir las cotizaciones de 10 a 13%. Piden aumentar la edad de jubilación. O elevar el tope máximo imponible. ¿Qué tienen estas medidas en común? Pues que insisten, majaderamente, sobre la idea que cada uno debe, esencialmente, hacerse responsable por sus propias pensiones.

Insistir en este camino individualista, que ahora todos reconocen no ha dado resultados, es señal de demencia y poca inteligencia. Por eso cualquier candidato que no quiera, a lo menos, crear una AFP estatal no debiera merecer nuestra consideración. Esto en virtud de la poca capacidad que demuestran por entender cómo se construye un país, cómo se construye una comunidad. Allamand, Golborne, Orrego (quién sólo dice que “evaluará” la opción de una AFP estatal) y Velasco demuestran, en este aspecto fundamental, una clara ineptitud e incapacidad de comprender lo que significa vivir en un país yen una comunidad. Por eso no se les puede confiar, a ninguno de estos candidatos mencionados, la conducción del país.

¿Quién pavimentó el camino que usted usa para ir a su oficina? ¿Quién construyó el techo que lo protege de la lluvia? ¿Quién instaló el alumbrado público que ilumina su vereda? ¿Quién le lleva el diario a su casa o su oficina? ¿Quién le cambia el aceite a su auto? Nosotros nos pasamos toda una vida construyendo un país, aportando al bienestar de los chilenos y después hacia el final de nuestras vidas laborales, la gente de derecha reniega de estos aportes que hemos hecho. Utilizan (legítimamente) los frutos del trabajo colectivo para mejorar sus propias vidas pero después se dan media vuelta y nos dicen que lo colectivo no es bueno ni deseable. Y dado que, según ellos, lo colectivo no es bueno ni deseable proceden a vendernos la fantasía que lo individual sí es deseable y eficiente.

Pero nuestra riqueza no fue construida de forma individual. Y por lo tanto, al momento de jubilar, no es lógica pensar que las pensiones con las que debemos vivir sí deben ser construidas y mantenidas de forma individual.

Nadie, ni los atomistas que están en la derecha, pueden negar que el país se construye entre todos. Que el bienestar de uno es sólo posible gracias el trabajo de otro. Pero resulta que los únicos que reniegan de estas conexiones al momento de considerar nuestras jubilaciones son, precisamente, los atomistas de derecha. Todos cosechamos los frutos del trabajo en común, pero justo en el momento cuando dejamos de “trabajar” (en estricto rigor son muy pocos los que dejan de trabajar), eso cambia. Inexplicable y repentinamente nos dicen que a partir de ese momento cada uno debe cosechar los frutos de forma individual. Este cambio repentino representa, a lo menos, una incoherencia lógica.

Usted y todos nosotros nos pasamos una vida entera aportando al bien común. Todos construimos país. Y cada uno, desde su lugar, hace posible que el otro también pueda aportar. Es, por lo tanto, un asunto de justicia, ética e incluso de lógica elemental, esperar que hacia el final de nuestras “vidas laborales” nuestro país esté ahí para asegurar nuestro bienestar así como nosotros aseguramos el bienestar de nuestro país durante todo el tiempo que impusimos en las AFP.

La solución, por lo tanto no es profundizar más el sistema (exigir más de parte de cada individuo). La solución es cambiar el sistema. Esto puede pasar por introducir una AFP estatal o, mejor aún, terminar con las AFP y crear un sistema que reconozca nuestra mutua dependencia y que le rinda honor a la idea de país y comunidad.

*Columna publicada originalmente en Cambio 21.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carlos Febré

24 de abril

Manuel Riesco en CNN

26 de abril

El problema de base es que lo que yo cotizo por la AFP no es lo que yo recibo despues como pension.

Si yo cotizo 100 pesos, lo que recibo en realidad como pension son 40 pesos. ¿Y el resto? Ah, es que el resto se invirtio en que se yo, se fue en gasto de gestion que no se que…

Bien, pasemos al sistema solidario que tenian en Europa… que fracaso. ¿Por que fracaso? No solo por un problema de que no se cumplia la obligacion previsional laboral, que es asi, no solo porque hay un problema con la poblacion activa y pasiva, que tambien esta, sino porque ¿que se consideraba un trabajador? Pues resulta que en Europa, trabajador es desde una empleada domestica hasta un parlamentario. Pues el parlamentario, trabajando dos años, tiene asegurada su pension por el resto de su vida. Una empleada domestica en cambio, solo puede jubilarse con mas de 20 años trabajando y cotizando esos 20 años, que si no tiene que cumplir los 20 años cotizando, aunque realmente trabaje 40. Si los que se han jubilado son mas que los que estan en activo, y mas encima varios se han jubilado hace mucho tiempo y aunque sigan trabajando no vuelven a cotizar, ¿que queda para el trabajador que lleva 20 años, mas encima cuando le han subido la edad para poderse jubilar?

Yo estoy plenamente de acuerdo que la cotizacion sea individual. No porque no vea que lo que se expone en este articulo sea errado, porque no lo es. Lo estoy porque para que haya un sistema de jubilacion colectiva, habria que impedir que accedan a ellas parlamentarios, Fuerzas Armadas, asesores de politicos, gerentes de empresas, gerentes de bancos, o sea impedir que ocurra lo mismo que ha ocurrido en Europa… Que pertenezcan a esta AFP solo trabajadores que ademas obligatoriamente tengan contrato, o sea, nada de deledele o mendigos profesionales, extranjeros sin contrato, taxistas, o etc, nada de trabajos informales, otros grandes evasores fiscales. Porque sino tomamos en cuenta esos aspectos, el problemazo que vamos a tener es peor que el que tenemos ahora, porque todo lo que hemos cotizado los que trabajamos ira a parar a manos de quienes ni lo merecen ni han hecho nada para contribuir a ese monto. Y asi no vale.

24 de abril

El sistema prometía contribuir a las tasas de ahorro e inversión doméstica, también una determinada tasa de rentabilidad y de reemplazo (% de pensión sobre salario promedio de los últimos 10 años, teniendo en consideración un estándar de 40 años de cotización).

“Lamentablemente”, las AFPs han cumplido con su objetivo. Aportan al crecimiento del producto – lo que a su vez impacta en el empleo y crecimiento de los salarios-, promedian una rentabilidad anual del 8,7% (se prometió una de 5%), factor que explica el 80% de la pensión, y todos aquellos que han cotizado lo presupuestado obtendrán pensiones iguales o superiores al 70% (gracias a la rentabilidad anual promedio quienes han cotizado unos 30 años también obtienen una tasa de reemplazo del 70% o mas ).

El problema es mas bien extra sistema: Una porcentaje significativo del mercado laboral (19 %) no tiene contrato o teniéndolo se incumple con la obligación previsional. Otro tanto, la mayoría, esta compuesto por trabajadores x cuenta propia quienes x distintos motivos no cotizan y trabajadores poco calificados, que por lo mismo han accedido a empleos precarios y con baja remuneración. Tenemos además una tasa de participación femenina creciente pero aun baja a nivel comparado.
Para el futuro tenemos un número creciente de trabajadores con empleo “atípico” (externalizados y/o con jornadas partime y pick time) y que retrasan cada vez mas el inicio de la cotización (por el mayor acceso a la educación secundaria y , sobre todo, la terciaria). Por otro lado, tenemos una esperanza de vida cada vez mas alta.

En fin, tenemos en general un número de años de cotización bajo en relación a los años de pensión y baja densidad de cotizaciones. Aun así, según estudios de la OCDE, la tasa de reemplazo en promedio llega al 64,3% para los hombres y a 50% para mujeres (Paredes, excluyendo aporte fiscal, encuentra TR de 72% para los hombres y 37% para las mujeres).

En todo caso, estas tasas de reemplazo son superiores a las exhibidas por países como Noruega, Suecia o Suiza, con sus “solidarios” sistema de reparto. No esta demás señalar que sus quebrados sistemas operan con tasas de cotización promedio de un 20% y edad de jubilación de 67 años sin distinción de sexos.

En cuanto a las propuestas que mas suenan, las medidas que mas afectarían – y afectan-, al alza, las jubilaciones serian incrementar en un punto o mas la rentabilidad anual de los fondos y el incremento en igual medida o mas de los salarios reales. En este primer punto son interesantes las propuestas de ,por ejemplo, “Felices y forrados” (http://economia.terra.cl/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201301121000_TRR_81910502).En relación al segundo, propender a un crecimiento sostenido de la economía junto a medidas que otorguen valor agregado a los trabajadores son claves.

Por cierto, para que esto tenga efectos expansivos requiere atacar de verdad la informalidad y/o no pago de cotizaciones (situación que afecta al 19% de los trabajadores),perfeccionar los incentivos a la cotización de los trabajadores por cuenta propia o que trabajan a honorarios y revertir la aun pequeña participación femenina en el empleo total. Sin tabúes podría discutirse pasar de la voluntariedad actual a la obligatoriedad del aporte patronal.

Propuestas como incrementar la cotización (a 13%) o bajar aún mas las comisiones tienen efectos mas bien pequeños. En cambio, la propuesta de incrementar la edad de jubilación , a 67 años por ejemplo, si bien tiene efectos menores respecto de las primeras medidas, sí tiene efectos considerables en el incremento de la pensión.

Los efectos que podrían tener en la jubilación de los trabajadores la creación de una AFP estatal y/o volver a un sistema de reparto serian acotados o contraproducentes.

Mas allá de las falencias -reales y supuestas- del sistema actual, la única justificación que existiría para su constitución seria otorgar mas competencia a este concentrado sector , de manera que esto se exprese en menores comisiones . Al respecto es necesario precisar que la progresiva concentración de las AFPs no se ha traducido en mayores comisiones. Al contrario, sin presumir correlación ni causalidad, es un hecho que estas han seguido un camino diametralmente distinto …a la baja.

Por lo mismo ,como no es mucho el margen para aplicar competencia, de todas las medidas que se han planteado para subir el ahorro previsional , es esta la de mas exiguos resultados al hacer las simulaciones.

También se ha defendido como un actor relevante que contribuya a fomentar la inversión especialmente en las pymes. Lo que no logran explicar es cuál sería la ventaja de esto frente a las actuales o eventuales políticas pro pymes. Por cierto, tampoco explican su particular ventaja sobre la misma función que realiza actualmente el sistema. Mucho menos se abunda en las mayores eficiencias en operación que tendría una AFP estatal frente a las privadas (Salvo algunas como CODELCO, que se salva exclusivamente por los altos precios del cobre,las empresas estatales arrastran en general solo perdidas).

En cuanto a la propuesta de volver al sistema de reparto , precisar que para que este sistema funciona relativamente bien requiere un crecimiento de población activa igual o sobre la inactiva. Esto solo puede darse en sociedades con tasas demográficas progresivas, las que exhibe los países con tasas de natalidad y mortandad elevadas o esperanza de vida corta, es decir en las sociedades subdesarrolladas.

He aquí precisamente el problema de los sistemas de reparto: Dado los avances en salud y calidad de vida, en algún momento la población activa no será capaz de solventar la jubilación de los inactivos. Mientras tanto, la relación activo -inactivo se deteriora progresivamente y , por lo mismo, se aumentan las tasas de cotización;se igualan o elevan las edades de jubilación; dado que el sistema entra en déficit o quiebra se aumenta progresivamente el gasto fiscal -distrayendo recursos de otras áreas-; se crean sistemas de capitalización individual en paralelo al sistema de reparto(sistema mixto) y/o derechamente se “privatiza”. Lo anterior es precisamente lo que ha ocurrido con los sistemas de reparto a nivel internacional, dado que sus tasas demográficas son o avanzan hacia la regresividad. Chile se encuentra en este último caso.

Ante estas dos alternativas, considerando también el costo de constituir y operar una AFP, le sigue saliendo mas barato al fisco complementar vía privados.

En fin, si lo que realmente importa es la mejora del sistema para en definitiva aumentar las pensiones , la propuesta en comento parece más un costoso y distractivo intento de satisfacer una determinada ideología, con inciertos resultados en las pensiones, que una política pública cuyo horizonte sea mejorar la calidad de vida a los pensionados actuales y futuros.

ILP

26 de abril

dile eso del 70% a un empleado público que trabajó toda su vida, y si ahora gana 600 mil, su pensión será con suerte de 200 mil

Juan Pablo

26 de abril

Las AFP sólo deberían cobrar por sobre el % de rentabilidad que logren, es decir, si yo cotizo 100 .. y gracias a ellos mi cotización sube a 110 .. quiere decir que ellos sólo podrian cobrar un porcentaje de los 10 extra que generó su gestión, mas no sobre el monto que se cotiza.

Individualismo, atomismo, egoísmo y AFP | Ignacio Moya Arriagada's Blog

26 de abril

[…] Para leerlo en El Quinto Poder, pinchen aquí. […]

edmundo

28 de abril

un aporte muy importante para hacer el anàlisis profundo de los cambios que se necesitan en la sociedad humana

01 de mayo

Apreciado don Ignacio:
Veo que somos unos cuanto los que estamos comentando y sobre todo dando a conocer a nuestros ciudadanos, como nos están desplumando estos seudo administradores de AFP. es decir abusando de lo lindo con nuestros fondo.

Hace un tiempo a esta parte en una entrada a este espacio, di a conocer el porque era necesario “un sistema de pensiones solidario (sección trabajo)”. Pero hice más hincapié en el porque este sistema había fallado en Chile. (si gusta léalo)

La verdad de el desmoronamiento de nuestro antiguo sistema solidario, fue causa exclusiva de una pésima administración junto con un mal uso de los fondos que se acumulaban, desde el Gobierno de Alessandri empezaron a mal usar nuestros dineros en
por ejemplo tapar los hoyos del presupuesto nacional, luego las propiedades agrarias que eran propiedad del seguro obrero, fueron digamos requisadas para hacer la famosa reforma agraria de macetero, las propiedades de las cajas fueron asimiladas por el gobierno de turno sin compensación alguna y así por delante.

Viendo el negocio por delante los que asesoraron a la dictadura, no hallaron mejor cosa que usando el marketing perverso, desprestigiaron el sistema por entonces vigente, aduciendo miles de razones aparentemente serias.

Momento preciso para que Piñera, y los que prepararon el famoso ladrillo todos defensores de la dictadura crearan el sistema actual de AFP.

Ahora, creo que estamos en condiciones de volver al sistema en base a una sola Institución de previsión social.
Porque creo que podemos iniciar de nuevo el sistema
La experiencia, la calidad de los profesionales que hay en el mercado permiten administrar perfectamente este nuevo instituto previsional, y además los ciudadanos tiene además la oportunidad de ver como marcha la institución gracias a los nuevos sistemas de información (Internet y redes sociales) los cuales en un segundo avisan cuando hay anormalidades.

Un sistema solidario bien administrado no puede dejar pérdidas y tampoco ofrecer pensiones tan malas como las que hoy se reciben del actual sistema. Un buen ejemplo de seriedad en este tema lo tiene el sistema previsional de Alemania, como a si mismo su sistema de salud.

No se olvide que en estos momentos hay mas de 195.000 millones de dólares propiedad de los trabajadores, empozados en manos muy frágiles (la de los que administran los fondos).
Además de no hacerse responsables por los cantidades señaladas
jamás van a perder y aprovechan de hacer negocios personales, prestando dinero spot a las empresas a un interés mínimo, y por libreta negra llegan porcentajes adicionales directo a los bolsillos de encargados de administrar estos dineros.

Por lo tanto esta es una acción que debe ser realizada por el gobierno que viene.

Saludos.

servallas

08 de mayo

Independiente de tu visión politica que ya tiene un sesgo de mirar con un sólo ojo, creo que se requieren reformas profundas que garanticen rentabilidad y seguridad , que garanticen al menos un salario cercano al que se tenía al jubilar. No es posible que quien ahorra durante toda una vida tenga un ingreso similar al que entrega el Estado como gracia, eso es insostenible, una injusticia.
Sin embargo me hace vomitar la idea que el Estado se apropie de mis fondos como ocurrió en Argentina, porque los politicos se la gastarán en tres tiempos, luego se echarán la culpa unos con otros y al final nada. El estado debe regular, cuidar que nadie se escape, fiscalizar y mejorar las reglas del juego, pero no acercarse a las lucas, si lo hace yo salgo a la calle.

juan carlos riquelme contreras.

07 de agosto

estamos definitivamente fregados con este sistema, y no hay voluntad de cambio por los gobiernos de turnos , ya que con este sistema ……solo ganan los grandes empresarios y este seria el gran “DESPOJO”

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena