#Sociedad

El negocio de la (in)seguridad

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La delincuencia se tomó las calles, o más bien dicho, se tomó la agenda mediática y política nacional. Diversos medios tanto televisivos y radiales como escritos, se aprovechan de la delincuencia para aumentar su rating y sus ventas. ¿Pero será solo ese su objetivo?


De nosotros depende decir si vamos a abogar por el populismo penal y el control social; o exigir correctas medidas de prevención -educación, recuperación de espacios públicos, apoyo a las familias, investigación policial- y de reinserción social, que realmente ayuden a bajar el índice de delitos en el país.

Vamos de lleno a lo concreto. Varios de los principales auspiciadores de los medios, son empresas de seguros y emprendimientos dedicados al rubro de la seguridad privada. Tampoco hay que dejar de lado, y esto no es un secreto, que una considerable cantidad de los aliados económicos de los medios, son dueños de estos negocios relacionados al ya mencionado rubro de la seguridad privada. Hablamos entonces, de la existencia de un posible lucro económico con la delincuencia.

Por último, y para no dejar de lado el defectuoso sistema carcelario de nuestro país, o sea, uno donde existe la segunda mayor población penal del mundo por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de EE.UU; una alta tasa de hacinamiento, teniendo al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Copiapó como mejor ejemplo, ya que tiene 707 internos para apenas 198 plazas; y un bajo promedio en cuanto a reinserción social, debido a que solo existen capacitaciones para solo un 40% de los reos y solo un 21% de los funcionarios de gendarmería están capacitados para rehabilitar. Vale acotar, que 10 prisiones del país son concesionadas, triplicando su gasto en los presos en comparación con las estatales, significando también esto un aumento en el gasto estatal y existiendo ahí un lucro importante por parte del privado.

Y no solo existe el lucro económico, el cual ya se explicó. Algunos diputados últimamente se han hecho conocidos y se han tomado la contingencia nacional, gracias a sus campañas “antidelincuencia” y sus propuestas al respecto. ¿La más conocida? Reponer el “control por sospecha”, violando de esa manera las libertades civiles de cada ciudadano y sin olvidar, que está prácticamente comprobado que esta medida no logrará impactar de manera significativa el índice de delincuencia en el país.

Pero no se han conformado solamente con el aumento del control social, y el famoso y lamentable “populismo penal”, sino que también recientemente algunos de ellos, anunciaron un proyecto sobre ampliar el espacio de legítima defensa.

¿Sabrán los honorables los altos índices de violencia que hay en los países en que se promueve la defensa ciudadana y el manejo de armas? El mejor ejemplo es EE.UU, donde entre los años 2002-2013 hubo 141.796 homicidios perpetuados por armas de fuego, ante los 263 homicidios perpetuados por el terrorismo. Un ejemplo reciente: La tragedia en Oregon, donde fueron asesinados 10 ciudadanos y donde el anti-social contaba con 14 armas, todas adquiridas de manera legal.

Está de más decir que ante propuestas como la anteriormente mencionada, quienes podrán lucrar a un nivel económico nuevamente, serán los proveedores de armas, ya que al legislarse una ley que favorezca la auto-defensa, la compra de armas se elevará considerablemente.

Pero no solo existe un lucro económico en estos proyectos políticos, ya que también está el lucro político. Tanto los mencionados diputados del PPD y de la DC, como también gran parte de los congresistas de RN y el resto de la derecha, se ven beneficiados políticamente al apoyar estas iniciativas. Y esto es justamente en gran parte gracias a los medios, quienes asustan a la ciudadanía y les hacen pensar en medidas populistas como también poco efectivas. Ellos, los políticos, proponen y la ciudadanía los apoya, y después todo esto se ve recompensado en las elecciones, a pesar de que las medidas sean más bien un retroceso en materia penal.

¿Pero cuál es la realidad? Las cifras nos dicen que entre los años 2005 y 2014, los robos con violencia han disminuido desde un 7,8% a un 3,6%, también los hogares victimizados han sufrido una baja notoria, al disminuir desde un 38,3% a un 25% esos tipos de delitos (fuente: Instituto Nacional de Estadísticas 2014). La misma delincuencia juvenil se ha sobrerrepresentado, ya que solo el 3,4% del total de delitos en el país han sido cometidos por menores de 18 años, según informa el SENAME.

Y en general, la tendencia al delito ha ido a la baja en los últimos años, ¿entonces dónde está el problema? En la percepción, donde un 84% de la población tiene miedo a sufrir un robo. Posiblemente culpa de los medios y de los políticos populistas anteriormente mencionados.

Pero no solo los índices locales contradicen lo que hoy nos demuestran los medios, sino que también los globales. El Índice de Paz Global, coloca a Chile como el 29º país más seguro del mundo, por sobre Italia (36º), Reino Unido (39º) y EE.UU (94º), entre otros países. Y a nivel latinoamericano, estamos en la cima, teniendo una considerable ventaja sobre nuestros más cercanos perseguidores: Costa Rica (34º), Uruguay (44º) y Argentina (60º). Vale acotar el ejemplo de Brasil (103º), país que cayó en el populismo penal y que cuenta con unas de las policías más violentas del mundo; en conclusión: fiel reflejo de lo desastrosas que llegan a ser esas políticas de seguridad.

Y para finalizar, ¿hacia dónde debemos ir entonces? Veamos nuevamente el Índice de Paz Global: Islandia, Dinamarca y Austria ocupan los primeros lugares. También vale la pena destacar los casos de Suecia y Finlandia, quienes progresivamente disminuyen su población penal.

Todos estos países son conocidos por su casi total ausencia de desigualdad social, por sus políticas acordes a la garantización de los derechos sociales (educación, salud, vivienda, etc.) y por su alta reinserción social. En estos países, el fin de su sistema penal no es el castigo ni la venganza social, sino que la rehabilitación. Las cárceles son verdaderas viviendas-escuelas donde al recluso se lo capacita y después se lo ayuda a encontrar un trabajo. En resumidas cuentas, se piensa a largo plazo y no a corto plazo como se hace en Chile.

De nosotros, los ciudadanos, depende decir si vamos a abogar por el populismo penal y el control social; no ayudando así a disminuir la delincuencia y alimentado de esa manera el negocio de los privados. O, exigir correctas medidas de prevención (educación, recuperación de espacios públicos, apoyo a las familias, investigación policial, etc.) y de reinserción social, que realmente ayuden a bajar el índice de delitos en el país.

TAGS: #Delincuencia Seguridad violencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Exequiel Rojas Rojas

08 de octubre

Este columnista, seguramente debe vivir en una comuna segura de Las Condes o Vitacura y no conoce la realidad de quienes vivimos cerca de poblaciones llenas de vándalos armados, acá los promedios de seguridad del país que Chile es el 29 país más seguro del mundo, NO REFLEJAN LA REALIDAD. Me tienen chato estos zorrones socialistas ABC1 que hablan estupideces de una realidad que no conocen. Acaso les han asaltado el sueldo de un mes? A ustedes les roban algo y van con sus papis y se lo compran de nuevo, acá hay que hacer malabares y vender lo que sea para salir adelante y más encima tenemos que soportar que ustedes defiendan delincuentes.

Sin duda este columnista debe apoyar la integración desde su casa de La Dehesa y rodeado de gente bonita, no como uno que tiene que mandar a sus hijos una hora más lejos al subvencionado porque en el colegio público de la esquina van los hijos de los delincuentes y no tengo porque mezclar a los míos con los de ellos. Con mi señora planificamos tener un solo hijo porque le podemos dar una buena vida, unos vecinos tienen 5 y resulta que son víctimas de la falta de oportunidades por no haber cerrado las piernas, más encima tengo que pagarles “derechos”. Para qué planificarme y querer salir adelante por mi cuenta? Mejor robo, asalto, tengo hijos por doquier y me pongo a llorar cuando me atrapen.

Que asco me dan estos cuicos socialistas.

08 de octubre

Todo tú comentario fue una falacia ad hominem, ¿Cómo quieres que te responda? Pero te diré algo: Sí, vivo 4 días a la semana en una comuna acomodada, 2 en San Miguel y 1 un día entero lo paso en El Bosque.
Realizo trabajo social, no solo me preocupo por conocer y compartir sus realidades, sino que también por ayudarles a salir adelante.
Si hay tanto embarazó adolescente en los sectores más vulnerables, es justamente porque por culpa del conservadurismo se negó primero el condón, después se negó la educación sexual, después se negó la píldora del día después y ahora se niega el aborto. ¿Acaso la gente humilde, que no tiene plata, tiene que morir virgen? ¿El sexo es un privilegio de ricos?
Y ah, me han asaltado 3 veces, en una ocasión hasta fue un matonaje y estuve casi un mes postrado en cama por heridas graves. Así que no hablo de la delincuencia desde la distancia. Por último, en el trabajo social, uno conoce bien de cerca esa realidad y enfermedad de nuestro país.
Yo estudié en un colegio público y sí, iba gente de todos los sectores sociales, pero no me arrepiento. La integración y la inclusión son fundamentales en una sociedad sana. Como también la garantización de sus derechos sociales y esa es la verdad, aunque su individualismo recalcitrante le nuble la vista.

Saludos, buen señor.

08 de octubre

Y oiga, soy periodista y su testimonio me interesó. ¿Tienes algún número de contacto o algo por el estilo para utilizarte como fuente?
Es que si lo uso para un reportaje, necesito verificar tu testimonio.
Basta con que me des algún dato personal que pueda confirmar y estoy listo.

09 de octubre

Alex

¿Trabajo social o asistencialismo social?

Porque lo que hacen las personas como tu, y me refiero a los que hacen trabajo social, es victimizar a quienes “ayudan”. Convertirlos en “pobrecitos”. Asi les enseñan a actuar con esas personas, asi las ven. Y no lo son.

Si realmente haces trabajo social, entonces sabras que estas totalmente equivocado con lo de “¿Acaso la gente humilde, que no tiene plata, tiene que morir virgen? ¿El sexo es un privilegio de ricos?” La gente humilde no tiene que morir virgen. Tienen sexo, pero dada su situacion toman precauciones porque no van a traer hijos al mundo que no pueden criar. Quienes no las toman no son humildes. Son imbeciles.

Si hay tanto embarazo adolescente en sectores mas vulnerables no es por conservadurismo. Es porque son imbeciles. Un adolescente NO DEBE tener sexo. Ni con condon, ni viviendo en Vitacura, ni siendo hijitos de politicos… Un adolescente NO DEBE tener sexo. Ponen en riesgo su salud, incluso su propia vida. Lo han dicho medicos, lo han dicho sicologos, lo han dicho en telenovelas, en todas partes. Pero son imbeciles, por eso se creen maravillosos teniendo sexo, asi se sienten igual que Miley Cyrus. Luego hay que sentir pena, ayudarlos, porque “pobrecita la idiota que a los 19 años tiene 2 hijos”. Hijos que a los 14 años tendran sexo porque su madre y su padre les van a mentir y no les van a decir todo lo que pasaron por haberse metido a tener sexo a esa edad. O si se los dicen, sus hijos haran lo mismo porque son imbeciles. Y por eso se crean los vulnerables, porque se nace vulnerable, gracias al par de idiotas que creen que lo mejor del mundo es tener sexo, en vez de dedicarse a ser lo que deben ser: menores de edad. Estudiar, jugar, salir con amigos, eso es lo que deben hacer los menores hasta los 18 años… Ahorrame lo de la “frustracion” y lo de “falta de oportunidades”, porque si tienes 16 años, y ya tienes un hijo, porque te metiste a tener sexo, viendo lo que eso le ha hecho a tu amiga de 15 años, que ya tuvo un hijo, es que la sociedad no te hizo nada, tu te hiciste solo el daño. Y eso no te convierte en vulnerable, sino en idiota.

Y sabes muy bien que hay gente que tiene hijos para usarlos como herramientas para tener bonos y subsidios. Eso la gente humilde no lo hace. Eso lo hacen los abusadores. Y no vengas con que eso no pasa. Pasa, y mucho, como lo de mujeres que se embarazan para atrapar a sus hombres, hombres que embarazan a mujeres para atarlas a ellos, mujeres que tienen 4 hijos que los van tirando a la calle porque los usan solo para la ayuda en las municipalidades o para recibir pensiones… Repito, eso no lo hace la gente humilde. La gente humilde tiene demasiados problemas viviendo y luchando para tener una mejor vida. Y esa gente muy pocas veces recibe bonos, porque se los dan primero a los que se han vuelto expertos en bonologia. O sea, los abusadores que viven a costa de los demas.

Y no vengamos con el cuento de que “se negó primero el condón, después se negó la educación sexual, después se negó la píldora del día después y ahora se niega el aborto.” Si te desespera el tener sexo y no tienes un preservativo, masturbate. Pero lo que estas haciendo es justificar que haya tanta gente que ha tenido sexo de manera irresponsable y luego, mas encima, tengamos que asumir la culpa. Si no tienes condon, no tengas sexo. Ahorrate el contagiarte una enfermedad, el mal rato o tener un problema de por vida.

“La integración y la inclusión son fundamentales en una sociedad sana.” No. Es dejar de mirar a la gente como victima. Es responsabilizarla de sus actos lo que hace una sociedad sana. Es cuando dejamos de “protegerla” (haciendola dependiente), cuando la forzamos a enfrentar sus problemas y a que den soluciones, que se crean las sociedades sanas. En vez de andar culpando a la sociedad por “me embarace a los 15” o “robe con pistola a un anciano”, en vez de enseñarle a la gente como conseguir bonos, hay que dejar de verla como incapaces y que asuman cual es su situacion. Pero ahora lo que esta pasando es que se esta alimentando la indolencia. Y eso crea delincuentes, no personas humildes.

09 de octubre

Trabajo social. Realizo talleres y diversos tipos de trabajos especializados, donde simplemente se les entrega herramientas y conocimientos (como también valores) que el sistema actualmente no da.

Tú solo afirmas mi posición: Si un pobre quiere explorar su sexualidad, tiene que ser más limitada esta y hasta “conformarse con masturbarse”. Mientras que un clase media o un rico, tienen relaciones semanales o diarias. Y aquí en Chile, los condones gratuitos se rompen solos, son un asco y no sirven de mucho. Conozco varios casos de amigos y gente de clase media baja, que han recurrido a estos condones y se les han rato en medio del acto, una basura.

Hay que hacer responsables a las personas de sus actos, pero también ayudarles. Uno puede exigirle a una auto-disposición a mejorar desde sus malas decisiones, pero tampoco tiene que dejar de lado las condiciones sociales que provocaron que una persona tomara estas malas decisiones.
Y si hablamos de inclusión e integración, por algo en los países donde hay más cohesión social, hay menos delincuencia.

Por cierto, lástima que otra persona caiga en la falacia ad hominem y en la denostación de la persona.

Y si usted no quiere luchar ni ayudar, al menos tenga la decencia de respetar a quienes sí lo hacen.

Saludos.

09 de octubre

Señor Mercier, cito su respuesta a una comentarista:

“Tú solo afirmas mi posición: Si un pobre quiere explorar su sexualidad, tiene que ser más limitada esta y hasta “conformarse con masturbarse”. Mientras que un clase media o un rico, tienen relaciones semanales o diarias. Y aquí en Chile, los condones gratuitos se rompen solos, son un asco y no sirven de mucho. Conozco varios casos de amigos y gente de clase media baja, que han recurrido a estos condones y se les han roto en medio del acto, una basura”.

No entiendo por qué el tema se redujo a que “es malo que el pobre no pueda explorar su sexualidad y el rico sí pueda porque tiene dinero para comprar condones de calidad”. Ese gusto por hacer la diferencia entre el pobre y el rico y endosarle a esa condición la responsabilidad de todo lo que hace una persona me parece excesiva. Justificar las malas decisiones de cada uno diciendo que el estado es el que no aseguró “igualdad” de oportunidades me parece peligroso, porque finalmente, todo será responsabilidad de otros y no nos haremos cargo de nuestra propia vida.

Saludos.

09 de octubre

Yo no fui quien sacó a discusión el tema de la sexualidad y de la natalidad. Solamente lo usé para reflejar de algún modo la desigualdad social que se ve en este país, la cual también se puede observar en la educación, en la salud y en varios derechos sociales.
Como dije anteriormente, la importancia de la igualdad de oportunidades y de la igualdad social es indiscutible, por algo los países que tienen mejor índice en este ámbito, tienen un más alto desarrollo humano, y menos delincuencia, en otras cosas.
Nunca justifiqué delincuencia, ni la defiendo y nuevamente recalco: A la persona se le tiene que dar a entender su error que lo llevó a cometer tal delito, pero también uno tiene que reconocer y ayudar a cambiar esas condiciones que estimulan que una persona tome malas decisiones en su vida. Por algo, y esto toda persona que haya leído criminología lo sabe, la delincuencia es definida como una “desviación social” de la persona, que tiene un origen multi-factorial.

servallas

09 de octubre

Alex, No estoy de acuerdo con la tesis que planteas en este artículo, huele a falacia, una falacia del tipo Non causa pro causa, de causa falsa, y en este caso hasta podríamos estar hablando de un sofisma, se argumenta con fines algo oscuros, huele a ideológico, tiene un tinte de izquierda, de por allá por el extremo ¿me equivoco?, veamos : “Varios de los principales auspiciadores de los medios, son empresas de seguridad y emprendimientos dedicados al rubro de la seguridad privada” …entonces leemos que la percepción “trabajada” de inseguridad es la fuente del negocio. .. ¿varios?, ¿cuántos?, ¿cuánto representa la muestra? , quizás la inseguridad y su correlato, la violencia, o al revés como causa y efecto sean una realidad exógena a lo que se argumenta, y la inseguridad constituya una verdadera realidad que está afectando la vida de un número significativo de personas que pone al tema como preocupante. La delincuencia tiene su derivado en la violencia y esta su derivado en la inseguridad, es decir, podrían no entrar en esta lógica las empresas de seguridad ni las cárceles concesionadas, la delincuencia es un fenómeno social con muchas explicaciones, yo me quedo con la idea que es una forma de ser, de pensar, una forma de hacer el mal, es mi humilde opinión. Tampoco se ve bien tu argumento sobre el caso armas, porque parte de una falacia de pista falsa, un ejemplo, se sabe que Suiza tiene una relación de armas por habitante de 46/100 y es un país pacífico

10 de octubre

¿Tener fines oscuros es dejar de lado del populismo penal y exigir medidas a mediano y largo plazo que han sido exitosas en los países con menor delincuencia en el mundo? No veo lo de extrema izquierda en exigir una mayor prevención y una mayor reinserción social. Para eso, los países anteriormente mencionados como Nueva Zelanda, Finlandia, Islandia, Suecia, entre otros… Son extremistas de izquierda.
Sobre lo de los medios, solo basta ver el inicio de cada noticiero para ver sus auspiciadores. Es cosa de darse el tiempo y verlo. ¿Y me vas a decir que te parece normal que un noticiero transmita durante 30 minutos (o más) pura crónica roja? Eso no solo es sobre-representar un hecho, sino que también es inmoral y poco ético.
Uno puede pensar lo que se le dé la gana sobre la delincuencia, pero el hecho está en que nadie nace siendo o pensando como delincuente. Todas las teorías, ya corroboradas sobre la criminología, hablan de un origen social de diversas aristas, ya que la actitud delictiva se puede estimular a través de la imitación (de un familiar u otra persona), discriminación, marginación, violencia, drogas, etc. Es solo cosa de leer al respecto y conocer los estudios.
En Suiza el uso de armas solo está limitado para la caza, ya que los espacios de “legítima defensa”, se encuentran tan limitados como en Chile. Sin olvidar que hablamos de un país que ya combate la delincuencia con prevención y reinserción social (basta solo leer sobre su sistema penitenciario).
Saludos.

servallas

10 de octubre

Gracias por tomarte el tiempo y comentar, ciertamente va a ser muy difícil que al menos comprendas un punto de vista alternativo al tuyo,  pero lo intentaré, los conocidos ejemplos, Islandia, Suecia, Finlandia, etc, tienen en su grano componente de su población, personas desarrolladas, entienden lo que leen, son reflexivos y conocen sus derechos, pero también sus deberes y por ello manejan un control social envidiable, no son comparables a la situación de nuestro país. La percepción de inseguridad se alimenta al menos de tres fuentes, el conocimiento del daño sufrido por terceros conocidos, el daño propio que nos causa la delincuencia  y la  información pública, los medios, y es allí donde tu enfoque sobre las empresas de seguridad es intrascendente, aparte que no es posible verificarlo sin hacer un estudio serio, la misma percepción dice que el dato duro no es confiable, en muchos , muchos casos la estadística no consigna la cuantía de parte significativa de los delitos porque la gente no cree, no confía en la justicia, en el formato judicial, en el persecutor y en las leyes, y no denuncia, no entrega tiempo a la denuncia a menos que el hecho sea muy grave, lo dicen los índices de percepción sobre la justicia,quizás confía en la persecución policial del delito, en esta materia,  creo y la gente al parecer también así lo cree por las encuestas, que la policía hace el trabajo, pero hasta allí llega todo, por eso la información no es real, la percepción tiende a mostrar el fenómeno más al desnudo, como es, tanto es así, que aún con los laxos medios de persecución del delito, tenemos niveles records de personas en penales, ello muestra que la percepción es correcta y justifica en cierta medida un menor índice de victimización que aquellos que muestran nuestros vecinos, nosotros quitamos de la calle más de estos “profesionales”, ellos, muchos países que sufren el azote, están enfrascado en el discurso políticamente correcto y de coherencia con organismos internacionales, tienen incapacidad en la gestión y  muchos tienen creencias en discursos de iluminados y gurues, y además sus policías son corruptas, otro factor en positivo para nosotros, nuestra policía es sana, pero aún así, presos, cada una de esas personas tiene lazos con el exterior, se comunican y siguen delinquiendo en una unidad familiar o de sociedades delictuales, estimado, por favor entiéndalo, no son personas carenciadas, es un club, esta creciendo  y es un fenómeno complejo de resolver, ¿como hemos llegado a esto?, pienso que porque seguimos un camino diferente a los países que comentas, las responsabilidades personales de padres y tutores ha fallado, y se esta traspasando poco a poco esa responsabilidad al estado, un ente que no la puede manejar, además la sociedad no reacciona con control social, no sanciona socialmente y además, normalmente compra lo robado. Finalmente, lo de oscuro, es porque hay grupos extremos que buscan horadar la sociedad, y un objetivo es manejar marcos legales para dejarla indefensa, sin reacción a sus actos futuros, ¿recuerdas el caso de Noruega?, el asesino, extremista de derecha tenía conocimiento del castigo por sus criminales acciones, la nada misma.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Varias de estas recetas prefabricadas en oficinas del Global Education School Reform (GERM) estan también en el programa de Piñera, Goic y con matices en el Frente Amplio.
+VER MÁS
#Educación

El plan de Guillier en educación

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha