#Sociedad

Familia cristiana: Mamá, Papá, Hijos

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

No estoy en contra del libro “Nicolás tiene dos papás”. De hecho, probablemente aporte a nuestra democracia que todo tipo de literatura sea publicada. Es más, al leer el libro veo que está bien hecho. Ni siquiera tengo problema con que salgan homosexuales, en el liceo te hacen leer libros de contenido erótico más fuerte y nadie se ha quejado por eso.


Me refiero a que esa enseñanza de valores la debemos dar cada uno como padres a nuestros hijos cuando creamos que debe ser.

Claramente el significado que pueda darle cada uno a la familia, va cambiando a partir de la ideología que tengas. Si eres animalista, homosexual, progresista, cristiano, musulmán, puedes tener matices para ver cómo es la realidad, y esto se hace más complejo de definir cuando se trata de valores. Creo que nunca nos pondremos de acuerdo, ya que algunos creen legítimamente que el hombre es el centro y otros, también legítimamente, creen que Dios el centro. Otros, que las plantas, o que la Pachamama, o lo que sea. Son posturas que no tienen punto de encuentro. Los valores son un tema de cada persona y no deben ser irrespetados. Esto, como cristianos, lo deberíamos saber bien ya que nos costó siglos poder tener derecho a predicar en una plaza o a poder casarnos legalmente por una iglesia distinta a la católica. Hasta no hace tanto te discriminaban en los colegios si te decías evangélico. Digo esto porque a pesar que creo que en los principios cristianos se encuentra la mejor definición de familia, eso no me da el derecho a escupirle en la cara mi definición, y mucho menos de imponerles a otros mi fe o mi manera de hacer familia, aunque me parezca lo mejor. No sería correcto. Y este es el problema que tengo con esto, porque tampoco estoy de acuerdo que sea en el sentido contrario, ya que tengo que tener el derecho a opinar y no estar de acuerdo con, por ejemplo, el matrimonio homosexual. No tengo problema con decir que creo que valores fundamentales como el matrimonio entre un hombre y una mujer no deben ser vulnerados, y que si es por resguardar derechos de salud, herencia y reconocimiento ante la ley civil, el AVP debería bastar.

Sobre el libro, me molestaría que se imparta en los jardines, ya que mira la tolerancia desde una ideología de género, ideología que no comparto, y es innegable que su objetivo es adoctrinar de manera directa o indirecta a los niños. Creo que la educación pública debería ser imparcial, objetiva y neutral respecto a ideologías. Hace años que no existe Religión ni Educación Cívica en los jardines y colegios estatales. Entonces, si se imparte este contenido, que también se enseñe la forma de familia cristiana, por ejemplo, y seamos justos.

Otro problema que comienza a surgir a partir de estas embestidas ideológicas: ¿Qué pasa con los docentes parvularios y profesores que no tengan estas creencias? ¿No podrían tener derecho a objeción por conciencia de enseñar estos contenidos? Porque cuando estamos impartiendo valores desde la perspectiva de una ideología, el tema no es igual que compartir un contenido de conocimiento. Creo que la lucha de los cristianos debe ser también por resguardar los derechos de los profesionales que son creyentes respecto al “tsunami” que se nos viene respecto a este tipo de acciones ideológicas.

La enseñanza de valores es trabajo de los padres, y que el Estado intente impartir un contenido a partir de una ideología de un grupo minoritario, me parece que pasa a llevar el derecho de los padres a enseñar libremente valores a sus hijos. Y no se trata de negar una realidad o no enseñar, ya que en esta sociedad sería una negligencia no hacerlo. Me refiero a que esa enseñanza de valores la debemos dar cada uno como padres a nuestros hijos cuando creamos que debe ser.

TAGS: Familia Homoparental

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
JUAN RAMOS

29 de octubre

“Me refiero a que esa enseñanza de valores la debemos dar cada uno como padres a nuestros hijos cuando creamos que debe ser.”….

LAMENTABLEMENTE CUANDO EL GOBIERNO SE DA CUENTA QUE NO HAY EDUCACIÓN EN CASA TIENE QUE GENERAR POLÍTICAS PUBLICAS QUE SOLUCIONEN ESTO ASI SE HACE CON MÚLTIPLES TEMÁTICAS COMO, BULLYING LA NO DISCRIMINACIÓN A DISCAPACITADOS, RELIGIONES (COMO LA EVANGÉLICA QUE HARTO SUFRIMOS EN EL COLEGIO QUIENES FUIMOS NIÑOS SIENDO EVANGÉLICOS , QUIZÁS TU NO LE RECUERDAS COMO ERES NUEVO EN ESTO DEL EVANGELIO), RAZA ETC ESTO ES UNA COSA MÁS QUE NI SIQUIERA ESTA DENTRO DE LA MALLA CURRICULAR Y QUE ES TOTALMENTE OPCIONAL POR PARTE DE LOS PADRES Y COMUNIDAD EL ACEPTARLO. POR QUÉ ESCRIBIR ALARMANDO A LA SOCIEDAD COMO SI FUERA ALGO IMPUESTO ?

Cesar

29 de octubre

Comparto tu opinion de que los padres somos los primeros en tener el derecho y la obligacion de enceñar valores a nuestros hijos, todo bien hasta ahí. Sin embargo el discriminar a una familia por el genero y los roles de las personas que la componen no es un valor. Es como que me dijeras que un padre nazi tiene el derecho a enceñarle a su hijo el valor de pertenecer a una raza superior, simplemente por que cree realmente ser de una raza superior y se siente amenazado al aparecer un libro que habla sobre la igualdad entre razas. Y en este punto se descubre que lo que realmente te atermoriza es justamente ese verdadero valor, la igualdad.

Jen

30 de octubre

Honestamente, habría preferido un libro que compilara cuentos sobre diferentes tipos de familia, incluida la familia de los dos papás, dos mamás, una mamá, un papá, padres separados, etc. más familias “tradicionales”. Creo que eso habría sido más integrador y menos provocador o abrupto. Son varias las realidades parentales que no se aceptan fácilmente en Chile, no ésta del libro no más. Lamentablemente, en Chile no existe la madurez social para abordar estos temas; todo se transforma en trifulca. Además, para mí no es sorpresa que al intentar distribuir el cuento entre las familias más modestas (JUNJI), la respuesta recibida sea el rechazo, puesto que la realidad de familias con dos papás gays o dos mamás lesbianas pertenece a estratos más altos. Es decir, no es una realidad significativa en sectores socio-económicos más bajos y a eso súmenle cierto grado de resentimiento social. En resumen, creo que tendría que haberse planeado mejor la estrategia. Esta iniciativa más parece un intento desesperado.

Rodrigo

30 de octubre

Estimado:

Si bien concuerdo con algunos de los puntos sostenidos en este ensayo, sobre todo con que todos tienen el derecho a opinar libremente y con el respeto necesario. También es la familia (como sea que esté compuesta) la que educa en valores a sus hijos.

Sin embargo, discrepo en varios elementos:
1. Señalas que les costó siglos predicar en público. Te comento que esa sencilla acción vulnera gravemente a aquellas personas que cotidianamente no queremos escuchar prédicas, porque no poseemos una religión determinada, o porque tenemos otra, o sencillamente porque consideramos que son ruidos molestos. Punto aparte merece señalar el precario nivel argumentativo de muchos “religiosos callejeros”.
2. Por lo que tengo entendido, no existe una “ideología” de género. Sí estudios con perspectiva de género. En este caso pienso que el libro más que adoctrinar busca “liberar” las mentes, ya que un niño desde muy pequeño TIENE que comprender que en el mundo conviven personas de distinto sexo, pero también de distinto género. Es más, debe aprender a respetar a todos por el simple hecho de ser personas, sin importar además la condición socioeconómica, la etnia, o la pertenencia a algún partido político. Y esto ocurre porque lamentablemente en Chile muchas familias aún pretenden educar a sus hijos de forma postfigurativa, desde los ojos de un pasado que ya quedó lejos, y que hoy no existe.
3. Si se enseña religión en los colegios municipales, pero optativa, privilegiando la libertad de la familia. Los otros colegios enseñan la religión como quieren.
4. El estado no está enseñando imponiendo una “ideología minoritaria”, como tu señalas. Es sencillamente EL ESTADO, y debe educar sin privilegios especiales, así como no debe discriminar, y pienso que si se enseña religión, debe enseñarse sobre LAS religiones, incluyendo islam, cosmovisión mapuche, hinduísmo, etc. Es cada niño el que debiese elegir su religión, y sólo si quiere tenerla.
Amigo, en resumen… la libertad es un gran derecho, por el que mucha gente ha luchado y la historia ha dado muestras de batallas sangrientas que han dudado décadas. Lamentablemente, las religiones llevan la batuta en el conteo de muertos (si, más que Hitler y Stalin juntos).

31 de octubre

¿Sabías que en las comunas de Vitacura y Las Condes, en las plazas públicas (vivimos en un estado Laico), hay símbolos religiosos: piedras que tienen escrito los diez mandamientos o que tienen dibujados a José, María y Jesús? En fin.
Incluso en el parque Bicentenario hay un lugar bajo tierra, de recogimiento, construido para que los fieles vayan a rezar a la Virgen.

Interesante.

Alejandra

05 de noviembre

“Entonces, si se imparte este contenido, que también se enseñe la forma de familia cristiana, por ejemplo, y seamos justos.”
Creo que en el cristianismo no hay un tipo de familia. Si vemos el comportamiento del creador de esta religión, o sea Jesucristo, te darás cuenta que la base de la familia que tú mencionas es solo el amor; al prójimo por ejemplo, y me imagino que en esta enseñanza se considera también el respeto y el dejar de lado los prejuicios valóricos. Recordemos que Jesús se relacionó durante su vida con todo tipo de personas, incluidas aquellas con las que no compartía credo ni costumbres. Por tanto asociar al cristianismo con una estructura rígida de familia, donde exista un papá y una mamá dista de la realidad…

07 de noviembre

Tengo esposa y una hija y no somos cristianos. Creo que la definición que hace el autor de “Familia Cristiana” es súmamente soberbia y arrogante. El hecho de que me haya casado con una mujer no me hace “cristiano” y me violenta que él considere patrimonio de alguna religión esta composición familiar.
Me parece que a partir de ahi su razonamiento comienza a desmoronarse. Porque luego analiza el libro y su contenido desde un punto de vista errado. Nicolás no mira a sus papás como quienes lo engendraron, ni desde la perspectiva sexual o de género. Los ve desde la posición de un niño para quien las personas que lo cuidan, le enseñan a ser una persona de bien, lo protegen y lo guian son sus padres. No le importa si son hombres o mujeres. Es más, incluso reconoce el momento en que ve a su mamá. Y eso no tiene nada que ver con una fe o una religión.
Cabe preguntarse entonces, si Nicolás quisiera ser bautizado ¿acaso no podrá? ¿Y que pasará cuando le pregunte a sus papás que, quizá también sean cristianos, el por qué no acuden al templo o a la iglesia como los demás cristianos o católicos? Lo más probable es que le tengan que explicar que el gran error de nuestra sociedad no es que el pequeño Nicolás pueda crecer en un hogar de amor y cuidado que le han formado dos hombres o dos mujeres. El error es que, precisamente quienes más han denostado la “condición” en que se formó su hogar sean precisamente aquellos que rasgan sus vestiduras en nombre de un Dios que llaman misericordioso y de amor infinito. Qué ironía, pequeño Nicolás, no puedes ir al templo a adorar al Dios del amor, porque el amor que tu familia te da no es “correcto” para los que van a ese templo.
Soy padre, mi esposa es madre. Y, tomando como punto de vista todo lo que plantea el autor de este artículo, tenemos la fortuna de no ser “cristianos”. Gracias a ello podemos aceptar libremente el amor gigantesco e inondicional que se da en cualquier familia, sin importar quienes la compongan o qué religión profesen. Y eso es algo que si le hemos enseñado a nuestra hija.

07 de noviembre

Lo unico que me interesa aclarar es que el titulo no se lo puse yo, lo hizo el quinto poder, por lo demas, gracias por comentar 🙂

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena