#Sociedad

Facebook solo resucitó a Pavlov, pero nosotros lo mantenemos con vida.

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El problema comunicacional que nos presenta la famosilla opción “Me gusta” de la “red social” Facebook es que se usa para todos los tipos de aprobaciones, rechazos y sentimientos que tengamos respecto a una noticia o comentario publicado

Antes de profundizar  más, solo quiero señalar que estas líneas no son una campaña contra Facebook ni la sacrosanta opción “Me gusta”. Principalmente va enfocada al usuario y su rol pasivo, mecánico, insípido, zombie, monótono, inexpresivo, inercial  y reactivo frente a un posteo, noticia y problemática socio ambiental que se muestra en la web.

Iván Pavlov jamás pensó que la formulación del  aprendizaje  conductista cobraría vida como Frankenstein, en las llamadas “redes sociales”.

El aprendizaje conductista es una de las teorías que se ha mantenido durante más años y de mayor tradición. Aunque en la actualidad existen nuevos paradigmas educativos que no conciben el aprendizaje como algo mecánico, deshumano y reduccionista, la realidad es que muchos programas actuales se basan en las propuestas conductistas como la descomposición de la información en unidades, el diseño de actividades que requieren una respuesta y la planificación del refuerzo y la repetición e instrucción que entregan los preuniversitarios por dar un ejemplo.

El problema comunicacional que nos presenta la famosilla opción “Me gusta” de la “red social” Facebook es que se usa para todos los tipos de aprobaciones, rechazos y  sentimientos que tengamos respecto a una noticia o comentario publicado.  A esto podríamos presentar como solución una opción que sirva para comentar dicho posteo pero ya existe esa alternativa.  ¿Por qué existe  una relación tan baja entre opciones “Me gusta” vs los comentarios realizados en una misma noticia? Veamos algunos ejemplos:

Para responder a la pregunta ¿Por qué existe  una relación tan baja entre opciones “Me gusta” v/s los comentarios realizados en una misma noticia? Debemos tener en cuenta algunos puntos:

  • Las cantidades y proporciones son relativas ya que depende del tipo de noticia, horario, grupo, imagen y titular usado, etc.
  • También es relativo porque las personas que comentan no tienen por qué ser distintas a las que comentan.  Aquí tendríamos 3 grupos;
  • Son muy pocos los casos en que la relación es 1:1 o en que la cantidad de comentarios es mayor a los “Me gusta”.  En la mayoría de las noticias el número de me gustas supera en más 4 veces a los comentarios. Ejemplo:  lunes 16 de junio del 2014 en Radio Biobío, en las últimas 6 horas desde las 10 am a las 04:00 pm. han sido publicadas 111 noticias. Solo en 15 de ellas el N ° de Me Gusta iguala, supera o es inferior a 4 veces el número de comentarios. Dicho de otra forma, en 96 noticias los Me Gusta superan en más de 4 veces al número de comentarios.
  • La primera respuesta más simple y tentativa sería que esta relación tan grande entre Me gusta v/s comentarios  se deba a que es mucho más fácil apretar un botón o dar “like” que darse la molestia de hacer un comentario mínimamente elaborado y con altura de miras.
  • Otro análisis sería dejar a un lado los números y hacer un análisis más cualitativo, es decir, de la calidad de escritura de los comentarios.  Creo que este sería un punto interesante ya que de él podemos sacar más lecciones y resultados.

Continuando con un intento de respuesta a la pregunta, analizaremos el último punto,  “sobre la calidad de los comentarios”:

  • A todos nos ha pasado que al ver y leer una noticia nos situamos enseguida en solo dos bandos. Nos gusta o nos disgusta lo que vemos y lo demostramos con un “Me gusta” o comentamos. Esto se da cuando nos motiva a realizarlo por una u otra razón. Muchas veces nos gusta pero ni siquiera estamos dispuestos a gastar de nuestro tiempo para “pinchar el botón” clave.
  • Una noticia nos puede gustar en un aspecto pero en otro la repudiamos.
  • A veces no se trata de gustos. Se debe profundizar en ello. Merece opinión, debate y discusión con altura de miras.
  • En muchos casos las opiniones no poseen relación con la noticia sobre todo porque no se dieron el trabajo de abrir la noticia o archivo.
  • En general podríamos decir que las opiniones, sentimientos, visiones y centenas de formas de expresión y opinión sobre algo se resumen en 1 o 2 opciones: el famoso Me gusta o hacer un comentario.  Pero como mostramos en algunos porcentajes anteriores podríamos decir que más del 75% de la gente sólo opta por 1 opción que es poner “Me gusta” u opinar una frase mal escrita, mal redactada y con garabatos.

Conductismo:

El usuario común de Facebook también publica y desea que su posteo tenga muchos “Me gusta” o comentarios, es decir necesita de estos tipos de aprobación.

Al hacer una publicación, ¿Cómo puedo saber por qué le gusta mi noticia? o dicho de otra forma, ¿Cómo puedo explicar de mejor manera qué es lo que me gusta de esa noticia o comentario? ¿No se ha establecido una forma de aprendizaje o conducta frente a la moda del “me gusta”?

Ejemplo:

Juana y Mirta publican la noticia X bajo el mismo número de amigos en el mismo grupo en horarios similares. Juana obtiene 50 Me Gusta y Mirta obtiene  2 . ¿La diferencia numérica se debe a la noticia o es una desaprobación contra la persona que la publica? ¿Es un tipo de barra o revanchismo? Entonces este sería uno de tantos casos en donde “Me gusta” no es lo que es literalmente sino que su campo semántico es tan amplio que se parece a la palabra “huevón”; la usamos para todo.

Existen “Me gusta” que se explican por sí solos, no es necesario explicar que ante un titular como “mujer mata a un asaltante por defender a su hijo” no estoy colocando like porque me guste  matar gente.

Conclusiones:

  • El tener más “Me gusta “ que otro, es premio para uno y castigo hacia el otro
  • La conducta o proceder del que opta por el “Me gusta” premia al amigo, grupo o noticia o lo castiga sin dejar esa marca u opinando sólo garabatos y frases inconexas sin mayor relación con la problemática.
  • En general, sea premio o castigo, responden a respuestas emocionales, casi involuntarias, púberes, viscerales e inerciales.
  • La mayoría de los que opta por comentar o poner “Me gusta” no se da el trabajo de leer tan solo una porción de la noticia.
  • En muchos casos las noticias son compartidas y resultan ser falsas. En estos casos existe un refuerzo de las actitudes negativas entre usuarios de las redes sociales.  Lo dañino es que estas actitudes son premiadas constantemente.  El usuario obedece y cumple órdenes “sociales” de compartir, comentar y poner “me gusta”. Al cumplir con estas normas conductuales, supuestamente se estaría participando y teniendo un rol activo en alguna causa social o ambiental.
  • Una noticia con titular mediático y tentador genera más atención en el usuario, pero ello también conlleva más opiniones sin fundamento y reacciones espontáneas sin leer ni pensar dos veces. Por lo tanto los medios de comunicación que usan Facebook, Twitter, Youtube, etc. deben ser más responsables al momento de realizar una publicación. El solo acto de publicar los hace poseedores de una verdad y poder indiscutible “porque la radio lo dijo” o “en la tele lo dijeron”.
  • Los procesos enseñanza-aprendizaje de las “redes sociales” (o antisociales mejor dicho) son pobres, pasivos, reactivos, unidireccionales, no tiene en cuenta las interacciones, no existen moderadores, falta debate, requerimos constantemente de valoraciones manifestadas en “Me gusta”, compartir, etc.
  • Finalmente debo señalar que he usado la figura del “Me gusta” pero creo que estas ideas son válidas en todo el ciberespacio.
  • El rol de cuestionar, revisar, chequear, debatir, conversar y comunicar no es solo del usuario o público sino que también de los medios de comunicación. Unos pocos como Facebook son responsables de crear estos monstruos sin lenguaje pero todos somos culpables de dar de comer a la bestia.
  • Quizá no podamos dar muerte  al Frankenstein de la mediocridad comunicacional pero podemos contenerlo y privarlo a su mínima expresión del  alimento que es lo mediato y mediático.
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera