#Sociedad

El rol de las residencias de protección en el cuidado de niños y niñas

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La precaria y crítica situación de las residencias de protección de SENAME, administradas directamente o a través de organismos colaboradores privados, ya no reviste ninguna sorpresa. El abandono y postergación de parte del Estado y la sociedad ha tenido como grave consecuencia que centros de acogida que deberían proteger, presentan iguales o mayores dificultades para proveer cuidados que aquellos lugares desde donde se ha extraído a los niños.


Es inaceptable seguir sosteniendo financieramente y delegar el cuidado de niños vulnerados en sus derechos a instituciones que mantienen modelos de protección que operan desde la urgencia, generando la ruptura de los vínculos afectivos de los niños

Cada semana se suman nuevos antecedentes que revelan las deficientes condiciones y características que confirman lo distantes que están estas instituciones de realizar en lo mínimo la tarea de brindar resguardo de los derechos de niños y niñas que no sólo han sufrido una situación de vulneración de derechos, sino que además se enfrentan a un segundo daño asociado a la experiencia de separación afectiva que es consecuencia, paradójicamente, de la medida de protección. La medida judicial tiene la función de proteger, pero inevitablemente expone a los niños a la violencia de ser desvinculados de su entorno de origen para pasar a vivir en contextos de internación que por sus características de funcionamiento no sólo presentan serias dificultades para promover y resguardar los lazos afectivos de un niño, sino que además no garantizan en modo alguno un cuidado básico apropiado.

Existe consenso que gran parte de las deficiencias de las residencias recae en los escasos recursos económicos que aporta el Estado, limitándose de esa forma la implementación de medidas que apunten al cuidado y protección acordes a lo señalado desde estándares internacionales. Se habla de una brecha entre el 50% y 60% de falta de recursos para contar con entornos bien tratantes y profesionales idóneos para realizar la tarea de atender a un niño privado de su medio familiar y generar las acciones pertinentes para reestablecer de forma definitiva la situación de protección del niño, ya sea a través de la revinculación con su familia de origen o a través de un familia adoptiva.

El aspecto económico debe ser prioritario, ya que se requiere de recursos humanos aptos y debidamente preparados para atender a niños y niñas que necesitan de una atención personalizada dado las dolorosas experiencias por las que han atravesado antes de llegar al contexto residencial. No se puede sostener la pretensión de someter a los centros de acogida a la fiscalización y a la exigencia de implementar determinados estándares de calidad si no se les asignan los recursos económicos para llevar adelante los cambios necesarios para mejorar su labor.

Con nuevos recursos se debe apuntar a la reconversión de los entornos residenciales generando transformaciones profundas en las características y orientaciones actuales para que se alejen radicalmente de las ideologías de la urgencia, la caridad, el paternalismo y la tutela que tanto daño han hecho en el campo de la protección de los derechos de los niños, permaneciendo indemnes con el paso del tiempo y orientándose en privilegiar instituciones totales, cerradas al exterior, atrapadas por la contingencia, sustituyendo las funciones de los padres y generando la pérdida de la historia vincular que forman parte fundamental de la experiencia de todo niño. Este modo de entender el rol de las instituciones es uno de los principales obstáculos en la generación de un trato que considere a los niños como sujetos de pleno derecho y ha profundizado la instalación de dinámicas de descalificación entre los padres y los cuidadores residenciales que solo aumentan las brechas de desconfianza y malestar.

El rol de las residencias que tienen como tarea la protección de niños y niñas vulnerados en sus derechos debe estar enfocado en promover desde el primer momento una experiencia de acogida basada en la contención, el cuidado y el respeto. Las instituciones tienen el desafío de generar prácticas y dinámicas que se orienten a la promoción y protección de los vínculos entre los niños y su familia, en lugar de generar dinámicas en donde los trabajadores terminen rivalizando e incluso confrontándose con la familia de origen. Cuando el otro, en este caso el adulto, es ubicado en el lugar de la sospecha se establece una relación persecutoria y un abordaje que recae en lo punitivo. Debemos aspirar a tener residencias de protección que no reproduzcan la violencia de la vulneración de derechos, que cuiden la vida de los niños y que se constituyan en lugares que promuevan los vínculos y hagan posible la reconstrucción de una relación que ha sido rota y marcada por una violencia que el niño solo podrá asumir en compañía de otros.

Ningún recurso financiero será suficiente si no promovemos una transformación profunda en las preconcepciones, lógicas y culturas institucionales que reproducen la violencia y mantienen el malestar de todos los involucrados en la escena residencial. Es inaceptable seguir sosteniendo financieramente y delegar el cuidado de niños vulnerados en sus derechos a instituciones que mantienen modelos de protección que operan desde la urgencia, generando la ruptura de los vínculos afectivos de los niños, desarraigándolos de sus contextos comunitarios de origen y produciendo el borramiento de la historia que precede la experiencia de separación e internación.

Este escenario debe ser modificado por una nueva forma de relación entre los niños, la familia y la residencia a través del establecimiento de una cultura de cuidado y responsabilidad por el otro. Esto implica asumir que las residencias son lugares transitorios por lo que deben ser capaces de preservar y promover los aspectos que forman parte de la historia y de la identidad de los niños, a saber, sus vínculos de origen. Una institución de protección que se compromete realmente con el cuidado de un niño se encarga de preservar sus pertenencias y de asegurar la continuidad de los cuidados en un momento de extrema vulnerabilidad. Una medida de protección que implique la separación del niño de su entorno familiar no puede tener como resultado el desarraigo y la desvinculación total de la comunidad de pertenencia y de los referentes significativos de un niño. La medida de protección no puede seguir siendo entendida como un castigo que recae sobre los niños o los adultos.  Debe, por el contrario, abrir la posibilidad de un tiempo para escuchar y acoger la historia de sufrimiento, reconocer el daño que se ha generado y desde ahí comenzar a construir otra forma de relación entre el niño y aquellos adultos que eventualmente reasumirán los cuidados.

Llevar adelante una cultura de cuidado y responsabilidad en los contextos de protección residencial requiere comprometernos como sociedad a que el período de tiempo que un niño tenga que pasar por una institución de acogida no es un tiempo perdido o de una espera inerte. Durante el tiempo de acogida se deben garantizar para los niños y niñas los cuidados mínimos de forma estable y continua, así como también la experiencia de un acompañamiento y la posibilidad de conformar lazos afectivos privilegiados con otros. Esta situación no puede renunciar a la posibilidad de favorecer el reconocimiento, por parte de los adultos involucrados en la vulneración de derechos, del daño generado y desde ahí comenzar a construir otras formas de vinculación basadas en la responsabilidad y respeto por el cuidado y la crianza del otro. Proteger a niños y niñas privados de cuidado parental no solo se trata de acoger y cuidar transitoriamente, es también la ocasión para crear y reparar aquellos lazos que se han visto dañados por la injusticia y la indolencia de nuestra sociedad.

TAGS: #Sename Derechos del Niño hogares de menores

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de julio

El deber de proteccion lo tiene ante todo los padres de los niños. Es su obligacion.

Pero no estamos siendo claros en eso. Le estamos tirando la responsabilidad al Estado. El Estado tiene, el Estado debe… ¿Por que no sancionamos con extrema dureza a los malos padres? Por ejemplo: que baste solo un hijo internado en el SENAME para que los padres de ese niño sean esterilizados, impedidos totalmente de tener otro hijo. Pero no lo hacemos, y el SENAME recibe a hermanos porque sus padres no dejan de tener hijos a los que no pueden ni quieren cuidar, o a quienes usan para actividades delictivas, o a quienes venden para satisfacer la lujuria de chusma pederasta.

El Estado tiene que actuar como un ultimo recurso, pero el hecho que no tenga ni recursos ni profesionales suficientes es porque no lo vemos como un ultimo recurso, sino como el reemplazante de la responsabilidad. Y no es asi. No deberia ser asi. Es hora de poner el acento y la vista en quienes son los verdaderos culpables de este drama: la gente irresponsable que tiene hijos a los que no piensan cuidar.

Mauricio Vargas

26 de julio

Art. 18 CIDN, responsabilidad de crianza de los padres. Siempre la familia es el principal responsable de los derroteros en que viven sus hijos. Las incapacidades para responder adecuadamente a las necesidades de los niños y niñas confieren al estado la responsabilidad de responder, no obstante, es la familia la primera fuente de socialización y vínculo. Por eso sí los niños y niñas están muriendo en el sename es en gran parte por responsabilidad de la familia

27 de julio

No…

El responsable es el tipo que le quitó el niño a la familia.

Él es el que debe responder.

Él sólo puede tomarse esa atribución, porque debajo de su decisión debiera haber un piso que responda de forma aceptable.

Si ese piso no existe, es decir, si no existen las condiciones de seguridad mínimas que garanticen la vida del niño, quién quitó él niño de la familia es el responsable de esa vida, porque podía no hacerlo. Podía ordenar otra cosa.

Luego, eso descalifica a todo juez que mande un niño al SENAME, porque estadísticamente el número de fracasos del SENAME es espantoso, como un cuento de terror. ¡Nada más mire donde los manda!.

Por lo tanto, todo el sistema judicial debiera estar inhabilitado para enviar niños vulnerables al SENAME.

Mejor se abre un registro nacional de familias que los puedan y quieran recibirlos.

De preferencia, familias numerosas que tengan en su grupo familiar abuelos, padres e hijos.

Esto quiere decir, en parte, que esas casas de acogida se pueden crear también, o se pueden modificar algunas existentes del SENAME, añadiendo a los niños que hay en tal o cual centro, personas adultas y seniles en una proporción que conforme una familia, de una forma que tenga sentido, sea posible e integre a esas personas que llegan a ese lugar

Lo que pasa requiere medidas reaccionarias de urgencia, tal como pudiera serlo una adopción más expedita que se ejecute a la brevedad, revisando caso a caso.

27 de julio

rollito: ese niño termino en el Sename porque sus padres lo violaron, sus padres lo maltrataron, sus padres abusaron de el, o lo abandonaron.

Pero no es que hayan abandonado o abusado de un hijo. Hay hermanos en el Sename, 3, 4, cinco hermanos en el Sename. Todos ellos victimas del mismo drama. Y cuando llegan al Sename, el daño que han sufrido es casi irreparable. Tanto que muchos de esos niños se convierten en agresores de los otros, violadores de otros niños, o comienzan a delinquir.

¿Y por que llegan a esa situacion? ¿Quien los transformo en eso? Sus padres.

“si no existen las condiciones de seguridad mínimas que garanticen la vida del niño, quién quitó él niño de la familia es el responsable de esa vida, porque podía no hacerlo. Podía ordenar otra cosa.” ¿Que puede ordenar un juez? ¿Que se los queden sus abuelos, los que criaron a esos monstruos de padres? ¿Que se quede con esa familia? Di, ¿que puede hacer un juez, cuando los padres de esos niños han abusado a ese nivel de extremo?

Dar condiciones de seguridad minimas que garanticen la vida del niño es obligacion de sus padres. Y si no es asi, si es obligacion del Estado, entonces dejemonos de tonterias: que el Estado decida sobre nuestros hijos, o si debemos o no tener hijos, y en que condiciones se permitira a alguien tener hijos. Cualquier otra posicion es hipocrita y solo ampara a gentuza que tiene hijos para maltratarlos

28 de julio

Las causas por las que llega un niño al S.
y el conjunto de niños que llega,

deben obedecer a tipos.
Debe haber diferencias entre los casos

y es probable que se puedan aplicar determinadas medidas
en algunos de ellos.

Hubo una tía que no pudo adoptar a su sobrina. La niña falleció. La adopción le fue negada. Caso 1

Yo creo que esta discusión hay que tenerla luego de tener toda la información que se necesite para opinar de forma asertiva.

A pesar de esto, hay un punto de inflexión. Un antes y un después en la situación de un niño. Usted propone que los padres son los responsables y eso tiene mucha lógica que lo puede justificar, pero,

habido el dictamen del Juez, una cosa le compete a los padres, pero, lo que viene, es al Estado, mediante los derechos y/o garantías de cada persona amparados en la Constitución.

Es decir, no es menor que el Estado no esté preparado.

El Juez puede decir, le negamos al Congreso aprobar recursos que constituyan vacaciones pagadas a funcionarios del Estado, o recursos a partidos políticos que pueden tener una página en internet.

¿Qué se yo?… Es el Juez y para mí puede inventar lo quiera en su juicio, porque es el Juez. Si no puede hacerlo, invéntelo o deje su cargo.

Es decir, el argumento de que algunos padres fallaron, tiene como cara inversa que el brazo del Estado ya también falló, porque no educó, ni dio oportunidades, ni garantías, etc.. Es famoso el Estado por decir que garantizará y no lo cumple

28 de julio

Y si es por terminar la chacota para ambos lados,

1,
el Estado debiera poder reaccionar ante una fábrica de niños que nacen y son abusados, tal como usted propone,

pero, 2,
los recursos que se necesitan en asuntos de humanidad, deben priorizarse respecto de otros.

_________

28 de julio

Comentario general:

El líder del equipo de esta situación debe actuar así:

Reunir a los jefes de todos los centros,
añadir algunos ingenieros de sistemas
Enumerar causas, casos, reunir antecedentes.

Preparar una página en internet con la situación.
Proceder a manifestar en ella los análisis de los antecedentes.

(La educación digital en la materia, debiera sensibilizar y permitir una colaboración que mejore las soluciones que el Estado proveerá por si sólo, a la debida usanza, porque la hebra del problema es larga)

Trabajar en alternativas de solución para los diferentes casos.

Y sabemos cómo sigue…
Se evalúan las alternativas, se escogen algunas, se implementan, se sigue su rendimiento para control y retroalimentación.

SI NO ESTO,

¿Qué hará el Gobierno?
Me parece que actuará como siempre, medio lento, a fracciones y .. a cambiar el tema cuando la solución no sea tan amplia como pudiera esperarse.

Yo entiendo que una nación debe gestionar recursos para asuntos humanitarios y que mientras más demandas haya, … mejor deben ser gestionados.

Bajo esta perspectiva, me parece a mí que permanentemente debiera existir un lugar digital en donde se trabaje en nuestros problemas, desde su registro hasta que se implemente una solución satisfactoria.

En su defecto, la ausencia, aleja la llegada de frutos que necesitamos y necesitaremos, tal como inventar formas de generar los recursos que necesitamos para .. nuestras metas.

____

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional